¿PARA QUÉ ESTOY AQUÍ? Rafa Boix

cual-es-mi-razon-de-vivir

proposito

INTRODUCCIÓN

Los tres enemigos:

1. El diablo: La Biblia dice en Efesios 2 que antes de creer y recibir a Cristo, seguíamos la corriente del príncipe de este mundo (el diablo). Sin saberlo, estábamos siendo dominados por él a través de la desobediencia a Dios, de los deseos malos en nuestra mente, a través de la mentira, engañados. Éramos, según Pablo, hijos de ira, sin libertad propia, sino esclavos de nuestra mente, de las mentiras y del pecado.

Nos presentaron a Cristo y el Espíritu Santo nos convenció de nuestro mal camino y voluntariamente decidimos seguir a Cristo y servirle cada día de nuestra vida dejando de practicar la vida de pecado en la que antes vivíamos. Fuimos reconciliados con Dios, lo cual significa que dejamos de estar enemistados con Él. Pasamos de ser enemigos de Dios a ser sus hijos amados.

En ese preciso momento en el que nos hicimos amigos de Dios, siervos suyos, hijos amados de nuestro Padre, nos constituimos enemigos del diablo.

La Biblia lo describe como nuestro adversario (1 P. 5:8). El propósito de todo enemigo es acabar con su adversario: nosotros. El viene a matar, hurtar y destruir (Juan 10:10).

2. El mundo: Además de tener a alguien continuamente a nuestro alrededor intentando destruirnos, Pablo mismo declaró que el que quisiera vivir piadosamente (refiriéndose a vivir de acuerdo a la Palabra de Dios) sufriría persecución (2 Ti. 3:12)

Jesús mismo dijo que nuestro propios enemigos serían los de nuestra casa (Mt. 10:36). Dijo que nos enviaba como ovejas en medio de lobos (Mt. 10:16) y que en el mundo sufriríamos aflicción (Jn 16:33).

3. Nuestra carne: Por si todo esto fuera poco, tenemos un enemigo quizás más peligroso que cualquiera de los dos anteriores por el hecho de que trabaja desde dentro de nosotros: Nuestra carne. Pablo lo describió como el pecado que mora en mí (Ro. 7:20). Santiago hacía referencia a este enemigo describiéndolo como nuestra propia concupiscencia (Sgo 1:14) que es nuestra naturaleza caída, nuestra carne, la manera de pensar errónea, que sólo puede alcanzar victoria sobre nosotros si la alimentamos.

Teniendo en cuenta toda esta lucha espiritual desde dentro y desde fuera que nos obliga a mantenernos continuamente velando y orando para no caer en tentación (Mt. 26:41 Jesús), me pregunto: ¡¡¿PARA QUÉ ESTAMOS AQUÍ?!!

Todas estas luchas hacen que muchos piensen ERRÓNEAMENTE que el propósito del creyente es perseverar hasta el final para ser salvos (Mr 13:13) y sí, son palabras de Jesús, y sí, debemos perseverar hasta el final, y luchar (1ª Co 9:25), y cuidar nuestra salvación con temor y temblor (Filp 2:12), y guardar todo nuestro ser, espíritu, alma y cuerpo irreprensible para cuando Jesús venga (1 Ts 5:23). Pero ¿Es este el verdadero y único propósito por el cual Dios nos mantiene aún en la tierra? ¿Para resistir? ¿Para aguantar hasta que Él venga? ¿Para probar si somos fieles? ¿Para probar hasta donde aguantamos?

DEFINITIVAMENTE Y ROTUNDAMENTE  ¡¡NO!!

¡¡Estás aquí para un propósito mayor!!

* Juan 15:16  No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé.

NTV: Ustedes no me eligieron a mí, yo los elegí a ustedes. Les encargué que vayan y produzcan frutos duraderos, así el Padre les dará todo lo que pidan en mi nombre.

I. DIOS TE ESCOGIÓ

“No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros”

El hecho de que hoy estés aquí en Manantial de Vida, esta mañana, es porque Dios te escogió. Tiene un propósito especial contigo.

* Jeremías 1:5  Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones.

* Salmo 22:10  Sobre ti fui echado desde antes de nacer; Desde el vientre de mi madre, tú eres mi Dios.

* Isaías 43:10 Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí.

* 1 Juan 4:10 En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados.

No creo en la predestinación como doctrina, pero sí creo que Dios no quiere que nadie se pierda, sino que todos sean salvos (2 P. 3:9) y por lo tanto, Dios en su misericordia, se acercó a nosotros, nos amó, se nos reveló para que lo conociéramos a pesar de que estábamos muertos por causa de nuestros pecados (Ef 2:1 y 5:8). La Biblia dice que fue Él quién nos CREÓ. Fue Él quien nos FORMÓ. Fue Él quien nos REDIMIÓ. Fue Él quien nos PUSO NOMBRE. Y fue Él quién nos dijo: MÍO ERES TÚ.

¡¡¿PARA QUÉ ESTOY AQUÍ?!!

Tenemos que entender que el hecho de que estemos aquí aún después de ser salvos, es porque Dios nos escogió para un plan mayor. (Dile a tu hermano) ¡¡Dios tiene planes contigo!!

II. PARA QUE LLEVES FRUTO

y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca

* NTV: Les encargué que vayan y produzcan frutos duraderos,

* NVI: No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure.

A. NOS HA COLOCADO:

Cristo nos ha puesto (aquí en la tierra) para que vayamos. Nos ha hecho el encargo de ir. Nos ha comisionado para que vayamos.

La palabra “poner” viene de un término que significa “colocar”. Cristo nos ha colocado, no sólo en este mundo, en este país y en esta ciudad, sino que aún, te ha colocado en el lugar donde vives, en el lugar donde trabajas o estudias. No eres producto de una casualidad, sino de un propósito de Dios diseñado específicamente para ti.

B. PARA QUE VAYAMOS:

¿PARA QUÉ ESTOY AQUÍ? En la tierra, en España, en Cuenca… Dios te ha colocado estratégicamente… para IR.

¿A qué se refiere con que vayamos? Creo que todos los sabemos porque es parte de la Visión que hemos adoptado: IR

El propósito por el cual seguimos aquí en la tierra aún después de ser salvos, no es solamente para resistir al diablo o a las tentaciones sino que Dios nos ha colocado estratégicamente en el país y en la ciudad en la que estamos, Dios nos ha colocado en el lugar donde vivimos y en el lugar donde trabajamos o estudiamos para que vayamos y les prediquemos de Cristo, les demos testimonio, les contemos la Buena Noticia de Salvación.

¿PARA QUÉ ESTOY AQUÍ?

“Estás aquí porque Dios te ha puesto para que vayas y prediques”

C. PARA QUE LLEVEMOS FRUTO:

“y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca”

“produzcan frutos duraderos”

¿Es el propósito de un atleta resistir la carrera o ganarla? ¿Es el propósito de un luchador resistir los golpes o ganar la lucha?

El apóstol Pablo tenía bien claro su meta:

1. Filipenses 3:12-14 “No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,  prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.”

2. 1 Corintios 9:22  “Me he hecho débil a los débiles, para ganar a los débiles; a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos.”

Jesús tenía bien claro su meta en esta tierra, y aunque también tuvo que resistir las tentaciones y las acechanzas del diablo así como la de los religiosos, no dejó que estas cosas opacaran la verdadera meta de porqué estaba aquí:

Juan 17:4 “Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese.”

Jesús trató de agradar a Dios, de permanecer puro, santo en toda su manera de vivir (1 P. 1:15) pero también trató de acabar la obra que recibió, la comisión, el propósito de porqué fue colocado en esta tierra:

Juan 17:6-8 “He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste; tuyos eran, y me los diste, y han guardado tu palabra. Ahora han conocido que todas las cosas que me has dado, proceden de ti; porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste.”

¿PARA QUÉ ESTOY AQUÍ? En Cuenca, España, en mi lugar de trabajo o estudio, en el vecindario donde me ha tocado vivir…

“Estás aquí porque Dios te ha colocado estratégicamente para que vayas y prediques, para que lleves fruto.”

¿Fruto? ¿A qué se refiere? ¿Qué clase de fruto? No está hablando del Fruto del Espíritu Santo que es producto de una correcta comunión con Dios, sino que está hablando de:

“karpós = descendencia” espiritualmente hablando.

Dios te ha colocado y te mantiene para que vayas y prediques. Para que según las palabras de Jesús en Juan 17:4-8 “manifiestes su Nombre a las personas que te rodean; para que guarden Su Palabra; para que Conozcan que todo lo que tienes procede de Dios; para que les des las Palabras que Él te ha dado; para que Conozcan que eres un instrumento de Dios y crean en Él.

D. Y VUESTRO FRUTO PERMANEZCA

“y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca”

“produzcan frutos duraderos”

¿A qué se refiere esto? Es parte de la Gran Comisión. Cristo no sólo nos mandó que fuésemos y prediquemos. Mateo 28:18:20 Nos manda no sólo IR, sino también HACED, y esto se consigue ENSEÑÁNDOLES QUE GUARDEN TODO LO QUE NOS HA MANDADO.

Está hablando de DISCIPULAR.

La única manera de asegurar que el fruto permanezca es a través de un DISCIPULADO EFICAZ basado en los principios de la Palabra de Dios.

Cuando Jesús nos pide que vayamos y que llevemos fruto y que nuestro fruto permanezca, algunos lo ven como una promesa “que nuestro fruto va a permanecer”,  pero no es una promesa sino un mandato. Jesús nos manda no sólo que vayamos, que prediquemos, sino que nos aseguremos de que ese fruto permanece. Juan 17:4-8 “han guardado, han recibido, han conocido, han creído”.

¿Aún te preguntas? ¿PARA QUÉ ESTOY AQUÍ? Estás aquí para un propósito mayor que sólo permanecer. Estás aquí para que VAYAS, para que DES FRUTO y para que te asegures de que ese fruto PERMANECE a través de un correcto DISCIPULADO.

¿Has sido discipulado? ¿Estás siendo discipulado? ¿Estás discipulando a alguien? ¿Estás yendo?

CONCLUSIÓN

Dios cuenta contigo. Te colocó estrategicamente en el lugar donde estás, pensando en ti, en que tú podías hacerlo, en que tú serías capacitado.  Dios preparó las buenas obras de antemano, las oportunidades para que le dieses a conocer. Preparo a las personas que se encontrarían contigo.

El propósito de Dios para tu vida ahí donde estás es que VAYAS, DES FRUTO, Y HAGAS QUE ESE FRUTO PERMANEZCA.

El Señor te pregunta esta mañana ¿Estás dispuesto a ser enviado? No te conformes con Ir ¿Estás dispuesto a ser usado para discipular a otros?

Cuando entendemos que este es el propósito de Dios para nuestras vidas, todo comienza a funcionar correctamente y como prueba de ello, Jesús termina este mandato sellándolo con una promesa:

“para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé.” Juan 15:16

PREPARANDO LOS GRANEROS (Rafa Boix)

santa-margarita-wedding-060

155374255863785554_L7sLuCIM_f

INTRODUCCIÓN

* Génesis 41:37 al 57

Antes de su ascensión, Jesús comisionó a sus discípulos entre los cuales estamos nosotros. En Mateo 28:18 al 20 encontramos las palabras de Jesús diciéndonos: Id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándoles en el Nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo, y enseñándoles que guarden todas las cosas que yo os he mandado, y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.”

En Hechos 1:8 encontramos una vez más el mandato de Jesús acompañado de una promesa: “Pero recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra.”

Por la Gracia de Dios podemos identificarnos como una Iglesia que está llevando el Evangelio a su “Jerusalén”. Estamos evangelizando Cuenca ciudad y queremos seguir haciéndolo. Pero al mismo tiempo, no podemos descuidar nuestra “Judea y nuestra Samaria.”.

Con nuestro apoyo económico, estamos también alcanzando “hasta lo último de la tierra” a través de cada ofrenda a nuestros misioneros, y por supuesto, también queremos seguir haciéndolo fielmente, pues es parte de nuestra Misión: CUENCA PARA CRISTO Y DE CUENCA A LAS NACIONES.

Damos gracias a Dios por la labor que la Iglesia está haciendo y queremos ir creciendo en esta tarea aumentando nuestra labor evangelizadora y misionera tanto dentro de nuestra ciudad a través de evangelismo personal, campañas, proyectos sociales, etc., como en las naciones a través de nuestros misioneros, pero seguimos sin alcanzar nuestra  Judea y nuestra Samaria  que serían los 289 pueblos que se encuentran en la provincia de Cuenca, y es ahí donde entra este proyecto.

La Palabra de Dios en Génesis 41:37 al 57 nos muestra la historia de José cuando fue ascendido al trono de Egipto por debajo de Faraón. En este relato encontramos algunos principios que Dios quiere aplicar a la Iglesia Manantial de Vida de Cuenca.

CONTEXTO: En el contexto encontramos que Faraón tuvo un sueño donde vendrían siete años de abundancia y siete años de escasez. José propuso al Faraón un plan estratégico que convertiría a Egipto en la proveedora de alimento al resto de las naciones poniéndola en un lugar de privilegio y de honor.

DIOS REVELA LA SITUACIÓN

El capítulo 41:1-24 nos muestra los dos sueños que Faraón tuvo: 2 vacas y 2 espigas.

Los versículos 25 al 36 José recibe la revelación de Dios en cuanto a los sueños del Faraón que hablan de siete años de abundancia y siete años de escasez. (Dios nos ha dado sueños que revelan el hambre espiritual de la Provincia de Cuenca)

También estos versículos muestran el plan de Dios revelado a José. Un plan  estratégico que pone a Egipto en una situación social de privilegio, de honor, de gobierno, de provisión, de posibilidades. (Hablaremos sobre este PLAN más adelante)

LA RESPUESTA DE FARAÓN AL PLAN DE JOSÉ

- Los versos 37 al 39 muestran que el asunto (el plan) de José pareció bien a Faraón.

La Iglesia Manantial de Vida ha tenido en cuenta el hambre espiritual que sufre la provincia de Cuenca.

289 pueblos sin apenas presencia evangélica. Alrededor de 211.000 personas.

La Iglesia Manantial de Vida de Cuenca ha planeado un plan de ayuda, de reparto de alimento espiritual que alcance a cada pueblo. Podemos sentir que el asunto, (el plan) ha parecido bien a Dios. (Hablaremos de este Plan más adelante)

- Los versos 40 al 44 nos muestran la respuesta de Faraón hacia José. Faraón le muestra su favor y le pone en un lugar de honor, de autoridad, de gobierno que facilitaría a José poder administrar el alimento y procurar que todas las naciones recibieran conforme a su necesidad.

V.40) Tú estarás sobre mi casa,y por tu palabra se gobernará todo mi pueblo; solamente en el trono seré yo mayor que tú.

Dios ha tenido en cuenta que seamos una iglesia evangelizadora, que quiere poner en práctica la Gran Comisión. Que tiene la carga de predicar el Evangelio. Que tiene una Visión centrada en la Gran Comisión y que tiene un plan estratégico para alcanzar a cada habitante de la provincia. Por lo tanto, Dios nos pone como gobernadores de su Casa, su Reino y su Pueblo. Nos pone en un lugar de autoridad.

V.41)  Dijo además Faraón a José: He aquí yo te he puesto sobre toda la tierra de Egipto.

Dios nos pone sobre toda la tierra de Cuenca, los 289 municipios que la componen.

Vv.42-44) Entonces Faraón quitó su anillo de su mano, y lo puso en la mano de José, y lo hizo vestir de ropas de lino finísimo, y puso un collar de oro en su cuello; y lo hizo subir en su segundo carro, y pregonaron delante de él: ¡Doblad la rodilla!;y lo puso sobre toda la tierra de Egipto. Y dijo Faraón a José: Yo soy Faraón; y sin ti ninguno alzará su mano ni su pie en toda la tierra de Egipto

El anillo era una señal de autoridad, de aprobación, de privilegio (Lc 15:22 poned un anillo en su mano). Además, le puso vestidos de lino finísimo, dignos de un rey (Lc 15:22 Sacad el mejor vestido, y vestidle). Puso un collar de oro en su cuello, que también era una señal de aprobación y una manera de distinguirlo del resto del pueblo.

Es lo que Dios quiere hacer con Manantial de Vida, su Pueblo en Cuenca. Dios quiere ponernos sobre la tierra de Cuenca y distinguirnos para que todos (los habitantes de la provincia) vean que su favor está sobre nosotros y que nos ha puesto para gobernar su casa, su reino, sus posesiones y dar alimento a todo aquel que esté necesitado.

LA RESPUESTA DE JOSÉ AL PLAN DE DIOS

- V.45) Este versículo igual que el v.46 finaliza con las palabras: Y salió José por toda la tierra de Egipto.

Y es esto exactamente lo que Dios nos manda hacer. Su Gran Comisión, su mandato de Mateo 28:18-20 y Hechos 1:8. Dios nos manda recorrer nuestro Egipto, nuestra Judea y nuestra Samaria. Pueblo por pueblo desde el primero hasta el último.

- Los versos 47 y 48 nos muestran como la tierra produjo abundancia tal y como Dios había predicho y cómo José reunió todo el alimento en Graneros. Así finaliza el verso 49.

Entendemos que es la voluntad de Dios que reunamos el alimento necesario para distribuir por toda la provincia. Que preparemos los recursos:

- Biblias

- Folletos: Hay Solución; Postales; Folletos contextualizados

- Evangelios San Juan

- Estudios: Quien es Jesucristo – Roca Sólida 1 y 2; Escuela de Crecimiento

Entendemos que José no pudo hacer todo este trabajo sólo sino que se proveyó de personas capaces que pudieran ser fieles administradores de los recursos (Éxodo 18:21   Además escoge tú de entre todo el pueblo varones de virtud, temerosos de Dios, varones de verdad, que aborrezcan la avaricia; y ponlos sobre el pueblo por jefes de millares, de centenas, de cincuenta y de diez.)

 Personas que estén preparadas y dispuestas:

- Sembrar – a Discipular – a IR – a Consolidar –  a Pastorear.

Personas que vean:

- La Necesidad: Que cada persona tenga la oportunidad de escuchar, recibir el Evangelio.

- El Plan: La Gran Comisión no como una opción sino como una obligación, como un privilegio.

- El Campo, no como un gran trabajo, no como algo extenso, sino como una oportunidad de sembrar donde otros no lo han hecho.

Personas que dispongan:

- De su tiempo para ir, para orar, para sembrar, tocar puerta por puerta, para ser enviados a discipular, que estén dispuestas a llamar, a visitar.

- Que dispongan de su dinero, para ofrendar para folletos, Biblias, estudios. Sus coches. Para gasolina para que otros vayan.

- Que dispongan de sus talentos: Para tocar instrumentos, para cantar, para manejar títeres, para hablar con la gente, para hacer teatro, para hacer obra social, etc. Así como sus dones.

CONTEXTO: Hasta aquí, habían pasado los primeros siete años de abundancia sobre Egipto. Años de recoger, de amontonar, de prepararse, de planear, de visualizar. Años de sembrar.

Pero antes de comenzaran los siete años de escasez, los años de siega, de recoger el fruto, de ver como la gente venía a Egipto de toda la provincia y aún de los alrededores, ocurre una interrupción:

EL TRATO DE DIOS CON JOSÉ

El verso 49 Nos muestra que José recogió todo el trigo:

- Preparó los Graneros, se preparó para la multitud de personas que habían de venir.

Los versos 50 al 52 nos muestran un acontecimiento que pareció interrumpir el plan de Dios. Habían acabado los 7 primeros años de abundancia, de recoger, de preparar, y ahora tocaba recoger, recibir a la gente, cosechar lo sembrado, recibir la abundancia. Pero el verso 50 dice: “antes de que viniese el primer año del hambre…”. Antes de que el plan de Dios continuara, antes de que Dios comenzara hiciera cosechar a Egipto todo lo que había sembrado, recogido, amontonado. Todo el esfuerzo. Ante de eso, como una interrupción José tiene dos hijos.

Esto significaba una espera de 2 años aprox. Nueve meses de embarazo de uno y nueve meses de embarazo del otro por parte de su mujer. José tiene que esperar al nacimiento de sus dos hijos antes de que Dios decidiera enviar a la multitud hambrienta a Egipto.

¿Por qué esta interrupción en el pasaje? ¿Qué tiene de importancia esto? ¿Por qué estaba en el plan de Dios que ocurriera antes de que viniese el primer año del hambre? ¿Y por qué Dios decide revelárnoslo así en su Palabra? ¿Por qué Dios quiere que sepamos que antes de que comenzara este tiempo de cosecha, de abundancia, de recibir gente José tuvo que tener dos hijos?

CONTEXTO: José venía de una familia hebrea. Primer hijo de Raquel (la esposa favorita de Jacob) José estaba muy apegado a su padre y a su hermano pequeño Benjamín. Era tratado por su padre como un príncipe (es lo que significaba la túnica de colores).

José fue llevado a Egipto por unas circunstancias ajenas a él, que no esperaba, que no deseaba, que no hubiera elegido. Separado de su tierra, de sus hermanos, de su padre, de su cultura, costumbres, su comida, su fe.

Muchos de vosotros habéis vivido una experiencia similar:

-  Traídos desde lejos por unas circunstancias que no esperabais: trabajo, economía, seguridad, etc. Muchos habríais elegido no venir si hubierais podido.

- Fuisteis separados de vuestra tierra, vuestra cultura, vuestras costumbres, vuestra comida, vuestra familia. Incluso de vuestra manera de ver el Evangelio dentro del contexto social de vuestra iglesia en vuestro país.

Como José, por un tiempo no habíais entendido el plan de Dios para vosotros (y algunos aún no lo han entendido) Sufristeis el rechazo de una tierra distinta, de una cultura diferente.

Cada año que José pasó en Egipto, lo imagino con la esperanza de ver a su familia, de regresar a su tierra. Estaba en Egipto, pero no era uno de ellos. No podía adaptarse, no podía imaginar echar raíces allí. No podía ver que esto formase parte del plan de Dios para él.

Este continuo recuerdo de vuestra tierra, de vuestra cultura, de vuestra familia en vuestro país, a muchos les ha impedido ver el Plan de Dios. Les ha impedido echar raíces en esta tierra y en esta iglesia de modo que no pueden terminar de integrarse en la Iglesia, en la Visión y en la Misión que Manantial de Vida tiene con esta provincia, porque muchos no se sienten parte, aún tiene su mente en su país, en su familia, en su cultura o en su forma de ver las cosas.

Pero esta es la razón por la que José, antes de que viniesen los siete años de hambre, que eran siete años de recibir gente de todas partes, años de cosechar todo lo sembrado y acumulado, José tuvo que tener un hijo y llamarle: MANASÉS.

- MANASÉS: “Hacer olvidar”. “Y llamó José el nombre del primogénito, Manasés; porque dijo: Dios me hizo olvidar todo mi trabajo (aflicción, agotamiento, dolor, molestia…) y toda la casa de mi padre.”

EL PRIMER TIEMPO DE DIOS: MANASES

- Antes de que la gente comience a venir a Manantial de Vida. Antes de que podamos recoger el fruto. Antes de que comenzara el primer año de siega, de recibir gente hambrienta, nace MANASÉS. Dios te va a hacer (y te está haciendo) pasar por un tiempo de trato dónde vas a olvidar el dolor de la separación, el dolor de la lejanía, el dolor de haber dejado tu tierra y tus familiares.

-  De modo que como José entiendas que no fueron las circunstancias, ni fueron los hermanos, ni fueron las malas decisiones las que te trajeron a este lugar, sino que fue Dios trayéndote con un propósito que tú no entendías.

Un propósito de vida, de liberación y de salvación para muchos.

Gn 45:5-8 Ahora, pues, no os entristezcáis, ni os pese de haberme vendido acá; porque para preservación de vida me envió Dios delante de vosotros. Pues ya ha habido dos años de hambre en medio de la tierra, y aún quedan cinco años en los cuales ni habrá arada ni siega. Y Dios me envió delante de vosotros, para preservaros posteridad sobre la tierra, y para daros vida por medio de gran liberación. Así, pues, no me enviasteis acá vosotros, sino Dios, que me ha puesto por padre de Faraón y por señor de toda su casa, y por gobernador en toda la tierra de Egipto.

EL SEGUNDO TIEMPO DE DIOS: EFRAÍN

41:52 “Y llamó el nombre del segundo, Efraín; porque dijo: Dios me hizo fructificar en la tierra de mi aflicción.”

Efraín: Capacidad Fructífera. Doblemente fructífero.

Era necesario que naciera este segundo hijo y que fuera llamado Efraín porque indicaba como Dios no sólo hizo que José olvidara la aflicción de la separación y de estar en tierra extraña, sino que además sino que además indicaba como Dios le dio una capacidad fructífiera, lo hizo doblemente fructífero, en la tierra de su aflicción.

En el momento que Dios te haga olvidar el dolor, la separación y entiendas que fuiste traído aquí por la mano de Dios para un plan de redención, de vida y de liberación, Dios comenzará a darte capacidades que te harán fructificar en vidas salvadas, liberadas, y restauradas.

Dios te hará fructificar doblemente.

- Job pasó por un tiempo de Dios donde perdió todo lo que más amaba. Un tiempo donde se lamentó, se quejó y no entendió. Pero fue en el momento que Job entendió el plan de Dios y confesó las palabras: De oídas te había oído; mas ahora mis ojos te ven” (Job 42:5). En ese momento, Job comenzó a recibir el doble de lo que en un principio había tenido.

CONCLUSIÓN

Génesis 41:53-57  Así se cumplieron los siete años de abundancia que hubo en la tierra de Egipto. Y comenzaron a venir los siete años del hambre,como José había dicho; y hubo hambre en todos los países, mas en toda la tierra de Egipto había pan.

El tiempo de hambre en la tierra significaba un tiempo de prosperidad para Egipto. Un tiempo donde vendrían gentes de todas partes a ser alimentadas por José. Un tiempo de cosecha para Egipto, de abundancia, de pan.

Rut 1:1-6  nos muestra la historia de Noemí en un contexto donde:

- Hubo hambre en la tierra. Incluido en Belén (Casa de Pan)

- Hubo separación de los familiares (muerte del marido y los dos hijos)

- Hubo separación de su tierra porque tuvo que ir a Moab (tierra enemiga)

Pero también nos muestra un contexto donde:

“Oyó que Dios había visitado a su pueblo para darles pan” Rut 1:6

Génesis 41:55 Cuando se sintió el hambre en toda la tierra de Egipto, el pueblo clamó a Faraón por pan. Y dijo Faraón a todos los egipcios: Id a José, y haced lo que él os dijere. 

Es en medio de esta hambre espiritual. De esta carencia de recursos. De esta carencia de valores, que el pueblo va a clamar a Dios por pan. ¡¡Y qué bueno que como en los tiempos de Rut, Dios nos va a visitar para darnos pan!!

Y es ahí donde Dios va a decir como dijo de José: ¡¡Id a mi pueblo, a Manantial de Vida, a Manuel, a Rosa Yolanda, a Rocío, a Richard, a Alvaro, Id a mi pueblo y haced lo que ellos os digan!!

Vv.56-57) Y el hambre estaba por toda la extensión del país. Entonces abrió José todo granero donde había, y vendía a los egipcios; porque había crecido el hambre en la tierra de Egipto. Y de toda la tierra venían a Egipto para comprar de José, porque por toda la tierra había crecido el hambre.

El hambre va a extenderse por toda la extensión de nuestra provincia, en cada pueblo y habitante. Es entonces, donde Manantial de Vida abre sus graneros, y comienza a dar de comer al pueblo.

El plan consiste en alcanzar un pueblo por mes, alcanzando así 12 pueblos al año a través de un evangelismo casa por casa, buzoneo y hablando con cada persona que nos encontremos por el camino.

- El plan consiste en alcanzar un pueblo por mes, alcanzando así 12 pueblos al año a través de un evangelismo casa por casa, buzoneo y hablando con cada persona que nos encontremos por el camino.

El plan cosiste en hacer como José: Recorrer toda la tierra de nuestro Egipto, nuestra Judea y Samaria anunciando a cada habitante que en medio de la escasez, hay un pueblo provisto de pan del cielo.

Desde el pueblo más cercano hasta el más lejano dedicando el tiempo necesario a cada pueblo para asegurarnos que han recibido el Evangelio, que han escuchado la Buena Noticia y que han recibido el Pan de Dios.

- Enviaremos a grupos de oración antes de cada evangelismo para preparar la tierra.

- Nos informaremos de la situación social de cada pueblo.

- Trataremos de dar respuesta a la necesidad a través de un Evangelismo práctico, cercano y convincente.

Para todo esto necesitaremos:

- SEMBRADORES: gente que quiera ir a sembrar, a cosechar, a discipular, a pregonar, a orar. Personas que estén dispuestas a usar sus teléfonos para llamar a los contactos. Que estén dispuestos a usar sus coches para llevar equipos de trabajo. Personas que estén dispuestas a usar sus talentos, dones, tiempo y esfuerzo.

Hechos 1:8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

Seguiremos evangelizando nuestra Jerusalén (Cuenca) y hasta lo último de la tierra (las naciones, a través de nuestro apoyo a los misioneros). Pero para alcanzar a nuestra Judea y a nuestra Samaria, te necesitamos a ti. ¿Estás dispuesto?

RECOBRANDO LA IDENTIDAD (Rafa Boix)

6157884200_05b5e946fd_z

6157884200_05b5e946fd_z

INTRODUCCIÓN

En la vida del hombre y la mujer están siempre presentes las preguntas: ¿quién soy yo?, ¿quiénes somos nosotros? En el transcurso de la vida se les da respuesta una y otra vez, sin contestarlas jamás completamente. Por mucha claridad que a veces se alcance, estas preguntas vuelven a surgir.

Para la psicología, la identidad es una necesidad básica del ser humano en tanto poder responder a la pregunta de quién soy yo? es tan necesario como recibir  afecto o el alimentarnos.

La respuesta que se logra no es absoluta y siempre está cambiando, pero nunca dejamos de buscarla.

Erich Fromm plantea que: “esta necesidad de un sentimiento de identidad es tan vital e imperativa, que el hombre no podría estar sano si no encontrara algún modo de satisfacerla”.

No podría estar sano si no encontrara algún modo de satisfacerla”

 El objetivo de nuestra misión es “SER UNA IGLESIA SALUDABLE” y para ello necesitamos ser CRISTIANOS SALUDABLES. Es por eso que para ser sanos, saludables, es imprescindible que TENGAMOS UNA IDENTIDAD SANA, SALUDABLE Y CENTRADA EN LOS PROPÓSITOS DE DIOS.

 Romanos 1:1

 I. LA IDENTDIDAD DEL NOMBRE

V.1) Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios.

El nombre: Pablo

Las 13 cartas o epístolas escritas por Pablo comienzan de la misma manera: mencionando en primer lugar su nombre.

¿Por qué?

- Porque es su identidad.

- Porque el Buen Pastor nos conoce y nos llama por nuestro propio nombre (Juan 10:3)

Desde un principio Dios puso nombre a cada cosa creada. Una de las primeras órdenes que Dios dio al hombre fue que asignara nombre a cada animal.

- Asignar el nombre a alguien era algo muy serio para los judíos.

- La Biblia menciona 863 veces la palabra “nombre”.

“No pierdas tu identidad, Dios te dio un nombre.”

Qué contradicción con aquellos que siempre comienzan su presentación mencionando el título que se les ha asignado: apóstol…; profeta…; evangelista…; etc.

- Hay 34.000.000 de resultados con la palabra “apóstol” en google.

- 53.000.000 de resultados al introducir “evangelista”

- Pero sólo encontrarás 5.740.000 referencias con la palabra “siervo”.

- Significado del nombre: “Pequeño u hombre de humildad”.

¿Se avergonzaba Pablo de su nombre o de su significado? Muchos cristianos se hubieran cambiado el nombre. Pero Pablo a pesar de ser “el más grande de los apóstoles”, se llamaba y se hacía llamar “Pablo” “pequeño u hombre de humildad”.

El enemigo trata por todos los medios de que perdamos la identidad.

- Recibimos muchos nombres  o calificativos a lo largo de nuestra vida:

- Somos llamados o recordados por las cosas malas que hicimos anteriormente.

- El enemigo trata de asignarnos un nombre que hace referencia a nuestra antigua vida.

            – Daniel y los tres varones.

Pablo sabía quién era y no trataba de ser otro o aparentar otra cosa.

Hay mucha gente (cristianos) tratando de parecerse a otros. Tratando de imitar los dones de otros, las cualidades de otros y soñando los sueños de otros. ¡¡Sé tú mismo!! Porque Dios te creo especial, con cualidades que otros no tienen, con capacidades y talentos que otros no tienen.

“No pierdas tu identidad, Dios te dio un nombre.”

II. LA IDENTIDAD DE SIERVO

Siervo de Jesucristo: No sólo Pablo no se hacía llamar por el título asignado, sino que además, pudiendo escoger un sobrenombre, escogió el de “siervo” de Jesucristo.

- Doulos: Esclavo. Bajo el calificativo de estar atado, sujeto a autoridad, subordinado.

Nuestro primer llamado, la primera invitación de Dios que vemos aquí es una INVITACIÓN a servirle, a estar bajo su autoridad.

Mateo 20:26-27  Pero entre ustedes no debe ser así. Al contrario, el que quiera hacerse grande entre ustedes deberá ser su servidor, y el que quiera ser el primero deberá ser esclavo de los demás;

Dios no nos llama a tener cargos, sino carga. No nos llama a obtener títulos sino el título: Siervos de Jesucristo. Esclavos de Él.

¿Cuántos han recibido la invitación de Dios a servirle? ¿Cuántos respondieron positivamente a esa invitación? Entonces, ¿por qué no le estás sirviendo? ¿Somos como los invitados a las bodas que en un principio dijimos “cuenta con nosotros” pero a la hora de la verdad ponemos excusas?

Dios te llama, te invita a que le sirvas.

“la invitación debe realizarse directamente por el anfitrión o los anfitriones al invitado o invitados y en todos los casos es necesario contestar aceptando o rechazando la invitación.”

¿Qué le vas a contestar?

Ser siervos de Jesucristo no es algo por hacer sino “algo por ser”. No se trata de lo que podamos hacer para Él, sino de lo que somos para Él. Somos siervos de Jesús.

Entender quiénes somos va a afectar de manera directa a todo lo que vamos a hacer para Él. Si entendemos desde un principio que nuestro primer ministerio es ser siervos de Jesús, no importa lo que nos manden, la tarea que nos toque hacer, el lugar donde Él nos permita servir. Somos siervos, esclavos de Jesús, comprados por precio de sangre. No importa la recompensa que podamos recibir en esta tierra porque sabemos a quién servimos.

“No pierdas tu identidad, Dios te ha hecho su siervo”

- Lo primero que vas a oír cuando llegues al cielo será tu nombre: Apo 21:27  “No entrará en ella ninguna cosa inmunda,o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero.”

- Lo segundo que vas a oír después de tu nombre será: Mat 25:21  “Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.”

Lo primero que Dios va a reconocer será tu nombre. Si Dios no reconoce tu nombre, ni siquiera podrás entrar en el Reino de los Cielos.

Pero lo segundo que Dios va a reconocer es “tu servicio”, tu buen servicio hecho con fidelidad.

“No pierdas tu identidad, Dios te ha hecho su siervo”

III. LA IDENTIDAD DEL LLAMAMIENTO

Llamado: Invitación o Invitado.

Llamado a ser apóstol: Muchos quieren ser llamados apóstoles, pero no siervos.

- Hay 34.000.000 de resultados con la palabra “apóstol” en google.

- 53.000.000 de resultados al introducir “evangelista”

- Pero sólo encontrarás 5.740.000 referencias con la palabra “siervo”.

Pablo fue llamado a ser apóstol: Lo cual significa una vez más que Dios nos llama a cada uno a servirle de manera general, pero además de manera específica ocupamos un lugar en el Cuerpo de Cristo.

Pablo fue llamado a ser apóstol. Otros son profetas, otros maestros, evangelistas o pastores. Otros a la alabanza, a la limpieza, al discipulado, a pastoreo juvenil, etc.

Pero sea donde sea, el propósito es servir.

  • Llamado: Viene de la palabra “invitación”. Invitado a ser apóstol. Muchos reciben el llamado como un título que se han ganado, como una recompensa. Pero Pablo entendió que el llamado era una Invitación especial de Dios por haber entendido que antes que apóstol era siervo.

- Según Mateo 25:21 Dios no nos va a reconocer por el título sino por nuestro servicio. No dirá: “Pasa buen apóstol y fiel, o buen pastor y fiel, sino buen siervo y fiel.”

La Iglesia del siglo XXI está llena de personas que buscan ser reconocidos no por el nombre, no por su servicio, sino por sus títulos.

Al buscar “apóstol” en Facebook o en google, vemos una lista interminable de personas que se hacen llamar por “el título”. Apóstol José, profeta Antonio, evangelista tal.

- Su primer nombre es el título, su segundo nombre, el que le pusieron sus padres y si hace falta, mencionan que son siervos. ¡¡Qué diferencia con la manera de presentarse de Pablo!!

- Pablo (nombre), siervo de Jesucristo (sobrenombre), llamado a ser (invitado).

- No han aceptado la identidad que Dios les dio y tratan de ser algo que no son.

- Tratan de ser porque otros son y no porque realmente hayan sido llamados a ostentar tales títulos.

- Tienen un problema de inferioridad, de autoestima y de falta de entendimiento porque el llamado es una invitación de Dios a ser algo y no algo que nos ganamos por nuestras propias fuerzas. No es algo que debamos defender ni promocionar.

  • A ser apóstol: delegado, embajador del Evangelio, enviado, mensajero.

“No pierdas tu identidad, es Dios quien te invita”

Dios nos da identidad llamándonos al ministerio, a servirle, ¿Dónde? Es lo de de menos. No es tan importante si somos apóstoles, pastores, líderes de jóvenes, de ujieres, de la limpieza, de mujeres, o profetas. La identidad no la recibimos por el título, sino por el hecho de que Dios nos invita a servirle.

IV. LA IDENTIDAD EN SER APARTADOS

Romanos 1:1 “apartado para el evangelio de Dios”

Apartar: tiene que ver con poner aparte. Excluir del resto. Tener una identidad saludable es:

- Entender quienes somos, cuál es nuestro nombre y entender que Dios nos ama y nos acepta.

- Es entender cuál es nuestra condición: Siervos, esclavos, sometidos a Cristo. Le pertenecemos, nuestra libertad está sujeta a Él. Es entender que antes que cualquier otra cosa, somos siervos.

- Tener una identidad saludable tiene que ver con entender que el llamado al ministerio no es algo que yo me gane. No es un título que puedo obtener para ser ostentado o promocionado. Es entender que Dios ve mi servicio, mi fidelidad, mi humildad y me ve como apto para ser invitado a servirle en otra manera distinta, bajo otra responsabilidad mayor.

- Y tener una identidad saludable es entender que he sido apartado para el Evangelio de Dios. Puesto aparte con un fin específico, con un propósito que tiene que ver con Él y no tanto con nosotros.

“apartado para el evangelio de Dios”

Tenemos toda una generación que quiere cumplir sus sueños, que quiere ser diferente, marcar la diferencia en cuanto al sueldo que quieren ganar o el título que quieren ostentar, pero que no han entendido que el propósito de ser diferentes no tiene tanto que ver con nuestros intereses sino con los de Dios.

Lo que nos hace diferentes no es el hecho de tener un título, un ministerio, unos dones. Lo que nos hace ser apartados, diferentes y especiales es el hecho de que hemos sido apartados para el Evangelio, para predicarlo, para vivirlo, para enseñarlo.

Somos apartados no para que nos vean o nos reconozcan, sino apartados para el Evangelio de Dios.

Lo que nos hace especial, diferentes no es el llamamiento en sí, sino el fin por el cual hemos sido apartados. El punto no está en el llamamiento, en el título, sino en el Evangelio de Dios. Esto es lo especial. No que hayamos sido apartados, sino que hemos sido apartados para el Evangelio de Dios.

“No pierdas tu identidad, has sido apartado por Dios para su Evangelio”

CONCLUSIÓN

La Palabra que Dios está queriendo comunicar hoy a Manantial de Vida es “que no perdamos la Identidad.” Tenemos toda una generación de creyentes que está perdiendo la identidad. La identidad de siervos y siervas, de servicio.

Mateo 20:25-26 “Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. Mas entre vosotros no será así,sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor,  y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.”

 

Tenemos toda una generación de creyentes que buscan nombres, títulos, o posición ser algo en la vida. Personas que buscan ostentar, ser reconocidos, apartados de una manera especial.

 

Pero lo que Dios nos está queriendo decir en esta mañana es que lo que realmente nos hace especiales no son los títulos ni los reconocimientos humanos, sino el hecho de que hemos sido apartados por Dios, PARA SERVIRLE Y PARA SER TESTIGOS DE SU EVANGELIO.

El Espíritu Santo está buscando personas que no pierdan su identidad. Que no buscan otra cosa que servirle, ser buenos siervos y fieles. Personas que hagan un compromiso de servir al Señor. Que la calidad de tu servicio no dependa de la posición sino de tu fidelidad.

Personas que reconozcan que han sido apartadas para el Evangelio. Que hagan un compromiso con el Señor de vivir el Evangelio, predicar el Evangelio, enseñar el Evangelio y cuidar sus vidas de modo que toda su manera de vivir sea un testimonio para el Evangelio.

 

 

 

 

 

…Y SERÁS LLAMADO REPARADOR DE PORTILLOS (Raquel González)

descarga

descarga

… Y SERÁS LLAMADO REPARADOR DE PORTILLOS

TEXTO: ISAÍAS 58

INTRODUCCIÓN:  

Es bastante probable que este texto estuviera dirigido a los judíos que estaban viviendo en el cautiverio. Por ello no habla de sacrificios u ofrendas, pues estaban lejos de Jerusalén y no podían ir al templo a ofrecer sus sacrificios (además de que el templo había sido destruido) por ello sólo menciona el ayuno y la observancia del sábado, pues era lo que ellos sí podían hacer a la distancia, ayunar y guardar el sábado.

Isaías 58  más que hablarnos del ayuno, nos está mostrando la diferencia entre vivir una religión (guardar la letra de la ley y los ritos, liturgias, los actos externos) y vivir el evangelio, la fe, la justicia, el amor, la misericordia… (el espíritu de la ley, la devoción interna)

En Isaías 58 vemos como la religión oprime, ata y arruina, mientras que la fe genuina trae sanidad, restauración, bendición y prosperidad.

I.- VIVIENDO LA  RELIGIÓN: CARACTERÍSTICAS Y RESULTADO.

A.- Características. Is. 58:1-5

  • Cambio aparente. Vr. 2 (Versión Internacional) “Porque día tras día me buscan, y desean conocer mis caminos, como si fueran una nación que practicara la justicia, como si no hubieran abandonado mis mandamientos.”

Cuando alguien tan sólo vive una religión, existe una apariencia. Se congrega como los demás, diezma como el resto, etc… parece que busca de Dios, pero en realidad sólo son actos externos. Dicha persona se ocupa en las actividades de la religión, pero no se preocupa de los cambios internos. No abandona su pecado, su voluntad, su manera de pensar y de actuar. Parece como, pero no es genuino.

  • Amor al ego. Vr. 3 b “He aquí que en el día de vuestro ayuno buscáis vuestro propio gusto y oprimís a todos vuestros trabajadores”

Ellos ayunaban para ser librados del enemigo, y mientras ayunaban sólo miraban por sus negocios, sus intereses, así tuvieran que explotar a sus trabajadores. Reclamaban a Dios que los librara del yugo del cautiverio mientras ellos ponían un pesado yugo sobre otros.

El religioso no se desprende del ego,  sigue protegiéndolo y alimentándolo, se ocupa de satisfacerse así mismo, de guardar sus intereses. A tal persona no le pesa cuando ofende a otros, tan sólo ve cuando le ofendieron a él.

Vr. 4 “He aquí que para contiendas y debates ayunáis, y para herir con el puño inicuamente; no ayunéis como hoy, para que vuestra voz sea oída en lo alto”

  Luc 18:11-14  “El fariseo,  puesto en pie,  oraba consigo mismo de esta manera:  Dios,  te doy gracias porque no soy como los otros hombres,  ladrones,  injustos,  adúlteros,  ni aun como este publicano; ayuno dos veces a la semana,  doy diezmos de todo lo que gano.”

Mat 23:4-7  “Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar,  y las ponen sobre los hombros de los hombres;  pero ellos ni con un dedo quieren moverlas.

Antes,  hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres. Pues ensanchan sus filacterias,  y extienden los flecos de sus mantos;  y aman los primeros asientos en las cenas,  y las primeras sillas en las sinagogas, y las salutaciones en las plazas,  y que los hombres los llamen: Rabí,  Rabí.”

 

Lo que hacen, no lo hacen realmente por amor a Dios, sino para que los demás lo vean y le aplaudan. Puede parecer que hagan por los demás, pero en realidad lo hacen por ellos mismos, para ser vistos.

 B.- Resultado.

  • Reciben la reprensión de Dios. Vr.1. “Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta,  anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado”

Dios envía al profeta a reprenderlos por vivir una apariencia y no una fe genuina. Dios no se agrada de nuestros actos externos si nuestras vidas no acompañan a ellos, no se agrada de los “cambios externos” si no hay cambios internos. No se agrada de las “liturgias externas” sino van acompañadas de una verdadera devoción interna.

Uno de los primeros resultados es que el religioso no puede agradar a Dios, y finalmente termina perdiendo la bendición de Dios, pero no porque Dios no quiera darle, sino porque él no puede alcanzarla, pues sin obediencia no puede haber bendición.

  • Sus oraciones no son escuchadas, no hay respuesta para ellas.  Vr.3 “Por qué, dicen, ayunamos, y no hiciste caso; humillamos nuestras almas, y no te diste por entendido”

      Estos judíos religiosos, reclamaban a Dios que no los escuchara y no respondiera             a su clamor. Pero Dios no podía oírles porque sus actos carentes de amor, de       justicia y de misericordia, gritaban más alto que sus propias oraciones.

  • No hay sanidad para el alma. Vr.4 “He aquí que para contiendas y debates ayunáis, y para herir con el puño inicuamente;”

Tal y como los describe a estos judíos religiosos, vemos que seguían viviendo con el alma llena de resentimiento, llenos de rencilla y amargura. Sus almas no habían sido sanadas de todo ello y sólo podían dar de lo que realmente tenían. El resultado de vivir una apariencia religiosa, vacía y lejos de conocer realmente a Dios, les conduce a una falta de sanidad en sus vidas, lo cual produce en ellos que vivan con resentimiento y con amargura y el fruto de ello es un espíritu de discordia, juicio y contienda.

 II.- VIVIENDO EL EVANGELIO: CARACTERÍSTICAS Y RESULTADOS

A.- Características. Is. 58:6-7

  • Cambio genuino. Vr. 6  “¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo?”

Dios quería que además de que ayunaran y guardaran el sábado, abandonaran su pecado, su forma de actuar tan impía. Que dejaran de oprimir y rompieran todo yugo de esclavitud.

Cuando de se vive una fe genuina, el primer resultado es que se puede observar un cambio interno. Se abandona el pecado, los malos hábitos, las malas y dañinas actitudes, la forma de hablar ofensiva, etc…

¡¡¡Vive el evangelio, vive la fe!!! ¿cómo? ¡¡abandona tu pecado y todo cuánto signifique un peso o esclavitud!! ¡¡¡suelta las ligaduras, perdona a los que te ofendieron!!!

Cuando vives el evangelio, tu devoción a Dios no sólo se ve en que te congregas, como vistes, levantas tus manos, ofrendas, ayunas, oras, etc… sino que también se ve en tu forma de pensar, de hablar, de actuar, en las actitudes (humildad, sencillez, bondad, amor, paciencia, fidelidad, misericordia… en definitiva EL FRUTO DEL ESPÍRITU)

  • Amor al prójimo, actos de Justicia. Vr. 7 “No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano?”

      Stg 2:18  Pero alguno dirá: Tú tienes fe,  y yo tengo obras.  Muéstrame tu fe sin   tus obras,  y yo te mostraré mi fe por mis obras.

Stg 2:26  Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto,  así también la fe sin obras está muerta.

      La fe genuina te lleva a dejar tu ego y mirar por los demás. Comienzas a tener      carga, a ver la necesidad, sientes un deseo de ayudar. Ya no piensas sólo en tus   intereses sino en los de todos.

      Nuestra fe se ve en nuestras obras, nuestra entrega, una entrega genuina y por      amor a Dios y a los demás, no por amor a uno mismo.

B.- Resultado. Is. 58:8-12

  • Reciben el favor de Dios ….. “Entonces…. Te oirá Jehová”
  • El alma es sanada, ya no anda en oscuridad, amargura, resentimiento, juicios ni contiendas ….. “Nacerá tu luz, tu oscuridad será como el medio día”
  • Ya no hay sequedad, amargura. Sino refrigerio …..“en las sequías saciará tu alma”
  • Las oraciones son escuchadas y reciben respuesta  ……“entonces invocarás, y te oirá Jehová; clamarás, y dirá él: Heme aquí.”
  • La presencia de Dios irá contigo ….“y la gloria de Jehová será tu retaguardia”… pero recuerda antes que LA GLORIA DESCIENDA, tu justicia irá delante de ti….
  • Tendrás la dirección de Dios …..“Jehová te pastoreará siempre”
  • Tendrás nuevas fuerzas ……“ y dará vigor a tus huesos”
  • Serás fructífero…… “y serás como huerto de riego”
  • Vivirás en la  llenura del Espíritu Santo ….“y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan” (vr.11) (de su interior correrán ríos de agua viva)
  • Dios te usará para edificar lo que estaba arruinado por el enemigo ….“y los tuyos edificarán las ruinas antiguas;”
  • Levantarás y restaurarás lo que estuvo dañado y arruinado por generaciones ……“los cimientos de generación y generación levantarás”
  • Prepararás el camino de entrada, el lugar de acceso …..“y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar” (Los portillos eran los lugares de entrada en el muro, por donde se podía acceder a la ciudad) Mat.3:3 “Voz del que clama en el desierto: preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas”

 La promesa que se encuentra en el vr. 12 tuvo su primer cumplimiento con Nehemías, cuando el pueblo que se unió a él, reconstruyeron las murallas, la ciudad y el templo. Pero su segundo cumplimiento se extiende a la era nuestra, la de la iglesia, llamada para restaurar y preparar el lugar de acceso por donde muchos puedan entrar a la ciudad de Dios.

 CONCLUSIÓN:

¡¡Dios promete tremendas bendiciones para aquel que vive el verdadero evangelio!! No sólo tú serás sanado, levantado, restaurado, lleno de vida, del Espíritu Santo. Sino que además serás un edificador, un restaurador. Darás frutos, darás vida. El señor te usará para preparar el camino por donde muchos entrarán y vendrán a Él. Restaurarás lo que el enemigo derribo y arruinó durante generaciones.

 ¡¡¡SERÁS LLAMADO REPARADOR DE PORTILLOS, RESTAURADOR DE CALZADAS!!!

¡¡¡VIVE EL EVANGELIO, VIVE LA FE ….. Y SERÁS… SERÁS COMO HUERTO DE RIEGO, COMO MANANTIAL DE AGUAS!!!

¡¡¡¡ESTO ES PARA TI, IGLESIA!!! ESTO ES LO QUE VERDADERAMENTE DIOS TIENE PREPARADO PARA TÍ.

TAN SOLO VIVE LA FE, ACTUA COMO LO QUE ERES… Y SERÁS, SERÁS COMO HUERTO DE RIEGO, COMO MANANTIAL DE AGUAS, SERÁS RESTAURADO Y SERÁS UN RESTAURADOR.

BUSCA FIELES Y COMPROMETIDOS (Rafa Boix)

images

images

INTRODUCCIÓN (Las últimas palabras)

Es interesante escuchar o leer las últimas palabras de las personas antes de partir, suele desvelar quiénes son en realidad o que es lo más importante para ellos.

* Dwght L. Moody: Veo a la tierra desvanecerse; el cielo se abre. Dios me llama.

* Beethoven: ¡Qué pena! ¡Qué pena! Demasiado tarde.

* Ignacio, en el circo romano, antes de ser destrozado por los leones: Soy el trigo de Cristo; voy a ser molido por los dientes de bestias feroces, para que pueda convertirme en pan puro.

* Napoleón: Me maravillo de qué mientras los sueños ambiciosos de mi mismo y de Alejandro el Magno o de César se desvanecieron en el aire, un hombre de Judea, Jesús, haya sido capaz de extender sus brazos a través de los siglos, y controlar los destinos de los hombres y de las naciones.

* Michelangelo, el escultor y artista italiano: Encomiendo mi alma a Dios, mi cuerpo a la tierra, mis posesiones a mis familiares más cercanos. Muero en la fe de Jesucristo y en la firme esperanza de una vida mejor. Sus últimas palabras en forma de exhortación a los que le acompañaban junto a su lecho fueron: Recordad durante la vida los sufrimientos de Jesús.

* Cristóbal Colón: Señor, en tus manos encomiendo mi alma.

* William Shakespeare: Encomiendo mi alma en las manos de Dios mi Creador, esperando y confiadamente creyendo, solamente por medio de los méritos de Jesucristo mi Salvador, ser hecho partícipe de la vida eterna; y mi cuerpo a la tierra, de la cual ha sido hecho.

Son palabras de confianza en Jesucristo, palabras que mencionaron reyes de Francia, de Inglaterra, Presidentes del gobierno de Estados Unidos, filósofos, poetas, descubridores.

Podemos recordar las últimas palabras del mártir Esteban o de Jesucristo mismo, pero en este día, me gustaría compartir contigo las últimas palabras del apóstol Pablo o lo que fue su última carta dirigida a Timoteo.

(2ª Timoteo 2:1-2) Contexto Inmediato:

Rondaba el año 65 a.C. aprox. El apóstol Pablo se encontraba en la cárcel de Roma desde donde había escrito varias de sus cartas a las Iglesias.

Esta epístola dirigida a Timoteo sería la última ya que Pablo sólo salió de esta cárcel para ser ejecutado, posiblemente decapitado.

Eran las últimas palabras, las últimas instrucciones de Pablo a Timoteo y a todos nosotros. ¿Cuáles serían tus últimas palabras? ¿A quiénes irían dirigidas? ¿Qué te gustaría decir o dejar en los oídos y los corazones de la gente antes de partir?

“Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús.

Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.”

I. LA PREOCUPACIÓN DE PABLO

Tú, pues, hijo mío

- NVI: Así que tú, hijo mío. Así qué: Teniendo en cuenta lo anterior ¿Qué pasó anteriormente? Se está refiriendo a las palabras de 2ª Timoteo 1:15

“Ya sabes que todos los de la provincia de Asia me han abandonado, incluso Figelo y Hermógenes.”

Pablo está haciendo referencia a algunos que le abandonaron, que no quisieron abrazar el compromiso, que prefirieron vivir su vida a su manera antes que disponerse para la obra de Dios. No habla de pocos, habla de TODOS los de la provincia de Asia.

¿Cuál es la razón por la cual algunos, la mayoría no abraza un compromiso real y desinteresado por servir a Dios? ¿Cuál es la razón por la cual en los tiempos de Jesús eran pocos los obreros y 2000 años después siguen siendo pocos?

- Pablo está a punto de morir, y le preocupa la realidad de que son pocos los obreros y la míes sigue siendo mucha.

 1ª Corintios 10:1

- Fueron todos, los que cruzaron el Mar Rojo. Fueron todos los que estuvieron bajo la Nube. Fueron todos los que comieron el Maná. Fueron todos los que vieron la Columna de Fuego y de Humo. Fueron todos los que escucharon la Voz de Trueno y vieron los relámpagos cuando Dios les habló desde la Montaña.

Fueron más de 2 millones de personas las que salieron de Egipto, pero de toda esa generación, sólo dos familias consiguieron entrar en la tierra prometida. Pocos.

- Fue también la preocupación de Jesús: Mateo 9:38  Rogad, (suplicad) pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies.

Jesús se presentó a más de 500 personas antes de ascender al cielo, pero sólo 120 esperaron la promesa en el día de Pentecostés. Pocos.

Mateo 22:2-14

Son muchos los invitados a las Bodas, a la Celebración, al Compromiso con Cristo. Pero las excusas, los placeres de este mundo, las comodidades, hacen que sean Pocos los que asisten. Pocos

Mateo 7:13-14

Son muchos los que llegan hasta la Puerta Ancha y entran por ella. Pero son Pocos los que llegan hasta la Puerta Estrecha y de todos los que llegan, no todos consiguen entrar. Pocos.

Esta era la preocupación de Pablo antes de morir. Hechos 19:10 dice que todos los que habitaban en Asia, judíos y griegos oyeron la Palabra del Señor. TODOS. Pero ahora, a Pablo le preocupa la realidad de que Todos los de la Provincia de Asia le habían abandonado. Pocos. Pocos obreros, pocos que continúen la obra que él había comenzado o realizado. Pocos.

Sus últimas palabras son dirigidas a Timoteo, uno de sus discípulos, quizás el más amado (hijo mío). Y Pablo quiere asegurarse de que Timoteo va a ser de los Pocos y no de los muchos.

II. LA RECOMENDACIÓN DE PABLO

“Tú pues, hijo mio, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús.”

Teniendo en cuenta esto, los pocos que abrazan el compromiso, los pocos con los que se puede contar, los pocos que están dispuestos a continuar la labor, Pablo le da a Timoteo una de sus últimas recomendaciones: “Esfuérzate en la Gracia que es en Cristo Jesús.”

A. Esfuérzate: Apodérate de la Gracia. Fortalécete en la Gracia. Así lo dice la NVI: “fortalécete por la gracia que tenemos en Cristo Jesús.

¿A qué se está refiriendo? ¿Por qué le recomienda que se esfuerce, o que se fortalezca o que se apodere de la Gracia?

Porque Pablo sabía que vendrían muchas dificultades. Dificultades que ya habían hecho que algunos, muchos, abandonaran la fe y a Pablo.

Los versículos 3 en adelante hablan de sufrir como soldado, de luchar, de trabajar con paciencia antes de ver el fruto. Le anima a que en medio de toda esta lucha, que se acuerde de Jesucristo. Que considere que Pablo mismo sufrió penalidades. Le habla de cómo Pablo las soportó por amor a los escogidos. El verso 12 sigue hablando de sufrimiento y acaba animándole a que estos sufrimientos no le lleven a negar a Jesús.

- El verso 18 continúa hablando de aquellos que desvirtúan la verdad e hicieron que algunos se desviaran.

- El capítulo 3 habla del carácter de las personas en los últimos tiempos: egoísmo; avaricia; vanagloria; soberbia; blasfemias; desobediencia a los padres; ingratitud; impiedad; gente insensible; gente implacable; calumnias; libertinaje; crueldad; aborrecimiento de lo bueno; traición; impetuosidad; vanidad; amor a los placeres más que a Dios; apariencia de piedad pero falsa.

- El capítulo 4 continúa con lo mismo: Gente que no tolerará la sana doctrina; gente llevada por sus propios deseos; gente que sólo querrá escuchar a los falsos maestros; gente que sólo querrá oír mitos y leyendas.

Continúa hablando de cuatro personas que han sido discípulos de Cristo y de Pablo, pero que le han abandonado.

Todas estas cosas, la actitud de la gente, las pruebas, la falta de agradecimiento, la falta de reconocimiento, la falta de compromiso, los ataques, la rebelión contra la autoridad, los celos por el ministerio, etc. hacen que la gente se lo piense dos veces antes de COMPROMETERSE CON EL SEÑOR O CON EL MINISTERIO.

Por esa razón, Pablo está RECOMENDANDO a Timoteo, “que se esfuerce, pero en la Gracia.” “Que se fortalezca en la Gracia”. “Que se apropie de la Gracia”.

 B. En la Gracia

¿Por qué la Gracia? Porque  la Gracia es: El favor de Dios. La capacidad de Dios. El poder de Dios manifestado en nuestra debilidad, en nuestra necesidad, en nuestra dependencia de Él.

Sin la Gracia, Timoteo no podría seguir adelante. Pablo tuvo la Gracia muy presente en su vida. Mencionó la Gracia 100 veces en sus epístolas.

- 24 veces les habla a los cristianos de Roma de la Gracia

- 20 veces les habla a los cristianos de Corinto de la Gracia

- 7 veces a los cristianos de Galacia

- 13 veces a los cristianos de Éfeso

- 3 veces a los cristianos de Filipo

- 5 veces a los cristianos de Colosas

- 6 veces a los cristianos de Tesalónica

- 7 veces se la menciona a Timoteo

- 5 veces a Tito

- 2 veces a Filemón

- 8 veces es mencionada a los hebreos de la dispersión.

141 veces en todo el Nuevo Testamento es mencionada la Gracia

* Pablo reconoce que por la Gracia es lo que es. (1ª Co. 15:10)

* Pablo entiende que lo único que necesita, que le basta, es la Gracia. (2ª Co. 12:9)

Pablo sabe que sin la Gracia, Timoteo acabaría como el resto de discípulos de Asia, abandonando el compromiso con Cristo.

Pablo sabe que sin la Gracia, no hubiera podido resistir todos los sufrimientos que sufrió y que Timoteo tampoco será capaz de resistir todo lo que se levanta contra aquellos que deciden comprometerse con Cristo.

Por esta razón, Pablo le RECOMIENDA a Timoteo, “Esfuérzate, fortalécete, aprópiate de la Gracia que es en Cristo Jesús.”

III. LA EXHORTACIÓN DE PABLO A TIMOTEO

2ª Timoteo 2:2 “Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.”

 Pablo está preocupado por los que están abandonando el compromiso. Lo ha visto con sus propios ojos. Le ha sido difícil contar con gente que quisiera comprometerse con la obra del Señor. Esto, le preocupaba a Pablo y a mí también me preocupa.

La razón que hemos mencionado que hacía que poca gente se comprometiera es la situación del mundo en el que vivimos. Todas las aflicciones, pruebas, distracciones, el carácter de la gente, la maldad en el mundo y aún dentro de la propia iglesia hizo que la gente abandonara su compromiso con Cristo.

Por lo tanto, Pablo da una recomendación a Timoteo: Que se esfuerce en la Gracia.

Y por último, teniendo en cuenta la falta de compromiso debido a los malos tiempos que se estaban viviendo, Pablo da una exhortación a Timoteo:

 A. “Lo que has oído de mí ante muchos testigos…”

 “Sed imitadores de mí…” 1ª Co. 11:1

¿Qué había oído Timoteo de Pablo? ¿A qué se refería? La manera en que me has visto enseñar, predicar, discipular, enviar, corregir, guiar.

B. “Esto encarga a hombres fieles…”

La palabra encargar tiene la connotación de  colocar algo junto a alguien, depositar en alguien una cosa, una carga, un mandato. ¡¡Encárgales a otros lo que yo he hecho hasta ahora. Coloca en otros la carga que yo he tenido hasta ahora.!!

El mandato, la exhortación de Pablo a Timoteo es que se reproduzca en otros. Que busque personas a las que colocar la carga, el mandato, el compromiso. ¿Por qué?

Porque son pocos los que quieren comprometerse y porque son muchos los que acaban abandonando el compromiso con Cristo y con la Gran Comisión.

A hombres fieles: Dignos de confianza, fidedignos, en los que se pueda confiar, que sean cristianos de verdad. Pablo sabía de esto. Había visto como muchos que abrazaron un compromiso con Cristo, le habían abandonado.

¿Por qué Dios llevó al pueblo al desierto? Para probar lo que había en sus corazones. Para comprobar hasta que punto estaban comprometidos con Dios.

¿Por qué permite Dios las pruebas? Muchas veces para comprobar si tu compromiso está relacionado con lo bien que te van las cosas o con una decisión de seguir a Cristo.

Es difícil encontrar personas fieles. En 1ª Corintios 4 está hablando de los que sirven a Dios y el requerimiento que Pablo hace de tales es la FIDELIDAD.

¿Cuál es la alabanza que escucharás de Jesús al llegar al cielo? Buen siervo fiel. La fidelidad es alabada por Dios.

Por eso Pablo EXHORTA a Timoteo a que busque hombres fieles a quienes encargar, colocar el compromiso por Cristo y por el ministerio.

C. “que sean idóneos para enseñar también a otros.”

Competentes, apropiados para enseñar. ¿De qué depende esto, de los dones que uno tenga? No, de la fidelidad. No se trata de tu habilidad para enseñar, para predicar o aconsejar, sino de tu habilidad para ser fiel. Esto te hace apto para enseñar. La fidelidad te hace competente, apto, apropiado/a.

Pablo está buscando en Timoteo que se reproduzca en personas cuya cualidad principal sea la FIDELIDAD.

La fidelidad es una noción que en su nivel más abstracto implica una conexión verdadera con una fuente. Su significado original está vinculado a la lealtad (de una persona para con un señor o un rey) y la atención al deber. La palabra “fidelidad” deriva de la palabra fidelitas (latín), y su significado es servir a un dios.

La fidelidad es la capacidad espiritual, el poder o la virtud de dar cumplimiento a las promesas. Prometer es una acción soberana; revela una gran soberanía de espíritu, ya que exige decidir hoy lo que se va a hacer en adelante, bajo condiciones que no se pueden prever. El que promete corre un serio riesgo porque se compromete a actuar de la forma que hoy juzga óptima en situaciones que pueden llevarle a pensar y sentir de modo distinto. El que es fiel cumple la promesa a pesar de los cambios en las ideas, las convicciones y los sentimientos, que pudiera provocar el tiempo. El que promete se adelanta al tiempo de modo lúcido y libre. El que cumple fielmente lo prometido lo hace consciente y voluntariamente. ¿Qué es lo que mueve su voluntad a mantenerse fiel? Es la decisión de crear su vida en cada instante conforme al proyecto establecido en el acto de la promesa.

También se puede decir que la fidelidad es la capacidad de no engañar, no traicionar a los demás. Es un valor moral que faculta al ser humano para cumplir con los pactos y compromisos adquiridos. La fidelidad es entonces el cumplimiento de la palabra dada.

CONCLUSIÓN

La misma PREOCUPACIÓN de Pablo por la falta de compromiso de tantos. Por el abandono de ese compromiso de los que en un principio se habían comprometido, esa misma preocupación la comparto yo en Manantial de Vida.

¿Por qué? Porque la Míes es mucha. Porque aún hay mucha gente que ha de recibir el Evangelio, que ha de ser discipulada, que ha de ser aconsejada, enseñada, guiada.

Y porque las aflicciones, las pruebas, la comodidad, la vanidad del mundo, de la vida, todas estas cosas están haciendo que muchos abandonen el compromiso que hicieron con Cristo, de servirle para siempre. Esto hizo que Pablo se preocupara. Esto me preocupa a mí y a todos aquellos que quieren seguir adelante.

La misma RECOMENDACIÓN de Pablo a Timoteo, es la recomendación que quisiera hacerte a ti: Para no abandonar tu ministerio, para no mirar atrás, para no abandonar tu compromiso con Cristo, a pesar de las pruebas, dificultades, luchas, Esfuérzate en la Gracia de Cristo Jesús. Apóyate en la Gracia, echa mano de la Gracia. No en tus fuerzas o habilidades, sino en la Gracia.

Y la misma EXHORTACIÓN de Pablo a Timoteo, me gustaría hacerte a ti. Teniendo en cuenta que tenemos esa GRACIA en la cual fortalecernos y apoyarnos. Teniendo en cuenta que es mucha la necesidad, muchas las personas que vendrán traídas por Cristo. Te exhorto a que renueves tu compromiso con Cristo, con la Iglesia y te dispongas a estar dispuesto a enseñar a otros, a guiar, a cuidar, a discipular.

Necesitamos personas fieles a Dios, al compromiso que hicieron con Cristo, con la Iglesia y con la Gran Comisión. ¿Estás dispuesto? ¿Te comprometes? ¿Abandonas tu compromiso? No mires tus fuerzas, tus habilidades, si tienes o no dones o talentos. Mira a la Gracia y sobre ella, sé una persona FIEL.

EL CANSANCIO DE UN PASTOR

Por. Chuy Olivares¡Me cansé!.Sé que seré criticado. Conozco muchos pasajes de la Biblia que prometen dar fuerzas al que no tiene ninguna. Sé que la Biblia dice que Él puede aumentar mis fuerzas como las del búfalo. También sé que Jesús puede aliviar mi cansancio. También sé que algunos me criticarán y dirán ¡que negativo! Sin embargo, no puedo disimular: me encuentro exhausto!!!!.Aclaro, no estoy cansado de Dios ni mucho menos, tampoco del ministerio ¡Es un privilegio servir a Dios!!!!. Cada día pongo todo el corazón en lo que hago; amo a Dios por sobre todo, amo a mi familia y a mis amigos, mi congregación. He recibido tanto de Dios!!!!!!!!. . Mi agotamiento y frustración tienen otras razones.¿Cansado de qué?Me aflige hasta el cansancio escuchar “Los mensajes” de aquellos que seenriquecen con el evangelio. Ya no aguanto más que se tomen textos fuera del contexto, para apoyar su avaricia, y vender sus revelaciones al mejor postor.Destruye mi ser interior, porque sé que les están tomando el pelo. Me cansé de oír programas de radio donde los pastores no predican el  evangelio… solo saben pedir dinero, dinero y más dinero. No saben otro tema!!!!!!!!; Cansado estoy de la llamada T.V. “Cristiana”, que vende los milagros por 70 dls. al mes, “Pacte”, ”Pacte”, ”Pacte” con Dios, dicen, eso me hace inevitablemente volver al oscurantismo de la edad media, “por cada chelín que deposite en el arca, usted recibirá las bendiciones de Dios” dicen los modernos Tetzéles . Estoy cansado de escuchar “Siembre una semilla en mi ministerio” ¡ uf ,uf y recontra uf!!!!!!.Estoy cansado de “Cubrirle las espaldas” a todos esos delincuentes metidos en la iglesia, ya no puedo más!!!!!!!. Hastiado estoy de conciertos “para la gloria de Dios”, y ¿qué de las brujerías metidas en la iglesia?: “Invoco la prosperidad en tu vida”, “Decreto una vida de éxito para ti”, “Desato las riquezas para ti”. Me cansé de estar explicando la diferencia entre la verdadera fe bíblica y las creencias populares supersticiosas que enseñan los “apóstoles y profetas” modernos.No aguanto más cultos para atar demonios o para quebrar las maldiciones que están sobre México y sobre el mundo, que no tienen efectividad alguna, pues no tienen base bíblica. Seguramente “atan” a satanás con una cadena tan larga que llega hasta la luna, porque anda tan suelto como siempre, y los hermanos atando y atando. Estoy exhausto!!!!!…… Ya se les acabaron los nudos!!!!!!…..Cada reunión lo atan… ¿Y se suelta entre semana? ¿Para volverlo atar el siguiente domingo?Me cansa la aburrida repetición de las teologías sin base bíblica.Estoy cansado de oír “No juzguéis, para que no seáis juzgados”, estoy cansado de que los predicadores les pongan bozal a las ovejas y que les digan “No toquéis al Ungido de Jehová”, en lugar de decir como Pablo, “Todo lo que oísteis y visteis y aprendisteis de mí, esto haced, y Dios estará con vosotros”.Me cansan los súper ungidos que te hacen viajar a donde viven para imponerte las manos y “Transmitirte la visión”. Que doloroso es observarlos sin la verdadera unción del Espíritu Santo, buscan crear ambientes espirituales con gritos y manifestaciones emocionales. No hay nada más desolador que un culto carismático con excelente sonido y luces multicolores, humo que pretende ser la “Nube de gloria de Dios”, pero sin vitalidad espiritual, el ruido los gritos y el desorden, las luces y el humo, no son espiritualidad. Me cansé, incluso, de los chistes trillados sobre Pedro y muchos otros.Cuantos “Comediantes cuenta chistes”!!!!!!….. Estoy tan abrumado. Y del último grito de la moda evangélica… Viajar en un “Titanic” por el Caribe acompañado de los cantantes cristianos más famosos y que han ganado Grammys, y con los mejores motivadores que te rascaran el oído con sus chistes y grandes revelaciones sobre el éxito y la prosperidad.Me cansé de ver “Evangelistas” que tiran el saco a las multitudes para recibir “La unción de Dios”. Me dejan abrumado, al verlos “caer bajo el poder el Dios” para ser filmados en video y después decir.. Avivamiento!!!!!! ¿Avivamiento o Agitamiento? o ¿Aviva Miento?Me cansan las preguntas que me hacen sobre la vida cristiana. Recibo todos los días correos electrónicos de personas que me preguntan si pueden ir a fiestas del mundo, hacerse tatuajes, danzar, caer en “El espíritu”, “reírse santamente” recibir tratamiento con acupuntura, practicar karate y hasta yoga. La lista es enorme y parece inacabable. Me cansa ese “cristianismo” mediocre tercermundista, carnal y ciego.Me cansan los libros de escritores norteamericanos evangélicos traducidos al español: ya no aguanto más libros de veintiún pasos para un liderazgo exitoso, ¿Súper cristianos en 40 días?, todos estos best-sellers solo han venido a mostrar la verdadera condición de la iglesia que es miseria espiritual, ignorancia de Dios y Su palabra: anorexia espiritual!.No logro entender como una iglesia necesita copiar los ejemplos de centro y Sudamérica. Me cansé de tener que opinar si estoy de acuerdo o no con el nuevo modelo de iglecrecimiento copiado de la mercadotecnia secular y que está siendo adoptado por todo el mundo entero.Me desespera tener que explicar que no todos los pastores son fraudulentos y mentirosos, aduladores y de doble moral. No existe nada más extenuante, desgastante y agotador tener que demostrar, a familiares y amigos cristianos y no cristianos , que aquel último escándalo de la farándula cristiana es una excepción.No todos somos iguales, ya me cansé de repetirlo!.Me cansé de los hambrientos de poder, de reconocimiento y de poder político, el liderazgo está enfermo de “apostolitis´aguda”.Me cansé de los que presumen ser “Doctores” en teología con su título que consiguieron por 1500 dls. en internet.No soporto escuchar que otro más se autoproclamó “profeta” y “apóstol”. Sé que estoy cansado, sin embargo, seguiré adelante, ya no puedo volver atrás.Pero he decidido no participar más en el “Cristianismo” que fabrica becerros de oro y vacas sagradas. No me pelearé por los primeros lugares en los eventos más renombrados que organizan las mega-iglesias. Jamás ofreceré mi nombre para componer la lista de oradores de cualquier conferencia donde se cobre la entrada.Renuncio a querer adornar mi nombre con títulos de cualquier especie. No deseo ganar aplausos de auditorios famosos.Buscaré la convivencia de cristianos y de pastores que no tenganespíritu de plataforma!.Posiblemente dirás: “Que frustrado y negativo te ves y te oyes”´ Sí, lo estoy, pero no de Jesús y su hermosa Palabra que alumbró mi caminar, sino de las mentiras, fraudes y corrupción de los que se autodenominan “ungidos de Jehová”. ESCRITO POR CHUY OLIVARES.