IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

Un reino dividido contra sí mismo

Deja un comentario

Un reino dividido contra sí mismo
(Mateo 12:25) “Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma, no permanecerá”
Tremendo principio espiritual que Jesús está enseñándonos aquí. Es un tremendo principio espiritual que sin duda alguna la iglesia de Cristo ha pasado por alto. Aunque aquí Jesús se está refiriendo al reino de Satanás, no cabe ninguna duda que este principio se aplica a cualquier grupo, familia, ciudad o nación que se presten a hacer algo en común. Ningún reino, ningún grupo, ninguna iglesia puede permanecer en pie si está dividida. Esta es una de las semillas más destructivas que el enemigo ha estado sembrando durante bastante tiempo en la iglesia: las divisiones. Aún Pablo tuvo que lidiar con esto en la iglesia de Corinto: “porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?” (1ª Corintios 3:3)
¿Está dividido el cuerpo de Cristo? Sin ninguna duda. El problema no son las miles de denominaciones que existen, sino los hombres que las dirigen. Si algo ha usado Satanás y está encontrando éxito en ello para impedir que la iglesia arrebate el Reino de Dios es trayendo división en la iglesia. La obra de la carne impera en las congregaciones, en el pastorado y en las diferentes organizaciones eclesiásticas. El resultado de ello son cinco, diez o quince iglesias diferentes en una misma ciudad incapaces de tener comunión unas con otras por miedo a perder las ovejas, a contaminarse con otras doctrinas ajenas y mientras tanto el enemigo sigue ganando terreno, la ciudad sigue asentada en tinieblas y la iglesia pierde su propósito de ser luz y sal a los que le rodean. Esto amigo y amiga es división en el cuerpo de Cristo, esto trae devastadores resultados para cualquier grupo de diferente índole. Esto es lo que el diablo está haciendo para que tú y yo perdamos el tiempo en tonterías que no llevan a ningún lugar. Tus dones y talentos quedan estancados por no tener lugar para desarrollarlos ni siquiera en tu propia congregación. ¿Por qué? Porque hay un espíritu que impera en la mayoría de las congregaciones y no es el Espíritu de Dios. Es más bien un espíritu que viene a frenar la obra de Dios. Que viene a paralizar a tantos hombres y mujeres que si sus pastores les dejaran podrían triplicar y cuadruplicar la membresía de su iglesia. Existe un miedo infundido por el mismo infierno a dar lugar a hombres y mujeres en las iglesias que podrían revolucionar los cultos. Pero ese precisamente es el problema. Que muchos pastores quieren tener tan controlado la dirección en sus cultos que no dan lugar al Espíritu Santo. Nos hemos conformado con las tres o cuatro canciones de alabanza donde la congregación alaba con cierta moderación para no llamar demasiada la atención y no ser tachados como escandalosos. Nos hemos conformado a tener dos o tres canciones de adoración en las que la congregación puede adorar a Dios el suficiente y limitado tiempo para que nada fuera de lo normal ocurra. ¡¡Nada!! Repito ¡¡Nada!! Puede interrumpir nuestro orden que nos hemos preparado de antemano. Ni siquiera el Espíritu Santo que cuando en la primera o segunda canción de adoración comienza a obrar trayendo limpieza y sanidad de heridas, entonces el tiempo de adoración terminó y hay que pasar a los anuncios, la palabra o cualquier otra cosa que nos ayude a mantener de nuevo el control. Queridos hermanos, esto trae división en el cuerpo de Cristo porque muchos cristianos queriendo derramar su alma en la presencia de Dios se ven limitados a un horario, a una rutina y a una mediocridad que sin querer les afecta a ellos también.
“Aconteció en los días que gobernaban los jueces, que hubo hambre en la tierra. Y un varón de Belén de Judá fue a morar en los campos de Moab, él y su mujer, y dos hijos suyos” (Rut 1:1)
Belén, que su significado es “Casa de pan” no tenía pan. La casa de pan estaba pasando por un tiempo de hambre ¿por qué? Porque era un tiempo en el que “gobernaban los jueces”. ¡¡Cuánto necesitamos que la iglesia sea gobernada por Dios mismo!! Cuando gobiernan los jueces, Belén, la Casa de Pan, la iglesia de Cristo, no tiene pan que dar ni a los propios cristianos ni al mundo que se pierde.
Dice la Palabra que la gente tenía que irse de Belén por falta de pan ¿Y a donde iban? A Moab ¿Y qué significa Moab? Viene de la palabra “descendencia” o “Semilla.” Amigo y amiga cuando la gente no tiene que comer en sus iglesias, cando hay una evidente falta de pan en los púlpitos y aún cuando a aquellos que sí tienen pan recién sacado de una vida de oración no se les permite darlo al pueblo, la reacción siempre será salir. Salir en busca de pan. ¿Y a donde van? A un lugar donde no solo se les da pan recién sacado de la presencia de Dios sino que también se les da semillas para dar de comer a otros (Moab). ¿Me estás entendiendo? Estamos en un tiempo de hambre, de insatisfacción espiritual, un tiempo en el que ya no sacia lo que siempre se nos dio. Cuando no había otra cosa la gente comía lo que se les ofrecía, aún cuando ese pan fuese mohoso, pero estamos en un tiempo en el que Dios está visitando a su iglesia. Iglesias abiertas al mover del Espíritu, hambrientas de Dios, insatisfechas por lo que el mundo ha estado ofreciendo y con un anhelo por más de Dios. Recordemos que la iglesia no son las cuatro paredes en las que nos reunimos, sino que es cada creyente lavado con la sangre de Jesucristo. Y cuando Dios visita a su pueblo aún dentro de una misma congregación habrá hermanos que reciban esa insatisfacción por un pan mejor y habrá hermanos que estarán tan acostumbrados a lo viejo que no darán lugar a lo nuevo de Dios.
Viene una oleada de gente que saldrá de las iglesias secas y estériles y andarán buscando un lugar donde se les dé verdadero alimento espiritual y donde se les de semillas para alimentar a otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s