IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

NECESITAMOS PODER

Deja un comentario

“NECESITAMOS PODER”

* El poder de Dios sobre el ministerio de John Wesley: (1739)
La gente gritaba de repente con gran angustia de alma mientras Wesley predicaba, muchos caían al suelo cuando se arrepentían debido a la mano de Dios sobre ellos y, a los pocos minutos, se regocijaban con la maravillosa seguridad del perdón de pecados y la profunda conciencia de la paz de Cristo. La gente veía sus pecados aparecer ante la vista de nuestro santo Dios y lloraban a gritos pidiendo liberación. Otros eran agarrados por la condenación del pecado hasta tres semanas después y, de pronto, empezaban a llorar como si agonizaran, se arrepentían y pronto se regocijaban en el perdón de pecados.
* El poder de Dios sobre el ministerio de Charles G. Finney: (1830)
A veces, personas no salvas se sentían profundamente convictas de sus pecados tan pronto como entraban a la ciudad donde ministraba Finney. La congregación empezó a caer de sus asientos en todas las direcciones llorando y pidiendo misericordia. A menudo la convicción del Espíritu Santo atravesaba a la gente con intenso dolor y remordimiento por sus pecados y resistencia a Dios. En 1830 fueron convertidos por lo menos unas cien mil personas. El gran avivamiento de 1858 al 1859 barrió a los Estados Unidos de Norteamérica. Historiadores de avivamientos concuerdan en que la cifra de convertidos en este avivamiento ascendía a un millón de personas.
* El poder de Dios sobre el ministerio de Duncan Campbell: (1949)
La gente fue tan tomada con la convicción del Espíritu Santo que se quejaban implorando misericordia. Algunas veces la gente era sacada de sus casas por el potente poder del Espíritu e iban a lugares donde algunos miembros de la congregación estaban reunidos. Los cristianos gemías y los pecadores gritaban pidiendo misericordia. En el avivamiento de las islas Hébridas, parecía como si toda la isla estuviera saturada de Dios. Los turistas eran tomados por el Espíritu antes de que pusieran un pie en la isla. Otros andaban por los caminos durante la noche, incapaces de dormir debido a tal profunda convicción de pecado.
* Lo mismo ocurrió en 1740 con Johnatan Edwards; en 1743 con David Brainerd; en 1859 con Dwight L. Moody; en 1904 bajo el ministerio de Evan Roberts; y lo mismo en 1906 con William J. Seymour.

¿Cuál es la mayor y primera y más urgente necesidad de la iglesia hoy día?
“La iglesia necesita Poder”. “Ser investida de Poder”.
No podemos ganar nuestra ciudad para Cristo sin Poder.
Es una NECESIDAD que no puede pasarse por alto. No es una OPCIÓN. La iglesia necesita más que cualquier cosa hoy, PODER, PODER DE DIOS PARA SER TESTIGO. Tenemos que buscar, anhelar, desear, tener ese poder
“Hasta que seáis investidos de poder desde lo alto”
¿Por qué?
PORQUE DIOS PROMETIÓ DAR PODER A SU PUEBLO
* Joel 2:28 “Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne.”
¿Después de qué? Antes de esta promesa habla de “conversión, ayuno, lloro, lamento santificación, pedir perdón por los pecados de la gente”
* Salmo 29:11 “Jehová dará poder a su pueblo.”
* Lucas 24:49 “He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto.”
“Hasta” Indica una continuidad, una búsqueda que no finaliza mientras no se cumpla el objetivo.
– Indica un fin, un propósito, una meta, un objetivo.
* Jeremías 29:11 “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.”
Dios quiere darnos este fin, este propósito, pero debe haber en nosotros un “hasta”, no nos detenemos “hasta”, seguiremos orando “hasta”, ayunando “hasta”.
* Lucas 24:49 “Seáis investidos”
– Nacar Colunga: “Seáis revestidos” – Versión Popular: “Que reciban”
Pero todas dicen “hasta”, y muchos nos detenemos mucho antes de llegar. Muchos nos conformamos al comenzar el camino, o con la mitad del recorrido. Pero la Biblia dice: “hasta”, no pares, “hasta”, sigue adelante, “hasta ser investido de poder desde lo alto”
* Hechos 1:8 “pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.”
-Recibiréis: lambáno: “tomar, echar mano de” No se trata de esperar sin hacer, nada, sino de tomar, de arrebatar, agarrar.
-Poder: dúnamys: “fuerza, poder milagroso, eficacia o capacidad”
-Testigo: mártus: “testigo, mártir”
“Hasta que seáis investidos de poder desde lo alto”

POR QUE HEMOS PERDIDO ESE PODER
La iglesia de Jesucristo (en general) ha perdido ese poder. Ha perdido la capacidad de impactar a la sociedad.
* Romanos 5:20 “Mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia”. El problema es que está abundando el pecado, pero no la gracia.
¿Cuántos están bautizados con el Espíritu Santo? ¿Dónde está el poder de Dios sobre tu vida? No me importa si hablas en lenguas, la pregunta es: ¿Tienes poder? Para impactar a la sociedad, a la gente de tu trabajo, a tus vecinos, familiares, al panadero, etc.
Leonard Ravenhill: “Si todos los que dicen estar bautizados en el Espíritu Santo, realmente lo estuvieran, el mundo ardería en llamas.” Hemos dado más énfasis a las lenguas que a la necesidad de poder en cuanto al bautismo del Espíritu. Buscamos más hablar en lenguas que tener poder. ¿Tienes poder? ¿Hay eficacia en tus palabras cuando predicas, oras, testificas? ¿Hay poder sobre tu vida de tal manera que aún sin hablar la gente es convencida de pecado?
“Hasta que seáis investidos de poder desde lo alto”
Queremos confesar que SÍ tenemos ese poder, queremos aparentar que todo va bien “mientras la iglesia pierde el fuego del Espíritu, los pecadores se pierden en el fuego del infierno”.
Pedro tenía PODER.
* Hechos 2:14 “Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó la voz y les habló diciendo: Varones judíos, y todos los que habitáis en Jerusalén, esto os sea notorio, y oíd mis palabras.”
* Hechos 2:37-38 “Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.”
– Compungieron: “Perforar hasta atravesar”
* Hechos 2:41-47 “Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas. Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles. Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.”

Luego fueron 5000, después oraron y el lugar tembló y fueron llenos del Espíritu Santo y hablaban con denuedo la Palabra de Dios. (Hechos 4:31)
¡¡¡Porque Pedro tenía poder, la iglesia, tenía poder, poder de Dios para ser eficaces!!!
“Hasta que seáis investidos de poder desde lo alto”

Esteban tenía PODER
* Hechos 6:8 “Y Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes prodigios y señales entre el pueblo.”
Esteban estaba “lleno:” “Repleto o cubierto”. ¿De qué estamos llenándonos cada día? ¿De qué estás lleno? De palabrería, chisme, televisión, crítica, pereza, religión, incredulidad, etc. Hay tantas cosas que pueden llenarnos.
De gracia: Persuasión, credibilidad, convicción.
De poder: Fuerza, eficacia, capacidad, poder milagroso.
“Esteban estaba convencido de que era capaz” ¿Por qué? ¿Cómo lo sabemos?
“Porque hacía grandes prodigios y señales entre el pueblo.”
“Hasta que seáis investidos de poder desde lo alto”
¡¡¡Necesitamos poder!!! ¡¡¡Necesitamos poder!!! ¡¡¡La iglesia necesita, más que cualquier cosa en este tiempo PODER!!!
“Hasta que seáis investidos de poder desde lo alto”
Esteban tenía una capacidad para impactar a la gente, para transformar el ambiente, para hacer que los pecadores se arrepintieran y los religiosos se enfureciesen.
¡¡¡La iglesia ha perdido esa capacidad!!! Y hasta que no lo reconozcamos, nos humillemos, y busquemos a Dios Nada sobrenatural sucederá. ¡¡¡Necesitamos poder!!!

Felipe tenía PODER
Hechos 8:1 “Y Saulo consentía en su muerte. En aquel día hubo una gran persecución contra la iglesia que estaba en Jerusalén; y todos fueron esparcidos por las tierras de Judea y de Samaria, salvo los apóstoles. Y hombres piadosos llevaron a enterrar a Esteban, e hicieron gran llanto sobre él. Y Saulo asolaba la iglesia, y entrando casa por casa, arrastraba a hombres y a mujeres, y los entregaba en la cárcel. Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio. Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo.”

Esteban murió como mártir, porque tenía poder, estaba capacitado aún para morir por Cristo.
– Felipe predicaba a Cristo: No prediquemos sobre nuestra iglesia, nuestra religión, nosotros mismo, ¡¡¡Prediquemos a Cristo!!!
Hechos 8:6-7 “Y la gente, unánime, escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe, oyendo y viendo las señales que hacía. Porque de muchos que tenían espíritus inmundos, salían éstos dando grandes voces; y muchos paralíticos y cojos eran sanados.”
– La gente unánime, escuchaba a Felipe: Les predicaba a Cristo, no hablaba de futbol, de moda, de la última serie de televisión, de los programas del corazón. Hablaba de Cristo, “y la gente unánime le escuchaba”.
¿Por qué? ¿Cómo es posible? ¿Sucede esto contigo? ¿En Cuenca?
– Porque oían y veían las señales que hacía. Veían a los oprimidos por el diablo ser liberados, a los paralíticos y cojos sanados.
“Hasta que seáis investidos de poder desde lo alto”
¡¡¡Necesitamos PODER!!!
Hechos 8:8 “así que había gran gozo en aquella ciudad.”
Si algo necesita la sociedad actual, es gozo. Felipe tenía PODER, capacidad para impactar a toda una ciudad, transformarla, producirle gozo a través de la predicación de Cristo y del poder del Espíritu Santo.
Samaria fue transformada. Bautizada en un “enorme, extraño gozo”, porque un hombre lleno del poder de Dios pasó por allí y comenzó a predicar a Cristo.
“Hasta que seáis investidos de poder desde lo alto”
* Hechos 8:9-14 “Pero había un hombre llamado Simón, que antes ejercía la magia en aquella ciudad, y había engañado a la gente de Samaria, haciéndose pasar por algún grande. A éste oían atentamente todos, desde el más pequeño hasta el más grande, diciendo: Este es el gran poder de Dios. Y le estaban atentos, porque con sus artes mágicas les había engañado mucho tiempo. Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres. También creyó Simón mismo, y habiéndose bautizado, estaba siempre con Felipe; y viendo las señales y grandes milagros que se hacían, estaba atónito. Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, enviaron allá a Pedro y a Juan.”

– Simón engañaba a la gente mostrando un falso poder de Dios. ¿Por qué mostraba un falso poder de Dios? Porque no tenía poder, nada que ofrecer, sólo una fachada, palabrerías.
– Pero cuando creyeron a Felipe: El verdadero poder de Dios sobre tu vida, hará que la gente crea lo que dices, contradecirá a lo que dicen y hacen los magos, adivinos, mentirosos.
– Se bautizaban hombres y mujeres: Felipe tenía poder sobre su vida, estaba lleno del poder de Dios como Pedro, Esteban, Charles Finney, Moody, Wesley, Campbell. ¿Tienes poder sobre tu vida? ¿Tienes la capacidad para que una ciudad sea impactada, transformada, cambiada, bautizada en gozo? Hombres y mujeres se bautizaban.
– También creyó Simón: El poder de Dios sobre tu vida hará que aún los magos, agoreros, adivinos, hechiceros, mentirosos, crean en Jesucristo. ¿Tienes la capacidad, el poder para que esto ocurra?

Un padre de la iglesia: “La iglesia ya no puede decir: —No tengo plata ni oro—
—Pero tampoco puede decir: Levántate y anda—

– Los apóstoles oyeron lo que ocurría en Samaria: Cuando el poder de Dios esté sobre tu vida, la gente comenzará a oír, los creyentes oirán, los incrédulos oirán, los magos y hechiceros oirán, y vendrán a ver.
¡¡¡Necesitamos poder!!! No podemos seguir engañándonos a nosotros mismos, como Simón intentando hacernos creer que tenemos el gran poder de Dios.

1º) Reconocer que no tenemos ese poder, hemos perdido esa capacidad.
2º) Buscarlo de manera desesperada, en oración, ayuno, consagración, santidad, súplica.
3º) Comenzar a predicar a Cristo, a anunciar el Evangelio del Reino, el Nombre de Jesucristo que es poderoso.
No se recibe en un altar, sino en “cámara secreta”. Cada día, perseverando:
“Hasta que seáis investidos de poder desde lo alto”
Mateo 6:5-6 “Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.”
Mateo 6:9-10 “Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino.”
¿Cuándo dejaremos de orar? Hasta
¿Cuándo dejaremos de ayunar? Hasta
¿Cuándo dejaremos de perseverar? Hasta que seáis investidos de poder desde lo alto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s