IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

SENDAS ANTIGUAS

1 comentario

Sendas antiguas
Jeremías 6:16 “Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma.”
A lo largo de mi vida como creyente me he encontrado con diversidad de métodos usados en la iglesia. Sí, métodos para alcanzar a la gente, métodos de todas clases y de todos los colores. Pero como dijo E. M. Bounds: “La unción no pasa a través de métodos, sino a través de hombres, hombres de oración.”
Muchas veces nos podemos ver tentados a copiar o reutilizar métodos usados en otros lugares, en otras iglesias o incluso, lamentablemente, métodos inspirados y utilizados en el mundo. Todo para alcanzar el éxito, el aumento del número de personas que cada domingo inunden nuestras iglesias. Esto me recuerda a la historia relatada en el segundo libro de Samuel capítulo 6. En esta historia se nos menciona que David tuvo el deseo de pasar el arca de Dios a Jerusalén. Pero durante el camino hubo un incidente que acabó en desastre. Lo que en un principio parecía haber sido una buena intención, acabó en lamentación. El arca estaba siendo transportada en un carro nuevo tirado por unos bueyes, pero estos tropezaron y el arca se vio amenazada de caer al suelo. Uza, en su buena intención, extendió su mano para sostenerla y al instante el furor de Dios se encendió contra él y allí mismo murió. Puedo imaginarme a David pensando – ¿Qué fue lo que falló? ¿En qué nos equivocamos? —
Es interesante esta historia ya que nos recuerda lo peligroso que puede ser el imitar métodos inspirados por personas que no tienen el Espíritu de Dios. Personas que sí, pueden ser profesionales, pueden tener éxito en el mundo, en las finanzas o en atraer gente, pero no por eso debemos imitar su forma de trabajar. Gene Mims, autor del libro “la iglesia con enfoque en el reino” con respecto a esto mismo dice lo siguiente:
“Usted nunca descubrirá el significado completo de la iglesia ni la senda hacia una iglesia sana y triunfante en los métodos, las conferencias ni en las presentaciones de proyectos. Sólo comprenderá de manera cabal cuál es la vida y la misión de la iglesia en el corazón de Dios y en la voluntad de Él para su vida.” “El éxito, dice Mims, no se logra copiando las ideas de otros sino que consiste en conocer el modelo bíblico.”
Sé que muchos podrían debatir esto, pero déjame que cuente otra historia de la Biblia que nos aclarará más lo que pretendo explicar. En 1ª Samuel 6 se nos relata cuando los filisteos tuvieron en posesión suya el arca de Dios durante siete meses. Esto les fue para mal para ellos ya que su dios Dagón apareció mutilado y ellos se llenaron de tumores. Esto fue suficiente motivo para querer devolver el arca a los israelitas, ¿Qué método utilizarían? ¿Cómo y quién les diría como hacerlo? La Palabra de Dios nos relata que fueron sus sacerdotes paganos y sus adivinos los que les inspiraron la manera en que debían transportar el arca de Dios. 1ª Samuel 6:7 dice así: “Haced, pues, ahora un carro nuevo, y tomad luego dos vacas que críen, a las cuales no haya sido puesto yugo, y uncid las vacas al carro, y haced volver sus becerros de detrás de ellas a casa.” Ahora, si podemos extraer un principio espiritual interesante de este relato comparado con el de 2ª Samuel donde David intenta pasar el arca, sería el siguiente. El arca simbolizaba la presencia de Dios para los israelitas y David quería llevarla a Jerusalén usando unos métodos que fueron inspirados tiempo atrás por sacerdotes y adivinos paganos. El éxito de los filisteos fue evidente, el arca llegó sin problemas a manos de los israelitas. Ahora, David, pensando en su deseo de llevar la presencia de Dios a Jerusalén, se preguntaría como hacerlo. No consultó a la Palabra de Dios donde hubiera encontrado registrado la manera de cómo transportar el arca y quién debía hacerlo como dice Éxodo 25:14 “Y meterás las varas por los anillos a los lados del arca, para llevar el arca con ellas.” Esta era la manera en que debían llevar el arca, sobre los hombros de los levitas y con unas varas pasadas por unos anillos injertados en el arca. Tal y como decía Bounds en su cita anterior, la presencia de Dios debe llevarse no sobre métodos, sino sobre hombres y mujeres apartados para Dios, santificados, dedicados a la oración. Este fue el error de David, copiar métodos mundanos, inspirados por adivinos, por gente que no tiene nada que ver con el Espíritu de Dios. De igual manera, como decíamos al principio, muchas iglesias, grupos de jóvenes, intentan una y otra vez armonizar los métodos que el mundo utiliza para alcanzar el éxito y transportarlos a la iglesia. Puede parecer atractivo, seguro e incluso fácil, pero el resultado acabará en desastre tal y como le pasó al rey David. La única manera de llevar la presencia de Dios de un lugar a otro es sobre nuestras vidas y en la manera en que la Biblia indica y deja registrado no sólo para nosotros sino para todos aquellos que a través de la historia tuvieron este deseo. Esto es a lo que nos referimos con volver a las sendas antiguas. Tal y como clamaba el profeta, debemos pararnos en nuestro empeño de alcanzar el éxito, pararnos en nuestros caminos y pensar que tal vez los caminos de Dios son más altos que los nuestros (Isaías 55:9). Es ahí, desde esta perspectiva, sabiendo que las cosas espirituales se deben discernir espiritualmente, que debemos preguntar por las sendas antiguas, por aquellas que han andado muchos de los que nos han precedido y de los cuales no dudaríamos de su éxito en llevar la presencia de Dios sobre sus vidas. Si preguntásemos a hombres como Finney, Wesley o Moody nos dirían que su secreto no se fundó en lo que otros hicieron, sino en andar en la oración, en caminar predicando y en vivir la santidad. Volverse a Dios es el mensaje más antiguo y al mismo tiempo más reciente para el hombre de hoy, para el predicador y para aquel que nunca entregó su vida al Señor.
Esto fue lo que el rey David hizo, se paró en su empeño de llevar el arca, preguntó la manera en que debía hacerlo y la respuesta la encontró en la Palabra de Dios. La senda sobre la que debía caminar no fue la última innovación sino que fue sobre una palabra de Dios inspirada para guiar a aquellos que le habían precedido llevándoles al éxito en su misión. Querido hermano y hermana, no busques el éxito en cualquier escaparate, aún si tiene apariencia de iglesia. Busca los métodos de Dios y no del hombre, busca las sendas antiguas, aquellas que ya se escribieron, sobre las cuales otros han andado y las cuales pueden traer descanso para ti, para tu iglesia y para todo aquel que se proponga andar por ellas. Hay que reconocer que sin Él nada podemos hacer, reconocer que estuvimos equivocados, que fallamos y que de una manera urgente necesitamos preguntar por el buen camino. Y como la misma Palabra dice: “Lámpara es a mis pies tu Palabra y lumbrera a mi camino”. (Salmo 119:105)

Anuncios

Un pensamiento en “SENDAS ANTIGUAS

  1. Excelente Dios guia en estos dias bajo la oracion y su voluntad

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s