IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

El Equipo de Rescate

Deja un comentario

* Rescate: El salvamento de una persona o grupo de personas en una situación apurada, habitualmente en una emergencia, como una acción de ayuda durante un desastre natural o una catástrofe.

Hay multitud de equipos profesionales dedicados al salvamento de personas en diferentes contextos de peligro:

– Bomberos

– Guardacostas

– Grupos de operaciones especiales (ejército y policía), etc.

– Hay equipos especiales que sólo son requeridos en situaciones muy especiales como puede ser una guerra, secuestros, terremotos u otras catástrofes naturales, etc.

– En cada  uno de estos grupos de salvamento, es imprescindible trabajar en equipo y colaborar unos con otros para asegurar el éxito de la operación y para finalizar la misión habiendo salvado el mayor número de personas posibles.

En una operación de salvamento, lo último que hay que hacer es abandonar tu puesto y sobre todo abandonar a tu compañero/a.

Cuando alguien se alista a uno de estos equipos de rescate, no lo hace por la fama, ni por el dinero, ni por la aventura, su única y mayor motivación es: Salvar vidas.

Son muchas las personas que han sido rescatadas con vida de las aguas:

* Salvamento Marítimo rescató a 3.657 inmigrantes en 2012

* Rescatado en Alicante un hombre a la deriva sobre una tabla de ‘kitesurf’

* Rescatados los dos tripulantes de una barca hundida en Castellón

* Tres gallegos entre los rescatados de un naufragio

Pero desgraciadamente, son más las personas que no lograron sobrevivir:

* Siete náufragos sin nombre yacen ya en nichos anónimos a miles de kilómetros de casa

* Tres personas desaparecen en un barco frente a Melilla

* 100 personas han muerto y unas 100 se encuentran en paradero desconocido tras naufragar hoy un barco en un río en el estado nororiental indio de Assam,

* Número de muertos por naufragio llega a 52 en R. Dominicana

* El accidente en 1994 en Finlandia, en el que fallecieron más de 850 personas, el mayor desastre marítimo en aguas del continente

* 4 de enero de 1995 (Rumanía). 54 fallecidos, sin supervivientes, por el choque de dos buques de carga,

* 25 de diciembre de 1996 (Malta). 283 muertos tras el hundimiento de Franship, un barco panameño que llevaba inmigrantes ilegales procedentes de Asia.

De la misma manera, existe un mar llamado “mundo” en el que miles de almas están perdiendo la vida cada día.

Nuestro mar más cercano es Cuenca, y allí fuera hay más de 58.000 personas que están luchando con las tempestades y en peligro de naufragar y perder su vida en el infierno para siempre, por eso, Dios preparó un equipo de rescate, y estos son los componentes:

I. EL PADRE

Desde la primera hasta la última página de la Biblia vemos como El está constantemente tratando de atraer nuestra atención.

  • Génesis 3:15  Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.

El va hasta donde sea necesario para rescatarnos. No está dispuesto a que ninguna persona perezca sino que desea que todos procedan al arrepentimiento (2ª Pedro 3:9) Pero, ¿cómo lo hace? Yo lo veo como una operación de rescate.

“El Padre es el primer miembro del Equipo de Rescate”

El es el miembro principal de este gran equipo. Así como un imán atrae objetos metálicos, el Padre atrae a las personas hacia Su Hijo. Existe un campo magnético invisible. No puedes verlo, pero es poderoso. El Padre está constantemente atrayendo. El es el primero en tomar la iniciativa.

  • Juan 6:44  Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.
  • Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que entregó a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en Él crea, no se pierda, más tenga vida eterna.
  • Romanos 5:8  Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.
  • 1ª Juan 4:10  En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados.
  • Efesios 1:4-5 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,

 

Existe un equipo de rescate, y el Padre está a la cabeza de este equipo.

II. EL ESPÍRITU SANTO

  • En segundo lugar está el Espíritu Santo. Sin Él no sería posible la salvación del ser humano. Vemos al Espíritu Santo obrando en varias maneras diferentes con el fin de salvar a las personas.
  1. A.    Dando poder a los creyentes
  • Jesús dijo que era necesario el Espíritu Santo para ser testigos de Él: Hechos 1:8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo.
  • Cuando Jesús iba a comenzar su ministerio de rescatar a la gente, allí estaba el Espíritu Santo: Luc 4:14-15  Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor. Y enseñaba en las sinagogas de ellos, y era glorificado por todos.
  1. B.     Enviando a los creyentes a predicar
  • Vemos al Espíritu Santo comisionando a Pedro para ir a una operación de rescate: Hechos 10:19-20  Y mientras Pedro pensaba en la visión, le dijo el Espíritu: He aquí, tres hombres te buscan. Levántate, pues, y desciende y no dudes de ir con ellos, porque yo los he enviado.
  • Vemos al Espíritu Santo dirigiendo a Felipe a una operación de rescate: Hechos 8:29  Y el Espíritu dijo a Felipe: Acércate y júntate a ese carro.
  • Vemos al Espíritu Santo reclutando a Pablo y Bernabé para una operación de rescate: Hechos 13:2  Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.

 

  1. C.    Convenciendo al mundo
  • Jesús dijo: “Pero cuando el Espíritu Santo venga, el convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.”

Sin la convicción del Espíritu Santo en nuestras vidas, continuaríamos pecando y endureciendo nuestros corazones día tras día.

“El Espíritu Santo es el segundo miembro de este equipo de rescate.”

  • Lo vemos en la primera predicación de Pedro: Hechos 2:37  Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos?
  • La Regeneración: Es el acto decisivo e instantáneo del Espíritu Santo, en el que éste re-crea la naturaleza interna. Juan 3:5  Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.
  • El Espíritu Santo operando en el rescate del carcelero de Filipos: Hechos 16:30 ¿qué debo hacer para ser salvo?

Juan 15:26  Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí.

 

“El Espíritu Santo es el segundo miembro del Equipo de Rescate”

III. EL HIJO

  • Después viene el Hijo. Jesús dijo que si El fuere “levantado” en la crucifixión, El atraería hacía El a todos los hombres. (Juan 3:14)
  • Jesús también atrae, pero de una forma distinta. El es el que ofrece perdón. El es el único que puede limpiar nuestras conciencias, darnos un corazón nuevo, cancelar nuestra deuda de pecado y pagar nuestras facturas.
  • Después que una persona siente el tirón del Padre y siente la convicción de su pecado por el Espíritu Santo, es atraída hacia Cristo para ser limpiada. 1ª Juan 1:19 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.  El es el tercer miembro del equipo de rescate.
  • El Padre atrae nuestra atención, nos atrae hacia Él, y de repente, comenzamos a sentir una inquietud por el estado de nuestra alma. No es convicción, es curiosidad, cierto interés por Dios. Cuando su Palabra es predicada, anunciada, comienza a crear un acercamiento de la gente hacia Él.
  • Entonces aquí comienza la obra del Espíritu Santo. El viene a convencer de Pecado, de Justicia y Juicio. Compunge los corazones como en el día de Pentecostés. Hace sentir a la persona el peso de sus pecados, la necesidad de salvación como al carcelero de Filipos.
    • Es aquí, cuando el corazón está preparado, que viene Cristo, el tercer miembro del equipo de rescate. Cuando la persona se siente condenada, separada de Dios, sin esperanza, Cristo viene a perdonar y limpiar acercándonos a Dios: 1ª Juan 1:19 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.  El es el tercer miembro del equipo de rescate.
    • Vemos a Jesús rescatando al que sería el apóstol Pablo: Hch 9:3-5  Mas yendo por el camino, aconteció que al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo; y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? El dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón.
    • Abriendo el corazón de una mujer para rescatarla de la condenación: Hechos 16:14  Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía.

 

Existe un mar llamado mundo en el cuál miles de personas están perdiendo sus vidas cada día, y lo que es peor, su oportunidad de salvación, por eso, Dios diseñó un plan de rescate en el cual está el Padre, el Espíritu Santo y el Hijo, pero aún faltan algunos componentes del equipo.

 

IV. LOS ÁNGELES

  • Después vienen los ángeles. En el Libro de los Hebreos 1:14 se nos dice que los ángeles son espíritus ministradores que son enviados para servir a aquellos que han de ser salvos. Son los que cumplen las instrucciones del Padre para llevarnos a un punto en el que recibamos el mensaje de Dios. Ellos son el cuarto miembro del equipo de rescate.
  • Vemos a los ángeles trabajando en este equipo de rescate: Hch 10:3-6  Este vio claramente en una visión, como a la hora novena del día, que un ángel de Dios entraba donde él estaba, y le decía: Cornelio. El, mirándole fijamente, y atemorizado, dijo: ¿Qué es, Señor? Y le dijo: Tus oraciones y tus limosnas han subido para memoria delante de Dios. Envía, pues, ahora hombres a Jope, y haz venir a Simón, el que tiene por sobrenombre Pedro. Este posa en casa de cierto Simón curtidor, que tiene su casa junto al mar; él te dirá lo que es necesario que hagas.
  • Vemos a un ángel preparando el encuentro entre Felipe y el Eunuco: Hechos 8:26-28 Un ángel del Señor habló a Felipe, diciendo: Levántate y vé hacia el sur, por el camino que desciende de Jerusalén a Gaza, el cual es desierto. Entonces él se levantó y fue. Y sucedió que un etíope, eunuco, funcionario de Candace reina de los etíopes, el cual estaba sobre todos sus tesoros, y había venido a Jerusalén para adorar, volvía sentado en su carro, y leyendo al profeta Isaías.

“El cuarto miembro del equipo de rescate son los ángeles”

 

V. TU Y YO

  • Finalmente estamos TÚ Y YO. Tenemos al Padre, al Hijo, al Espíritu Santo y a los ángeles del cielo obrando constantemente para la salvación del mundo. Es entonces cuando escuchamos la llamada: Isaías 6:8 ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Romanos 10:14  ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?
  • Dios nos invita a ser parte del gran equipo de rescate. Somos el quinto elemento de este gran equipo. Antes de salir a evangelizar, siempre tenemos que pensar que todo el cielo nos está esperando para que llevemos a cabo nuestra parte.

Cada vez que salimos a la calle, hay todo un equipo en movimiento, realizando cada uno su función, atrayendo a la gente, preparando sus corazones, poniéndolas en nuestro camino, mostrándoles su necesidad, convenciendo de pecado, pero esta operación no podrá dar resultado, si tú no estás ahí. Si no estás preparado. Si no estás dispuesto a salir y rescatar vidas.

 

“Tú y yo, somos el quinto miembro del equipo de rescate” Hay toda una multitud ahí fuera pereciendo porque no hay nadie que les predique, que les diga la verdad acerca de Dios, de la salvación, del pecado. Tenemos una misión, rescatar almas para Cristo.

 

  • Operación Pablo: Dios contó con un hombre llamado Ananías para ir y rescatar la vida de Pablo.
  • Operación Eunuco: Dios contó con Felipe, un ángel habló a Felipe sobre este eunuco. Luego el Espíritu Santo le ordenó acercarse al eunuco. Felipe era parte del equipo de rescate.
  • Operación Cornelio: El Espíritu Santo contó con Pedro para ir a rescatar, no sólo a Cornelio, sino a toda su casa. No importaba que fuese gentil, oficial romano. Necesitaba ser rescatado y Dios envió a un hombre, Pedro.

 

Tu y yo, somos el equipo de rescate. Dios cuenta con nosotros, para salvar a muchos.

 

(Película)

 

CONCLUSIÓN

  • Mateo 20:28  como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
  • 1ª Timoteo 2:6  el cual se dio a sí mismo en rescate por todos,

¿Cuántos se quieren alistar a este equipo de rescate? ¿Cuántos dicen sí, al llamado del Señor?

¿Habrá hoy alguien aquí que necesita ser rescatado por Cristo?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s