IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

COMPORTATE COMO UN CRISTIANO

Deja un comentario

Romanos 2:17-28 dice así: “Ahora bien, tú que llevas el nombre de judíó; que dependes de la ley y te jactas de tu relación con Dios; que conoces su voluntad y sabes discernir lo que es mejor porque eres instruído por la ley; que estás convencido de ser guía de los ciegos y luz de los que están en la oscuridad, instructor de los ignorantes, maestro de los sencillos, pues tienes en la ley la esencia misma del conocimiento y de la verdad; en fin, tú que enseñas a otros, ¿no te enseñas a ti mismo? Tú que predicas contra el robo ¿robas? Tú que dices que no se debe de cometer adulterio, ¿adulteras? Tú que aborreces a los ídolos, ¿robas de sus templos? Tú que te jactas de la ley, ¿deshonras a Dios quebrantando la ley? Así está escrito: <<Por vuestra causa se blasfema el nombre de Dios entre los gentiles.>> La circuncisión tiene valor si observas la ley; pero si la quebrantas, vienes a ser como un incircunciso. Por lo tanto, si los gentiles cumplen los requisitos de la ley, ¿no se les considerará como si estuvieran circuncidados?  El que no está físicamente circuncidado, pero obedece a la ley, te condenará a ti que, a pesar de tener el mandamiento escrito* y la circuncisión, quebrantas la ley. Lo exterior no hace a nadie judío, ni consiste la circuncisión en una señal en el cuerpo. El verdadero judío lo es interiormente; y la circuncisión es la del corazón, la que realiza el Espíritu, no el mandamiento escrito. Al que es judío así, lo alaba Dios y no la gente.”

Contextualicemos un poco:

(v.17) “He aquí, tú tienes el sobrenombre de cristiano”

La palabra “Cristiano” aparece tan sólo tres veces en la Biblia

* Primera: Hechos 11:26  “Y se congregaron allí todo un año con la iglesia,  y enseñaron a mucha gente;  y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía”.

* Segunda: Hechos 26:28  “Entonces Agripa dijo a Pablo: Por poco me persuades a ser cristiano”.

* Tercera: 1ª Pedro 4:16  “Pero si alguno padece como cristiano,  no se avergüence,  sino glorifique a Dios por ello”.

– Matthew Henry: Hasta ahora los seguidores de Cristo eran llamados discípulos, esto es, aprendices, estudiantes, pero desde esa época fueron llamados cristianos. El significado apropiado de este nombre es seguidor de Cristo; denota a uno que, con pensamiento serio, abraza la religión de Cristo, cree sus promesas, y hace que su principal tarea sea formar su vida por los preceptos y el ejemplo de Cristo.

  “Y te apoyas en la Palabra”

Usamos la Palabra de Dios para fortalecernos, para animarnos, para recordar sus promesas, para comprobar cuan bueno es Dios con nosotros.

* Salmo 119:42  “Y daré por respuesta a mi avergonzador, que en tu Palabra he confiado”.

* Sal 119:105  “Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino”.

“Y te glorías en Dios”

* 1ª Corintios 1:31para que,  como está escrito: El que se gloría,  gloríese en el Señor”. (2ª Corintios 10:17)

(v.18) “Y conoces su voluntad”

* Mateo 6:10  “Venga tu reino. Hágase tu voluntad,  como en el cielo,  así también en la tierra”.

* Romanos 12:2  “No os conforméis a este siglo,  sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento,  para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios,  agradable y perfecta”.

Sabes que es buena, agradable y perfecta.

* Efesios 1:9 “Dios nos dio a conocer el misterio de su voluntad”.

“Instruido por la Palabra apruebas lo mejor”

* 2ª Timoteo 3:16  “Toda la Escritura es inspirada por Dios,  y útil para enseñar,  para redargüir,  para corregir,  para instruir en justicia”.

 (v.19) “Confías en que eres guía de ciegos, luz de los que están en tinieblas”

* Mateo 5:14 “Vosotros sois la luz del mundo”.

* Mateo 5:16 “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres”.

* 2ª Corintios 5:19 “Nos encargó a nosotros la palabra de reconciliación”.

(v.20) “Instructor de los indoctos (ignorantes)”

Muchos de vosotros enseñáis o habéis enseñado la Palabra de Dios a gente que la desconoce. Gente que viene con problemas a vosotros y le enseñáis lo que la Palabra dice. ¿Cuántos no han recordado a algún hermano alguna promesa alguna vez?

“Maestro de niños” (de los sencillos)

Se puede referir tanto a los niños literalmente como a los niños espirituales. Aquellos que acaban de renacer en el Señor.

Muchos de ustedes han participado en discipulados, han encaminado a otros con la Palabra.

Nuestros años en el Señor, nuestra experiencia, nos ayuda a enseñar a los que están comenzando.

Algunos son maestros de niños literalmente. Enseñan a los niños la Palabra. Quizás a tus propios hijos estás enseñando a confiar en Dios, les dices que deben orar, leer la Palabra, creer en Dios, no pecar, etc.

“Pues tienes en la ley la esencia misma del conocimiento y de la verdad”

* Juan 8:32 “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”.

* Juan 14:6 “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”.

*Juan 17:17 “Santifícalos en tu verdad, tu palabra es verdad”.

 Según estos versículos: “Somos cristianos porque seguimos a Cristo; Nos apoyamos en la Palabra de Dios; Nos gloriamos en Dios solamente; Conocemos su voluntad; Somos instruidos en la Palabra por lo tanto aprobamos lo mejor; Somos guías de ciegos, y enseñamos el camino a los que están en tinieblas; Somos instructores de los indoctos, de los que no saben; Somos maestros para niños, para aquellos que se acaban de convertir y para nuestros propios hijos; ¿Por qué? Porque tenemos la Verdad.

(v.21) “Tú,  pues,  que enseñas a otro,  ¿no te enseñas a ti mismo?”

Nadie es más sabio que el que pone en práctica los consejos que da a otros.

¿Estamos enseñando con nuestras palabras y dejando que nuestras obras nos respalden, que nuestro testimonio, nuestros hechos griten más que nuestras palabras? ¿Vivimos lo que enseñamos?

– Enseñamos sobre la oración ¿Oras?

– Enseñamos la importancia de leer la Palabra ¿Lees la Palabra?

– Enseñamos que Dios no aprueba la mentira ¿Mentimos?

– Enseñamos que Dios ama al dador alegre ¿Damos con alegría?

– Enseñamos sobre el perdón ¿Guardamos algo en nuestro corazón contra alguien?

– La fidelidad, la importancia de asistir a los cultos, el tener cuidado con las palabras deshonestas, el ayunar, etc.

* Hebreo 5:12  “Porque debiendo ser ya maestros,  después de tanto tiempo,  tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios;  y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche,  y no de alimento sólido”.

* Santiago 3:1  “Hermanos míos,  no os hagáis maestros muchos de vosotros,  sabiendo que recibiremos mayor condenación”.

“Tú que predicas que no se ha de hurtar,  ¿hurtas?”

* Malaquías 3:8  “¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas”.

* Levítico 19:13  “No oprimirás a tu prójimo, ni le robarás. No retendrás el salario del jornalero en tu casa hasta la mañana”.

Hay muchas formas de robar:

Podemos robar tiempo a Dios o a nuestra familia. “Dios no quiere tiempo robado”.

Cuando Dios nos da 24 horas al día y ni media hora de esas 24 apartamos para buscarle ¿Estamos robando tiempo a Dios?

Podemos robar dinero a Dios:

Cuando Dios nos da para que demos, nos bendice para que bendigamos, nos alimenta  y hace que nos sobre y no somos capaces de ofrendar o diezmar para Él, o para su obra ¿Estamos robando a Dios?

Podemos robarle gloria a Dios:

Cuando no le reconocemos en todos nuestros caminos (Proverbios 3.6).

Cuando no le estamos dando la gloria a Él en alguna bendición que nos da (Romanos 1:21).

Cuando Dios nos bendice, nos sana, nos provee, etc., y no damos testimonio de ello ¿Estamos robando a Dios la gloria que le pertenece o el que otros le puedan dar gloria?

Cuando tenemos oportunidad de hacer buenas obras, de ayudar, de proveer para alguien y no lo hacemos ¿Estamos robando a Dios?

Mateo 5:16 “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”.

(v.22) “Tú que dices que no se ha de adulterar, ¿adulteras?”

* Mateo 5:28  “Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla,  ya adulteró con ella en su corazón”.

La idolatría es una forma de adulterar. Cuando ponemos cosas por encima de Dios. Cuando el sueño o la pereza es más importante que asistir a adorar al Señor o escuchar su Palabra ¿No estamos adulterando?

El pueblo de Israel adulteró una y otra vez con Dios a través de sus ídolos.

“Tú que aborreceslos ídolos, ¿robas de sus templos?”

Nos es fácil señalar los ídolos de los demás, pero a veces vivimos de ellos. Para muchos es un ídolo el dinero y amamos las ganancias deshonestas, somos avariciosos, agarrados.

Es fácil decir que alguien tiene como dios a las riquezas, pero cuando no damos para el Señor porque tenemos poco dinero ¿No estamos confiando más en lo poco que tenemos que en Dios que podría proveernos?

(v.23) “Tú que te jactas de la Palabra,  ¿deshonras a Dios no cumpliéndola?”

Biblia Lenguaje sencillo: “Están orgullosos de tener la Biblia, pero no la obedecen y son una vergüenza para Dios.”

Castellano Antiguo: “Presumes de tu conocimiento de la ley de Dios, y la deshonras violándola cuando te conviene.”

Dios Habla Hoy:Te glorías de la ley, pero deshonras a Dios porque la desobedeces”

Palabra de Dios para todos: “Te sientes muy orgulloso de decir que conoces la ley de Dios, pero deshonras a Dios cuando no la cumples.”

¡¡Guau!! Creo que la Palabra misma es clara y fácil de entender. El que tenga oídos para oír, que oiga lo que el Señor está diciendo.

 (V. 24) “Porque como está escrito,  el nombre de Dios es blasfemado entre los gentiles por causa de vosotros”.

Comentario de la Biblia Diario Vivir: Si usted dice formar parte del pueblo de Dios, su vida debe reflejar a Dios. Cuando le desobedece, deshonra su nombre y por ello la gente incluso puede hablar mal de Dios. ¿Qué piensa de Dios la gente al contemplar su vida?

Comentario de la Biblia Plenitud: A menudo, el peor enemigo del evangelio y del honor de Dios es el pecado en las vidas de aquellos que profesan ser creyentes.

V.25) “La circuncisión (el ser evangélico o asistir a la iglesia) tiene valor si observas la Palabra; pero si la quebrantas (no obedeciéndola) vienes a ser como un incircunsiso (alguien que no es evangélico, ni asiste a la iglesia, ni cree en Dios)”

De nada vale llamarse cristiano, o evangélico, o religioso sino vivimos lo que predicamos. Tiene valor para Dios ir a la iglesia, ser pastor, evangelista o diácono, si vives conforme a la Palabra de Dios. Si tus actos te respaldan. Si tu vida glorifica a Dios en todo momento. Pero si no obedeces la Palabra de Dios, sino guardas los mandamientos de Jesús, no demuestras que le amas, no demuestras que eres nacido de nuevo. Eres, según este texto, como alguien que no ha nacido de nuevo, que poco le importa agradar a Dios.

V.26) “Por lo tanto, si los gentiles (aquellos que no han nacido de nuevo) cumplen la Palabra, sus princípios, ¿no se les considerará como si fuesen creyentes o nacidos de nuevo?”

Claro, sé lo que me van a decir: “La salvación es por fe  y no por obras.” Amén, yo también lo creo, y no estoy diciendo que los que no han nacido de nuevo serán salvos si simplemente cumplen algunos requisitos de la Palabra de Dios. Creo en el nuevo nacimiento, en la salvación por fe en Jesucristo. Lo que trato de hacer entender, y lo que creo que el apóstol Pablo está tratando de explicarnos es que NO TIENE NINGÚN VALOR QUE NOS LLAMEMOS CRISTIANOS O EVANGÉLICOS O PENTECOSTALES O BAUTISTAS O COMO QUIERA QUE NOS LLAMEMOS… SI NO LE DAMOS IMPORTANCIA A LA PALABRA, AL TESTIMONIO, AL AGRADAR A DIOS. Creo que Pablo nos dice: ¿Cómo es posible que hayan personas que no han nacido de nuevo y tengan una ética mejor a la nuestra? ¿Cómo es posible que la gente del mundo viva unos patrones de conducta más excelentes a los nuestros? ¿Cómo es posible que los que están muertos en sus delitos y pecados puedan vivir vidas más santas a las nuestras siendo que nosotros tenemos al Espíritu Santo y una nueva naturaleza?

Es normal que ellos roben, adulteren, blasfemen, mientan, ¡¡¡¿Pero nosotros?!!!

V.27) “El que no está físicamente circuncidado (que no ha nacido de nuevo o no es evangélico) pero obedece la Palabra de Dios, te condenará a ti que, a pesar de tener el mandamiento escrito (La Palabra) y la circuncisión (el nuevo nacimiento y el bautismo) quebrantas la Palabra.”

No puedes decir que no puedes obedecer la Palabra de Dios teniendo una nueva naturaleza, teniendo al Espíritu Santo, habiendo sido lavado con la Sangre de Jesucristo, habiendo recibido el amor de Dios en tu corazón por el Espíritu Santo, y un gran etc., y que otros que están muertos en sus pecados, que están cegados, que son carnales, que no tienen al Espíritu Santo, que viven en condenación sí obedezcan la Palabra (aún indirectamente) al no robar, no mentir, no usar palabras deshonestas, o tener una buena armonía familiar.

V.28) “Lo exterior no hace a nadie cristiano, ni consiste la circuncisión (el nuevo nacimiento, el bautismo) en una señal en el cuerpo.”

Cristianismos no es ir a la iglesia. Nacer de nuevo no es leer la Biblia. No es aparentar ser creyente. No es orar a Dios todos los días. No es ayunar. No es cumplir con los ritos y ordenanzas como diezmar, bautizarse o participar de la santa cena. Vá mucho más allá.

V.29) “El verdadero cristiano lo es interiormente; y la circuncisión es la del corazón, la que realiza el Espíritu, no el mandamiento escrito. Al que es cristiano así, lo alaba Dios no la gente.”

Si naciste de nuevo, no necesitas que nadie te vea para comportarte como un cristiano. No necesitas estar delante de nadie para ser un buen trabajador en tu empresa, para ser honrado. No eres honrado en tu empresa o en tu escuela para que la gente te vea. Tu corazón es nuevo, pertenece a Jesús y anhela agradarle a Él. Por eso lo haces. Te vean o no. No buscas el aplauso de la gente sino de Dios. No te escondes para hacer algo malo, porque sabes que Dios te ve y le honras a Él.

Hagamos un llamado a la santidad, al ser hacedores de la Palabra y no tan sólo oidores. A dejar toda clase de hipocresía, de pecado oculto. A ser luz delante de los hombres, en medio de la oscuridad. A que puedan glorificar a Dios por nuestras vidas, por nuestra conducta. A que puedan creer en Dios por lo que ven en nosotros, por la sencillez pero a la vez la transparencia, lo real, lo autentico.

Cristiano se es, y se demuestra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s