IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

RENDIDOS ANTE LA CRUZ

Deja un comentario

La cruz, símbolo del cristianismo, de nuestra redención. Todo el cristianismo, todo el evangelio, aun toda la escritura se centra y encuentra propósito en la “cruz”. Ahora bien, siendo algo tan importante, a lo largo de los años que llevo en el evangelio me he encontrado con mucha gente que no entiende realmente el significado de la cruz. ¿Por qué la cruz me provee el perdón de mis pecados? ¿Por qué el hecho de que Jesús muriera en una cruz me da salvación? ¿Por qué era necesaria su muerte?, y aun hay muchos que entendiendo la teología, no han conseguido ver y entender el precio sublime de la cruz, pues no ha producido ninguna respuesta en sus vidas.

Por medio de este mensaje espero que puedas entender el porqué fue necesaria la cruz y el precio tan sublime que Jesús tuvo que pagar en ella, pero sobre todo le pido al Espíritu Santo que hoy puedas tener una verdadera revelación en tu interior del significado de la cruz y la respuesta en ti sea una  RENDICIÓN TOTAL ante la cruz.

EL MOTIVO DE LA CRUZ

Rom 5:19  Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores.

El pecado pasó a toda la humanidad por la desobediencia de un hombre (Adán). Esto puede parecer injusto pues parece que por el mal que cometió uno tenemos que pagar todos. Pero no se trata de que Dios quisiera hacernos pagar a todos, se trata de que el pecado pasó a formar parte de la naturaleza del hombre. Es decir, Dios nos creó sin pecado, sólo el bien formaba parte de la naturaleza del hombre, pero este decidió conocer también el mal y por medio de la desobediencia dio paso a que el mal entrara en su naturaleza (en sus miembros), la cual está compuesta de espíritu, alma y cuerpo. Y el hombre al reproducirse, se reproduce transmitiendo su naturaleza tal cual es, pasando esta de generación a generación. Por ello toda la humanidad está contagiada de esa naturaleza pecaminosa.

¿Cuál es la consecuencia del pecado?

Rom 5:12  Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.

Versión “La Palabra”  Fue el ser humano el que introdujo el pecado en el mundo, y con el pecado la muerte. Y como todos pecaron, de todos se adueñó la muerte.

Rom 6:23  Porque la paga del pecado es muerte

(BLA*)  El pecado paga un salario, y es la muerte.

Destino de la humanidad: muerte espiritual (separación de Dios), dominio del pecado en el hombre, enfermedad física, muerte física y muerte eterna (infierno).

Juicio justo? SÍ, porque el hombre transgredió la ley

(Anécdota de un juez al que le toca sentenciar condena sobre su propio hijo) Al igual Dios como padre y creador nuestro aunque nos ama debe de aplicar la ley para ser un juez justo y que se cumpla la ley.

Era justo entonces que nosotros cumpliéramos la condena? Sí, PERO …

Efe 2:4-5 Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo(por gracia sois salvos),

Ef. 2:4-5 “Versión la Palabra” Pero la piedad de Dios es grande, e inmenso su amor hacia nosotros. Por eso, aunque estábamos muertos en razón de nuestras culpas, nos hizo revivir junto con Cristo (la salvación es pura generosidad de Dios).

Por su misericordia, por pura generosidad, Dios ideó un plan               SUSTITUCIÓN

  • Sustitución: alguien que muere en lugar de otro

Desde el principió ya Dios ideó el plan para salvarnos (Gn. 3:15) (BLS)  »Haré que tú y la mujer, sean enemigas; pondré enemistad entre sus descendientes y los tuyos. Un hijo suyo te aplastará la cabeza, y tú le morderás el talón».

Esta es la primera mención del mesías que nacería de mujer, el cual aplastaría en victoria a satanás (la serpiente), venciendo así al pecado y a la muerte.

Antes de Jesucristo: sistema de sacrificio animal (Hbr.9:22 según la ley, sin derramamiento de sangre no se hace remisión)

Ej.:

  • Adán y Eva. Dios sacrificó animales para tapar sus vergüenzas (Gn. 3:21)
  • Abel ofreció un sacrificio acepto por Dios, los primogénitos de sus ovejas (Gn.4:4-5)
  • Noé sacrificó animales a Dios después del diluvio (Gn. 8:20-21)
  • Cuando Abraham iba a sacrificar a Isaac, Dios proveyó un carnero para que muriera en lugar de Isaac (Gn. 22:10-13)

v  Con la nación de Israel, Dios ordeno el sacrificio para la expiación de los pecados, donde cada uno debía ofrecer un animal sin defecto como sustituto a la persona que lo entregaba (Lev 5:17-18  Finalmente, si una persona pecare, o hiciere alguna de todas aquellas cosas que por mandamiento de Jehová no se han de hacer, aun sin hacerlo a sabiendas, es culpable, y llevará su pecado. Traerá, pues, al sacerdote para expiación, según se estime, un carnero sin defecto de los rebaños; y el sacerdote le hará expiación por el error que cometió, y será perdonado.) Además el sumo-sacerdote debía de ofrecer sacrificio y entrar al lugar Santísimo 1 vez al año para la expiación de los pecados del pueblo.

Pero este sacrificio no era perfecto, pues tan sólo detenía el juicio de Dios sobre el pueblo por un tiempo, pues cubría los pecados pero no quitaba el pecado del corazón del hombre.

Buena noticia: Dios proveyó el sacrificio (sustituto) perfecto: JESUCRISTO

Heb 10:1-4  Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan.

De otra manera cesarían de ofrecerse, pues los que tributan este culto, limpios una vez, no tendrían ya más conciencia de pecado.

Pero en estos sacrificios cada año se hace memoria de los pecados;  porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados.

Heb 10:11-19  Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados; pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies; porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.

Y nos atestigua lo mismo el Espíritu Santo; porque después de haber dicho: Este es el pacto que haré con ellos después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, y en sus mentes las escribiré, añade: Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones.

Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por el pecado.

Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo.

Dios mismo hecho hombre es el sacrificio perfecto, pues solamente en Dios no hay pecado. Él es el cordero sin mancha, sin pecado que sería inmolado por nosotros. Sólo por medio del Hijo de Dios podemos no sólo cubrir nuestros pecados sino ser libres del pecado. Pues sólo en Él, en quien habita toda la plenitud de la Deidad, está el poder para vencer al pecado y a la muerte.

En aquella cruz fue ofrecido una vez y para siempre el sacrificio perfecto para pagar nuestra culpa. Ya no hay que ofrecer más sacrificios de sangre. Él entró a la presencia del Padre como sumo sacerdote ofreciendo su propia sangre en remisión por nuestros pecados. ÉL TOMO TU LUGAR, NUESTRO LUGAR.

EL PRECIO DE LA CRUZ

Para que podamos entender bien cuál fue el precio de la cruz, primero debemos comprender que Jesucristo era 100% hombre y 100% Dios.

Su humanidad:

  • Gál 4:4  Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer.
  • Flp 2:8  y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.
  • 1Ti 2:5  Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre
  • 1Jn 4:2  En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios;

(también tenemos su genealogía y su título como hijo de hombre)

Su deidad:

  • Col.2:9 En cuya humanidad habita toda la plenitud de la divinidad.
  • Jn 10:30  Yo y el Padre uno somos.
  • Jua 14:7-10  Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto. Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta.

Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?   ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras.

(sus títulos como Hijo de Dios, Rey de Reyes, Señor de Señores, Alfa y omega, el verbo de Dios, …)

Jesús, sufrió la cruz como hombre pero también como Dios. Generalmente se exalta mucho la pasión de Cristo, su sufrimiento físico. El cual por la historia, sabemos que fue una tortura hasta el extremo, de hecho la crucifixión ha sido la tortura y sentencia de muerte más severa que se ha impuesto sobre el hombre durante siglos. Los latigazos le arrancaban literalmente la piel y la carne, la corona de espinas atravesaron sus sienes, los clavos atravesaron sus manos y pies, la asfixia en los pulmones, las burlas y humillación pública, etc…Tal fueron sus heridas que perdió toda la sangre de su cuerpo y murió tan sólo en 6 horas, mientras que en cualquier crucifixión normal solían durar varios días.

Jesús tuvo que pagar un precio muy alto de sufrir la cruz físicamente, por amor a nosotros. Pero no podemos olvidarnos del verdadero precio de la cruz, el cual le diferencia a Jesús de muchos otros hombres que igualmente sufrieron la cruz. Y es el hecho de que no era un simple hombre, sino que era Dios mismo tomando el peso del pecado de toda la humanidad.

Él siendo Dios Santo, Santo, Santo, no podía soportar el pecado, es abominación para Él. Estoy segura que su agonía la noche anterior en el monte de los olivos, cuando clamó al Padre que si era posible pasara de él esa copa, no era solo por el sufrimiento físico que sabía que le esperaba. Él se entregó como sacrificio así mismo sabiendo que toda la escoria del pecado vendría sobre Él.

Cuando toda la culpa del pecado vino sobre Jesús, el Padre tuvo que apartar su rostro de Él, tuvo que abandonarlo por un momento. Por lo que Jesús clamó: “Eli, Eli, lama sabactani” Dios mío, Dios mío, porque me has abandonado?.

Por un momento el Padre y el Hijo dejaron de ser uno!!! El Padre no podía tener comunión con el Hijo porque se hizo pecado por nosotros. Este es el precio más grande de la cruz. Y es gracias a ese precio que el mismo Hijo de Dios estuvo dispuesto a pagar, que tu y yo hoy tenemos el regalo del perdón de nuestros pecados.

TU RESPUESTA ANTE LA CRUZ.

La 1ª respuesta debería de ser el arrepentimiento de pecado y con ello, la obtención de tu perdón. Para lo que deberás de recibirle como Señor y Salvador.

1Jn 1:9  Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

Rom 10:9-10 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

Jua 1:12  Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;

La 2ª respuesta debería de ser la rendición total de nuestras vidas. “Ya no vivo para mí mismo, sino para Cristo”

Pablo dijo:

Gál 2:20  Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

Flp 1:21  Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.

Frente a la cruz ya no son mis sueños, ni mis planes, sino despojarme de ellos para abrazar el plan de Dios para mi vida. Ya no hay el buscar mi comodidad, lo que a mí me apetece, lo que yo siento de hacer, mis derechos. Sino un gran ¡¡¡ME DEBO A CRISTO!!!

Pablo dijo en Flp 3:7-10 Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo. A fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte.

¡¡¡Frente a la cruz no hay quejas, ni excusas, sólo puede haber rendición total!!! ¡¡¡Nos debemos a Cristo!!!

La 3ª respuesta debe de ser la obediencia a la gran comisión. Debemos de tener el deseo de que Cristo recoja el fruto de su aflicción.

Isa 53:11  Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos.

Iglesia ora, clama, predica, vive y enseña a Jesucristo todos los días. Pues aun son muchos los que se pierden.

Trabajemos para que Él vea el fruto de su aflicción. Su sacrificio merece que sean muchos los rescatados del pecado, pues Él no murió por pocos, murió por todos. Él no desea que ninguno se pierda, sino que todos procedan al arrepentimiento.

Pablo dijo: ¡¡Ay de mí sino predicare el evangelio!!; los discípulos no podían cesar de predicar y enseñar a Jesucristo todos los días en el templo y por las casas, ¿Por qué? Porque ellos vieron la cruz, ellos se rindieron ante la cruz, el sacrificio de la cruz y el poder de su resurrección los marcó para siempre.

CONCLUSIÓN:

¿Podrás tú hoy ver la cruz? ¿Podrás tú hoy valorar el precio que pagó Jesús?

¿CUÁL VA A SER TU RESPUESTA ANTE LA CRUZ?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s