IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

SUFRIRÁ LA SANA DOCTRINA

Deja un comentario

INTRODUCCIÓN

 2ª Carta a Timoteo capítulo 4

 Ciudad: Éfeso: La ciudad más importante de la provincia romana de Asia, en la costa occidental de lo que es ahora la Turquía Asiática. Según vemos en Hechos 19, Éfeso era un importante centro de adoración pagana. Al mismo tiempo, también sabemos por Hechos 19, que fue el lugar donde más conversos ganó Pablo.

 * Receptor: Timoteo, pastor de la Iglesia.

Timoteo era nativo de Listra (Hch. 16:1), de madre Judía y de padre griego. Su madre se llamaba Eunice, y su abuela Loida (2ª Tim. 1:5). Fue convertido por Pablo (1ª Tim. 1:2). Se unió a Pablo en su segundo viaje misionero (Hch. 16:3), alrededor del año 51 d. C. Su nombramiento provino de Dios (1ª Tim. 1:18) fue apartado para la obra por Pablo y los ancianos (1ª Tim. 4:14; 2ª Tim. 1:6). Acompañó a Pablo hasta Troas, Filipos, Tesalónica y Berea. Quedó en Berea hasta que Pablo lo mandó llamar desde Atenas (Hch. 17:14-15). Luego Pablo lo envió nuevamente a Tesalónica (1ª Tes. 3:1-2). Cuando volvió, ya Pablo se había ido a Corinto (Hch. 18:5; 1ª Tes. 3:6). Colaboró en la escritura de las epístolas a Tesalónica (1ª Tes. 1:1; 2ª Tes. 1:1). Más tarde Pablo le envió de Éfeso a Corinto (1ª Cor. 4:17). Pablo se le unió en Macedonia y tuvo él parte en la escritura de 2ª Corintios (Hch. 19:22; 2ª Cor. 1:1). Acompañó a Pablo en parte del viaje a Jerusalén (Hch. 20:4). Si le acompañó en todo el camino a Jerusalén y a Roma no se nos dice, pero después aparece con Pablo en Roma (Fil. 1:1; 2:19-22; Col. 1:1; Filemón 1). Más tarde se le halla en Éfeso, en donde se le dirige esta epístola. Se le urge que venga a Roma (2ª Tim. 4:9). Que haya llegado a Roma antes de la muerte de Pablo o no, no lo sabemos. Se le nombra en Heb. 13:23, como recién salido de la cárcel. Era de temperamento tímido y retraído, y no tan apto como Tito para entenderse con los perturbadores de las iglesias. No gozaba de muy buena salud (1ª Tim. 5:2). Él y Lucas fueron los dos compañeros más constantes de Pablo, quien le amaba entrañablemente y se sentía solo sin él.

Dice la tradición que después de la muerte de Pablo su trabajo fue el cuidado de la iglesia de Éfeso, y que padeció el martirio bajo Nerva o Domiciano. Esto le haría colaborador del apóstol Juan.

Contexto histórico particular

La Iglesia que pastoreaba Timoteo en Éfeso estaba amenazada por diferentes doctrinas según vemos en sus dos cartas:

1ª Timoteo 1:4 “Había quienes enseñaban diferentes doctrinas, fábulas y estudios genealógicos.”

1ª Timoteo 4 “nos habla de apostasía, de espíritus engañadores y de doctrinas de demonios. Habla de hipócritas mentirosos con la conciencia cauterizada. Habla de prácticas ascetas como la prohibición de casarse o la abstención de alimentos.

2ª Timoteo 2:18 “nos habla de aquellos que predicaban que la resurrección ya había ocurrido.”

2ª Timoteo 2:14 “nos habla de aquellas frecuentes disputas sobre asuntos sin sentido que lo único que conseguían era que la gente se perdiera más.”

1ª Timoteo 6:20 “nos habla también del gnosticismo o del falso conocimiento que lanzaba argumentos contra la sana doctrina del Evangelio.”

 Falsos maestros: Pablo advierte a Timoteo que los tiempos serán cada vez más peligrosos y comunicar el Evangelio será cada vez más difícil, ya que surgirán nuevos maestros que no estarán comprometidos con el verdadero Evangelio. Dirán a la gente lo que quieren oír y no la verdad.

Las personas: de los tiempos finales no soportarán la sana doctrina. No tolerarán el Evangelio tal cual, porque no se adapta a sus necesidades o deseos. Por lo tanto, buscarán maestros que les enseñen lo que quieren oír. Que acallen sus conciencias, que les digan lo fácil que es ser cristiano y lo poco que deben consagrarse.

Es por eso, que el apóstol Pablo, antes de morir, le dice a Timoteo:

2ª Timoteo 4:1-4 “Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.”

ALGUNAS CORRIENTES TEOLÓGICAS (2ª Ti. 4:3-4)

Esas corrientes teológicas que circulaban por Éfeso y otras más, han viajado en el tiempo, han ido adaptándose hasta llegar hasta nuestros días.

* El profetismo moderno: donde exaltan el ministerio profético y enseñan que sólo los profetas tienen la capacidad de conocer la verdad oculta de Dios. Y que sus enseñanzas tienen carácter inspiracional.

* Doctrina de la falsa prosperidad: el que está enfermo está en pecado, el pobre está en pecado, puntos de contacto.

* La confesión positiva: su fundador escuchó, según él, que Jesús le dijo cuáles eran los cuatro pasos necesarios:

1. Dilo: Confiese positivamente, de acuerdo a lo que el individuo quiere, eso habrá de recibir.

2. Hazlo: Tómalo por la fe, de acuerdo a tu acción lo recibes o no.

3. Recíbelo: Al tener fe en tu fe, o fe en tus palabras, te conectas con la fuente de poder en el cielo.

4. Cuéntalo: Cuenta a otros tu propia experiencia y así colaborarás en la extensión del movimiento de la fe.

– La confesión positiva abraza la idea de que el hombre fue creado en términos de igualdad a Dios, y puede levantarse ante la presencia de Dios sin sentido alguno de inferioridad.”Kenneth Hagin

– Nunca, nunca, nunca, vayas al Señor para decirle: Si es tu voluntad. No permitas que esas palabras destructoras de la fe salgan de tu boca.

* Los Pactos: Sostiene que todo pacto va acompañado de una ofrenda ya que ella es la llave maestra que abre la puerta de los milagros financieros, familiares, y hasta la salvación de amigos y familiares. Se basan en los pactos que Dios hizo con Noé, Abraham, Jacob y los hijos de Israel.

* El Apostolado moderno

* Maldiciones generacionales:

La enseñanza principal en esta doctrina está en que las cosas malas que nos suceden son consecuencia de los pecados de nuestros antepasados. Una lista de cosas adversas, tales como (miedo, problemas en los pies, dolores de cabezas, migrañas, enfermedades del corazón, complejo de inferioridad, insomnio, esclerosis múltiple, auto-imagen negativa, condición nerviosa, infartos, pobreza, hijos rebeldes, familiares inconversos, preocupaciones, etc. son maldiciones.) Y estas maldiciones nos llegaron “de gratis”, simplemente por haber venido de una familia cuyo árbol genealógico fue infectado por la iniquidad. Según esta enseñanza, el árbol familiar de cualquier persona puede ser maldecido por el pecado de uno de sus miembros.

Algunos de los textos para referirse a esta doctrina o corriente teológica son los siguientes:

* Éxodo 20:4-5 “No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás;porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,”

* Génesis 9:20-23 Donde vemos la bendición y la maldición que Noé pronunció sobre sus dos hijos.

* Levítico 26:40-42 “Y confesarán su iniquidad, y la iniquidad de sus padres, por su prevaricación con que prevaricaron contra mí; y también porque anduvieron conmigo en oposición, yo también habré andado en contra de ellos, y los habré hecho entrar en la tierra de sus enemigos; y entonces se humillará su corazón incircunciso, y reconocerán su pecado. Entonces yo me acordaré de mi pacto con Jacob,y asimismo de mi pacto con Isaac, y también de mi pacto con Abraham me acordaré, y haré memoria de la tierra.”

Con este pasaje se afirma que debemos pedir perdón por los pecados de nuestros antepasados vivos o muertos, o pedir perdón por los pecados de nuestros padres.

* Daniel 9:1-7 y 9:15-17 donde encontramos la intercesión de Daniel por su pueblo con palabras como  “hemos pecado, hemos cometido iniquidad, hemos hecho impíamente, hemos sido rebeldes y nos hemos apartado…etc.”

Con esta clase de intercesión se prevé cancelar el efecto del pecado de nuestra nación, o el pecado de nuestros antepasados.

Oraciones de renuncia por pecados de nuestros padres, por prácticas de hechicería, brujería u otra clase de ocultismo.

Cristianos enfermos, con problemas mentales, problemas financieros, etc., que creen que todo esto es fruto de una maldición arrojada sobres sus vidas o sobre su familia.

–  ¿Es todo esto parte de lo que Pablo trató de advertir a Timoteo?

– ¿Forma esto parte de las doctrinas diferentes y los estudios genealógicos que habla Pablo en 1ª Timoteo 1:4?

– ¿Forma esto parte de esa apostasía, de esos espíritus engañadores y de esas doctrinas de demonios que habla en 1ª Timoteo 4?

– ¿Forma esto parte de ese falso conocimiento que lanza argumentos contra la sana doctrina como dice en 1ª Timoteo 6:20?

 ¿Qué dice la Palabra en cuanto a esto? ¿Es bíblico que un cristiano sufra de pecados generacionales? ¿Es bíblico que un cristiano sea objeto de una maldición que le han echado a él o a su familia?

¿Es bíblico que pidamos perdón por los pecados de nuestros antepasados o incluso de nuestra nación o ciudad?

LA PALABRA (2ª Ti. 4:1-2)

“Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.”

Doctrina de la Expiación: “Borrar las culpas mediante un sacrificio”

  • Isaías 53:10 “Cuando haya puesto su vida en expiación por los pecados…”
  • Romanos 5:6-8 Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.”
  • 2ª Corintios 5:21 Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.”
  • 1ª Pedro 2:24 quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.”
  • 1ª Pedro 3:18  “Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;”
  • Hebreos 9:28 “así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar (tomar arriba o recoger) los pecados de muchos;”

En el A.T., se utilizaba la sangre de animales para expiar los pecados del pueblo. El único inconveniente era que esta sangre, no quitaba el pecado, sino que los cubría. Hebreos 10:11  “Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados;”

La expiación nos enseña que el hombre alcanza la libertad de todos sus pecados por medio del sacrificio de Cristo, como dice Hebreos 10:12pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados,… v.14-18)” porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados. Y nos atestigua lo mismo el Espíritu Santo; porque después de haber dicho: Este es el pacto que haré con ellos después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, Y en sus mentes las escribiré, añade: Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones. Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por el pecado.”

Doctrina de la Regeneración: “Restablecer algo que se degeneró”; En biología: recuperar los organismos vivos por reconstrucción de las partes dañadas o perdidas.” Recuperar – Restablecer.

La doctrina del nuevo nacimiento nos habla de un acto de regeneración que le da entrada al hombre al reino de Dios por el lavamiento de sus pecados, por este acto el hombre es lavado y renovado, rompiendo con ello toda cadena de pecado y se anulan todas las actuaciones de su vida pasada.

  • Colosenses 2:13-14  “Antes de recibir esa circuncisión, ustedes estaban muertos en sus pecados. Sin embargo, Dios nos dio vida en unión con Cristo, al perdonarnos todos los pecados y anular (frotar para borrar, eliminar) la deuda que teníamos pendiente por los requisitos de la ley. Él anuló esa deuda que nos era adversa, clavándola en la cruz.”

Otras versiones dicen: “la arrancó, la suprimió, la quitó, la hizo desaparecer, la eliminó.

Según las corrientes teológicas: “Yo tengo que cancelar las malas consecuencias espirituales de las acciones de mis antepasados o de mis padres, o incluso de mis antiguos pecados.”

 Según la Palabra de Dios: “Cristo canceló, suprimió, quitó, anuló, hizo desaparecer, eliminó el acta, la deuda (documento o bono legal) que era en mi contra, que teníamos pendiente por los requisitos de la ley…”

  • 2ª Corintios 5:17 “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es, las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas.”
  • Colosenses 1:21 “Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado…”
  • Tito 3:4-6 “Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador…”

Doctrina de la Justificación: Es el acto mediante el cual Dios declara justo al injusto. No significa hacer al pecador justo, sino declararlo justo. Es más que el perdón ya que el perdón puede librar puede librar de la condena del pecado, pero no de la culpabilidad. En la Justificación, Dios no sólo perdona al pecador, sino que lo declara justo y libre de la culpabilidad de su pecado. Delante de Dios es como si nunca hubiera pecado. El hombre queda en un estado de paz con Dios.

  • Romanos 5:1 “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.”
  • Romanos 5:9-10 “Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.

Doctrina de la Redención: En el Nuevo Testamento redimir lleva la idea de comprar un esclavo para ponerlo en libertad.

– Los hombres aparecen como esclavos, vendidos y sujetos al pecado (Romanos 7:14)

– Andan conforme a la corriente de este mundo y conforme al príncipe de la potestad del aire (Efesios 2:2)

– El hombre que está sin Cristo, anda bajo maldición: “Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición” (Gálatas 3:10)

Cristo es nuestro Redentor por habernos comprado con su propia sangre:

  • Mateo 20:28 “como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.”
  • 1ª Timoteo 2:6 “el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo.”
  •  1ª Pedro 1:18-19 “sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación,”
  • Juan 19:30 “Consumado es.” Terminar, completar, ejecutar, concluir, descargar, pagar, satisfacer, cumplimentar o cumplir.

Era la palabra utilizada cuando se iba a pagar un impuesto o una tasa. El cobrador ponía una especie de sello que decía: Pagado

CONCLUSIÓN

Según la Palabra de Dios. La Sana doctrina basada en la Expiación; Regeneración; Justificación y la Redención en Cristo, nuestros pecados y la deuda que teníamos pendientes por los requisitos de la ley (Col. 2:14) han quedado borrados, anulados, eliminados para siempre (He. 10:12-18)

Somos culpables por nuestro propio pecado. Somos afectados por el pecado no confesado y del cual no nos hemos arrepentido. Pero si naciste de nuevo, si pediste perdón por tus pecados, si confesaste a Jesucristo como Señor y Salvador de tu Vida, si aceptaste el perdón, la salvación por gracia, el regalo de Dios en Cristo… tus pecados han sido borrados y ninguna maldición puede afectarte.

El diablo no puede tocarte por maldiciones que alguien arroje sobre tu vida a no ser que estés viviendo en pecado. El pecado no confesado y del cual no nos hemos arrepentido es la única base legal para que el diablo pueda tocarnos.

¿Qué sucede si he creído que los pecados de mis antepasados me afectaban? ¿Qué sucede si he creído que alguien arrojó una maldición sobre mí aún siendo creyente? ¿Qué sucede si realmente estoy experimentando alguna clase de “maldición” si soy creyente?

  • Juan 8:44 “El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.”

Creíste una mentira del enemigo y en base a esa mentira has estado pagando una deuda que no te pertenece.

Daniel 9:1-7 y 9:15-17 donde encontramos la intercesión de Daniel por su pueblo con palabras como  “hemos pecado, hemos cometido iniquidad, hemos hecho impíamente, hemos sido rebeldes y nos hemos apartado…etc.”

 El contexto histórico, cultural e inmediato de este texto nos dice lo siguiente:

1. La única forma de expiación de los pecados era a través del derramamiento de sangre de un animal y por medio de un intercesor que era el sacerdote.

2. Daniel y su pueblo se encuentran en Babilonia: Lo cual nos dice que no se estaba ejerciendo la función sacerdotal de expiar los pecados del pueblo por varias razones:

– Muchos sacerdotes se habían mezclado con las prácticas paganas de Babilonia.

– No tenían libertad para practicar sus ritos o su religión.

– Daniel es declarado por la Biblia como un hombre intachable, justo y santo, además de la situación de autoridad en la que se encontraba aún dentro del gobierno de Babilonia. Lo cual le llevó a ejercer esa función de intercesor por su pueblo.

¿Es aplicable este texto a nosotros?

1. El único medio de redención era la sangre como dice Hebreos 9:22 y sin derramamiento de sangre no se hace remisión.”

2. Cristo ya derramó su sangre como el Cordero expiatorio y como hemos visto anteriormente.

3. La función de intercesor ya la hizo Cristo en la Cruz y sigue haciéndola sentado a la diestra de Dios (Romanos 8:34)

4. 1ª Juan 1:9 “confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.”

– Confesar nuestros pecados (no de nadie más)

–  Nos perdona el pecado

– Nos limpia de la maldad (consecuencias)

 Podemos orar para que Dios abra el entendimiento de la gente, abra sus ojos, y sus oídos. Pero necesitamos predicarle a Cristo, presentarle a Cristo, acercarle a Cristo. Y sólo en el  momento en el que aceptan a Cristo, sus pecados son perdonados y pasan de muerte a vida, de maldición a bendición.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s