IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

Menuda Iglesia

Deja un comentario

1ª Corintios 1:1-2  “Pablo, llamado a ser apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Sóstenes, a la iglesia de Dios que está en Corinto,”

¿Qué nos viene a la mente cuando pensamos en la Iglesia? Seguramente, dependiendo de en que iglesia pensemos, nos vendrá una cosa u otra a la mente.

¿Qué palabras usamos para describir a una iglesia?

¿Qué es la Iglesia para nosotros?

¿Amamos en verdad a la Iglesia?

¿Es la Iglesia perfecta? ¿Imperfecta?

A LA IGLESIA

El apóstol Pablo dirige su carta a la Iglesia. Pero, ¿qué es la Iglesia?

–          La Congregación, los llamados fuera, la comunidad de miembros. Aquellos que han creído en Jesucristo como Señor y Salvador y lo demuestran obedeciendo su Palabra. Andando como Jesús andaba.

–                Es una institución creada por Dios mismo, por Jesucristo. La primera vez aparece en Mateo 16:18 cuando Jesús dice: “Y yo también te digo, que tú eres Pedro,y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.”

Es en Hechos 2 donde se origina la Iglesia, donde comienza y lo vemos por algunas características:

–          Estaban juntos (reunidos, congregados) lo cual indica una funcionalidad de la Iglesia.

–          Estaban unánimes: que también es una característica esencial de la Iglesia.

–          Estaban orando: (teniendo comunión con Dios) lo cual es una característica de la Iglesia. Mt. 21:13

–          Estaban obedeciendo: Pues Jesús les ordenó que no salieran de Jerusalén, sino que esperasen. La Iglesia está formada por aquellos que no sólo creen, sino que obedecen.

–          El Espíritu Santo vino sobre ellos: Esto fue una indicación de que estaban en la voluntad de Dios. La Iglesia que está junta, unánime, orando y obedeciendo, fácilmente experimentará de manera continua el derramamiento del Espíritu Santo.

–          Salieron fuera: Esta es otra característica de la Iglesia. Ekklesía: Llamados fuera.

El derramamiento del Espíritu Santo tiene la principal función de impulsarnos fuera para predicar con Poder el Evangelio de Cristo.

Según vemos aquí:

–          La Iglesia se compone de personas que se juntan con un mismo propósito.

Aquí no cabe lugar para llaneros solitarios, para personas que no quieren congregarse. Si eres iglesia, necesitas congregarte con la Iglesia.

–          La Iglesia está compuesta de personas que se juntan con un mismo propósito, y que viven la unanimidad. No sólo están juntas, están unánimes. Tienen claro el propósito, la visión, la meta.

–          La Iglesia es un lugar de oración, oración hecha por personas juntas y unánimes. (Hch. 12:5)

–          La Iglesia es un lugar de obediencia a la Palabra de Dios y por lo tanto donde se predica la Palabra de Dios, donde se cree la Palabra de Dios.

–          La Iglesia es un lugar donde como consecuencia a todo lo anterior, el Espíritu Santo desciende, llena, capacita, sana, trae libertad, poder, unción, dones y donde somos alentados, fortalecidos, impulsados a salir fuera, a predicar, a decir sí al llamado, al servicio. Somos la Iglesia, eres la Iglesia. Vive como Iglesia.

Si fue constituida por Dios, por Cristo, esto me dice varias cosas:

–          Que tiene un carácter espiritual: La Iglesia no es un club, no es una asociación común y corriente, no  es una reunión de vecinos, o de amigos o de personas que tienen algo en común. Es Espiritual, la componen personas espirituales que tienen el Espíritu de Dios por haber nacido de nuevo y por andan continuamente en el Espíritu.

–          Que tiene un carácter sobrenatural: Cualquier asociación, negocio, institución humana, etc., está sujeta a las condiciones que le rodean. Los negocios fracasan por causa de la crisis, aún las instituciones sociales, porque dependen de los recursos económicos, políticos, humanos. Pero, la Iglesia, si fue constituida por Cristo, tiene un carácter ESPIRITUAL y SOBRENATURAL.

Aunque Dios usa los recursos naturales, usa a las personas, usa las condiciones que rodean a la Iglesia, la Iglesia depende exclusivamente de Dios. Jesús dijo: “Yo edificaré (fortaleceré, estimularé) mi Iglesia… (Yo voy a ser el constructor)    Y las puertas del Hades no prevalecerán (superarán, vencerán, derrotarán) contra ella.” (Mt. 16:18)

“La Iglesia es espiritual, es sobrenatural, es construida, edificada, estimulada y fortalecida por Cristo. Y no hay nada en la tierra ni debajo de ella que pueda prevalecer contra la Iglesia, que pueda superarla, vencerla o derrotarla”

 Si quieres salvar tu vida

No te subas a los automóviles: Ellos son causa del 20% de los accidentes fatales. No te quedes en casa: 17% de todos los accidentes ocurren en casa. No te vayas caminando por las calles: 14% de todos los accidentes suceden a los peatones. No te vayas de viaje en avión, en tren o por mar: 16% de todos los accidentes suceden de esta manera.

 Si quieres salvar tu vida, VE A LA IGLESIA

Solo .001% de todas las muertes ocurren durante un servicio de adoración en la Iglesia, y estos están relacionados a desórdenes físicos previos. Fuera de ahí… el lugar más seguro para estar la mayor parte del tiempo es en la Iglesia. Un lugar que es aún mucho más SEGURO es un estudio bíblico, el porcentaje es todavía menor. ¡VE A LA IGLESIA! PODRIA SALVAR TU VIDA.

  • QUE ESTÁ EN CORINTO

Sabemos lo que es la Iglesia, quienes la constituyen, cuál es su función. Ahora, Pablo está escribiendo a una Iglesia en particular, local, la Iglesia que está en Corinto.

¿Qué de particular tiene esto? Igualmente es la Iglesia…

Contexto histórico:

Corinto dominaba tanto el tránsito comercial terrestre como el comercio entre Italia y Asia.

Fue destruida en el año 146 a.C por el cónsul Romano Lucio Mumio. Así quedó por cien años, hasta que Julio César la volvió a fundar en el año 44 a.C como colonia romana.

Economía: La prosperidad retornó a la ciudad casi de inmediato debido a sus puertos, el abastecimiento de agua que tenía, la relación con Roma, los juegos istmicos de Corinto cuya importancia solo era sobrepasada por los Olimpicos.

Influencia: Esto hizo que la ciudad fuese repoblada por los Libertos, cuya condición era apenas superior a los esclavos. Corinto experimentó rápidamente un influjo de gente tanto de Oriente como de Occidente junto con todas las ventajas y los males contaminantes.

Religión y cultura: Los romanos que la dominaban, traían consigo sus leyes, cultura y religiones. Pero como el mundo romano había sido helenizado (influenciado por la cultura griega) y Corinto era griega por su historia, pues a esto se añadió otras religiones griegas, filosofías y artes.

Del Oriente vinieron los cultos mistéricos de Egipto y Asia y los judíos trajeron sus sinagogas y su creencia singular en un Dios único.

El vicio y la religión florecían el uno junto al otro. Llegó a ganar tanta reputación por los vicios sexuales que se le acuñó el verbo: korinthiazo (actuar como un corintio, fornicar).

Las enfermedades venéreas estaban a la orden del día, así que algunos dioses fueron la respuesta a esta plaga. Comenzaron a cortar miembros sexuales masculinos y los entregaban a ciertas divinidades (la Cibeles).

Todo este conjunto sugiere que Corinto en tiempos de Pablo era simultáneamente, el equivalente a Nueva York, Los Ángeles y Las Vegas.

La Iglesia: Estaba compuesta por judíos, griegos, libres y esclavos, ricos y pobres (1ª Co. 12:13). Muchos habían sido idólatras (6:10-11; 8:7; 12:2).

Pablo tiene que corregir asuntos como:

–          Grupos que estaban divididos entre líderes como Pedro, Apolos, Pablo (cap. 1)

–          La influencia griega que refutaba el hecho de que Dios (hecho carne) pudiera morir en una cruz.

–          El gnosticismo. Los que creían que a través de la sabiduría se podía alcanzar la perfección.

–          Los falsos maestros y falsos apóstoles que se atribuían los méritos de haber fundado la Iglesia de Corinto.

–          Los que asistían a festines en los templos (8:1-10:22)

–          Problemas matrimoniales (divorcios, separaciones, sexuales) (Cap. 7)

–          Fornicaciones que ni aún se nombran entre los gentiles (Cap. 5)

–          Hermanos que acusaban a otros ante los tribunales (6:1-11)

–          Algunos habían sido fornicarios, idólatras, adúlteros, afeminados, homosexuales, ladrones, avaros, borrachos, maldicientes, estafadores. (6:9-10)

–          Tenía que lidiar con algunos que le acusaban de falso apóstol o de buscar su propio provecho (Cap. 9)

–          Hermanos que decían tener derecho a acudir a las prostitutas (6:12-20)

–          Los que negaban la resurrección de Cristo o la resurrección futura (15:1-58)

–          Los abusos de la cena del Señor. Se hacía distinción entre los ricos y los pobres. Algunos por esta causa estaban enfermos y otros habían muerto.

–          Los problemas que había con el uso de los dones, con las lenguas, las profecías. La falsa espiritualidad.

–          Los que se bautizaban por los muertos.

–          Los que venían predicando otro tipo de evangelio.

La Iglesia de Corinto era un Iglesia que abundaba en los dones del Espíritu, pero que carecía de la unidad, del amor, de la fraternidad, del tacto, de la sencillez, carecía  de madurez y de espiritualidad verdadera.

Esta, hermanos y hermanas, era la Iglesia que estaba en Corinto. ¿Quién querría pastorear una iglesia así? ¿Quién querría formar parte de una iglesia así? En todas las iglesias que Pablo fundó hubo problemas. En las Iglesias que menciona Apocalipsis se muestran problemas, pero ninguna como la de Corinto. He conocido problemas serios en la Iglesia actual de España, pero ninguna iglesia como la de Corinto. Pero, aún así, tengo que recordar que se trata de…

  • LA IGLESIA DE DIOS

No es la Iglesia de Pablo. No es la Iglesia de Asambleas de Dios, del pastor Rafa, Luis o Jesse. Es la Iglesia de Dios.

1ª Corintios 1:1-2  “Pablo, llamado a ser apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Sóstenes, a la iglesia de Dios que está en Corinto,”

–          En Corinto, sí, pero de Dios.

–          Imperfeta, sí, pero de Dios.

La Iglesia es de Dios, es su Iglesia. Dios ama a la Iglesia, a Su Iglesia. Él edifica su Iglesia, yo no puedo destruirla con mis chismes, con mis juicios, con mi manera de medir.

–          Efesios 5:23 “Cristo es la Cabeza de la Iglesia”

–          Efesios 5:25 “Cristo ama a la Iglesia y se entregó por ella”

–          Efesios 5:26 “Cristo quiere santificar a su Iglesia, quiere purificarla”

–          Efesios 5:29 “Cristo cuida y sustenta a su Iglesia”

–          Hechos 20:28 “Cristo la ganó con su propia sangre”

–          Efesios 1:23 “La Iglesia es la plenitud de Aquel que todo lo llena”

–          1ª Timoteo 3:15 “Es columna y baluarte de la verdad”

Juan 21:15-17 Tres veces Jesús le dice a Pedro “Apacienta mis ovejas, pastorealas”

–          Guiar

–          Cuidar

–          Dar de comer, alimentar

–          Proteger

–          Vendar

–          Corregir

Pablo escribió a la Iglesia de Dios en Corinto, en Corinto sí, con todo lo que eso implica, pero a la Iglesia de Dios.

Hagamos un compromiso con Dios de:

–          Orar por la Iglesia                                 – Velar por la Iglesia

–          Amar a la Iglesia                                   – Defender la Iglesia

–          Bendecir a la Iglesia                             – Edificar la Iglesia

–          Cuidar la Iglesia

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s