IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

¿A QUIÉN ESTÁS ESCUCHANDO?

1 comentario

1ª Samuel 14:36

 “Después Saúl dijo: Persigamos a los filisteos toda la noche y saqueemos sus bienes hasta el amanecer. Destruyamos hasta el último hombre. Sus hombres respondieron: Haremos lo que mejor te parezca. Pero el sacerdote dijo: Primero consultemos a Dios.”

 NVI “Y dijo: Vayamos esta noche tras los filisteos. Antes de que amanezca, quitémosles todo lo que tienen y no dejemos a nadie con vida. Haz lo que te parezca mejor le respondieron. Primero debemos consultar a Dios intervino el sacerdote.”

 INTRODUCCIÓN

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, estamos escuchando voces, voces y más voces. Mensajes a nuestra conciencia, a nuestro corazón, a nuestra mente. Es información que nuestro cerebro recibe e interpreta dando como resultado una acción positiva o negativa.

Son voces que nos comunican qué hacer, como sentirnos, como actuar, como hablar, como vestir, que pensar. Cada mensaje provoca una reacción: Odio, alegría, rencor, rabia, amor, pesar, vergüenza, compasión, tristeza, admiración, fe o duda, etc.

Estamos bombardeados por la información: Medios informativos, televisión, prensa, radio, mensajes subliminales, cine, educación, manifestaciones, aún las pintadas en las calles nos están comunicando algo.

Nadie está libre de este bombardeo de información: Niños, jóvenes y adultos.

La noticia de una enfermedad que no esperabas o de un familiar, una carta del banco, una llamada inesperada, etc. Voces, voces y más voces que nos provocan reacciones positivas y negativas. Nadie puede escapar de ello, pero la pregunta es:

¿A QUIÉN VAS A ESCUCHAR?

 ¿A quién estás escuchando?

1ª Samuel 14:36 nos da un ejemplo de esto:

Una voz decía: “Haz lo que te parezca mejor.”

–          Otra voz decía: “Consultemos primero a Dios.”

¿A quién estás escuchando? ¿Qué gritan tus circunstancias o las circunstancias que te rodean?

Es fácil citar la Biblia cuando todo parece ir bien. Pero ¿Qué, cuando las circunstancias no nos sonríen? En momentos buenos, y en momentos no tan buenos, te pregunto:

¿A QUIÉN ESTÁS ESCUCHANDO?

 LA VOZ DE ESTE MUNDO vs LA VOZ DE DIOS

¡¡Nadie puede escapar de oír el mensaje que este mundo está gritando!!

Voces, voces y más voces. Las escuchamos todos, en todo momento, en todo lugar. Cada frase que leemos, nos está lanzando un mensaje. Cada medio de comunicación, cada pintada en la calle, cada imagen. Son mensajes directos o indirectos a nuestra mente y a nuestro corazón.

  •                   EL MENSAJE FINANCIERO O ECONÓMICO

El mundo tiene un mensaje para ti: ¡¡CRISIS!!

Es el mensaje que a través de todos los medios nos están lanzando.

* Oficialmente hay 4,9 millones de gente en el paro.

* Unas 200 familias pierden sus casas a diario en España.

* Dos de cada tres jóvenes ya busca trabajo fuera de España.

No hace falta hablar más sobre lo que el mundo está gritando sobre la economía. Sólo tienes que encender el televisor, escuchar la radio o leer la prensa, ahí lo tienes. ¡¡CRISIS!!

En el Evangelio de Mateo capítulo 5 leemos varias veces la frase: “Oísteis que fue dicho…”

– Oísteis que fue dicho…. No hay trabajo

– Oísteis que fue dicho…. Las deudas suben

– Oísteis que fue dicho…. Cuesta llegar a fin de mes

– Oísteis que fue dicho…. Hacer la compra cada vez es más difícil

Este es el mensaje desesperante que el mundo está lanzando, es la realidad en la que vive la gente. Es la voz sonante, que más se está escuchando. Parece que no hay alternativa a esto, que es el único mensaje que podemos recibir.

Sí, para aquellos que no tienen otra esperanza, para aquellos que no creen en alguien superior a sus problemas, pero para los que han confiado en Cristo, SI HAY OTRA ALTERNATIVA, OTRA OPINIÓN DIFERENTE QUE ESCUCHAR.

Cada vez que Jesús menciona las palabras “Oísteis que fue dicho… termina con las palabras… Pero Yo os digo.”

 ¿A QUIÉN ESTÁS ESCUCHANDO?

¿A QUIÉN VAS A ESCUCHAR?

 “Oísteis que fue dichoPero yo os digo… Filipenses 4:19  “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.”

Oísteis que fue dichoPero yo os digo…” Salmo 23:1 “El Señor es tu pastor, nada te faltará…”

Oísteis que fue dichoPero yo os dijo…Salmo 34:4-10  “Busqué a Jehová, y él me oyó, Y me libró de todos mis temores. Los que miraron a él fueron alumbrados, Y sus rostros no fueron avergonzados. Este pobre clamó, y le oyó Jehová, Y lo libró de todas sus angustias. El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los defiende. Gustad, y ved que es bueno Jehová; Dichoso el hombre que confía en él. Temed a Jehová, vosotros sus santos, Pues nada falta a los que le temen. Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; Pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien.”

“Oísteis que fue dicho… Pero yo os digo…Salmo 34:19  “Muchas son las aflicciones del justo, Pero de todas ellas le librará Jehová.”

 ¿A QUIÉN ESTÁS ESCUCHANDO?

¿A QUIÉN VAS A ESCUCHAR?

 El mundo grita sus problemas… Pero la otra alternativa es escuchar la Palabra de Dios:

Proverbios 3:9-10 “Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; Y serán llenos tus graneros con abundancia, y tus lagares rebosarán de mosto.”

* 2ª Corintios 9:10-11 “Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come,proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.”

 Yo conozco la realidad, y conozco el mensaje que nos rodea en cuanto a la economía, pero yo decido a quién quiero escuchar. No se trata de negar la realidad, pero sé que Dios es real, verdadero y decido escucharlo a él y confiar en su Palabra.

Génesis 3:1-5 “Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis;  sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.”

Esta es la voz que vas a oír cuando estés pasando por momentos difíciles. La voz que intenta poner en duda la Palabra de Dios y sus promesas. En esta ocasión vino representada en una serpiente, pero a ti te hablará en forma de familiar o amigo. La voz que pone en duda a Dios y sus promesas.

A veces puede ser la voz de la ciencia, de la política, de la experiencia, de la sabiduría de este mundo, de la religión, etc.

¿A quién estás escuchando?

 

  •                 EL MENSAJE DE TEMOR

– Las noticias sobre enfermedades, cánceres o tumores son cada vez más comunes. Por eso el mundo está ¡¡gritando!! Su mensaje que viene a traer miedo, alarma, pánico.

– Los productos cosméticos anti edad y las operaciones plásticas están a la orden del día, en gran parte por el temor a la muerte, al envejecimiento, a contraer enfermedades, al paso del tiempo.

– Las noticias financieras, la corrupción política, la violencia juvenil, el mensaje que este mundo está lanzando a nuestros hijos o jóvenes.

– Las rupturas matrimoniales o familiares.

– El abuso doméstico, etc. ¡¡TEMOR, PÁNICO, ALARMA, INQUIETUD, DESESPERANZA, ETC.!! Es el mensaje que este mundo está lanzado, pero te pregunto a ti, cristiano, que eres hijo de Dios:

¿A QUIÉN ESTÁS ESCUCHANDO?

¿A QUIÉN VAS A ESCUCHAR?

  • Lucas 9:35  “Y vino una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado; a él oíd.”

¿Qué tiene que decir Jesús ante el mensaje de este mundo? ¿Qué vas a escuchar si prestas oídos a Jesús?

  • Salmo 4:8 “En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.”

¡¡Cuánta gente no puede dormir tranquila porque sus problemas le abruman!!

  • Salmo 11:1 “En el Señor hallo refugio. ¿Cómo, pues, se atreven a decirme: “Huye al monte, como las aves”?”

 

  • Salmo 23:4  “Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.”
  • Salmo 121 Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra. No dará tu pie al resbaladero, Ni se dormirá el que te guarda. He aquí, no se adormecerá ni dormirá El que guarda a Israel. Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha. El sol no te fatigará de día, Ni la luna de noche. Jehová te guardará de todo mal; El guardará tu alma. Jehová guardará tu salida y tu entrada Desde ahora y para siempre.”
  • Salmo 23:6 dice: “Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,”

¿A QUIÉN ESTÁS ESCUCHANDO?

¿A QUIÉN VAS A ESCUCHAR?

¿Estás escuchando a tus circunstancias? ¿A los economistas? ¿A los políticos? ¿A la razón? Ellos tienen un mensaje para ti: Inestabilidad, preocupación, temor, corrupción.

  •             EL MENSAJE DE ESPERANZA

Mateo 7:24-25  “Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.”

 Mateo 6:6 “Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta,ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.”

  • Salmo 11:3  “Cuando los fundamentos son destruidos, ¿qué le queda al justo? El Señor está en su santo templo, en los cielos tiene el Señor su trono, y atentamente observa al ser humano; con sus propios ojos lo examina.”
  • Lucas 18:7  “¿Acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará mucho en responderles? Les digo que sí les hará justicia, y sin demora. No obstante, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe en la tierra?”
  • Job 19:25-26  “Yo sé que mi Redentor vive, y al fin se levantará sobre el polvo; y después de deshecha esta mi piel, en mi carne he de ver a Dios;”

 ¿A QUIÉN ESTÁS ESCUCHANDO?

ESCUCHA LAS PROMESAS DE DIOS

ESCUCHA SU PALABRA

 

  • Romanos 8:18  “Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.”
  • Romanos 8:28  “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.”
  • Romanos 8:32  “El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?”
  • Romanos 8:34-39  “¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.  Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.”

 

  • Hebreos 10:35  “No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón; porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa. Porque aún un poquito, Y el que ha de venir vendrá, y no tardará.  Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma.”

¿A QUIÉN ESTÁS ESCUCHANDO?

 CONCLUSIÓN

El mensaje de este mundo, de las circunstancias, de lo que nos rodea, del tiempo que nos ha tocado vivir, tiene un propósito:

–          La gente está perdiendo la esperanza en la economía

–          La gente está desilusionada con la política

–          Las casas, pisos o propiedades que daban seguridad, están siendo embargadas

–          La salud está mermando a través de enfermedades, tumores, etc.

–          La gente pierde su esperanza en la justicia humana

Todo esto tiene el propósito de que la gente confíe en el Único que nunca falla, Cristo.

Pero ese mensaje no es para ti, es para los que no tienen esperanza en Dios.

Pero los cristianos que deciden escuchar el mensaje de este mundo se verán afectados y como Jesús predijo, está sucediendo “el amor de muchos se está enfriando por causa de la maldad… de la corrupción, del engaño, de la adversidad.”

¡¡NO PRESTES TUS OÍDOS A LO QUE EL MUNDO GRITA!!

Escucha la Palabra de Dios, proclámala, créela.

Salmo 5:11-12  “Pero alégrense todos los que en ti confían; den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes; en ti se regocijen los que aman tu nombre. Porque tú, oh Jehová, bendecirás al justo; como con un escudo lo rodearás de tu favor.”

Salmo 2:7-8 “Estos confían en carros, y aquéllos en caballos; Mas nosotros del nombre de Jehová nuestro Dios tendremos memoria. Ellos flaquean y caen, mas nosotros nos levantamos, y estamos en pie.”

Salmo 125:1 “Los que confían en Jehová son como el monte de Sion, que no se mueve, sino que permanece para siempre.”

 Juan 8:47  “El que es de Dios, las palabras de Dios oye;”

 1ª Juan 4:5  “Ellos son del mundo; por eso hablan del mundo, y el mundo los oye.”

 Apocalipsis 22:12  “He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo,para recompensar a cada uno según sea su obra.”

 Apocalipsis 22:20  “El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús.”

Anuncios

Un pensamiento en “¿A QUIÉN ESTÁS ESCUCHANDO?

  1. Una gran bendición Rafa. Un mensaje digno de escuchar, y legitimado por el ejemplo de quien lo trasmite. Necesitamos con urgencia una teología que se desprenda de la realidad, no de una realidad aislada o manipulada sino de la realidad integral. Que tenga en cuenta la dimensión dramática de la vida, y también el poder liberador de nuestro Dios. Que nos hable del mar rojo abierto ante Moisés, pero también de los naufragios de Pablo. Que nos hable de la resurrección de Lázaro pero también de la muerte de Esteban. De la conversión de los cinco mil en Jerusalén, y de los pocos ganados en Atenas. Una teología que nos garantice que Dios puede liberarnos de nuestras aflicciones, pero que también nos diga que a través de nuestras aflicciones Dios nos libera. En un momento histórico donde abunda la Teología Disney, necesitamos volver a la teología de la Cruz. …Y aún siendo Hijo, aprendió por lo que padeció… (He. 5:8). Y recordar la fecundidad que encierra el sacrificio, el grano que cae en tierra y muere lleva mucho fruto.
    Te felicito porqué en tus reflexiones encuentro este equilibrio.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s