IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

¿QUE PUEDO LLEGAR A SER YO EN MANOS DE DIOS?

Deja un comentario

Introducción

Gén. 2:7   “Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra (arcilla del suelo o barro), y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente”.

Dicc. Arcilla “Substancia mineral compuesta de sílice y alúmina, que empapada en agua, se hace muy plástica”.

La Arcilla y el Barro en las manos de Pedro Mercedes: ¿Quién fue Pedro Mercedes?.

EL ALFARERO DIVINO.

Jer. 18:1-6  “Palabra de Jehová que vino a Jeremías diciendo: Levántate y vete a casa del alfarero y  allí te haré oír mis palabras .Y descendí a casa del alfarero, y he aquí que él trabajaba sobre la rueda. Y la vasija de barro que él hacía  se echó a perder en su mano; y volvió y la hizo otra vasija, según le pareció mejor hacerla. Entonces vino a mí palabra de Jehová, diciendo: ¿No podré yo hacer de vosotros como este alfarero, oh casa de Israel? Dice Jehová. He aquí que como el barro en la mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano, oh casa de Israel”.

A-Dios es el Alfarero;  e Israel (y nosotros) el barro.

B-La vasija de barro que Dios hacia se echó a perder en su mano cuando el pueblo de Israel apostató y practicaba la idolatría.  Y de igual manera también los creyentes en Cristo podemos ser idólatras de: las finanzas, el coche, la comida, la bebida, la casa, el internet, los hijos, los cónyuges, el fútbol, la t.v, la pornografía  etc, etc. (todo lo que se pone antes que a Dios es Idolatría). ¿Cómo está mi vida delante del Alfarero Divino?

¿Qué  puedo llegar a ser yo, en las manos de Dios, mi alfarero Divino?

DIOS ES MAS QUE EL CREADOR; ES TAMBIÉN EL RE-CREADOR.

Job.33:6b “De barro fui yo también formado”.

¿Estás satisfecho con tu vida; o te gustaría volver a empezar de nuevo?  Meditar…

Muchos creen que su juventud fue un equívoco, o que su madurez es pura lucha, o que su vejez es puro remordimiento. Pregúntate: ¿Dónde me encuentro yo ahora?

Este texto enseña que los jóvenes, los adultos y los ancianos deben animarse, porque hay esperanza para todas las vidas quebradas, abusadas  y rotas

Uno no puede borrar lo pasado, pero sí puede empezar de nuevo con Cristo.

2ª Cor. 5:17 “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron;  he aquí Todas son echas nuevas”.   Jesús nos dice en Juan 3:3 “De cierto, de cierto, te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios”. ¿Has nacido de nuevo?… ¿A qué estás esperando?  Hoy es el día de salvación, acepta a Jesús como tu Señor, y Salvador, y tendrás Vida Eterna.

¿Qué  puedo llegar a ser yo, en las manos d Dios, mi Alfarero Divino?   

EL PROCESO DEL ALFARERO.

A. En toda las casas había vasijas de barro y arcilla (platos, tazas, cuencos, cacerolas, jarras, etc.

B. El instrumento empleado por el alfarero, estaba compuesto por dos ruedas. Con el pié el alfarero daba vueltas a la rueda grande, y ésta daba vueltas a la rueda pequeña sobre la cual se ponía el barro o arcilla para trabajarlo.

Formaba vasijas con los dedos, mayormente con el dedo pulgar.

Trabajaba el barro para quitar impurezas, y para darle la forma que se deseaba.

C. Israel y nosotros hemos sido formados para un propósito especial.

¿Qué  puedo llegar a ser yo, en las manos de Dios, mi Alfarero Divino?

 Israel fue probado sobre la rueda en el desierto durante  40 años.

Deut.8:2,3 “Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos. Y te afligió, y te hizo tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni tus padres la habías conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre,

Mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre” (ver Mat.4:4 ).

La Palabra de Dios es verdadera comida. ¿Te estás alimentando bien de ella?

¿Estoy siendo probado por Dios, por medio de su Palabra – La Biblia?

La vasija que hacía el alfarero se echó a perder ¿por culpa de quién?

El barro o arcilla tenía libre albedrío; también nosotros tenemos (libre albedrío) para hacer lo bueno o lo malo, pero siempre habrá unas consecuencias para bien o para mal. No le echemos nunca la culpa a Dios por nuestros malos actos, porque sería  contraproducente y nefasto, triste y finalmente funesto.

Dicc. Albedrío: Potestad de obrar por reflexión y elección o la voluntad gobernada por  el apetito, el antojo o el capricho.

La vasija se echó a perder por causa de sus impurezas, y el ser humano se echa a perder por su rebeldía, desobediencia y orgullo.

Y de igual manera toda vida humana se echa a perder por causa de su pecado.

Rom.3:23 “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios”. Rom.6:23 “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús”.

¿Qué  puedo llegar a ser yo, en las manos de Dios, mi Alfarero Divino?

D. Al Alfarero le quedaban dos alternativas: tirar el barro o volver a formarlo de nuevo.  Dios también prefiere perdonarnos y volver a transformarnos de nuevo.

Somos regenerados y renovados por el Espíritu Santo.

Tito 3:5,6  “Dios nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración, y por la renovación en el Espíritu Santo, el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador”.

¿Estoy dejando al Espíritu Santo que me regenere y me renueve?

Somos hechos nuevas criaturas, solo por mediación de Cristo, nuestro mediador.

2ª Cor. 5:17 “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son echas nuevas”.

1ª Pedro 1:23 “Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible por la palabra de Dios, que vive y permanece para siempre”.

¿Qué  puedo llegar a ser yo, en las manos de Dios, mi Alfarero Divino?

Somos transformados y renovados espiritualmente, mentalmente y                                        emocionalmente, por la voluntad de Dios, que es buena agradable y perfecta.

Rom.12:2 “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cual sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”.

¿Estoy dejando a Dios que Él haga su voluntad en mi vida?

Somos transformados a la imagen de Cristo por el Espíritu Santo.

2ªCor.3:18 “Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu Santo”

¿Estoy dejando al Espíritu Santo que me transforme para glorificar a Cristo?

LAS RUEDAS SIGUEN DANDO VUELTAS SOBRE NOSOTROS Y PULIENDONOS.

A. Somos trabajados y pulidos con aflicciones por el Espíritu Santo.

Rom.5:3-5 “……Nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba, y la prueba esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado”.

¿Qué  puedo llegar a ser yo, en las manos de Dios, mi alfarero Divino? (En medio de las pruebas y aflicciones)

Confía siempre, siempre, siempre en el Señor, y nunca en los seres humanos.

B. Prov.3:5-8  “Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión; Teme a Jehová y apártate del mal; Porque será medicina a tu cuerpo, y refrigerio para tus huesos”.

Jer.17:5-8 “Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová. Será como la retama en el desierto, y no verá cuando viene el bien, sino que morará en los sequedales en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada. Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echará sus raíces y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de dar fruto.

¿En quién estoy confiando realmente, en Dios o en…?

Dios no quitó las serpientes en el desierto, pero si dio el remedio.

Núm. 21:6-9 “Y Jehová envió entre el pueblo serpientes ardientes (venenosas), que mordían al pueblo; y murió mucho pueblo de Israel.  Entonces el pueblo vino a Moisés y dijo: Hemos pecado por haber hablado contra Jehová y contra ti; ruega a Jehová que quite de nosotros estas serpientes. Y Moisés oró por el pueblo. Y Jehová dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla sobre un asta; y cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá.  Y Moisés hizo una serpiente de bronce, y la puso sobre una asta; y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía”.

¿Qué pecados venenosos tengo que colgar urgentemente, sobre la cruz de Cristo?

Dios no quitó el aguijón en Pablo, pero si le dio Su Gracia y  Su Ayuda.

2ª Cor. 12:7,8 “Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me analtezca sobremanera; respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo”.

¿Necesito la Gracia del Señor, para cierto aguijón en mi carne?

Dios no nos ha quitado las enfermedades ni las dificultades totalmente, pero nos dice que todo lo podemos soportar en Cristo de nos fortalece con su poder.

Fil. 4:13 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.

¿Necesito la fortaleza del Señor Jesús siempre, siempre, siempre?

C. La disciplina de Dios es para quitarnos las impurezas y purificarnos.

Heb.12:5-7 “Y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo: Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, ni desmayes cuando eres reprendido por él; porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo. Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quién su padre no disciplina?

¿Qué  puedo llegar a ser yo, en las manos de Dios mi Alfarero?  (Por medio de su disciplina amorosa) .                                                                                                                                                                Dios quiere vasos de barro limpios, nobles, consagrados y sumisos para él.

2ª Tim. 2:20,21 “Pero en una casa grande, no solamente hay utensilios de oro y de plata, sino también de madera y de barro; y unos son para usos honrosos y otros para usos viles. Así que, si alguno se limpia de estas cosas…, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra.

¿Qué  puedo llegar a ser yo en las manos de Dios mi Alfarero Divino? ¿Me estoy sometiendo a Él…?  ¿Estoy disponible para Él?

NUESTRO DIOS EN NOSOTROS, ES DIOS DE LA SEGUNDA OPORTUNIDAD.

A. Jonás tuvo una segunda oportunidad para ganar almas en Nínive, y nosotros también la tenemos para ganar almas en Cuenca-España (ej. “España Oramos Por Ti “  -8-6-13) y la seguimos teniendo cada día de la semana.    ¿Sí, o sí?

Jonás 3:1,2  “Vino palabra de Jehová por segunda vez a Jonás diciendo: Levántate y ve a Nínive, aquella gran ciudad, y proclama en ella el mensaje que yo te diré”.

B. Simón Pedro era una piedra pequeña, y aún negó a Jesús, pero tuvo una segunda oportunidad porque era barro blando.   Pregúntate:   ¿Qué tipo de barro soy? ¿Soy sensible a la voz del Espíritu Santo?

¿Qué puedo llegar a ser yo en las manos de Dios mi Alfarero Divino?

Mt. 26:75 “Entonces Pedro se acordó de las palabras de Jesús, que le había dicho: antes que cante el gallo, me negarás tres veces.  Y saliendo fuera, lloró amargamente”.  (Pedro e arrepintió de la dureza de  su corazón, y Dios lo restauró).

¿Cómo está mi corazón?  ¿He perdonado? ¿Necesito volver a perdonar?

¿Qué puedo llegar a ser yo, en las manos de Dios mi Alfarero Divino?

CONCLUSIÓN

-El Alfarero Divino está siempre con nosotros.

-El Alfarero Divino desea ReCrearnos de nuevo.

-El Alfarero Divino tiene  un procero amoroso con cada uno.

-El Alfarero Divino sigue puliéndonos cada día.

-El Alfarero Divino nos da una segunda oportunidad

¿Qué puedo llegar a ser yo, en las manos de Dios, mi Alfarero Divino?

Trae tu vida a tu Alfarero Divino. Él te quiere transformar en vasija nueva.

El Señor Jesús te ofrece una nueva oportunidad, un nuevo principio.

Ahora que el barro está blando, el Espíritu Santo te ayudará a ser más como Cristo.

Cuando el barro sea demasiado duro, no se podrá trabajar en él.

Ten un corazón blando y sensible al Espíritu Santo.

Levántate y ven a casa del Alfarero Divino, Él está siempre a tu lado.

Señor; Tú eres mi Alfarero Divino.

Señor; haz lo que quieras de mi.

Señor; yo soy barro en tus manos.

Señor; me rindo a ti, completamente.

Señor; moldéame a tu gloriosa imagen.

Señor; deseo ser  útil en tu reino, aquí y ahora.

Señor; cúmplase Tú buena, agradable y perfecta voluntad en mi vida.

¿Qué puedo llegar a ser yo, en las manos de Dios, mi Alfarero Divino?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s