IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

EL QUEBRANTAMIENTO

1 comentario

INTRODUCCIÓN

* Juan 4:23-24  “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.”

Verdad: “Conformidad de lo que se dice con lo que se siente o se piensa.”

Sinónimos: evidencia, sinceridad, exactitud, veracidad, confirmación, certeza, efectividad, franqueza, perogrullada, afirmación, realidad, justificación, autenticidad, aseveración.”

Contrario: falsedad, mentira, engaño, hipocresía, embuste, trola, bola, fábula, error, equivocación.”

Lo que encontramos en este texto:

– Este texto nos está hablando de verdaderos adoradores. Lo cual indica que también existen falsos adoradores. Adoradores mentirosos, hipócritas, equivocados.

– Los verdaderos adoradores se caracterizan por dos cosas:

1. Adoran en espíritu

2. Adoran en verdad

Lo cual nos indica que hay quienes ofrecen una adoración que no es en espíritu. Ofrecen una adoración con su alma, las emociones, sentimientos, con su mente, en base a las circunstancias.

Y como resultado de no adorar en espíritu, se ofrece una adoración (no en verdad) no verdadera, adoran en falsedad, hipocresía, falsa, engañosa o equivocada.

– El Padre busca adoradores en espíritu y en verdad, lo cual indica varias cosas:

1. Que no hay muchos adoradores así y esa es la razón por la cual Dios los busca.

2. Que Dios no busca a quienes basan su adoración en relación a como está su alma, sus sentimientos o emociones, porque hay muchos y no hay necesidad de buscarlos y porque a Dios no le gusta tal adoración.

El texto termina con una declaración: “Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.”

– Si Dios es Espíritu, es lógico que la manera de adorarle sea a través de nuestro espíritu.

– Es necesario adorar en espíritu y por lo tanto en verdad.

El texto quedaría así: “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los falsos adoradores, los adoradores mentirosos o hipócritas, los que están equivocados en su forma de adorar, adorarán al Padre en relación a como está su alma, adorarán si lo sienten o no, si se sienten motivados o no, si las circunstancias son favorables o no. Adorarán con la mente y con los sentimientos, hasta que otro sentimiento u otros pensamientos ocupen su corazón o su mente; porque el Padre no busca este tipo de adoración, no le interesa, no le llama la atención. Dios es Espíritu; y los que quieren adorarle, no pueden adorarle en base a su alma, sus sentimientos o sus circunstancias porque Dios no la recibirá.”

Esto nos lleva al primer punto:

LA NECESIDAD DEL QUEBRANTAMIENTO

* Juan 4:23-24  “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.” Esto sólo es posible cuando en nuestra alma se ha producido un QUEBRANTAMIENTO.

* Salmo 103:1-2  “Bendice, alma mía, a Jehová, Y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a Jehová, Y no olvides ninguno de sus beneficios.”

Definición de quebrantamiento: Debilitamiento o disminución de la salud o de la fortaleza de alguien.

El quebrantamiento tiene como propósito debilitar al YO, al ego, al dominio del alma sobre el espíritu.

* Romanos 7:14-22 “Porque sabemos que la ley es espiritual; mas yo soy carnal, vendido al pecado. Porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago. Y si lo que no quiero, esto hago, apruebo que la ley es buena. De manera que ya no soy yo quien hace aquello, sino el pecado que mora en mí.  Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo. Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago. Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí. Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí. Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios;   pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. ¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte?”

* Efesios 4:22  “En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre,que está viciado conforme a los deseos engañosos.”

* 2ª Pedro 2:19  “ya que cada uno es esclavo de aquello que lo ha dominado.”

¿Por qué hay quienes no pueden adorar a Dios en espíritu y en verdad?

¿Por qué encontramos en los servicios de adoración a cristianos que no consiguen adentrarse en la adoración? Qué no pueden adorar.

¿Tiene que ver con el carácter? ¿Con la genética de cada uno? ¿Con la doctrina? ¿Con la costumbre?

¿Por qué en servicios de adoración donde Dios parece haber descendido encontramos a personas que parecen no darse cuenta de lo que está sucediendo?

¿Por qué podemos encontrar a personas que están derramando su alma delante de Dios mientras que el que está al lado ni se inmuta frente a lo que está sucediendo?

¿Por qué hay cristianos que están sometidos al estado de su alma, de sus emociones o sentimientos?

¿Por qué un domingo encontramos a cristianos que parecen estar recibiendo la Palabra, parecen adorar, se emocionan, lloran pero luego no queda nada, no hay cambios de actitud, no hay crecimiento?

La respuesta es: EL QUEBRANTAMIENTO. LA NECESIDAD DE UN QUEBRANTAMIENTO EN SU ALMA, EN SU CORAZÓN.

T. Austin Sparks escribe: “Como un instrumento, el alma debe ser ganada, dominada y regida en relación a los caminos más altos y diferentes de Dios. Es mencionada muy frecuentemente en las Escrituras, como una cosa sobre la cual tenemos que ganar y ejercer autoridad.”

Watchman Nee dice: “Debemos ver como el alma tiene que recibir un golpe fatal por la muerte de Cristo en cuanto a su fuerza y gobierno. Así sucedió con el muslo de Jacob, después que Dios lo tocó, llegó al final de su vida con cojera. Esto ilustra claramente lo que para siempre debe estar gobernado en el alma, el hecho de que ella no puede ni debe actuar por sí misma como si fuera la fuente.”

* Marcos 14:3 Pero estando él en Betania, en casa de Simón el leproso, y sentado a la mesa, vino una mujer con un vaso de alabastro de perfume de nardo puro de mucho precio; y quebrando el vaso de alabastro, se lo derramó sobre su cabeza.

Sólo había una manera de sacar el perfume, la adoración: Quebrar el frasco.

El perfume era caro en extremo (300 denarios) el sueldo de una persona para casi un año.

Lo que para algunos era motivo de discusión, para ella era sacrificio, entrega, consagración. Para Jesús era adoración, rendición.

* Marcos 14:32-36 Vinieron, pues, a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos: Sentaos aquí, entre tanto que yo oro. Y tomó consigo a Pedro, a Jacobo y a Juan, y comenzó a entristecerse y a angustiarse. Y les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí y velad. Yéndose un poco adelante, se postró en tierra, y oró que si fuese posible, pasase de él aquella hora. Y decía: Abba, Padre, todas las cosas son posibles para ti; aparta de mí esta copa; mas no lo que yo quiero, sino lo que tú.”

Getsemaní: Prensa de aceite. Su alma estaba muy triste, hasta la muerte. Estaba angustiado, entristecido. Su alma decía: “Si es posible, pasa de mi esto…” Pero su espíritu clamó: “Pero que no se haga lo que yo quiero, sino lo que tú. Tu voluntad sobre mí.”

QUEBRANTAMIENTO es, aunque duela, reconocer que Dios a veces nos pasa  por la “prensa de aceite” de nuestro propio Getsemaní a fin de crezcamos y maduremos espiritualmente. Nos conviene dejarnos procesar.

Roy Hession (El camino al Calvario) “Si queremos relacionarnos correctamente con Él, la primera cosa que tenemos que aprender es a dejar que nuestras voluntades sean quebrantadas y sometidas a la Suya. El quebrantamiento es el principio del avivamiento. Es doloroso, y humillante, pero es la única manera para obtenerlo. Es ser No yo, sino Cristo (Galatas 2:20) El yo tiene que doblegarse ante Cristo.

¿Te cuesta adorar a Dios con libertad? Necesitas un quebrantamiento.

¿Ves como tu comunión con Dios está sometida al estado de tu alma, de tus sentimientos, de tus circunstancias? Necesitas un quebrantamiento.

– ¿Es tu vida espiritual como una montaña rusa de arriba a bajo continuamente? Necesitas un quebrantamiento.

 COMO OCURRE EL QUEBRANTAMIENTO

A. A través de la disciplina

* Hebreos 12:5-6 “y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo: Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, Ni desmayes cuando eres reprendido por él; Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo.”

* Hebreos 12:10-11 “Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.”

– Pablo practicaba a diario la disciplina personal (1ª Corintios 9:24-27)

– Pablo decía a los Corintios: Os aseguro, hermanos, por la gloria que de vosotros tengo en nuestro Señor Jesucristo, que cada día muero. 1ª Co. 15:31

 Guillermo MacDonald (El verdadero discipulado) “Si alguno quiere venir en pos de mi, niéguese a sí mismo…” La negación del Yo no es lo mismo que la abnegación. Esto último significa privarse del algunas comidas, placeres o posesiones La negación del Yo es una sumisión tan completa al Señorío de Cristo, que el Yo no tiene derechos ni autoridad alguna.”

B. A través de la Prueba

La prueba saca a relucir los frutos del Espíritu

* 1ª Pedro 4:12-13 “Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría.”

 * 1ª Pedro 1:6-7 “En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,”

 * Santiago 1:3 “sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.”

* 2ª Co 12:7-10  “Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera;  respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.”

 C. A través de las aflicciones

Roy Hession (El camino al Calvario): “Se mide nuestra entrega a Dios por nuestra entrega a los hombres. Cada humillación, cada persona que trata de vejarnos, es la manera que Dios tiene para quebrantarnos con el objeto de que haya en nosotros un canal más hondo para la vida de Cristo.”

* Hebreos 5:8 “Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia;”

* Isaías 57:10 “En la multitud de tus caminos te cansaste, pero no dijiste: No hay remedio; hallaste nuevo vigor en tu mano, por tanto, no te desalentaste.”

 Al sentirnos acorralados buscamos una salida (instinto de supervivencia)

El propósito es que nos rindamos a Dios y se produzca el quebrantamiento.

 D. David fue quebrantado a través de cada prueba, disciplina y aflicción.

– Cuando el profeta Samuel vino a ungir a uno de los hijos de Isaí, todos fueron reunidos, menos David. Había preparada una fiesta, un sacrificio, una celebración, una mesa repleta de comida, pero David no fue invitado. ¿Te han desechado alguna vez? ¿Te han hecho sentir indigno alguna vez? Esto es parte del proceso de Dios.

1ª Samuel 16:13  “Y Samuel tomó el cuerno del aceite, y lo ungió en medio de sus hermanos;” Pero ¿Cuál fue la actitud de sus hermanos a partir de ese momento?

1ª Samuel 17:28-29 “Y oyéndole hablar Eliab su hermano mayor con aquellos hombres, se encendió en ira contra David y dijo: ¿Para qué has descendido acá? ¿y a quién has dejado aquellas pocas ovejas en el desierto? Yo conozco tu soberbia y la malicia de tu corazón, que para ver la batalla has venido. David respondió: ¿Qué he hecho yo ahora? ¿No es esto mero hablar?”

(El golpe del martillo continuaba sonando sobre la vida de David)

– La persecución sin motivo de Saúl sobre David.

– La esposa de David que fue entregada a otro hombre.

– David tiene que huir alejándose de sus familiares, de su tierra por la ira del rey Saúl.

– Tener que vivir en una cueva.

– Tuvo que hacerse pasar por loco.

– La muerte de su primer hijo.

* 2ª Samuel 12:19-20 Mas David, viendo a sus siervos hablar entre sí, entendió que el niño había muerto; por lo que dijo David a sus siervos: ¿Ha muerto el niño? Y ellos respondieron: Ha muerto. Entonces David se levantó de la tierra, y se lavó y se ungió, y cambió sus ropas, y entró a la casa de Jehová, y adoró. Después vino a su casa, y pidió, y le pusieron pan, y comió.”

(Golpe tras golpe hasta ser quebrantado)

 Fue en ese contexto que David expresó: Salmo 51:16  “Porque no quieres sacrificio, que yo lo daría; No quieres holocausto. Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.”

– El incesto dentro de su familia.

– La muerte de Amnón por manos de Absalón

(Golpe tras golpe hasta ser quebrantado)

Así, después de cada prueba, de cada aflicción, David pudo por fin exclamar: * Salmo 103:1-2  “Bendice, alma mía, a Jehová, Y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a Jehová, Y no olvides ninguno de sus beneficios.”

Max Lucado (Sobre el Yunque) “Cuando el alfarero cocina una vasija, controla su solidez sacándola del horno y dándole un fuerte golpe. Si canta está lista. Si hace un ruido sordo, la vuelve a poner en el horno.

El carácter de una persona también es probado a golpes. ¿Has sido golpeado últimamente? Golpes irritantes que sacan lo peor de nosotros. No hay nada mejor que un buen golpe para revelar la naturaleza del corazón. Cada golpe es un recordatorio de que Dios lo está moldeando. El yunque nos recuerda quiénes somos y quien es Dios. No debemos tratar de escapar. Escapar del yunque puede ser escapar de Dios. Si Dios lo pone en el yunque, agradézcale. Eso quiere decir que Él cree que todavía vale la pena que usted sea moldeado.”

Gene Edwards (Perfil de tres monarcas) (Sobre el ungimiento de David como rey) Un día formidable para la vida de un joven, ¿no es verdad? ¿No es entonces extraño que este acontecimiento sumamente notable condujera al joven no al trono, sino a una década de infernal agonía y sufrimiento? Aquel día David fue inscrito no en el linaje de la realeza, sino en la escuela del quebrantamiento. David parecía comprender algo que muy pocos de los hombres más sabios de su tiempo comprendieron. Algo que aún en nuestros días, cuando los hombres son todavía más sabios, menos comprenden. ¿Qué era? Que Dios no tenía, pero ansiaba tener, hombres que vivieran en la aflicción. Dios quería una vasija rota. Dios tiene una universidad. Es una escuela pequeña. Pocos se inscriben, todavía menos se gradúan. Muy, muy pocos en realidad. Dios tiene esta escuela porque no tiene hombres quebrantados de corazón. Más bien tiene otros tipos de hombres. Tiene hombres que afirman ser la autoridad de Dios… y no lo son; hombres que dicen estar quebrantados de corazón… y no lo están. Tiene hombres que son la autoridad de Dios, pero son insensatos, de corazón no quebrantado. El posee, tristemente, una mezcla espectroscópica de todo entre esos dos tipos de hombres. Tiene de todos estos en abundancia; pero hombres quebrantados de corazón, casi absolutamente ninguno. ¿Por qué hay tan pocos estudiantes en la escuela divina de la obediencia y el quebrantamiento? Porque todos los que están en esta escuela deben sufrir mucha aflicción.”

E. Jacob fue quebrantado

– Fue criado en una familia disfuncional. El padre amaba a Esaú, la madre a Jacob.

– Creció intentando ganarse el favor de su padre

– Creció con el nombre de usurpador, engañador, mentiroso.

– Tuvo que huir sin nada encima para escapar de su hermano Esaú

– Trabajó 14 años para obtener a la mujer que amaba

– Engañado durante años por su suegro quien fue enriquecido por él.

– Cuando todo parecía que mejoraba, Esaú viene a su encuentro.

Jacob no puede más y se queda sólo. Ahí, en la soledad, en la crisis, tiene un encuentro con Dios y se produce el quebrantamiento y se escucha la voz desesperada de Jacob: “No te dejaré, si no me bendices.”

Leonard Ravenhill (Por qué no llega el avivamiento) Los antiguos santos solían cantar: Ven, alma que lloras, ven al Salvador… Dile, si, tu duelo, ven tal como estás, Que en El hay consuelo ,y no llores más.  Pero ¿quién llora hoy día sus pecados? ¿Quién va a Dios quebrantado de corazón? Sin embargo, la verdad es que Dios sólo puede usar cosas quebrantadas. Por ejem­plo: Jesús tomó el pan y lo rompió. Sólo entonces pudo alimentar a la multitud. El vaso de alabastro fue roto y entonces es cuando la casa se llenó del olor del perfume. Jesús dijo: «Esto es mi cuerpo roto por vosotros.» Si esto hizo el Maestro, ¿qué haremos nosotros? Pues guardando nuestras vidas es como las perdemos, y perdemos a otros también.

Que algún hombre se encierre por una semana, sin otra comida que pan y agua, ni otros libros sino la Biblia, ni otro visitan­te excepto el Espíritu Santo, y os garantizo, hermanos predicadores, que este hombre, o quebrantará su propósito o quebrantará los corazones. Se necesitan hombres quebrantados para quebrantar a los hombres.

E. Sobre la vida de Evan Roberts:

Cuando tenía 13 años empezó a ir a las reuniones de oración, y por trece años no se perdió ni una de ellas, hasta que el Señor lo visitó. Fue el jueves 29 de septiembre de 1904, cuando diecinueve jóvenes y Evan Roberts asistieron a la reunión. Caminando hacia ella, empezaron a cantar: “Está viniendo, está viniendo el poder del Espíritu Santo. Lo recibo, lo recibo, es el poder del Espíritu Santo.” Estando en la reunión, Evan Roberts empezó a sentir dolores de parto. En ese momento el Espíritu Santo le habló, diciéndole: “Esto es lo que necesitas.” Inmediatamente, él gritó: “¿Doblégame, oh Señor!” Después de pasar un tiempo en la reunión, el Espíritu Santo le dijo que lo hiciera públicamente. Con lágrimas sobre sus ojos y mejillas, Evan empezó a gritar: “¡Doblégame! ¡Doblégame…! ¡Dobléganos!” En ese momento el Espíritu Santo intervino sobre él de una forma tan penetrante que desde esa noche la cruz y la salvación de las almas serían el principal enfoque del avivamiento.

Un escritor dijo: Tenemos que dejar que la palabra de gracia nos mate, nos quebrante, triture nuestro viejo hombre gobernado por el alma, aunque a veces no entendamos el propósito de la “escuela” por la cual, a veces, el Señor nos tiene que pasar.

 EL FRUTO DEL QUEBRANTAMIENTO

– Adoración (Marcos 14:3) “Pero estando él en Betania, en casa de Simón el leproso, y sentado a la mesa, vino una mujer con un vaso de alabastro de perfume de nardo puro de mucho precio; y quebrando el vaso de alabastro, se lo derramó sobre su cabeza.”

Adoración: la connotación de adoración en la Biblia es Sacrificio, muerte, sufrimiento, dolor, costo, precio, altar.

* 1ª Samuel 1:27:28 Por este niño oraba, y Jehová me dio lo que le pedí. Yo, pues, lo dedico también a Jehová; todos los días que viva, será de Jehová. Y adoró allí a Jehová.”

* 2ª Samuel 12:19-20 Mas David, viendo a sus siervos hablar entre sí, entendió que el niño había muerto; por lo que dijo David a sus siervos: ¿Ha muerto el niño? Y ellos respondieron: Ha muerto. Entonces David se levantó de la tierra, y se lavó y se ungió, y cambió sus ropas, y entró a la casa de Jehová, y adoró. Después vino a su casa, y pidió, y le pusieron pan, y comió.”

* Job 1:20 “Entonces Job se levantó, y rasgó su manto, y rasuró su cabeza, y se postró en tierra y adoró, y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito. En todo esto no pecó Job, ni atribuyó a Dios despropósito alguno.”

 * 1ª Crónicas 21:24 “Entonces el rey David dijo a Ornán: No, sino que efectivamente la compraré por su justo precio; porque no tomaré para Jehová lo que es tuyo, ni sacrificaré holocausto que nada me cueste.”

 * Génesis 22:2 Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré.”

 Cada vez que Abraham quería adorar a Dios levantaba un altar, y no hay altar sobre el cual no se ofrezca sacrificio.

 – Un encuentro con Dios (Génesis 32:22-32) Jacob. Hebreos 11:21 Por la fe Jacob, al morir, bendijo a cada uno de los hijos de José, y adoró apoyado sobre el extremo de su bordón.” Este bordón o bastón hablaba de su marca. La marca perpetua en su muslo. La marca de un encuentro con Dios.

– Fruto de Vida en ti y en otros (Juan 12:24) “De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará.”

 – Liberación de tu espíritu: Libertad para adorar, para servir; Gozo; Madurez; Fe; Estabilidad;  Paciencia; Fruto; Templanza; Mansedumbre.

 El fruto del quebrantamiento es: Una adoración tal y como el Padre busca: “En espíritu y en Verdad” Una adoración no basada en el estado de nuestra alma, porque estará quebrantada, sujeta al espíritu. Una adoración entregada, sacrificada, que honra a Dios, que le glorifica.

– El fruto del quebrantamiento es la vida en el espíritu que habla Pablo.

– El fruto del quebrantamiento es una división entre su espíritu y su alma como dice Hebreos 4:12

Podrá estar pasando por los peores momentos de su vida y sin embargo nada de eso hará cesar su adoración a Dios.

Entenderá las palabras de Pablo: Ro. 8:35 “Quién no separará del amor de Cristo…?”

Filip. 1:21  “Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.”

 Conclusión

El quebrantamiento no se aprende a través de una predicación, sino a través de una vida de rendición a la voluntad de Dios. Es entender que la voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta (Ro. 12:2) Pase lo que pase, me guste o no me guste. Que como Job dijo: Dios no hace nada con despropósito sino que en todo tiene un propósito.

Es ahí cuando entendemos las palabras a los romanos: “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.” Ro. 8:28

El llamado es a: Aceptar el trato de Dios, rendirse a Él, dejar de escapar. Enciérrese en su cuarto secreto y clame con desesperación. Deje que el frasco se rompa, que su vasija termine de quebrarse.

El llamado es a: que comience a pedirle a Dios que le quiebre, que quebrante su alma y le haga libre.

Anuncios

Un pensamiento en “EL QUEBRANTAMIENTO

  1. Verdaderamente era el articulo que estaba buscando hoy, hace días que estaba mirando en mí, si mi adoración es la que le agrada a Dios, en su voluntad, agradable y perfecta, y es un estudio que ha valido la pena de extraer para uno mismo, gracias y adelante con la labor del evangelio y agradecer vuestro esfuerzo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s