IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

¡¡CUIDADO CON LOS PERVERSOS!!

Deja un comentario

  • Hechos 2:40  Y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa (retorcido, sinuoso, difícil de soportar)  generación.

Con estas y otras palabras, Pedro les hablaba y aconsejaba, diciéndoles:

–¡Apartaos de esta gente perversa! (DHH)

 Luego Pedro siguió predicando y dando testimonio de muchas maneras acerca de Jesucristo. Y exhortó también a sus oyentes, diciendo:

¡Poneos a salvo de la perversidad de esta generación mundana!

 ¿Estás siendo salvo? ¿Estás siendo salvo?

 No te pregunto si eres salvo… ¿Estás siendo salvo?

¿Cómo sabes que eres salvo? ¿Quién te dio esa seguridad de salvación? ¿Qué frutos muestran que verdaderamente eres salvo?

Juan el Bautista dijo: “Haced pues, frutos dignos de arrepentimiento” Mt. 3:8

No te estoy preguntando por el día que aceptaste a Jesús, te pregunto por el día que hoy estás viviendo ¿Cómo está tu salvación? ¿Estás siendo salvo/a?

  • Hechos 2:40  Y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa (retorcido, sinuoso, difícil de soportar)  generación.

Vela por tu salvación Iglesia, vela por el estado de tu alma, como dice Pedro ¡¡Apártate de esta perversa, torcida generación!! Apártate de la gente perversa porque si ellos están torcidos, si sus caminos son torcidos, te harán andar a ti por caminos torcidos.

 ¿A quién estás siguiendo? ¿A quién estás siguiendo?

 Gálatas 1:6  Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente.

¿A quién estás siguiendo? ¿Qué Evangelio estás siguiendo? ¿Estás siguiendo a Cristo?

Gálatas 1:7  No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo.

¿Se da cuenta del verbo? “Pervertir” ¿Y quién pervierte? La gente perversa.

¡¡Apártate de los predicadores, pastores o cristianos perversos que quieren pervertir el Evangelio de Cristo. No hay otro Evangelio, pero el que hay lo están pervirtiendo, por eso te pregunto hoy ¿A quién estás siguiendo? ¿Qué evangelio estás siguiendo?

Por eso te pregunto ¿Estás siendo salvo? ¿Estás siendo salvo? <<Pastor yo sigo a Cristo.>>

 ¿A qué Cristo sigues? Cristo= Ungido ¿A esos “cristos” “ungidos” que están pervirtiendo el Evangelio. ¿A qué Cristo sigues?

¿Sigues al Cristo que dijo Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, éste la salvará. Pues ¿qué aprovecha al hombre, si gana todo el mundo, y se destruye o se pierde a sí mismo?” Lc. 9:23-25

 ¿Estás siguiendo a este Cristo? Entonces ¿Dónde está tu cruz? ¿La has tomado ya? ¿Te estás negando a ti mismo, a tu yo, a tus preferencias, a tus derechos? ¿A quién estás siguiendo? ¿Sigues a este Cristo o a los “cristos” que te dicen “aceptaste a Jesús, todo está bien”?

 Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, éste la salvará. Lc. 9:24

 Prefiero que pierdas cosas, amistades, comodidades por la causa de Cristo pero que ganes la Vida eterna y una vida aquí que valga la pena vivirla, que no por querer ganar más dinero, más comodidad, más cosas, pierdas la salvación.

¿Estás siendo salvo? ¿A quién estás siguiendo? ¡¡Apartaos de la perversidad de esta generación!! ¡¡Apártate de los perversos, torcidos, que pervierten el Evangelio!!

 ¿Estás siguiendo a Cristo? ¿A cuál? ¿Al que dijo Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo”? Mt. 10:22

 Por eso te pregunto ¿Estás siendo salvo hoy? ¿Estás perseverando en seguir a Cristo? ¿Perseveras en tomar tu cruz? ¿Perseveras en negarte a ti mismo? ¿Perseveras en seguirle?  Pablo dice: “No hay otro Evangelio”. Predican un evangelio diferente, pero no es el Evangelio, porque NO HAY OTRO.

 Si Cristo viniera en este momento y no estás siguiéndolo como debes hacerlo, te quedas aquí. Si Cristo viniera, si hoy tuvieras que presentarte delante del Dios Justo y tu único propósito es ganar cosas terrenales, ganar tiempo para ti, según las palabras de Cristo, habrás perdido tu vida, habrás seguido un Evangelio diferente, pobre y sin valor alguno. La sentencia sería ¡¡CULPABLE!!

Flp 2:12  “Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor,”

¿Te estás ocupando de tu salvación? ¿Con temor y temblor?

¿A quién estás siguiendo? ¿Sigues a Cristo? ¿A cuál cristo? ¿Qué Evangelio es el que estás siguiendo? Porque hay muchos, pero sólo uno. ¡¡Apártate de los perversos que pervierten el Evangelio!! Pablo dijo: Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.  Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.” Gal. 1:8-9

 Gál 1:10  Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo. 

 ¿Estás siendo salvo hoy? ¿Qué Evangelio sigues? ¿A qué Cristo sigues?

 Mat 19:25  Sus discípulos, oyendo esto, se asombraron en gran manera, diciendo: ¿Quién, pues, podrá ser salvo?

La pregunta de Pedro arroja luz sobre el precio de seguir el Verdadero Evangelio.

Mat 24:22  Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. Esto no nos habla de un Evangelio barato, adulterado, pervertido. Son las palabras de Jesús diciéndonos: “Te costará seguirme hasta el final. Tendrás que esforzarte.”

 ¿Por qué los días serán acortados? ¿Qué es lo que podría hacer que nadie fuese salvo? ¿Está hablando de la maldad de este mundo? ¿Del amor al dinero? ¿Del afán?

“Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.”         Mt. 24:23-24

 Lo que hará peligrar la salvación de muchos no será el diablo, no será el mundo, sino aquellos perversos que hablan Pedro y Pablo que pervertirán el Evangelio. Los falsos “cristos” “ungidos” que harán señales, que hablarán como profetas, que harán prodigios, pero que “engañarán mostrando un falso y pervertido evangelio basado en la autosatisfacción,”. Porque NO HAY OTRO EVANGELIO. (Gal. 1:7)

 Por eso te pregunto ¿Estás siendo salvo? ¿Estás siendo salvo? ¿A quién estás siguiendo?

¿Eres salvo hoy? ¿Dónde está tu cruz? ¿Cuándo fue la última vez que te negaste a ti mismo por seguir a Cristo?

<<Pastor la vida es demasiada dura como para encima venir a la Iglesia y escuchar estas predicaciones>>.

El infierno es duro. La eternidad sin Cristo en un lago de fuego y azufre es dura. Y si prefieres seguir otro Evangelio, NO HAY OTRO EVANGELIO (Gal. 1:7)

Hechos 2:40  Y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa (retorcido, sinuoso, difícil de soportar)  generación.

–          Sálvate de aquellos que quieren confundirte.

–          Sálvate de aquellos que quieren hacerte seguir un Evangelio diferente.

–          Sé salvo, apártate, de aquellos que pervierten el Evangelio, de aquellos que son declarados por la Palabra como anatemas.

–          Sé salvo de aquellos engañadores, falsos profetas,

Isaías 52:11  Apartaos, apartaos, salid de ahí, no toquéis cosa inmunda; salid de en medio de ella; purificaos los que lleváis los utensilios de Jehová.

Génesis 39:11-12   …Pero José, dejando el manto en manos de ella, salió corriendo de la casa.

¡¡Sal de ahí!! ¡¡Corre!! ¡¡Escapate!!

“Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales.” 1ª Ti. 6:3-5

Apártate de aquellos que… “que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.” 2ª Ti 3:5 

¿Estás siendo salvo? ¿A quién estás siguiendo? ¿Qué Evangelio es el que sigues?

El Evangelio que yo conozco, que Cristo predicó, que Pablo y Pedro anunciaron, es un Evangelio acompañado de esfuerzo, de sacrificio, de entrega, de negación.

El Evangelio que veo aquí me anima, me exhorta a cuidar mi salvación, a apartarme del pecado, a velar por mi alma. Será difícil,

–          El mundo está esperándote para contaminarte

–          El diablo anda como león rugiente

–          Tu carne y tus deseos luchan contra tu espíritu

–          Hay un montón de predicadores y de cristianos que serán la causa de que muchos no sean salvos (Mt. 24:23-25)

 Por eso te pregunto ¿Estás siendo salvo? ¿Qué estás haciendo por tu salvación?

–          ¿Estás dando importancia a congregarte?

–          ¿Estás dando importancia a la oración?

–          ¿Estás dando importancia a ser ministrado?

–          ¿Te preocupan los pequeños pecados?

–          ¿Estás viendo lo importante que es involucrarte en la vida de la Iglesia para perseverar mejor, para ser animado, para andar en la voluntad de Dios?

 Si seguir a Cristo para ti es venir un día a la semana a la Iglesia, ese NO ES EL EVANGELIO QUE YO CONOZCO

  • Si seguir a Cristo es quedarme en mi sofá o viendo la tele cuando aquí se está orando por las almas, por un avivamiento, ese NO ES EL EVANGELIO QUE YO CONOZCO.
  • Si seguir a Cristo es no hacer nada y esperar la bendición de Dios un domingo en el altar, ahí fuera tienes algunas iglesias donde serás bien recibido y eso será todo lo que te dirán, lo suficiente para ser salvo.

 CONCLUSIÓN

NO HAY OTRO EVANGELIO ¿Estás dispuesto a seguirlo? ¿Dónde está tu compromiso?

“Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle?” Sgo 2:14

–          ¿Dónde están tus obras?

–          ¿Dónde está tu compromiso con Dios?

–          ¿En qué se verá reflejado que sigues a Cristo?

–          ¿Se verá en tu oración, en tu asistencia a los cultos, en tu preocupación por los no salvos?

Stg 2:26  Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.

 ¿Estás siendo salvo? ¿De los que pervierten el Evangelio? ¿De ti mismo?

 ¡¡Muéstrame tus obras!! ¡¡Ven a rendirte a Cristo!! ¡¡Ven a tomar tu cruz y no la sueltes hasta que Cristo venga o tú te vayas con Él!!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s