IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

NACISTE PARA REINAR (2ª PARTE)

Deja un comentario

  1. 9DFCE7CC4  A.   El Reino en manos de Satanás.
  •  Lucas 4:5-7 Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado  por el Espíritu al desiertopor cuarenta días, y era tentado por el diablo. Y     no comió nada en aquellos días, pasados los cuales, tuvo    hambre.Entonces el diablo le dijo: Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra  que se convierta en pan.Jesús, respondiéndole, dijo: Escrito está: No sólo  de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios.Y le llevó el diablo a  un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra.Y  le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos;  porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy.Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos.“
  • Juan 12:31 “Satanás es el príncipe de este mundo.”
  • 2ª Corintios 4:4 “el dios de este mundo.”

¿Quién le entregó el reino, el dominio, la potestad al diablo? ¿Cómo la tomó?

Génesis 3:14 dice que lo único que Satanás conquistaría sería el polvo debajo de él.

B.   El hombre perdió el Reino.

* Génesis 3:1-13 “Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? 2Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; 3pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. 4Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; 5sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. 6Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella. 7Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales. 8Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. 9Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? 10Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí. 11Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses? 12Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí. 13Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí.”

–          El diablo usó la mentira para hacer pecar al hombre. ¿Por qué? ¿Por qué usó la mentira? Para robar lo que no le pertenecía, pero el hombre tenía. La potestad.

–          Jesús dijo: “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra” (Mt. 28:18) ¿Por qué? Porque Jesús no pecó. Pero el diablo quiso hacerle pecar en el desierto para hacer con este Adán, lo que hizo con el primer Adán, robarle todo.

–          Cuando el hombre pecó otorgó derechos legales al diablo para tomar todo cuanto le fue entregado por Dios. Todo dominio y toda potestad la perdió al pecar.

Pero tengo buenas noticias…

  • Romanos 5:18-21: “Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida. 19Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos. 20Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase; mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia; 21para que así como el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la justicia para vida eterna mediante Jesucristo, Señor nuestro.”
  • Efesios 2:1-7: “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, 2en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, 3entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás. 4Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, 5aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), 6y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, 7para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús”
  •  1ª Pedro 2:9-10 9Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; 10vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia.”

El plan de Dios no solo fue el de salvarnos del infierno. El plan de Dios es el de devolvernos al lugar de donde el enemigo nos sacó. Devolvernos aquello que nos fue robado.

* 1ª Corintios 15:22  “Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados.”

Dios le entregó Canaán, la tierra prometida a Israel. Era una tierra en manos del enemigo, pero le pertenecía a Israel. ¿Se la iba a dar Dios? No. Ellos tenían que arrebatarla por la fuerza.

¿PARA QUÉ HAS NACIDO? ¿PARA PERDER O PARA GANAR?

NO ES TIEMPO DE ESPERAR NUESTRO TURNO, ES TIEMPO DE ARREBATAR LO QUE EL DIABLO ROBÓ

* Joel 2:21-27 Tierra, no temas; alégrate y gózate, porque Jehová hará grandes cosas. 22Animales del campo, no temáis; porque los pastos del desierto reverdecerán, porque los árboles llevarán su fruto, la higuera y la vid darán sus frutos. 23Vosotros también, hijos de Sion, alegraos y gozaos en Jehová vuestro Dios; porque os ha dado la primera lluvia a su tiempo, y hará descender sobre vosotros lluvia temprana y tardía como al principio. 24Las eras se llenarán de trigo, y los lagares rebosarán de vino y aceite. 25Y os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta, mi gran ejército que envié contra vosotros.

26Comeréis hasta saciaros, y alabaréis el nombre de Jehová vuestro Dios, el cual hizo maravillas con vosotros; y nunca jamás será mi pueblo avergonzado. 27Y conoceréis que en medio de Israel estoy yo, y que yo soy Jehová vuestro Dios, y no hay otro; y mi pueblo nunca jamás será avergonzado.”

¿PARA QUÉ HAS NACIDO? ¿PARA PERDER O PARA GANAR?

NO ES TIEMPO DE ESPERAR NUESTRO TURNO, ES TIEMPO DE ARREBATAR LO QUE EL DIABLO ROBÓ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s