IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

NACISTE PARA REINAR (4ª PARTE)

Deja un comentario

images (1)                   ARREBATANDO EL REINO DE DIOS.

* Mateo 12:29 Porque ¿cómo puede alguno entrar en la casa del hombre fuerte, y saquear sus bienes, si primero no le ata? Y entonces podrá saquear su casa.”

* Lucas 11:21-22  “Cuando el hombre fuerte armado guarda su palacio, en paz está lo que posee.  Pero cuando viene otro más fuerte que él y le vence, le quita todas sus armas en que confiaba, y reparte el botín.”

* Mateo 16:19 “A ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos”

 (Una llave) Tres hombres se unieron cuando se dirigían aun reino muy lejano, los motivos por los que querían ir eran muy diferentes pero de la misma intensidad todos añoraban cruzar la puerta de aquel majestuoso reino. Después de mucho andar palparon de cerca su anhelo ya casi hecho realidad; se encontraban frente a la puerta que les permitiría entrar solo que frente a ella se encontraba un viejo guerrero que la custodiaba, notaron que la puerta era extremadamente alta media unos diez metros aproximadamente, también notaron que era muy ancha y pesada prácticamente inamovible. Mirándose a la cara comentaron es ilógico que intentemos entrar por la fuerza ese hombre que custodia parece ser un guerrero muy experimentado y aunque los tres lucháramos contra el lograría vencernos además si lográramos vencerlo como haríamos para abrir esa gran puerta.  Después de pensarlo decidieron acercarse y conversar de maneras pacifica con el guardián y preguntarle acerca de la forma en que ellos podrían entrar, el hombre les dijo que les permitiría a cada uno hacer un intento individual de atravesar la puerta y los ayudaría a cada uno en cuanto le fuera posible. Así el primero de ellos pensó que podría pasar por encima de los diez metros de longitud de la puerta y busco unas ramas que le sirvieran de escalera el guardián lo ayudo a conseguirlas y colocarlas frente al puerta, el hombre emprendió el acenso pero a mitad del camino las ramas se rompieron haciendo que fallara en su intento.

Era el turno del segundo este pensó que podía derribarla así que se hizo de un gran tronco fuerte y pesado que le permitiría causar un gran impacto en la puerta pero ni aun con la ayuda del guardián pudo mover ni un milímetro al puerta de su lugar.

El tercer hombre no tenía ningún plan y mirando al guardián le dijo estoy convencido que la única forma de abrir la puerta es teniendo la llave que la abre y estoy seguro que tu puedes ayudarme a encontrarla, el guardián cayó por un momento y recordó su promesa de ayudarlos en lo que le fuera posible después de sonreírse le dijo precisamente la tengo aquí debajo de mi armadura y de luego de sacarla se la entrego y aquel hombre pudo entrar. Así como esa pequeña llave pudo abrir esa gran puerta que impedía que los sueños de aquellos hombres se cumplieran, es nuestra fe en Jesús. Solo una pequeña porción de fe en el puede hacer que lo imposible se haga posible, cuando le creemos a Jesús nos movemos en el mundo de lo imposible haciéndose posible.

¿PARA QUÉ HAS NACIDO? ¿PARA PERDER O PARA GANAR?

NO ES TIEMPO DE ESPERAR NUESTRO TURNO, ES TIEMPO DE ARREBATAR LO QUE EL DIABLO ROBÓ

 “Hay cosas que no nos serán concedidas sólo por pedirlas. Hay que arrebatarlas en el Nombre de Jesús.”

–          Edificios

–          Economía

–          Almas

–          Ciudades, lugares públicos, etc… (a mí me fue entregado y a quien quiero lo doy)

“Los ancianos más respetables de la nación se reúnen para darle el ultimo adiós; los generales del ejercito se ponen firmes y en orden para hacer un largo pasillo; se escuchan los sollozos y lamentos por todas las calles, no solo llora la familia, lloran todos, ancianos y jóvenes, mujeres y hasta hombres. Israel hizo luto en la tierra, y en el cielo se levanto expectación, se dice que el caudillo del pueblo escogido a muerto, y a de prepararse una gran bienvenida al hombre que llevo a cabo los planes de Dios en su generación. El libro que lleva su nombre lo identifica al principio como “el servidor de Moisés”, pero al final del libro se le conoce por “Josué, el siervo de Jehová”. Si, este era el mismo Josué que comenzó su liderazgo entre dudas y miedos, entre criticas y menosprecios, el insignificante principiante se convirtió en el hombre que hizo llorar a una nación cuando murió, se había convertido en el pionero del gran avivamiento, en el luchador incansable y protector de su pueblo, en un buen administrador y gobernante. “Josué, hijo de Nun, servidor de Moisés, siervo de Jehová”, se convirtió en “Josué, siervo de Jehová”(Josué.24:29). De servidor a siervo.”

  •  Josué 1:2 Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel.”
  • Josué 1:3 “Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie.”
  • Josué 1:6 “Esfuérzate y sé valiente.”
  • Josué 1:7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente.”
  • Josué 1:9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente.”
  • Josué 1:13 “Jehová Dios os ha dado la tierra.”
  • Josué 1:14 y 15  Todos los valientes y fuertes, pasaréis armados delante de vuestros hermanos, y les ayudaréis,hasta tanto que Jehová haya dado reposo a vuestros hermanos como a vosotros, y que ellos también posean la tierra que Jehová vuestro Dios les da; y después volveréis vosotros a la tierra de vuestra herencia, la cual Moisés siervo de Jehová os ha dado, a este lado del Jordán hacia donde nace el sol; y entraréis en posesión de ella.”
  • Josué 6:20  El pueblo subió luego a la ciudad, cada uno derecho hacia adelante, y la tomaron.”

Sería absurdo que Josué y todo el pueblo estuvieran delante de la tierra y se pusieran a clamar a Dios y a suplicarle que les entregue la tierra. No era tiempo de orar, ni de pedir, ni de suplicas llenas de lastima. Era tiempo de actuar. La tierra la tenían. Ahora debían arrebatarla por la fuerza.

  • Éxodo 14: 10-16 “… ¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que marchen.Y tú alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y divídelo, y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco.”

 No era tiempo de orar a Dios, ni de llorar, ni de lamentar. Dios le dice:

1-      No ores a mí.

2-      Di a los hijos de Israel que marchen.

3-      Tu alza tu vara, extiende tu mano y divide el mar y que el pueblo entre.

Era tiempo de actuar, de arrebatar la victoria, de declarar lo que Dios ya ha hecho. De usar lo que Dios ya nos ha dado. El Reino de Dios no hay que esperarlo no pedir que venga, hay que arrebatarlo por la fuerza. Está en manos del enemigo pero es nuestro y hay que atarlo y arrebatarlo.

  • Mateo 11:12 “El reino de los cielos sufre violencia y los violentos lo arrebatan (por la fuerza)”

Desde Juan el Bautista “el reino de los cielos se ha acercado”.

Antes sólo algunas personas específicas podían tener acceso al Reino de Dios (Elías, Eliseo, etc…) Desde Juan el Bautista Dios comenzó la obra de restauración. El esforzado y valiente puede arrebatar lo que Dios ya le entregó.

 * 1ª Samuel 14:1-23 La victoria de Jonathan y su paje.

 ¿PARA QUÉ HAS NACIDO? ¿PARA PERDER O PARA GANAR?

NO ES TIEMPO DE ESPERAR NUESTRO TURNO, ES TIEMPO DE ARREBATAR LO QUE EL DIABLO ROBÓ

CONCLUSIÓN

– Puedes quedarte renegando como este hermano mayor: “Mas él, respondiendo, dijo al padre: He aquí, tantos años te sirvo, no habiéndote desobedecido jamás, y nunca me has dado ni un cabrito para gozarme con mis amigos.” (Lc. 15:29)

– O puedes creer lo que el padre le dijo: “El entonces le dijo: Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas.” (Lucas 15:31)

 ¿Que vas a hacer? Seguir esperando siendo un espectador, o comenzar a andar en lo que Dios diseñó para ti.

¿Hay cosas que debes arrebatar al enemigo? Salud, economía, familia, fe, trabajo, casa, etc. Ven, comencemos a tomar posesión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s