IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

TRES PASOS HACIA LA META

Deja un comentario

Prosigo-a-la-Meta-Filipenses-3-13-14INTRODUCCIÓN

–  “La experiencia demuestra que el éxito se debe menos a la capacidad que al entusiasmo. El ganador es aquel que se entrega a su trabajo, en cuerpo y alma”.

Sir Thomas Fowell Buxton

– “El éxito consiste en ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo” Winston Churchill

 – “Ayer me atreví a luchar. Hoy me atrevo a ganar”. Bernadette Devlin

 – “Denme un empleado de almacén con una meta y les daré un hombre que hará historia. Denme un hombre sin metas y les daré un empleado de almacén”. J. C. Penney

 – “Nunca vas a cambiar tu vida hasta que cambies algo que haces todos los días. El secreto de tu éxito se encuentra en tu rutina diaria”. John C. Maxwell

 Al finalizar este año, se me ocurren 4 preguntas que hacerte:

1. ¿Qué es una meta?

Podemos entender una meta como el fin al que se dirigen las acciones o deseos de una persona, lo que pretende conseguir.

2. ¿Para qué sirven las metas?

– Cuanto más claras y precisas sean tus metas, más eficazmente pondrás los medios para conseguirlas.

– Las metas claras y alcanzables te generan una fuerza motivadora importante.

– La prescripción de metas combate la pereza, la indecisión, la baja autoestima, dando lugar a una mejora de tu rendimiento.

– Las metas hacia un fin determinado, son las que te mueven a actuar, sin ellas no existiría conducta inteligente, sino conducta instintiva o refleja.

– Lo importante es tener claro lo que quieres, pues esa claridad aparecerá también en tu conducta diaria.

3. ¿Tienes una meta?

4. ¿Qué vas a hacer para conseguirla?

Alguien dijo:Las personas exitosas no es que tengan más suerte, más conocimientos o más talentos. Simplemente son personas que saben exactamente lo que quieren, tienen un plan para lograrlo y todas sus acciones están encaminadas a acercarlos a sus metas.”

 ¿Tienes una meta para este año? ¿Qué vas a hacer para conseguirla?

Filipenses 3:12-14  “No es que ya lo haya conseguido todo, o que ya sea perfecto. Sin embargo, sigo adelante esperando alcanzar aquello para lo cual Cristo Jesús me alcanzó a mí. (13)  Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, (14)  sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.”

NO HAY META INALCANZABLE, SOLO GENTE QUE SE CANSA A MITAD DEL CAMINO

El apóstol Pablo también tenía metas:

Filipenses 3:10 Quiero conocer a Cristo y experimentar el gran poder que lo levantó de los muertos. ¡Quiero sufrir con él y participar de su muerte, para poder experimentar, de una u otra manera, la resurrección de los muertos!

Filipenses 3:14

– ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús. (NVI)

– recibir el premio celestial al cual Dios nos llama por medio de Cristo Jesús. (NTV)

Sabemos cuál era la meta de Pablo, pero ¿Y tú? ¿Sabes cuál es tu meta, tu objetivo para este nuevo año?

– Quizás es similar a la de Pablo: Conocer a Cristo más profundamente

– Comprometerte con el Señor y con la Iglesia

– Servir en algún ministerio

– Ganar a una persona para Cristo

Quizás tiene que ver con dejar algo:

– Dejar un pecado, un mal hábito, una mala conducta.

– Dejar algunos kilos que sobran, dejar algunas comidas que te perjudican

Quizás tiene que ver con tus estudios, con tocar algún instrumento, con hacer algún deporte, etc.

¿Cuáles son tus metas? ¿Tienes una meta? ¿Qué vas a hacer para conseguirla?

Sabemos cuál era la meta de Pablo y tú debes saber cuál es tu meta, pero ¿Cómo hacemos para llevarlas a cabo, conseguirlas, alcanzarlas?

Le hemos preguntado a Pablo ¿Cuál sería el primer paso para alcanzar nuestra meta? y esto es lo que nos ha respondido: Filipenses 3:13

I. OLVIDO LO QUE QUEDA ATRÁS

“Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás”

– me olvido del pasado

Dejar de tener en la memoria lo que se tenía o debía tener; No tener en cuenta algo. Olvidar los agravios que te hicieron; Hacer perder la memoria de algo; Estar olvidado algo.

Pablo está haciendo memoria o referencia a su pasado como vemos en los versículos 4 al 6

¿Quieres cumplir tus metas para este nuevo año? Olvida tu pasado, tus errores, el daño que te hicieron, los obstáculos que te pusieron. Aprende de ello, pero no te quedes allí. Ya pasó, es un nuevo año, una nueva oportunidad de lograrlo.

Quizás hay personas que le persiguen su pasado: Cosas que te hicieron o que tú mismo hiciste.

El escritor de Hebreos 12: 2 haciendo referencia a una carrera nos recomienda: “despójate del lastre que te estorba;”  ponlo lejos, aléjate, sepárate de tu pasado.

No puedes correr hacia delante, si estás arrastrando algo. Tienes que olvidarlo, quitarlo de tu memoria.

Muy bien, Pablo, ya hemos apuntado este primer paso, vamos a olvidar el pasado, los errores, el daño que nos hicieron o que hicimos (pedir perdón 1ª Juan 1:9), hemos decidido despojarnos de este lastre, ¿Y ahora qué? ¿Tú qué harías?

Filipenses 3:13

II. ME ESFUEZO POR ALCANZAR LO QUE ESTÁ DELANTE

“Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: (1) olvidando lo que queda atrás y (2) esforzándome por alcanzar lo que está delante,”

– Me lanzo a lo que está por delante

– Me concentro en lo que me falta por recorrer

– Me lanzo en persecución de lo que está por delante; me extiendo hacia delante

– Fijo mi mirada en lo que tengo por delante

Ya no sólo no miro atrás, sino que miro hacia delante. Atrás no, hacia delante sí. ¿Has intentado correr mirando hacia atrás? ¿Cuál crees que será el resultado?

Pablo nos está diciendo: Si quieres lograr tus metas, Olvida tu pasado; Esfuérzate en lo que tienes delante.

Esforzarse: Tiene que ver con ser valiente; estar animado;

Por alguna razón Josué recibió cuatro veces la orden de: “Esfuérzate y sé valiente o esfuérzate y anímate” Deut. 31:7 y 23 y Jos 1:6-7

Porque no se puede conseguir una meta sin esfuerzo, sin valentía y sin estar animado.

– Cuando Salomón tenía la META de construir el Templo, su padre David le dijo: Esfuérzate y cobra ánimo (1ª Cr. 22:13)

– Cuando Esdras tenía la gran META de volver a darle autoridad a la Ley de Dios después del cautiverio, el pueblo le dijo: estaremos contigo, pero Esfuérzate. (Esd. 10:4)

Para Pablo era una característica principal a la hora de cumplir su meta: Me esfuerzo por alcanzar lo que está delante.”  Si, dependemos de Dios, del Espíritu Santo, pero Él trabaja con mi esfuerzo.

“Ora tanto como si dependiera de Dios

Trabaja tanto como si dependiera de ti”

Por eso una de las preguntas que hice al principio es: ¿Qué vas a hacer para conseguir tus metas? ¿Qué es lo contrario de esforzarse? Desistir, flaquear, tirar la toalla, abandonar.

Entonces, Pablo, nos estás diciendo que lo que tú harías para alcanzar una meta es:

1) Olvidar el pasado y 2) Esforzarse por lo que está delante

¿Hay otra cosa además de esto que podríamos hacer? ¿Que harías tú Pablo?

III. SIGO AVANZANDO HACIA LA META (Filp. 3:14)

– He fijado la meta: Conocer a Cristo (Pablo); Leer la Biblia entera; leer cinco libros; aumentar mi tiempo de oración a una hora; comprometerme a servir en algún ministerio; rescatar una vida; etc.

– He cometido fallos, no lo he conseguido hasta ahora, pero: Olvido lo queda atrás.

– Me esfuerzo hacia lo que está delante, las oportunidades.

– Sigo avanzando hacia le meta: No me detengo, no me distraigo, no me quedo a medias.

Otras versiones:          “avanzo hasta el final de la carrera”

                                    “Prosigo a la meta”

Como Oseas en su deseo de conocer a Dios: Oseas 6:3  “Y conoceremos, y proseguiremos en conocer a Jehová” Es continuar una cosa ya iniciada.

Cuando Nehemías tenía la gran META de levantar el muro de Jerusalén, fueron muchas las veces que sus enemigos intentaron frenarlo, intentaron distraerlo, liarlo con otros asuntos, pero él tenía una META, se ESFORZÓ en cumplirla, y AVANZÓ SIN DETENERSE.

Nehemías 6:3-4 “Y les envié mensajeros, diciendo: Yo hago una gran obra, y no puedo ir; porque cesaría la obra, dejándola yo para ir a vosotros.  Y enviaron a mí con el mismo asunto hasta cuatro veces, y yo les respondí de la misma manera. “

– Cuando venga el desánimo: Avanza hacia le meta, no te detengas

– Cuando cometas un error: Avanza hacia le meta, no te detengas

– Cuando se levante oposición: Avanza hacia le meta, no te detengas

¿Tienes una meta? Olvida el pasado, los errores. Esfuérzate por lo que está por delante. Y avanza, sigue, continúa corriendo, no te detengas por nada. Prosigue (Huye) de los que te dicen que no podrás, (huye) de los que quieren detenerte, (huye) de los errores del pasado. Tienes una meta. Alcánzala.

CONCLUSIÓN

Filipenses 3:12-14  “No es que ya lo haya conseguido todo, o que ya sea perfecto. Sin embargo, sigo adelante esperando alcanzar aquello para lo cual Cristo Jesús me alcanzó a mí. (13)  Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, (14)  sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.”

¿Para qué olvidaba Pablo el pasado? ¿Para qué se esforzaba por alcanzar lo que estaba delante? ¿Para qué seguir avanzando hacia la meta?

PARA GANAR EL PREMIO QUE DIOS OFRECE

 ¿Cuántos tienen metas para este nuevo año?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s