IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

DALE TU NOMBRE

Deja un comentario

saludoINTRODUCCIÓN

El nombre, todos tenemos uno como mínimo, algunos dos e incluso tres. Ponemos nombre a las personas aún antes de nacer. Nuestro nombre nos identifica, nos da personalidad, nos saca del anonimato. Conocemos a las personas por su nombre.

Nos relacionamos por medio de nuestro nombre. Podemos referirnos a alguien e identificarlo a través de su nombre.

 Lo primero que Dios hizo al crear al hombre fue ponerle nombre y luego a la mujer. Y luego fue la primera tarea que Dios le dio al hombre, ponerle nombre a cada ser viviente.

 Poner el nombre a alguien o a algo es un sinónimo de autoridad, de propiedad. Dios le dio autoridad a Adán y Eva y lo demostró dejando que ellos pusieran nombre al resto de su creación.

 Sólo los padres tienen la autoridad de poner nombre a sus hijos, porque a ellos les pertenecen.

Solo un inventor tiene la autoridad de ponerle nombre a su invento. Silla, mesa, bombilla, púlpito, teléfono, etc., todo tiene un nombre y nos ayuda a identificar cada cosa.

¿Cuál es tu nombre? ¿Por qué te pusieron ese nombre? ¿Qué significa tu nombre? ¿Tienes nombre?  ¿Quién te lo puso?

 Aún Dios tiene nombre. La palabra “nombre” aparece 863 veces en la Biblia y muchas de esas veces se refiere a Dios.

– ¿Por qué Dios no quiso dar su nombre a Moisés a pesar de la cercanía que este tenía con Dios? Éxodo 3:13-14

– ¿Por qué Dios no le dio su nombre a Abraham, si era el amigo de Dios, ni a Isaac, ni a Jacob? Génenes 32:29; Éxodo 6:3

– ¿Por qué Dios no quiso darle su Nombre a los padres de Sansón? Jueces 13:18

 Porque el nombre es algo especial, personal que cada uno tiene. Es lo que te identifica, te separa del resto, y para los judíos aún incluso en muchas ocasiones definía su personalidad y conducta.

 Dios no le daba su Nombre a cualquiera en el Antiguo Testamento, por la separación que existía a través del pecado. A través de no darnos su Nombre, se indicaba lejanía, separación, falta de confianza, falta de conocerle. Pero cuando Jesús vino en carne, una de las primeras cosas que hizo fue “dar su Nombre a los discípulos para que lo usaran”.

 Jesús nos dio su Nombre y eso nos dio autoridad, nos hizo ser cercanos a Él. Nos hizo sentir confianza en Él, seguridad, cercanía, amistad. Jesús CONECTÓ con nosotros a través de darnos su Nombre. Luego nos dio algo mucho mayor (si se puede) Su sangre. Pero sigue siendo “la Sangre que lleva su Nombre”, la Sangre de Jesús.

 TIENE TU NOMBRE

Juan 10:1-3 “De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador. Mas el que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es. A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre, y las saca.”

 El nombre indica confianza, seguridad, cercanía, amistad, compañerismo, CONEXIÓN. Jesús sabe tu nombre y debido a que sabe tu nombre, puede llamarte por tu nombre. Y esto indica que le importas. Que hay muchas personas en el mundo, pero tú eres único/a. No te llama: “¡eh, tú, ven aquí!”, sino que debido a que conoce tu nombre te hace sentir especial para Él.

 ¿Te ha pasado haber ido a algún lugar que te provoque tensión o falta de seguridad? Un banco, el hospital, una ciudad o país desconocido, un nuevo trabajo.

¿Pero qué sucedería si en ese momento escucharas la voz de alguien llamándote por tu nombre? La reacción común es relajarte, suspirar y alegrarse porque alguien te conoce y lo demuestra mencionando tu nombre, acordándose de tu nombre.

 ¡¡Qué importante es el nombre!! ¡¡Que la gente sepa nuestro nombre!! ¡¡Que nos conozcan por nuestro nombre!! Jesús nos conoce por nuestro nombre. Hay muchos Manueles, pero para Jesús sólo hay un Manuel como tú. Hay muchas Rocíos, pero Rocío como tú, eres la única para Él, ¿Cuántos Josés conoces? ¿Y Franciscos, Jorges, Vanesas, Angelitas, Matías, etc.? Pero cada uno es diferente, tiene un rostro, una personalidad distinta, especial, única.

 Que Jesús tenga nuestro nombre, nos hace sentir que somos importantes para Él.

 DALE TU NOMBRE

El nombre nos da seguridad. Cuando vamos a un lugar desconocido, a un trabajo, a una entrevista, a cualquier lugar donde quisiéramos que nos tratasen bien, es diferente cuando vamos con un nombre. Cuando sabemos que allí hay alguien a quién conocemos. Cuando esa persona nos ha dicho: ¡¡Cuando vengas, pregunta por mi!! Eso te da descanso, te hace relajarte, te hace sentir bien, te libera del estrés de lo desconocido.

 Es importante que conozcan nuestro nombre y es importante conocer el nombre de las personas.

 Por esta razón, me gustaría lanzar un Proyecto llamado “DALE TU NOMBRE”.

Cuando alguien viene por primera vez a Manantial de Vida, dependiendo del contexto, puede venir, asustado, temeroso, con vergüenza, inseguro, etc. Y nos gustaría hacer que las personas dejaran todo ese estrés en la puerta y se sintieran como en casa.

 ¿Cómo te sentiste la primera vez que entraste en una Iglesia Evangélica? ¿Te hubiera ayudado conocer a personas allí? Queremos que la gente no sienta que viene a un lugar desconocido, que se sientan cómodos con la Iglesia, como en familia y para eso necesitamos personas que se comprometan con el proyecto DALE TU NOMBRE.

 Un proyecto que consiste en al menos 5 personas comprometidas a dar su nombre a las personas nuevas. Presentarte a ellos/as. Cada domingo, ese será tu ministerio, DARLE TU NOMBRE a las visitas, a la gente nueva.

 CONCLUSIÓN

Jesús conoce nuestro nombre y eso nos hace sentirnos bien con Él y nos hace sentirnos bien cada vez que vamos a Él en Oración. Porque indica confianza, cercanía, amistad.

Necesitamos al menos cinco personas que quieran hacer esto mismo con los nuevos. Que conecten con la gente nueva, con las visitas, que les hagan sentirse en confianza. Personas que estén dispuestas a dar su nombre.

 Ese será tu ministerio, tu compromiso. Querrás que cada domingo venga gente nueva porque así podrás llevar a cabo tu ministerio. Cada visita, cada nuevo será un gozo para ti, porque estarás deseando ir y darle tu nombre. Conectar con esa persona. ¿Te gustaría formar parte de este comité de bienvenida? Habla con nosotros, tú eres importante para la Iglesia y tienes un nombre que dar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s