IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

LA GLORIA QUE TÚ ME DISTE, YO LES HE DADO

Deja un comentario

LogoGrupoPequenno

Hebreos 4:12  Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

 Una vez Norman Peale caminaba por las calles pequeñas de Kowloon en Hong Kong, y pasó por un estudio de tatuajes. En la ventana estaban las muestras de los tatuajes disponibles. Se hacían tatuajes de un ancla, una bandera, una sirena o de cualquier otra cosa. Pero lo que le sorprendió fueron las tres palabras que se podían tatuar: “Nacido para perder”. Él entró al lugar y preguntó al artista chino: “¿Realmente alguien quiere esta terrible frase en su cuerpo, ‘Nacido para perder’?”. Él respondió: “Sí, algunas veces”. Peale respondió: “Simplemente no puedo creer que alguien que no esté loco quiera hacer esto”. El artista simplemente apuntó a su cabeza y dijo con su acento imperfecto: “Antes que tatuaje en cuerpo, tatuaje en mente”.

¿Cómo es posible hermanos que la realidad que nos rodea a cada uno de nosotros sea tan diferente a la realidad que Cristo nos presenta en su Palabra?

 ¿No dice su Palabra que busquemos el Reino de Dios y su Justicia y que las demás cosas serían añadidas?

¿No dice la Biblia que estamos sentado con Cristo en lugares celestiales?

¿No dice la Biblia que sobre los enfermos pondríamos nuestras manos y sanarían?

¿No dice la Biblia que si tuviéramos fe nada nos sería imposible?

¿No nos dijo Jesús que nos daba autoridad sobre los espíritus inmundos y para sanar toda enfermedad y toda dolencia?

Si les pregunto cuántos creen estas promesas, todos me dirán que sí. Pero la triste realidad es que no forman parte de nuestra vida. No las estamos experimentando.

 Cristo vino, estableció el Reino de Dios, declaró que ya había venido. Murió, resucitó, y nos dio poder para que las obras que Él hacía, nosotros las hiciéramos, y aún mayores, pero la triste realidad es que los enfermos no se sanan, los oprimidos por el diablo siguen atados, y los pecadores siguen perdiéndose sin Cristo.

 ¿No te preguntas por qué Dios no sana tan a menudo como lo hacía Jesús, como lo hacían los apóstoles? ¿No te hace eso pararte a pensar en que quizás algo no está funcionando bien?

¿No te preguntas por qué tu vida es tan diferente a la vida de los apóstoles?

Teniendo en cuenta que todos creemos las Escrituras, que Cristo no puede mentir cuando dijo que nos daba autoridad, teniendo en cuenta esto, ¿no te hace pensar en que quizás hay algo que nosotros no hemos terminado de entender?

 ¿No se supone que el Reino de Dios había venido ya? ¿Entonces, por qué no lo estás experimentando en tu vida diaria?

 Hechos 8:30  Acudiendo Felipe, le oyó que leía al profeta Isaías, y dijo: Pero ¿entiendes lo que lees?

Esta semana, el Espíritu Santo me ha hecho ver, que somos como el Etíope. Una generación de cristianos que lee la Biblia, pero que no ha terminado de entenderla. No hemos entendido el plan de Dios para nosotros y esa es la razón por la cual nuestras vidas no se parecen en nada a la vida que se supone que deberíamos tener.

 La sociedad está pidiendo a gritos una respuesta. Romanos 8:22  Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora;

Todos sabemos que la Respuesta para esta Sociedad la tiene la Iglesia, pero la Iglesia se siente impotente sin saber que hacer con el enfermo, con el que está atado, con el que sufre.

 Si le pregunto, ¿Cuál es la esperanza para este mundo? ¿Quién es la Esperanza para este mundo arruinado por el pecado? Usted me diría que es Cristo. Y estamos esperando que Cristo baje otra vez y vuelva a hacer lo que ya hizo. Pero Cristo no va a venir por Él dejó a la Iglesia para que continuara lo que Él empezó.

Colosenses 1:27  a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria,

Romanos 8:19  Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios.

 ¡¡Necesitamos entender el Plan de Dios para nosotros!!

 I. FUISTE CREADO PARA GOBERNAR

Génesis 1:27-28 27Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 28Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.”

 Lucas 4:5-7 Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra.Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy.Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos.

 En el momento que el hombre rechazó a Dios y escogió a Satanás al desobedecer, le otorgó al diablo el derecho legal de gobernar sobre esta tierra. Y lo está haciendo.

 ¿Por qué Dios no frenó a Adán y a Eva si sabía lo que iba a suceder?  De Dios es la tierra y su plenitud, pero le entregó al hombre el derecho a gobernar, y este lo perdió. Dios no es un Dios que da para luego quitar. Irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios (Romanos 11:29)

 Cuando el hombre pecó, le dio todo al diablo, toda la potestad en la tierra. “El mundo entero está bajo el maligno.” 1ª Juan 5:19

 Fuimos creados para gobernar, pero perdimos el gobierno.

 II. CRISTO RECUPERÓ EL GOBIERNO

El Plan de Dios siempre ha sido que el hombre recuperara el gobierno, la Potestad que Dios le había dado. Pero no podía quitarla de Satanás porque legalmente (Lucas 4:5-7) se le entregó.

Un hombre perdió la potestad sobre la tierra (el primer Adán) y un hombre debía recuperarla (el segundo Adán) Romanos 5. Cristo, Dios hecho hombre.

 Después de que Jesús murió y resucitó, proclamó: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.” (Mateo 28:18)

Cristo ha recuperado la Potestad. Él tiene el total dominio sobre esta tierra, sobre la enfermedad, sobre el pecado, sobre el diablo, sobre la realidad que nos consume. Cristo tiene todo el poder para cambiar esto.

 III. GOBERNAMOS CON CRISTO

Ninguno de nosotros dudaría ni un solo momento de que Cristo tiene tal autoridad sobre la enfermedad, sobre el diablo, sobre las leyes naturales. Ninguno de nosotros dudaría de que si Cristo estuviera aquí en este momento, enfermos serían sanos, los oprimidos por el diablo serían libres y el Reino de Dios comenzaría a establecerse sobre esta tierra.

 “Historia mítica de Erasmo”

Cristo recuperó el Gobierno, la Potestad pero para volver a dársela al ser humano. Él siempre quiso que el hombre gobernara sobre la tierra según las leyes de su Reino.

 “La consecuencia de que el mundo esté como está. Que los enfermos no sean sanados por Dios, que la gente siga oprimida por los vicios, por demonios. Toda la consecuencia del pecado sobre esta tierra no es por falta del gobierno de Dios, sino por falta del gobierno de la Iglesia con la autoridad que Cristo le ha dado.”

  •  Mateo 13:11 “Os he dado saber los misterios del reino de los cielos”
  • Lucas 12:32 “No temáis manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino”
  • Mateo 3:2 “El reino de los cielos se ha acercado”
  • 1ªCo 12:27  Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.
  • Juan 17:20-21  para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.
  • 1ª Juan 4:17 pues como él es, así somos nosotros en este mundo.
  • Juan 20:21  Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío.
  • Juan 14:12  De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.
  • 1ª Juan 2:6 El que dice que permanece en Él, debe andar como Él anduvo.

 IV. GOBERNAMOS POR GRACIA

¿Qué es la Gracia? ¿Alguien me puede responder?

 2ª Co 4:4  en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.

 Todos hemos entendidoque por la Gracia de Dios hemos sido salvos. Pero nos hemos quedado en ese entendimiento superficial. La Gracia es mucho más que haber sido salvos. La Gracia nos otorga poder para gobernar en la tierra en la manera que Cristo gobernó.

 Juan 1:16  Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia.

Efesios 4:1113  Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,  a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

 ¿Cuántos habían leído algunos de estos versículos? ¿Cuántos creen que son Palabra de Dios para nosotros? ¿Pero qué diferencia está haciendo en nuestra vida? ¿Cómo afectan estas verdades en nuestra vida diaria? NADA DE NADA.

¿Por qué? Porque no hemos entendido lo que significan.

Mateo 13:19  Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto al camino.

 ¿Podemos tener una vida extraordinaria como la tenía la primera Iglesia? ¡¡Pensamos, No!!, porque ellos oraban, ayunaban, y hacían más.

¡¡PERO ENTONCES NO SERÍA POR GRACIA SINO POR LAS OBRAS!!

 Ellos no hacían todo lo que hacían por orar más, ayunar más o sacrificarse más, sino por haber entendido que por Gracia les fue otorgado poder.

 La Gracia es “que para que Cristo estableciera el Reino de Dios, para que recuperara la Potestad en esta tierra, para que fuese ascendido a los cielos y sentarse en lugares celestiales a la diestra de Dios tuvo que vivir sin pecado, morir por los pecados de la humanidad y resucitar al tercer día, y nosotros, siendo pecadores recibimos todo esto sólo por creer en Él y recibirlo.”

 La Gracia es mucho más que ser salvos. Por Gracia, has pasado de muerte a vida, de condenación a salvación, por Gracia en el momento que naciste de nuevo, fuiste hecho morada del Espíritu Santo. Fuiste capacitado con un poder para ser testigos como el que tenía Jesús, los apóstoles y la primera Iglesia.

 Mateo 10:8  Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.

Juan 1:16  Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia.

Efe 3:14-20  Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo,  de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra, para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios. Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros,

 Hch 4:33  Y con gran poder los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús, y abundante gracia era sobre todos ellos.

Hch 6:8  Y Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes prodigios y señales entre el pueblo.

Hch 20:32  Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados.

 Pensamos en Pablo y quisiéramos ser como él, su vida de poder, de señales y maravillas.

1ª Co 15:10  Pero por la gracia de Dios soy lo que soy.

2Co 12:9  Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.

 CONCLUSIÓN

Efesios 1:15-23 Por eso yo, por mi parte, desde que me enteré de la fe que tienen en el Señor Jesús y del amor que demuestran por todos los santos, 16  no he dejado de dar gracias por ustedes al recordarlos en mis oraciones. 17  Pido que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre glorioso, les dé el Espíritu de sabiduría y de revelación, para que lo conozcan mejor. 18  Pido también que les sean iluminados los ojos del corazón para que sepan a qué esperanza él los ha llamado, cuál es la riqueza de su gloriosa herencia entre los santos, 19  y cuán incomparable es la grandeza de su poder a favor de los que creemos. Ese poder es la fuerza grandiosa y eficaz 20  que Dios ejerció en Cristo cuando lo resucitó de entre los muertos y lo sentó a su derecha en las regiones celestiales, 21  muy por encima de todo gobierno y autoridad, poder y dominio, y de cualquier otro nombre que se invoque, no sólo en este mundo sino también en el venidero. 22  Dios sometió todas las cosas al dominio de Cristo, y lo dio como cabeza de todo a la iglesia. 23  Ésta, que es su cuerpo, es la plenitud de aquel que lo llena todo por completo.

 ¿Entiende por qué Dios no obra como lo hacía cuando Cristo andaba por la tierra? ¿Entiende por qué Cristo no hace las mismas cosas aquí y ahora como lo hacía en la Iglesia de Hechos?

Porque Cristo te dejó a ti, para que tú lo hicieras, dejó a la Iglesia, su Cuerpo, Su Plenitud, de dio la Gracia, el Regalo, el Poder, la Autoridad, el Gobierno. Es la Iglesia la que debe sanar a los enfermos, la que debe librar al oprimido por el diablo, la que deber llevar a los pecadores al arrepentimiento a través de la proclamación del Reino de Dios.

Mat 4:23  Jesús recorría toda Galilea, enseñando en las sinagogas, anunciando las buenas nuevas del reino, y sanando toda enfermedad y dolencia entre la gente.

Nosotros debemos hacer exactamente esto ahora donde vayamos. Pero no lo creemos ¿Por qué?

Luc 8:12  Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo (calumniador) y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven.

La calumnia consiste en la imputación falsa a una persona. Atribuir a alguien falsamente y con malicia palabras, actos o intenciones deshonrosos

Pero el Espíritu Santo quiere abrir tu entendimiento, para que entiendas, para que creas, que nos por ti, por tus méritos, por tu vida de oración, de ayunos o de sacrificios, es por Su Gracia. Estás capacitado para establecer el Reino de Dios aquí y ahora.

Lucas 24:45  Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras;

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s