IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

DECIDE NO SALIR DEL CIRCULO DE PROTECCIÓN (Rafa Boix)

Deja un comentario

1424324_692593154098531_1976176730_n

INTRODUCCIÓN

Existe un mundo espiritual invisible compuesto por ángeles de Dios que ayudan, protegen, guían, etc. Y también compuesto por ángeles caídos (demonios) que también interactúan en la vida de las personas causando todo tipo de daños emocionales, espirituales y físicos.

Si has hecho algún viaje a un país muy turístico organizado por alguna agencia, es muy posible que te marquen un recorrido de seguridad. En ese recorrido puedes visitar playas, hoteles, lugares paradisíacos de cierto lujo. Pero también es muy posible que te adviertan sobre el peligro de salir de ese recorrido de seguridad. “Si decides ir a la ciudad o a ciertos lugares, nosotros no nos hacemos responsables.” Todo queda bajo la decisión del turista. Dentro del círculo diseñado por la agencia – Seguridad. Fuera de ese círculo – Peligro.

De la misma manera, teniendo en cuenta que existen Satanás y los demonios y que su objetivo es matar, hurtar y destruir, Dios ha marcado un círculo de seguridad para toda persona. La Obediencia a su Palabra, la Biblia.

Santiago 4:7 Someteos, pues a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.

“Por eso, obedezcan a Dios. Pónganle resistencia al diablo y él huirá de vosotros.”

Jesús fue tentado por Satanás en el desierto, pero Jesús decidió no ceder a esas tentaciones sometiéndose a la Palabra de Dios. El resultado fue que Satanás le dejó y ángeles vinieron a servir a Jesús.

En otras palabras, la mayoría de las cosas que nos suceden o experimentamos son producto de las decisiones que tomamos.

En la tentación de Jesús: El diablo era real, las tentaciones eran reales, la presión, la lucha interior por hacer lo correcto o lo incorrecto. El diablo sólo podía tentarle, seducirle, influenciarle por medio de imágenes seductivas, pero en ningún momento podía obligar a Jesús a tomar una decisión equivocada.

Pero Jesús escogió, decidió someterse a la Palabra de Dios. Y el resultado fue doble: 1) Satanás se marchó, le dejó, perdió fuerza, influencia. 2) Jesús experimentó la bendición de Dios, ángeles vinieron, le sirvieron.

La manifestación de la bendición fue el producto de una buena decisión por parte de Jesús.

Decidir:

Decisión viene del latín “decidere” que significa “cortar, amputar, separar”.  Así que cuando decidimos algo estamos cortando, amputando o separando.  Si decides bajar de peso debes cortar el impulso de comer, amputar la mitad del plato, o separar los alimentos que no son buenos para la salud.  Si decides estudiar para graduarte tienes que cortar las horas de salir a pasar un rato con amigos, amputar algunas horas de sueño, o separar las fantasías de las realidades para tomar con seriedad la vida.  Si decides ser fiel a tu cónyuge debes cortar con la persona que no es tu pareja, amputar de raíz las tentaciones dejando de ir a lugares incorrectos, o separar la vida de soltería de los principios que guían la vida matrimonial.  Y así puedes seguir aplicando este ejercicio a cualquier decisión en la vida.

Se supone que para tomar una decisión hay que analizar un problema por partes, separar los pros y contras.

Génesis 3:1-19

EL CÍRCULO DE SEGURIDAD

Génesis 2:15-17  Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase. Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.

La razón por la que Dios puso al hombre en la tierra era para que gobernara, para que estableciera el Reino de Dios, para disfrutar de todo lo que Dios creó.

– El sufrimiento no es la voluntad de Dios.

– La enfermedad no está en la voluntad de Dios.

– La escasez de alimentos, de ropa, de las cosas necesarias no es parte de la voluntad de Dios para nosotros.

– El sentimiento de soledad, no es parte de su voluntad.

Dios puso al hombre en el huerto de Edén para labrarlo: Trabajar, servir, cultivar, adorar, ministrar.

Y para guardarlo: cercar, proteger, cuidar, advertir, ser centinela, conservar.

Pero antes de que el hombre fuese puesto en ese Huerto, ya había alguien viviendo allí: Satanás. Él fue lanzado del cielo a la tierra por su rebeldía.

El diablo influenció a millones de ángeles a que se rebelaran contra Dios y Dios sabía que también lo intentaría con el hombre. Esa fue la razón por la que Dios marcó un CÍRCULO DE SEGURIDAD.

El v.16 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás;

Dios le dio un mandamiento al hombre, una regla a seguir, y lo hizo por dos razones: 1) Por que el hombre fue creado con capacidad de decidir, con libre albedrío, con voluntad propia. 2) Dios sabía que el diablo trataría de influenciar al hombre a rebelarse contra Él

Esa fue la razón por la que Dios marcó UN CÍRCULO DE SEGURIDAD. Sus mandamientos, Su Palabra.

Dios nos ha puesto en esta tierra, como Adán, para cuidar, proteger, conservar, para adorar (a Dios) y ministrar (a los demás).

Pero antes de que nosotros existiéramos, antes de que naciéramos, ya había alguien esperándonos: Satanás.

Es por esa razón que Dios nos dejó su Palabra, sus Promesas, sus Advertencias, para que obedeciéndolas, sometiéndonos a su Palabra, podamos estar seguros, guardados de todo peligro.

Dios estableció un PACTO con Israel basado en los 10 Mandamientos:

  1. No tendrás dioses ajenos delante de mí. Este mandamiento evitaría que el pueblo se hiciera dioses basados en el pecado de la gente, dioses que reclamarían sacrificios humanos, orgías que producirían toda clase de enfermedades venéreas, etc.
  2. No te inclinarás a ellas ni las honrarás. (tiene que ver con el primero)
  3. No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano. Esto evitaría que la gente perdiera el temor a Dios. Evitaría que la gente se hiciera otros ídolos y les llamara Dios.
  4. Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Jesús dijo que el sábado se hizo para el hombre. Dios sabía que necesitamos descansar, tomar un respiro, dedicar un día para ser ministrados por Él, para recuperar fuerzas.
  5. Honra a tu padre y a tu madre. Esto evitaría contiendas en el hogar, rebeldía, falta de respeto. ¿Cuál es la consecuencia de no cumplir este mandamiento? Lo que estamos viviendo en los hogares.
  6. No matarás. Este mandamiento evitaba que la gente tomara su propia venganza o matara para obtener cosas.
  7. No cometerás adulterio. Matrimonios rotos, familias desestructuradas, heridas emocionales, celos, etc.
  8. Ho hurtarás. Evitaría las envidias, despojar a los más débiles de sus posesiones. Haría que cada uno trabajara y se ganara el pan con su esfuerzo.
  9. No hablarás contra tu prójimo falso testimonio. Este mandamiento evitaría que nos convirtiéramos en unos mentirosos. En personas con doble vida. Evitaría contiendas, murmuraciones, críticas.
  10. No codiciarás. Este mandamiento nos ayudaría a estar conformes con lo que tenemos. A ser agradecidos, a no tomar lo que no nos pertenece.

Cada uno de estos mandamientos conformaba un CÍRCULO DE SEGURIDAD para el Pueblo de Israel. No era para privarlos de libertad, sino para guardarlos de la influencia del pecado y de Satanás.

De la misma manera, Dios nos ha entregado un Nuevo Pacto basado en Jesucristo, en su vida, sus mandamientos, su Sangre.

Efesios 2:1-3 nos dice que al no obedecer a Dios ni su Palabra estábamos muertos en nuestros delitos y pecados. Que seguíamos la corriente de este mundo conforme al deseo de Satanás. Eramos guiados por los deseos de nuestra carne y eso nos convirtió en hijos de ira, personas sin libertad, controlados por las emociones, por los malos deseos, por los malos pensamientos, las malas actitudes.

Pero en el momento que escuchemos que Dios tenia un plan mejor y lo creímos y lo aceptamos y decidimos someternos a Él, entramos en ese círculo de seguridad y el diablo perdió todo su derecho sobre nosotros.

La Biblia, es el círculo de seguridad, obedeciéndola, estamos seguros, sanos y salvos.

LA INFLUENCIA DE SATANÁS

Génesis 3:1-5) Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal

Estos versículos nos muestran varias cosas:

– Que el diablo tiene capacidad de influenciarnos usando LA ASTUCIA Y LA MENTIRA. Cuando alguien une la astucia con la mentira para dirigirse a nosotros, es que sus propósitos no son buenos.

– Que el diablo tratará de sacarnos de nuestro círculo de seguridad. Tratará de poner en duda los Mandamientos de Dios, Su Palabra. Trata de quitarle importancia a lo que Dios ha dicho. Trata de quitarle importancia al pecado. Usará la astucia y la mentira.

– Que sus artimañas estarán mezcladas con verdades, con personas honradas, con ropa cristiana y con la Palabra de Dios.

– Usará la lógica, la sabiduría, las señales, la ciencia, las personas más influyentes, y todo lo que esté a su mano para conseguir que salgamos de nuestro CÍRCULO DE SEGURIDAD: LA BIBLIA.

Porque él sabe que mientras seamos obedientes, no puede tocarnos, no tiene derecho sobre nosotros.

– Mateo 4:1  El diablo trató de influenciar a Jesús usando la lógica, la razón, las necesidades cotidianas, la sed de poder que el hombre tiene por naturaleza y aún usó la Palabra de Dios.

Mateo 16:23 El diablo trató de influenciar a Jesús usando a Pedro, la lógica, la razón, la autocompasión.

Efesios 4:27 nos advierte de no darle lugar al diablo, a su influencia.

Efesios 6:11 nos anima a vestirnos de toda la armadura de Dios para poder estar firmes contra las asechanzas del diablo, su influencia, sus mentiras.

Lucas 8:12 habla de la influencia del diablo para quitar la Palabra sembrada en nuestro corazón: para que salgamos de nuestro círculo de seguridad.

1ª Pedro 5:8 nos anima a ser sobrios y velar porque el diablo anda alrededor nuestro tratando de influenciarnos.

Efesios 6:12  nos aclara que nuestra lucha es contra principados, potestades, gobernadores de las tinieblas, huestes de maldad.

No podemos negar que existe un mundo espiritual dañino que trata de influenciarnos continuamente para que desobedezcamos la Palabra de Dios y así tener influencia sobre nosotros.

El hombre y la mujer tenían un mandamiento junto a una advertencia (el círculo de seguridad); tenían una influencia exterior (el diablo) cuyo fin es hacer que el hombre aparte su mirada de la Palabra de Dios y la ponga en lo prohibído, fuera del círculo, en el peligro.

El diablo existe, su fin es matar, robar, destruir y sí, es responsable de muchas de las cosas negativas que suceden a nuestro alrededor.  Trata de que caigamos en los dos extremos:

1) Que no creamos en su influencia. Que no creamos que existe un mundo espiritual que trata de dañarnos.

2) Que creamos que él es el culpable de todo lo malo que nos sucede. A él no le importa que le echemos la culpa de todo.

NUESTRAS PROPIAS DECISIONES

– ¿Me han diagnosticado una enfermedad? El diablo me está atacando con enfermedad.

– ¿He perdido mi trabajo? El diablo ha influenciado a mi jefe.

– La gente que me rodea se aleja de mí y la culpa es del diablo.

– Me siento solo y nos ponemos a reprender espíritus de soledad.

– Sentimos ansiedad, depresión, dolor de cabeza, rechazo de la gente o de la familia y lo primero que pensamos es que el diablo nos está atacando.

Muchos cristianos han caído en la trampa de Satanás de espiritualizar todo lo que sucede a nuestro alrededor.

Hemos señalado al diablo como nuestro enemigo número uno, pero la sorprendente realidad es que nuestro enemigo número uno es nuestro propio corazón.

¿Cuántos saben que el diablo es mentiroso? ¿Qué es padre de mentira?

Jeremías 17:9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?

– Mateo 15:19 del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias.

¿Quién puso eso ahí? ¿Fue el diablo?

Génesis 3:6-16  Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.

El hombre conocía su CÍRCULO DE SEGURIDAD, el Mandamiento de Dios. Conocía la Advertencia de salir de ahí. Tenía la capacidad de elegir Obedecer a Dios y disfrutar de los beneficios o Desobedecer a Dios y pagar las consecuencias.

El diablo conocía este libre albedrío del hombre y mediante la astucia y el engaño influenció al hombre para que escogiera desobedecer a Dios, y el hombre ESCOGIÓ, DECIDIÓ, TOMÓ SU PROPIA DECISIÓN, y las consecuencias no tardaron en venir:

7) Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.

La decisión de desobedecer a Dios puso en sus corazones VERGÜENZA, DESCONFIANZA, SEPARACIÓN.

8) Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto.

La decisión de salir del CÍRCULO DE SEGURIDAD puso en sus corazones CULPABILIDAD, CONDENACIÓN, NECESIDAD DE ESCONDER EL DAÑO, FALTA DE INTIMIDAD CON DIOS.

9-10) Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí.

La decisión del hombre de desobedecer a Dios puso en sus corazones el MIEDO A DIOS, AL PECADO, AL JUICIO.

11-13) Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses? Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí. Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí.

La decisión del hombre puso en su corazón la necesidad de acusar a los demás, el juicio, el falso testimonio, la mentira, el esquivar la culpa, el juzgar a otros.

Génesis 3:14-19  Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida. Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar. A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti. Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida.  Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo. Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

El dolor, la enfermedad, la falta de fruto, el cansancio, la soledad, la muerte, los problemas emocionales, etc. Son fruto de la decisión del ser humano, la decisión de no Obedecer a Dios, a Su Palabra, salir del CIRCULO DE SEGURIDAD.

Santiago 1:13-15  Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.

NVI: Que nadie, al ser tentado, diga: “Es Dios quien me tienta.” Porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni tampoco tienta él a nadie. Todo lo contrario, cada uno es tentado cuando sus propios malos deseos lo arrastran y seducen. Luego, cuando el deseo ha concebido, engendra el pecado; y el pecado, una vez que ha sido consumado, da a luz la muerte.

Romanos 12:2  No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Deuteronomio 30:19  A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia;

CONCLUSIÓN

Juan 8:1-11 nos relata la historia de una mujer sorprendida en adulterio. La ley dictaba que el adulterio se pagaba con la muerte por lapidación. La mujer conocía esta ley y la consecuencia de desobedecerla pero decidió salir del CÍRCULO DE SEGURIDAD y comprobar que pasaría si desobedecía el Mandamiento.

Fue sorprendida en adulterio y la iban a lapidar sino hubiera sido por la sabiduría y la misericordia con que obró Jesús. Pero la advertencia de Jesús hacia ella fue clara:

“Vete y no peques más”. Juan 8:11

Ella podría haberse puesto a reprender a un montón de demonios, a espíritus de muerte o de mentira, pero la realidad era que se estaba enfrentando a la consecuencia de una mala decisión.

Deut 30:11-20 El mandato que te entrego hoy no es demasiado difícil de entender ni está fuera de tu alcance. No está guardado en los cielos, tan distante para que tengas que preguntar: ¿Quién subirá al cielo y lo bajará para que podamos oírlo y obedecer? Tampoco está guardado más allá del mar, tan lejos para que tengas que preguntar: ¿Quién cruzará el mar y lo traerá para que podamos oírlo y obedecer? Por el contrario, el mensaje está muy al alcance de la mano; está en tus labios y en tu corazón para que puedas obedecerlo. (Mateo 11:30 Porque mi yugo es fácil y ligera mi carga) ¡Ahora escucha! En este día, te doy a elegir entre la vida y la muerte, entre la prosperidad y la calamidad. Pues hoy te ordeno que ames al Señor tu Dios y cumplas sus mandatos, decretos y ordenanzas andando en sus caminos. Si lo haces, vivirás y te multiplicarás, y el Señor tu Dios bendecirá a ti y también a la tierra donde estás a punto de entrar y que vas a poseer. Sin embargo, si tu corazón se aparta y te niegas a escuchar, y si te dejas llevar a servir y rendir culto a otros dioses, entonces te advierto desde ya que sin duda serás destruido. No tendrás una buena y larga vida en la tierra… Hoy te he dado a elegir entre la vida y la muerte, entre bendiciones y maldiciones. Ahora pongo al cielo y a la tierra como testigos de la decisión que tomes. ¡Ay, si eligieras la vida, para que tú y tus descendientes puedan vivir! Puedes elegir esa opción al amar, al obedecer y al comprometerte firmemente con el Señor tu Dios. Esa es la clave para tu vida.

– Si decidiste murmurar, criticar, juzgar o mentir sobre alguien no resolverás el asunto echando algunos demonios sino tomando la decisión de pedir perdón a la persona dañada y demostrarle con tus hechos que no lo harás más.

– Si estás en tu casa metido todo el día y no consigues empleo la culpa no es del diablo. Tienes que tomar la decisión de salir y buscar trabajo.

– Si tienes una alimentación desordenada no eches la culpa al diablo por las enfermedades, decide cuidar tu salud y tu alimentación.

– Si no sientes la presencia de Dios en tu casa, en tu vida, cuando vienes a la iglesia, examina tu vida para ver si has salido del CIRCULO DE SEGURIDAD, si hay algo en lo que estás contristando al Espíritu Santo y toma decisiones en este día.

– La mayoría de problemas familiares o matrimoniales poco tiene que ver con los ataques de Satanás. Más bien son el producto de lo que la Biblia llama las obras de la carne (Gal 5:19) las iras, contiendas, celos, mentiras, malos deseos, pleitos, etc.

El diablo puede influenciarnos, pero toda su influencia va a estar centrada en conseguir que desobedezcamos a Dios para así poder tener autoridad sobre nosotros. Su esfuerzo es engañarnos para que DECIDAMOS salir del CIRCULO DE SEGURIDAD.

Decisión viene del latín “decidere” que significa “cortar, amputar, separar”.  Así que cuando decidimos algo estamos cortando, amputando o separando. 

Decide hoy cortar con el pecado, amputar eso que está provocando que el enemigo te zarandé. Decide hoy no salir del CIRCULO DE SEGURIDAD.

Hay personas aquí que hoy necesitan tomar decisiones: Perdonar, pedir perdón, dejar la crítica, la murmuración, dejar relaciones ilícitas, dejar de mentir, dejar de robar a Dios en sus diezmos.

En el momento que tomes ciertas decisiones, que cortes con ciertos pecados entrarás en el CIRCULO DE SEGURIDAD DE DIOS y comenzarás a experimentar la bendición de Dios.

El diablo tratará de influenciarte, pero la última palabra siempre la tendrás tú.

Si no has entregado tu vida a Jesús, no puedes decidir, no tienes voluntad propia, el diablo hará contigo lo que quiera. Entrega hoy tu vida a Jesús y decide ser libre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s