IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

UNA IGLESIA SALUDABLE (DÍA 19)

Deja un comentario

ADORAR Y CONECTAR

Compañerismo: Dedicados a la oración en común

En una ocasión, al apóstol Pedro lo sacó de la prisión un ángel que se infiltró en el perímetro de seguridad, cortó las cadenas que tenía en las muñecas y lo llevó afuera. ¿Fue Pedro a su casa después de eso? No. Entonces, ¿a dónde fue? Fue de inmediato a buscar a sus amigos, que se habían preocupado mucho por él y estaban reunidos orando. Verlo entrar por sus puertas fue una respuesta impresionante y directa a la intercesión del grupo.

A Dios le agrada que oremos no solo por otras personas, sino también con otras personas, porque eso ayuda a prestar atención a las necesidades de los demás. Jesús dice: “Otra vez os digo que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra acerca de cualquier cosa que pidan, les será hecho por mi Padre que está en los cielos, porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mateo 18:19,20).

A Dios le agrada escuchar sus oraciones personales, pero promete bendiciones aun mayores cuando enlaza su corazón con el corazón de otros creyentes. Al orar juntos, las cargas llegan a pesar sólo la mitad; al orar juntos, sus alegrías se duplican.

Las enfermeras le dirán que los pacientes que se sienten amados y conectados a otras personas van a mejorar más rápido.adoraradorar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s