IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

CONSEJOS PARA EDIFICAR A LÍDERES POTENCIALES (John C. Maxwell)

Deja un comentario

Hoy día muchas organizaciones fallan en aprovechar todo su potencial. ¿Por qué? Porque la única recompensa que dan a sus empleados es el salario. La relación entre el empleador y el empleado nunca se desarrolla más allá. Las organizaciones de éxito usan un enfoque diferente. En compensación por el trabajo que una persona hace, recibe no sólo su salario sino también el cuidado de las personas para quienes trabaja. El cuidado e interés en otros tiene la ventaja de transformar la vida de los individuos.

Cuando haya identificado a los líderes potenciales, usted debe empezar a trabajar en la edificación de ellos como los líderes en que se pueden convertir. Para hacerlo necesita una estrategia. Uso la fórmula CRAC como recordatorio de lo que los demás nece- sitan cuando empiezan con mi organización. Necesitan saber que puedo:

C reer en ellos
R elacionarme con ellos A nimarlos
C onfiar en ellos

La técnica CRAC es el principio del siguiente paso al desarro- llar a los líderes a su alrededor: cuidar a los líderes potenciales.

El cuidado e interés benefician a todos. ¿Quién no sería más estable y estaría más motivado si su líder creyera en él, se relacio- nara con él, lo animara y confiara en él? Las personas son más pro- ductivas cuando se cuida de ellas. Aun más importante, el cuidado crea una sólida base emocional y profesional entre los trabajadores que tienen liderazgo potencial. Después, mediante el entrenamiento y desarrollo, se puede edificar un líder.

El proceso de interesarse es más que sólo animar. Incluye el ejemplo. En efecto, la mayor responsabilidad del
líder en este proceso es ser ejemplo de liderazgo, de gran labor ética, de responsabilidad, de carácter, de receptividad, de constancia, de comunicación y de confianza en los demás. Él es ejemplo aun cuando esté en el camino de enseñar a quienes le rodean. El proceso de ejemplificar viene a ser mejor cuando un líder elige para sí un modelo personal que va a emular, y entonces se convierte en un ejemplo para los miembros de su equipo. En el siglo dieciocho, el escritor Oliver Goldsmith manifestó: «Las personas rara vez mejoran cuando no tienen otro ejemplo a seguir que ellos mismos». Como líderes debemos ser ejemplos para seguir.

Mark Twain bromeaba en cierta ocasión: «Hacer lo debido es maravilloso. Enseñar a los demás a hacerlo es aun más maravi- lloso… y mucho más fácil». Tengo un corolario para la idea de Mark Twain: «Hacer lo debido para guiar a otros es maravilloso. Hacer lo debido, y luego guiarlos es aun más maravilloso… y mucho más difícil». De la misma manera que Twain, reconozco que las autodis- ciplinas de hacer el bien y luego enseñarle a los demás a hacerlo son por naturaleza difíciles al hombre. Todo el mundo puede encontrar excusas para no darse a los que los rodean. Los grandes líderes conocen las dificultades, y aun así cuidan de su gente. Ellos saben que existen personas que responderán positivamente a lo que les brinda, y se concentran en esos resultados positivos.

Continue leyendo en: Desarrolle los líderes que están al rededor de usted de John C. Maxwell (978-0-88113-265-6 ) ©2008 por Grupo Nelson. Usado con permiso de Grupo Nelson.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s