IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

TRES ESTRATEGIAS PRINCIPALES DE LA MANIPULACIÓN

Deja un comentario

Tres estrategias principales de la manipulación
por Carlos Mraida

Así que la manipulación tiene tres estrategias principales: el temor, la culpa y la victimización. Sin embargo, el texto bíblico afirma: «Tres cosas hay que nunca se sacian, y una cuarta que nunca dice: “¡Basta!”». ¿Cuál es la cuarta? Es aquella que está detrás de toda manifestación de la manipulación. Espiritualmente, lo que yace detrás de la manipulación es el espíritu de control. Se trata de la intención consciente o inconsciente del manipulador de controlar la vida de los demás según lo que entiende que es mejor o basándose en sus necesidades, deseos o expectativas.

La cuarta cosa es «el fuego, que no se cansa de consumir». Al ma- nipulador nada lo sacia. Hoy busca esto y lo logra, pero mañana ya está necesitando controlar otra cosa, en otra esfera u otra relación. Jamás se cansa de consumir, de absorber la energía y la sangre del otro. Nunca dice: «Voy a dejar desarrollarse a los demás».

¿Cuál es la estrategia del fuego? El fuego arrasa con todo. Lo motiva un deseo imperioso de controlar, de manifestar su dominio. Se expresa, como ya vimos, a través del temor, la culpa, la victimización y otras manifestaciones que analizaremos. No obstante,

básicamente lo que la persona desea es tener todo bajo control y gobernar nuestra vida para que las cosas ocurran como ella quiere o piensa que es mejor.

Por supuesto, el fuego no deja nada en pie. El manipulador que se manifiesta de esta manera cree que tiene una «gran personalidad». Como un pastor me dijo un día: «Yo voy por todo, porque el reino de Dios lo arrebatan los valientes, así que es mejor que nadie se cruce en mi camino». Este pastor no solo no había entendido el pasaje bíblico, sino lo que es peor, no había entendido el Reino de Dios, y por lo tanto, lamentablemente, no había entendido la vida. Él es un hombre brillante, lleno de dones, con un potencial extraordinario, pero por desdicha hoy casi no cuenta con personas en su iglesia, pues como un fuego las arrasó.

La manipulación, en todas sus formas, no solo genera conflic- tos y los mantiene sin resolver, sino que termina frustrando a la propia persona del manipulador. Es por eso que espero que mientras describía al manipulador hayas orientado la enseñanza en dos direcciones. Primero, que pensaras en las personas que te rodean y pretenden de forma consciente o inconsciente manipularte, a fin de que descubras sus estrategias y no seas víctima de ellos. No obstan- te, también anhelo que enfoques la palabra hacia ti mismo, porque el manipulador hiere y se hiere. Su afán de controlar y dominar es el resultado de sentimientos de inferioridad y problemas de autoestima que permanecen sin resolver, así como de una raíz de rechazo que tiene que ser extirpada.

Las bienaventuranzas del Sermón del Monte representan mucho más que estrategias, son actitudes de vida que luego se expresan en las relaciones personales. Y el primero de los principios de vida que un discípulo de Jesús debe poner en práctica es la pobreza en espíritu, algo diametralmente opuesto al espíritu de control que está detrás de toda manipulación. Esto resulta de entregarle el control total de nuestra vida a Dios, permitiendo que nos inunde con su amor y sane nuestras raíces de rechazo y desvalorización, de modo que ya no necesitemos controlar a nadie.

Hoy es el día en que necesitas ceder el control, renunciar a la necesidad de dominar y manipular. Quizás como padre o madre necesitas soltar a tus hijos de forma sana, abandonando de manera terminante la necesidad de manipularlos. «Pero, ¿y si se desvían?», tal vez te preguntes. Permíteme decirte que si los sigues manipulando, se van a rebelar y desviar definitivamente.

Quizás necesitas darle un poco de espacio a tu novio, al cual estás manipulando. «Carlos, ¿y si me deja?». Si lo continúas mani- pulando por medio de la culpa, la victimización, el temor, el control, los celos y la asfixia, pronto no solo te va a dejar, sino que llegará a odiarte.

Quizás hoy necesites redefinir una relación de amistad con alguien, ya que te estás dando cuenta de que tu pretensión es que tal amiga o amigo se relacione contigo de un modo exclusivo. Sin embargo, su vida se va a empobrecer si solo tiene amistad contigo. Y se va a asfixiar y al final se alejará.

Quizás reconozcas que tienes que dejar de manipular a tu cónyuge. Las estrategias que utilizaste hasta ahora para que tu pareja satisfaga tus expectativas están destruyendo la relación. Ya se cansó, aunque no te lo haya dicho. Así que es el momento de pedir perdón y ayuda, de empezar de nuevo. Sincérate y dile: «Perdóname. Mis inseguridades me llevaron a querer siempre tener la razón, ser agresivo, manipularte, controlar, celarte, desvalorizarte, amenazarte, culparte y victimizarme. Perdóname y ayúdame, porque no quiero que estés conmigo por culpa, lástima o temor, sino por amor. Empecemos de nuevo y ayudémonos mutuamente».

¡Renuncia al control! Las personas controladoras y dominantes no son felices, sino las pobres en espíritu. ¡Tu destino no es el fuego, sino el cielo!

Artículo tomado del libro Libre de la Manipulación © 2014 por Carlos Mraida. ISBN 9780829763164 . Usado con permiso de Editorial Vida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s