IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

NUESTRA MISIÓN DE VIDA

Deja un comentario

2. En segundo lugar, Él vino a salvar lo que se había pedido.

A. Cuando llegamos a donde los no cristianos están—después de buscarlos y hallarlos—nosotros debemos procurar hacer lo que mismo que Jesús hacía: ¡Salvarlos!

B. ¿De qué los salvamos?

i. Queremos salvarlos de la ira de Dios. Dios es juez justo, y Dios está airado contra el impío todos los días. [Sal 7.11] Los insensatos no estarán delante de tus ojos; aborreces a todos los que hacen iniquidad. Destruirás a los que hablan mentira; al hombre sanguinario y engañador abominará Jehová. [Sal 5.5-6]

a. El cristiano tiene que quitarse de la mente la idea que Dios es algún tipo de San Nicolás (todo panzón y tonto, dándoles a todos los niños lo que quieran). El Dios de la Biblia, nuestro Creador, no es así.

b. Dios es un fuego consumidor. Porque Jehová tu Dios es fuego consumidor, Dios celoso. [Deut 4.24] Porque nuestro Dios es fuego consumidor. [Heb 12.29]

c. Dios es un Juez Justo y está airado contra todos los que han violado Su santa y perfecta Ley (y lo han hecho con gusto, disfrutándolo). Alégrense los cielos, y gócese la tierra; brame el mar y su plenitud. Regocíjese el campo, y todo lo que en él está; entonces todos los árboles del bosque rebosarán de contento, delante de Jehová que vino; porque vino a juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia, y a los pueblos con su verdad. [Sal 96.11-13]

d. Para los impíos (los inconversos), no hay esperanza, sino sólo una “horrenda expectación de juicio”. …una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. [Heb 10.27]

3 DISCIPULADO BÍBLICO CLASE 401: DESCUBRIR SU MISIÓN

e. Es por esto que la Biblia dice que, “¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!” ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo! [Heb 10.31]

f. Queremos salvar a los pecadores, primero, de la ira de Dios.

ii. Además, debemos salvarlos de la condenación. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. [Juan 3.18] El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él. [Juan 3.36]

iii. También, queremos salvarlos del lago de fuego. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego. [Apoc 20.15] Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. [Apoc 21.8]

iv. Conociendo esto, ¡debemos buscar a los pecadores y tratar de persuadirlos—tratar de salvarlos! Conociendo, pues, el temor del Señor, persuadimos a los hombres; pero a Dios le es manifiesto lo que somos; y espero que también lo sea a vuestras conciencias. [2Cor 5.11]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s