IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

NUESTRA MISIÓN DE VIDA

Deja un comentario

C. ¿Cómo lo hacemos—cómo “salvamos” a los inconversos?

i. ¿Cómo lo hizo Jesús? Nosotros somos enviados a este mundo con la misma misión que Cristo tenía. ¿Cómo es que Él acabó la obra que el Padre le dio que hacer? Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento. [Mat 9.13] Respondiendo Jesús, les dijo: Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento. [Luc 5.31-32]

a. Cristo Jesús vino para salvar a lo que se había perdido y Él mismo dice que lo hacía llamando a los pecadores al arrepentimiento.

b. El arrepentimiento es nuestro “blanco” cuando hablamos con un pecador que está todavía perdido en sus pecados. No queremos que el “ore una oración”, sino que se arrepienta.

ii. El arrepentimiento consta de dos cosas. El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia. [Prov 28.13]

a. Primero, hay un cambio de parecer y el pecador “confiesa” sus pecados. Los reconoce por lo que son (¡pecados!) y se los confiesa a Dios (no los confiesa a ningún hombre porque por sus pecados ha ofendido principalmente a Dios).

b. Segundo, el cambio de parecer resulta en un cambio de comportamiento y el pecador “se aparta” de sus pecados. Si el inconverso no quiere dejar sus pecados, no puede ser salvo. Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo. [2Tim 2.19]

4 CAPÍTULO 1 LA MISIÓN: ¿CUÁL ES NUESTRA MISIÓN DE VIDA?

c. Sólo así (confesando sus pecados y apartándose de ellos) puede el pecador alanzar la misericordia de Dios. Hasta entonces, la ira del Juez Justo está sobre él, está condenado por sus pecados y sólo tiene la horrenda expectación del lago de fuego. Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. [Isa 55.7]

iii. Sin arrepentimiento, no hay salvación.

a. Si el pecador sólo “cree en Jesús”, ha creído en vano—ha creído sin lograr nada. O sea, no es salvo a pesar de que “oró una oración” o “pidió que Jesús entrara en su corazón”. Creer en sí no es suficiente—aun los demonios creen, y ellos no son salvos. Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano. [1Cor 15.1-2] Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. [Stg 2.19]

b. Por lo tanto sin arrepentimiento, no hay salvación. Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte. [2Cor 7.10]

c. Sin arrepentimiento, no hay vida. Entonces, oídas estas cosas, callaron, y glorificaron a Dios, diciendo: ¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida! [Hech 11.18]

d. Sin arrepentimiento, no se puede escapar del lazo del diablo. Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido; que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad, y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él. [2Tim 2.24-26]

e. Sin embargo, cuando uno se arrepiente, se convierte de sus pecados (se aparta de ellos) a Dios (se acerca a Él). Porque ellos mismos cuentan de nosotros la manera en que nos recibisteis, y cómo os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero. [1Tes 1.9] f. Así que, nuestro blanco en el evangelismo (en la tarea de “salvar a los perdidos”) es el arrepentimiento, porque si el inconverso se arrepiente de sus pecados, correrá al Salvador y nunca jamás lo dejará.

iv. Hay que entender que la tarea del evangelista no es la de guiar al pecador a “tomar una decisión para Cristo”, ni “orar una oración” para “pedir que Jesús entre en su corazón”. La Biblia dice que hay gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente (no por un pecador que “decide” o que “ora”). Este es nuestro blanco: el arrepentimiento. Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente. [Luc 13.3, 5] Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento. [Luc 15.7] Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente. [Luc 15.10]

3. Nuestra conclusión:

A. Así que, cumplimos con nuestra misión de vida (que es una “misión de rescate”) de la misma manera que Cristo Jesús.

B. Cristo Jesús vino para buscar y salvar a lo que se había perdido—al hombre pecador.

i. Por lo tanto, nosotros también debemos buscar a los pecadores (ir a donde ellos están) y salvarlos. O sea, una vez que los hallamos, debemos llamarlos al arrepentimiento.

ii. Para llevar a cabo esta obra de llamar a los pecadores al arrepentimiento, Dios nos ha dado una herramienta muy poderosa: La Ley. Si predicamos la Ley primero, podemos darles a los pecadores un buen entendimiento de sus pecados y su condición delante de Dios. O sea, si usamos la Ley para darles las “malas nuevas” primero, las “buenas nuevas” del evangelio realmente serán buenas. Así que, vamos a ver cómo emplear esta herramienta en las siguientes secciones de este curso. Pero, primero necesitamos repasar lo que hemos visto hasta ahora y luego definir claramente el evangelio que predicamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s