IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

PREDICADORES Y EVANGELISTAS DE LOS SIGLOS PASADOS Y EL USO DE LA LEY

Deja un comentario

Los grandes predicadores y evangelistas de los siglos pasados usaban la Ley en el evangelismo
Lea las siguientes citas de algunos de los grandes “héroes de la fe” de los últimos siglos de la Iglesia. Son predicadores y evangelistas que Dios usó tremendamente.
El servicio más alto al cual un hombre puede obtener en esta tierra es el de predicar la Ley de Dios. [John Wycliffe, 1330-1384]
Satanás, el dios de toda disensión, despierta diariamente nuevas sectas. Y por último—la que, de todas las demás, nunca habría previsto ni sospechado—él ha levantado una secta tal que enseña que los hombres no deben ser aterrorizados por la Ley, sino exhortados suavemente por la predicación de la gracia de Cristo. [Martín Lutero, 1483-1546]
El primer deber del predicador del Evangelio es el de declarar la Ley de Dios para mostrar la naturaleza del pecado. [Martín Lutero, 1483-1546]
El hombre que no conoce la naturaleza de la Ley, no puede conocer la naturaleza del pecado. [John Bunyan, 1628-1688]
Es el método ordinario del Espíritu de Dios el de convencer a los pecadores por la Ley. Es la Ley, puesta al lado de la conciencia, que generalmente quiebra las piedras en pedazos. Es más especialmente esta parte de la Palabra de Dios que es viva y eficaz, llena de vida y energía y más cortante que cualquier espada de dos filos. [John Wesley, 1703-1791]
Antes de que yo pueda predicar el amor, la misericordia y la gracia, tengo que predicar el pecado, la Ley y el juicio. [John Wesley, 1703-1791]
[Wesley dijo lo siguiente instruyendo a un joven predicador.] Predique el 90% ley y el 10% gracia. [John Wesley, 1703-1791]
La única manera de saber que si estamos pecando es por medio del conocimiento de Su Ley moral. [Jonathan Edwards, 1703-1758]
[Predicando a un grupo de pecadores, Whitefield dijo lo siguiente.] Primero, entonces, antes de que ustedes puedan hablar a sus corazones de paz, tienen que ser obligados a ver, sentir, llorar y lamentar sus transgresiones de la Ley de Dios. [George Whitefield ,1714-1770]
[Newton escribió el famoso himno “Sublime gracia”.] La ignorancia de la naturaleza y del diseño de la Ley es al fondo de la mayoría de los errores religiosos. [John Newton, 1725-1807]
[A.B. Earle guió a más de 150.000 personas a Cristo durante su ministerio. Dijo lo siguiente.] Yo he visto por mi larga experiencia que las amenazas más severas de la Ley de Dios tienen un lugar prominente en guiar a los hombres a Cristo. Ellos tienen que verse perdidos antes de que clamarán por misericordia; no escaparán el peligro hasta que lo vean. [A.B. Earle, 1812-1895]
Las personas nunca se dirigirán decididamente hacia el cielo, y vivir como peregrinos, hasta que realmente sientan que están en peligro del infierno… Tenemos que exponer y machacar los Diez Mandamientos para mostrar la anchura, la longitud, la profundidad y la altura de lo que exigen… Los hombres a los cuales el Espíritu lleva a Cristo son los que el Espíritu ha convencido del pecado. Sin una plena convicción del pecado, los hombres quizás parezcan llegar a Jesús y seguirle por un tiempo, pero pronto se apartan y vuelven al mundo. [J.C. Ryle, 1816-1900]
Yo no creo que un hombre puede predicar el evangelio sin predicar la Ley. [Charles Spurgeon, 1834-1892]
Baja la ley y usted amortigua la luz por la cual el hombre percibe su culpabilidad; esto es una pérdida muy seria para el pecador, que más bien una ganancia para él; porque reduce la probabilidad de su convicción y conversión. Yo digo que usted le ha despojado al evangelio de su más potente auxiliar (su
ayuda / arma más poderosa) cuando deja a un lado la Ley. Le ha quitado el ayo que debe llevar a los hombres a Cristo… Ellos nunca aceptarán la gracia hasta que tiemblen ante una Ley justa y santa. Por lo tanto, la Ley tiene un propósito de suma importancia, y nunca debe ser quitada de su lugar. [Charles Spurgeon, 1834-1892]
Ellos tienen que ser muertos por la Ley antes de que puedan ser vivificados por el evangelio. [Charles Spurgeon, 1834-1892]
Pregúntele a Pablo para qué la Ley fue dada. Aquí está su respuesta: “Para que toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el juicio de Dios” (Romanos 3.19). La ley cierra la boca de cada hombre. Yo siempre puedo saber si un hombre está cerca del reino de Dios; su boca está cerrado. Esto, entonces, es
para qué Dios nos dio la ley—para mostrarnos a nosotros mismos exactamente como somos. [D.L. Moody, 1837-1899]
La Ley puede perseguir a un hombre hasta Calvario, pero no más. [D.L. Moody, 1837-1899]
Como el mundo no estaba listo para el Nuevo Testamento antes de que recibió el Antiguo, como los judíos no estaban preparados para el ministerio de Cristo hasta que Juan el Bautista iba delante de ellos con su llamamiento reclamante alarrepentimiento, así los inconversos no están en condiciones hoy para el Evangelio hasta que la Ley haya sido aplicada a sus corazones, porque “por la Ley es el conocimiento del pecado”. ¡Es una pérdida de tiempo sembrar semilla en tierra que nunca a sido arrancada con el arado o con la pala! Presentar el sacrificio vicario de Cristo a los cuya pasión dominante es la de llenarse de pecado, es dar lo que es santo a los perros. [A.W. Pink, 1886-1952]
Nadie puede conocer la verdadera gracia de Dios que no ha conocido primero el temor de Dios. [A.W. Tozer, 1897-1963]
Un evangelio que meramente dice, “Venga a Cristo”, y Lo ofrece como un Amigo, y ofrece una vida nueva y maravillosa, sin convencer del pecado, no es el evangelismo del Nuevo Testamento. La esencia del evangelismo es empezar predicando la Ley; y la razón por la cual tenemos tanto evangelismo superficial es que no se ha predicado la Ley. El verdadero evangelismo… siempre tiene que empezar con la predicación de la Ley. [Dr. Martin Lloyd-Jones, 1899-1981]
El problema con las personas que no están buscando a un Salvador y la salvación, es que no entienden la naturaleza del pecado. Es la función peculiar de la Ley, la de crear tal entendimiento en la mente y en la conciencia del hombre. Es por esto que los grandes predicadores evangelistas de hace 300 años durante el tiempo de los puritanos, y hace 200 años durante el tiempo de Whitefield y otros, siempre se dedicaban primero en lo que ellos llamaban “el trabajo preliminar de la Ley”. [Dr. Martin Lloyd-Jones, 1899-1981]
Si no vemos nuestras deficiencias a la luz de la Ley y la santidad de Dios, de ninguna manera las veremos como pecados. [J.I. Packer, 1926-]
La gracia de Dios no se puede predicar fielmente a los incrédulos hasta que se haya predicado la Ley para revelar la naturaleza corrupta del hombre. Es imposible que una persona conozca completamente su necesidad de la gracia de Dios si no ve que tan terriblemente ha fallado en guardar las normas de la Ley de Dios. [John MacArthur, 1939-]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s