IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

¿COMO CUMPLIMOS CON NUESTRA MISIÓN?

Deja un comentario

C. ¿Están los inconversos realmente en un peligro grave?

i. Están en el peligro real del infierno. Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél… Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. [Luc 16.19-24]
24
CAPÍTULO 3 LOS MÉTODOS: ¿CÓMO CUMPLIMOS CON NUESTRA MISIÓN?
ii. Están en peligro del lago de fuego donde su gusano nunca muere y el fuego nunca se apaga. Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga. Y si tu pie te fuere ocasión de caer, córtalo; mejor te es entrar a la vida cojo, que teniendo dos pies ser echado en el infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga. Y si tu ojo te fuere ocasión de caer, sácalo; mejor te es entrar en el reino de Dios con un ojo, que teniendo dos ojos ser echado al infierno, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga. [Mar 9.43-48] D. ¿Tendrán los inconversos que enfrentarse con una eternidad?

i. Muchos quieren creer que después de morir, la gente que no tiene a Cristo (la que no es salva) sólo deja de existir como algún tipo de aniquilación. No obstante, la Biblia no enseña esto.

ii. La Biblia dice que el castigo del infierno es eterno. Exactamente como la vida que los justos reciben es “eterna”, la muerte de los injustos en el fuego es eterna. Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles… e irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna. [Mat 25.41-46]

iii. Los seres humanos, desde su nacimiento, son criaturas eternas. Por lo tanto existirán en el cielo o en el infierno por toda la eternidad.

E. A pesar de todo esto, ¿cuál es la voluntad de Dios para con el inconverso? i. Dios quiere que todos sean salvos. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. [1Tim 2.3-4]

ii. No quiere que ninguno perezca. El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. [2Ped 3.9] iii. No quiere que el impío muera en sus pecados, sino que se arrepienta. Diles: Vivo yo, dice Jehová el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos; ¿por qué moriréis, oh casa de Israel? [Ezeq 33.11]

F. ¿Cuál es la única solución para el hombre inconverso y perdido? i. El único camino a Dios y la salvación es Jesucristo. Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. [Juan 14.6]

ii. No hay salvación en ningún otro, sólo en Jesús. Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos. [Hech 4.11-12]

iii. Así que, tenemos que ir a donde los inconversos están para anunciarles el evangelio. Si no, ellos nunca oirán y por lo tanto morirán perdidos en sus pecados. Además, no importa si ellos no quieren que estemos allá porque no entienden el peligro en que se hallan. Son como personas bien dormidas dentro de una casa que se está quemando. Es nuestra responsabilidad moral—nuestro deber—ir a donde ellos están, despertarlos (con la Ley) al peligro de las llamas y guiarlos a la salvación en Cristo Jesús.
25

DISCIPULADO BÍBLICO CLASE 401: DESCUBRIR SU MISIÓN
iv. La única solución para el hombre inconverso y perdido es que vayamos a donde él está para predicarle el evangelio. Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! [Rom 10.13-15]

6. Vemos, entonces, que para cumplir con nuestra misión, primero que nada tenemos que “ir” a donde los inconversos están. Pero, ¿qué hacemos cuando llegamos ahí? Esto es lo que vamos a ver en la siguiente sección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s