IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

SE BUSCAN ARQUITECTOS

Deja un comentario

Un hombre insensato: Definición: Falta de buen juicio, prudencia y madurez antes de actuar. Persona Que no tiene sensatez, que muestra imprudencia e inmadurez en sus actos.

La Biblia hace 14 referencias a la insensatez y 22 referencias al insensato/a.

La palabra insensato que Jesús utiliza para describir a este segundo grupo de personas es una palabra que viene del Griego morós: aburrido, necio, absurdo, fatuo o ignorante.

En esas 22 referencias que la Biblia hace sobre el insensato/a vemos que los insensatos:

  • Perecen como el necio
  • Blasfeman el nombre de Dios.
  • Injurian a Dios cada día.
  • Son personas sin entendimiento.
  • Les divierte hacer maldad.
  • Son insolentes y confiados.
  • Son producto de tristeza para los padres.
  • Siempre se envuelven en contiendas. Etc.…

Dios está buscando ARQUITECTOS, personas, padres, hijos, hermanos, miembros del hogar que sean prudentes y no insensatos. Que bendicen y no maldicen. Que son producto de alegría y no de tristeza.

¿Eres un insensato/a? ¿Un imprudente? ¿Alguien que a diferencia del padre/madre/hijo prudente no piensa en las consecuencias de lo que va a decir o hacer?

A nadie en su sano juicio le gustaría ser un insensato/a. A nadie le gusta ser definido como un imprudente. Pero si vas a ser un INSENSATO O UN ARQUITECTO PRUDENTE DE TU HOGAR no va a depender de lo que tú creas de ti mismo. No dependerá de que niegues o confieses ser prudente o insensato.

El verso 24 marca la pauta que decide a qué grupo perteneces: Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente…”; »Todo el que escucha mi enseñanza y la sigue es sabio…»; “Por tanto, todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente…”

El que oye y hace, el que escucha y sigue, el que oye y pone en práctica es comparado por Jesús como una persona, marido, padre o hijo prudente.

“Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato…”; “Pero el que oye mi enseñanza y no la obedece es un necio…”; “Pero todo el que me oye estas palabras y no las pone en práctica es como un hombre insensato…”

Jesús está comparando en esta mañana y aunque fuese su deseo, no está en su mano decidir a qué grupo perteneces dentro de tu hogar o familia. Jesús no puede decidir si estás siendo un ARQUITECTO INSENSATO O PRUDENTE, porque eso nos toca a nosotros decidirlo.

Santiago 1:22-26 Pero no sólo escuchen la palabra de Dios, tienen que ponerla en práctica. De lo contrario, solamente se engañan a sí mismos. (23) Pues, si escuchas la palabra pero no la obedeces, sería como ver tu cara en un espejo. (24) Te ves a ti mismo, luego te alejas y te olvidas cómo eres. (25) Pero, si miras atentamente en la ley perfecta que te hace libre y si la pones en práctica y no olvidas lo que escuchaste, entonces Dios te bendecirá por tu obediencia. (26) Si afirmas ser religioso pero no controlas tu lengua, te engañas a ti mismo y tu religión no vale nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s