IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

TANTO SUFRIMIENTO PARA QUÉ

Deja un comentario

image

La historia de José se enseña muchas cosas importantes. Pero una de las cosas que más me impresionan de esta historia es el sufrimiento. Dios tenía previsto una gran salvación para Israel por medio de José. Planes que había mostrado con antelación a José por medio de sueños. Pero para cumplir esos sueños muchas personas tenían que sufrir.
José sufrió a manos de sus hermanos la traición, la envidia, el rechazo, el dolor, la separación.
Jacob sufrió durante muchos muchos años el creer que su hijo José había muerto.
Los propios hermanos a pesar de su conducta y de cómo lo habían vendido y querían matarlo, también sufrieron en sus conciencias durante tantos años pensando que habrían hecho.
¿ Tanto sufrimiento era necesario? ¿ no hubiera sido más fácil para Dios simplemente acabar con esa hambre que iba a haber y salvar a Israel?
A veces tenemos el sufrimiento como un fin en sí mismo y nos dolemos sin entender porque Dios lo permite.
Pero vemos en la historia de José que todo este sufrimiento era de alguna manera necesario para llevar a cabo un fin mayor.
José estuvo como unos 20 años sin ver a su familia. Experimentó la esclavitud,  la cárcel, la injusticia, la soledad,  la traición y el dolor.
Podría haberse preguntado ¿porque Dios permitió todo eso? ¿no habría otra manera de hacer las cosas y así evitar todo este sufrimiento?
Pero las palabras del sabio José nos aclara los propósitos de Dios:

“Pero no se inquieten ni se enojen con ustedes mismos por haberme vendido. Fue Dios quien me envió a este lugar antes que ustedes, a fin de preservarles la vida. El hambre que ha azotado la tierra estos dos últimos años durará otros cinco años más, y no habrá ni siembra ni siega. Dios me hizo llegar antes que ustedes para salvarles la vida a ustedes y a sus familias, y preservar la vida de muchos más.”
Génesis 45:5-7 NTV

Las palabras que resaltan en este texto son “no se inquieten ni se enojen”.  Y sigue diciendo: ” fue Dios…”

Cuando pases por pruebas y tribulaciones no te quedes anclado en el sufrimiento presente, piensa que Dios tiene un futuro mejor.

Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el S eñor —. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza. En esos días, cuando oren, los escucharé. Si me buscan de todo corazón, podrán encontrarme. Sí, me encontrarán —dice el S eñor —. Pondré fin a su cautiverio y restableceré su bienestar…
Jeremías 29:11-14 NTV

Dinos ¿que te enseña esta historia?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s