IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

CON ÉL

Deja un comentario

Título: Con Él

 Declaración De Propósito: quiero que entiendan que Sólo con Jesucristo van a encontrar la salvación Y Mostrar Que Nada Nos Podrá Separar Del Amor De Dios.

 INTRODUCCIÓN

 Buenos días hermanos

 Me siento muy honrado de poder compartir con vosotros la porción de la Palabra de la Dios que puso en mi corazón Romanos 8:31 al 39.

Antes de comenzar quiero compartir una anécdota, que me sucedió en el Seminario. Durante una noche de un fin de semana estaba viendo una película con un grupo de estudiante. Me pasó algo curioso, en un tramo de la película el Señor empieza a hablar, no es la primera vez que me sucede eso, en otras ocasiones el Señor ya me había hablado así.

Les cuento la escena. Un padre y su hijo están siendo perseguidos por un extraterrestre. En medio de la persecución se encierran en el sótano. Pone refuerzos para asegurar la puerta. Con todo el ajetreo de la huida el niño sufre una crisis asmática. El niño no llevaba encima los aerosoles, ¡el niño se estaba muriendo!

El padre en su desesperación por salvar la vida de su hijo, le pone con mucho amor contra su pecho y le dice: “hijo mío, solo concéntrate en mi (respiración), escucha el latir de mi corazón, sígueme”. En ese instante, esas palabras comenzaron a tráeme a mi mente el pasajes de la Biblia,

Juan 17:21 Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado.

 El Señor habla a mi corazón: tú eres como ese niño, escucha el latir de mi corazón y déjate guiar por mí, porque como fuera de mí, solo hay muerte. Yo soy la vida. Tu alma esté apegada a mí.

Nuestra porción es ROMANOS 31- 39

BOSQUEJO

  1. Dios está de nuestra parte
  2. Entregados por todos
  3. Sin condenación
  4. Nada nos separa del amor de Cristo

Rom 8:31 ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? Rom 8:32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? Rom 8:33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. Rom 8:34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aún, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. Rom 8:35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Rom 8:36 Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Rom 8:37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Rom 8:38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, Rom 8:39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Para poder entender esta porción es necesario mimar un poco atrás, desde el capítulos 7 y todo el capítulo 8 de la Carta a los Romanos.

Merece la pena hacer una recopilación de todo lo que Pablo había dicho, por lo tanto, permítame hablar un poco de lo que estuvo diciendo anteriormente…

 Romanos capítulo 7.

En esta porción, el autor nos habla sobre la Ley…. La Ley es santa, justa y buena. Sin embargo, para toda la humanidad le es imposible guardar la ley. Pablo nos dice que la función y el poder de la ley es revelar como realmente somos. Descubrimos que no podemos cumplir con todos los mandamientos de Dios y eso nos condena. Eso nos hace pecadores a toda la humanidad.

Solo Jesús pudo guardar la ley. El no pecó, ¡Gracias a Dios! La respuesta está en Jesucristo nuestro Señor. Pablo viene diciendo a la iglesia de Roma, ustedes murieron al poder de la ley cuando murieron con Cristo y ahora están unidos a aquel que fue levantado de los muertos. Como resultado, podemos dar buenas acciones, (buenas obras) para Dios.

¿Sabéis porque es imposible para el ser humano guardar la Ley? Pablo nos explica entre otras cosas cual es la razón que hace imposible cumplirla. Sabéis que hay algo que nos incita al pecado.

Mira lo que dice Pablo relacionado a eso, él lo llama “la carne”. Este es un término el cual Pablo utiliza mucho para referirse: de acuerdo con la carne, que quiere decir casi siempre mirando las cosas desde el punto de vista humano.

Porque cuando vivimos conforme a nuestros pensamiento carnales somos incapaces de guardar la ley, (los mandamientos). Sin embargo, lo que nos entristece es que seremos declarados injustos ante la santa Justicia de Dios.

Ilustración de mi condición antes de llegar a Cristo

 Cuando yo no tenía una relación personal con Dios, me era indiferente pecar, vivía por mi instinto siendo egoísta. De manera que, para calmar mi conciencia hacia algunas cosas buena como dar alguna limosna, ayudar a mis padres, amar a mis amigos y mantener la compostura con los vecinos. Pero siempre volvía a los mismos pecados una y otra vez.

Tenía conciencia que estaba mal de algunos pecados. Sin embargo, desconocía los demás, no sabía que también eran pecados, hasta que me fueron iluminados los ojos del alma por el Espíritu Santo y su Palabra (la Biblia) y pude comprender que era un sucio pecador.

La ley fue quien sacó a luz mis pecados y reveló mis faltas. Yo no sé vosotros, a mi Dios me hablo y me dijo arrepiéntete de tus pecados.

Déjame decirle algo, yo no quiero despertarme un día y descubrir que mi alma está fría sin vida y mi corazón endurecido como una piedra, sin la gloria de Dios sobre mí. ¡Qué triste será vivir así, desprendiendo olor a muerte!

  • En esta mañana talvez se encuentre entre nosotros algunas persona que ya no se maravillan por la Gloria de Dios sobre su vida o nunca ha conocido. Yo quiero animarte en este, a que vuelvas nuevamente a la fuente, porque los que no están con Cristo y los que no permanecen en Él se secaran y serán echados en el fuego eterno.

Antes de introducirnos de lleno en el pasaje que veremos lo que viene diciendo el apóstol Pablo en Romanos 8

Primeramente dice que de verdad no hay condenación para los que pertenecen a Cristo Jesús y su poder nos ha libertado del poder del pecado y la muerte.

Dios envió a su propio hijo en un cuerpo igual al que tenemos. Mediante el sacrificio y la resurrección de Cristo somos libres del dominio del pecado sobre nosotros que pertenecemos a Cristo. Por lo tanto ustedes que no están dominados por su naturaleza humana, esa naturaleza pecaminosa para nada le agrada a Dios.

Seguidamente habla que los hijos de Dios tienen al Espíritu Santo morando en su interior y estos hijos son guiados por el Espíritu Santo, y el propio Espíritu Santo da testimonio que somos salvos.

Asimismo  vemos  también que somos co-herederos con Cristo y  si estamos recibiendo esplendor de su gloria, porque Cristo esta glorificado y Él mora en nosotros, también estamos recibiendo sus padecimientos (sufrimiento).

Los tres últimos versículos antes de llegar a la porción que quiero exponer es poco controvertido en cuando a las diferentes escuelas de interpretación. Razón por la cual, no tocaré en mis puntos solo explicaré un poco para no perder el enfoque del sermón.

Versículo 28, 29, 30 a Romanos: Todas las cosas nos ayudan a bien (a los que estamos en su camino). Esto es a los que fueron llamados a su propósito para conocerle, créele y ver que sólo Él es Dios y tener una relación eterna con Él.

Nos predestinó para ser como Cristo a su imagen.

Automáticamente cuando respondemos al llamado de Dios, Él nos justifica y nos da esplendor de su gloria.

Leer mi porción en cada punto Carta a los Romanos 8:31- 39

 Mi primer punto se titula DIOS ESTÁ DE NUESTRA PARTE

 V31 ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?

Si Pablo hubiese preguntado primeramente, ¿quién contra nosotros? seguro que surgirían muchas respuestas. El motivo es que el creyente tiene muchos adversarios que le supera en fuerza y poder. Vemos como el mundo en donde vivimos encontraremos constante oposiciones, (los amigos, la familia, el gobierno y etc…). Asimismo en nuestro interior está también nuestra naturaleza pecaminosa. Además, no nos podemos olvidar de la muerte y las enfermedades temidas por muchos. Por ultimo está todas las huestes de maldad, comandada por el diablo.

 No quiero que se vengan abajo por todos los adversarios que nos pueden vencer si estamos sin Cristo.

Por esa razón, Pablo introduce primeramente “si Dios por nosotros” ¿quién contra nosotros?

Las persecuciones, las luchas internas con el pecado que nos asedia y las externas con el mundo y el diablo pueden seguir atacándonos con todas sus fuerzas contra nosotros. Escúchame ustedes que tienen al Espíritu de Cristo morando en su corazón. Da igual que el diablo te ataque, él no te podrá vencer si Dios es por nosotros

Ilustración de como Dios me salvó milagrosamente de la muerte

 Hace unos años atrás tuve un accidente con una moto amigo. Mi amigo llevaba casco, yo no llevaba ningún tipo de protección. Sin embargo, Salí totalmente ileso. Mi amigo presentaba hematomas, su casco partió por el impacto en el accidente. Al llegar los bomberos, decían que la magnitud del accidente era para que estuviésemos muertos. Dios tiene dominio sobre la muerte.

  •  Déjame decirte mi hermano que te encuentras sentado escuchando la Palabra de Dios. Por favor te lo pido no postergue, no dejes que otro día pase. No lo hagas, todo lo demás puede esperar. Hoy es el día, no es coincidencia que estés sentado allí en este día. Yo estuve en tu misma situación de la indecisión, hasta que decidí entregar mi vida a Cristo. Acércate a Jesús, cuanto aún hay tiempo, porque vendrán días que puede que no vuelvas a tener la oportunidad de recibir la Salvación.
  • Por ventura este lugar existan personas que no tienen la seguridad de su salvación o estás tan alejado de Dios que ya no sabes si Dios está contigo. Quizás es momento de afirmarte con el Señor. Renueva tu pacto con tu Dios. Déjame decirte que Dios no es un dios pequeñito que no te puede defender. El es, un poderoso gigante y sus enemigos tiemblas ante su presencia. ¡Aleluya!

Espíritu santo a ti clamamos trae convencimiento de pecado a nuestras vidas. Si no somos quebrantados por ti Santo Espíritu vana mi predicación.

Mi segundo punto: Entregados por todos v32

Como hemos dicho en el punto anterior si Dios está a favor de nosotros quien podrá ponerse en nuestra contra. El diablo y sus demonios, la muerte o cualquier cosa creada. Nuestra victoria es absoluta por medio de Jesucristo, nadie puede contra el León de Judá.

No conozco a ni ningún padre en su sano juicio que entregue su hijo para que le mate por unos viles pecadores como nosotros. Si Dios entregó su propio Hijo por los pecadores ¿acaso no nos dará Dios los pequeños beneficios que fácilmente podemos expresar? Mira lo que te voy a decir: La Cruz es la demostración de la generosidad de Dios. Él nos dará todas las cosas. Pedid y os se dará… (Mat. 7:7). Pero vuestras peticiones no deben ser para malos propósitos para gastar en vuestros deleites, (Santiago 4:3).

 En esta mañana te hago una pregunta mi hermano ¿Tienes al Espíritu de Dios en tu vida, en tu alma? ¿En tu corazón experimenta la llenura del Espíritu Santo? Pues, si por alguna razón lo tienes, te aconsejo que lo pidas. Jesús dijo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá (Lucas 9:11). En el versículos 13 (Lucas 9:13) Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?

Tal vez lleves tanto tiempo sin experimentar la presencia palpable del Espíritu de Dios en tu vida, hasta el punto que crees que no le mereces porque fallaste innumerable veces. Déjame decirte algo: Cristo está en este lugar, Él perdona y restaura la relación rota. Él trae paz con el Padre. Por ese motivo te ruego mi hermano que antes que salgas de este lugar, abras tu corazón y que seas lleno del Espíritu de Cristo.

La Salvación es para todas las persona del mundo. La invitación a disfrutar de la gracia, misericordia y el perdón de Dios está a disposición de todo aquel que desee recibirla, la salvación no es por obras, es un regalo, un don de Dios. Los que somos salvos damos frutos de buenas obras.

Tal vez tienes conciencia de algunas cosas están mal en su vida y quieren agradar a Dios y ser buenos, no se trata solo de ser mejor persona. Más bien, se trata que nuestros corazones sean inflamados por una fuerte convicción de pecado.

Espíritu de Dios pon convicción de pecados en nuestras vidas. Haznos ver que somos sucios pecadores, apartado de un Dios Santo. Únete a mi clamor a Dios por tal convicción. Para que puedas ver y experimentar en tu vida cuando Pablo dice: vivir en el Espíritu y ya no escuchar o vivir de experiencias prestadas de otros

 Ahora que hemos visto que Pablo enfatiza la importancia de entender que Dios nos dará todas las cosas y que debemos pedir y pedir que no sea para los deleites personales. Veamos lo que dice en mi tercer punto de nuestro texto: Nadie puede juzgarnos ni condenarnos

Ilustración

Antiguamente cuando los reyes iban a batalla, el vencedor de la batallas volvía con el rey derrotado. Este rey proclamaba su victoria pisando la cabeza de su oponente en medio de todos los testigos del palacio. De esa forma exhibía su victoria y su gloria. ¡Cristo es el Rey, ÉL es el vencedor!

Por lo tanto quien condenará a los verdaderos hijos de Dios. Muchos procurarán condenarnos. A veces será nuestro propio corazón (1 juan 3:20- 21) les leo la nueva traducción viviente 1Jn 3:20 Aun si nos sentimos culpables, Dios es superior a nuestros sentimientos y él lo sabe todo.

1Jn 3:21 Queridos amigos, si no nos sentimos culpables, podemos acercarnos a Dios con plena confianza.

  • Estas Verdades Sólo Son Para Los Que Están Con Cristo. En este día hago un llamado al corazón de las personas que no sabe de su destino final. Ayer falleció mi tía abuela. Esta mujer había aceptado a Cristo y en los últimos momentos de su vida sabía que tenía morada con su redentor.

Los cristianos estamos confiados por el sacrificio de Cristo; Él murió por los mismos pecados que me condenaba. Luego, Cristo resucitó de los muertos para comprobar la eficacia de su sacrificio y ahora está a la diestra del Padre intercediendo a nuestro favor. Por lo tanto Nadie Me Puede Condenar Porque Mi Vida Está En Cristo.

Acabamos de ver que ninguna condenación hay para los que está en Cristo Jesús. También hemos visto que si Dios está con nosotros quien contra nosotros y podemos pedir todas las cosas que no desean con el fin de satisfacer los deseos egoístas, luego, Dios entregó lo más valioso, a su propio hijo por nuestros pecados.

Finalmente el cuarto y último punto que trataremos hoy es, Nada nos separa del amor de Cristo

Talvez en este lugar se encuentre algunas personas que le temen a la muerte. Asimismo, habrá personas que consideran que con la muerte de algún ser querido signifique que Dios le dejó de amar. Hermanos, ten presente que la muerte es solo el principio de toda la eternidad del creyente contemplando la gloria del Señor, con nuestro cuerpo glorificado.

Iglesia de Cristo a ti te digo: no temas a la muerte, porque la muerte no nos puede separar del amor de Dios

 Si pasamos dificultades, ¡gloria a Dios! Puede que estés atravesando dificultades económicas, (Dios provee, mientras esperamos sigamos alabándole), alguna enfermedad, (Él es nuestro Rafa, nuestro sanador), o no sabes si mañana tendrás para pagar el alquiler, no sabes el provenir. Confía en el Señor, mientras esperamos seguiremos adorándole.

Hermanos en Cristo, en este momento me dirijo a ti, indiferentemente si eres un niño que acabas de entregarle tu vida a Jesucristo, o si eres una persona mayor que llevas en el evangelio varios años, en esta mañana déjame decirte una cosa: “antes todas las cosas somos más que vencedores, (súper- vencedores), por medio de aquel que nos amó

Les diré lo que significa eso para nosotros esa declaración

Nos somos más que vencedores por nuestras fuerzas, tampoco es por ser popular y tener muchos amigos, o por ser más inteligente y más joven.

Déjame contarles un testimonio personal cuando llegué aquí en la iglesia el viernes.

 En ese día estuve hablando con una mujer de la congregación. Esta mujer me estuvo expresando su deseo de aprender más de la Palabra de Dios. Sin embargo, yo sólo le decía lo dificultoso que me estaba resultando las cargas académicas, lo cual no dejaba de ser una verdad.

Sin embargo, el Espíritu Santo  habla a mi corazón y me dice:

Víctor, no has visto a tus compañeros con casi 60 años como soy fiel con ellos, acaso no te has dado cuenta que están siendo de ejemplo y son más que vencedores.

Volviendo a la conversación con la mujer, automáticamente cambié mi actitud y le dije otras verdades, que en el Seminario mi carácter recibiendo un trato de especial por parte del Señor, asimismo, mi dependencia de su poder tuvo que crecer y mi autosuficiencia disminuir. Además, era importante resaltar que allí hacia algo que me gusta, aprender de Palabra.

Hermanos como me siento en familia y estoy en mi iglesia, me gustaría abrirles un poco de mi corazón. Estos últimos días he pasado angustia y luchas internas, el pecado que me asediaba, noches sin dormir, estar bloqueado al realizar los trabajos, enfermedades de varios familiares. Llegué hasta el punto que dije ¡Señor no puedo! Estas pequeñas aflicciones me están consumiendo, son como un mundo para mí. ¡Ayúdame Señor!

Mi hermano, tu que me estas escuchando, si estás pasando por todas estas aflicciones, preocupaciones por el día de mañana, angustia, inseguridades y temores, déjame decirte lo que dice la Palabra de Dios.

Que ni siquiera los poderes del infierno nos podrá separar del amor del Supremo Creador que está revelado en Cristo Jesús nuestro Señor.

CONCLUSIÓN

Hermanos para concluir quiero decirles que  pasaremos muchas dificultades, persecuciones, burlas, vejaciones y hasta la muerte. El hecho que seamos cristianos no nos libra de las persecuciones, seguro que los cristianos también sufrieron los desastres naturales como el terremoto sufrido en Ecuador. Sin embargo, a diferencia de los que no tienen comunión con Cristo, estas personas que no tienen la esperanza, ni la paz con Dios, ni la seguridad de ser amados.

Nosotros que si tenemos el Espíritu de Cristo morando en nuestro interior. Él es nuestra fuerza, con Él podemos  soportar las adversidades. La comunión con ÉL produce gozo. Es nuestra fuerza y fortaleza. Tenemos la seguridad aun estando en la tierra que nada nos puede separar del amor de Dios. Estamos seguros que con Él somos más que vencedores.

El hijo de Dios es aquel que primeramente reconoce que es un pecador y que necesita ser salvados por la Obra y Gracia de Jesucristo quien murió y resucitó al tercer día y ahora está sentado a la diestra del Padre intercediendo por nosotros. Los verdaderos hijos, tienen comunión con Dios.

Víctor Cardozo                     24/04/20216

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s