IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

¿TE SIENTES SOLO?

1 comentario

Enfrentando la Soledad.

Carlos A. López  Carlos A. López

La Soledad ha sido denominada como el problema emocional más común del mundo. Se supone que es una de las principales razones de sufrimiento humano. Además de esto, es una condición permanente de millares de personas. La soledad es una experiencia que nos golpea en algún momento de nuestras vidas; es un dolor interno, un vacio, un sentimiento de insatisfacción. Este estado emocional puede desaparecer en pocos minutos o durar toda nuestra vida. Sentir soledad no es pecaminoso, por lo que no hay necesidad de agregar un sentimiento más de culpa al problema. Nuestro Señor no tuvo pecado, sin embargo también se sintió solo. La realidad es que si esta emoción no es confrontada en forma realista y adecuada, entonces pueden desarrollarse actitudes dañinas, las cuales ocultaran el gozo en su vida.

Características de la soledad:

La Soledad es como una dolorosa advertencia  de que no tenemos un contacto cercano y significativo con otros. Aún cuando estamos rodeados de otras personas, podemos sentirnos rechazados o mal entendidos. Frecuentemente, se dan sentimientos de tristeza, desánimo, desasosiego, y ansiedad, acompañado de un gran vacío. La soledad la puede sentir un hombre ocupado, rodeado de su familia, como un hombre viudo, una madre soltera, etc.

Sin embargo, hay experiencias que pueden conducirnos directamente a la soledad: la muerte de un familiar cercano, un divorcio, el rompimiento de un compromiso matrimonial, el tener que ir a vivir fuera del país dejando a toda la familia. Y también suele ocurrir como resultado del alejamiento de la persona con Dios.

Existe un intenso deseo de salir de este caparazón de la soledad, pero a menudo  la persona solitaria se siente frustrada e incapaz de iniciar, continuar o experimentar una relación estrecha con alguien. Algunas veces, hay un sentimiento de desesperanza y un fuerte deseo de tener cualquier clase de relación con alguien, para ver si así se termina con ese terrible dolor de su soledad involuntaria.  La soledad es dolorosa, no placentera, y parece que reseca la vida.

Hay distintos tipos de soledad:

Soledad transitoria o situacional. Esta puede durar desde un minuto hasta unos pocos meses. Puede darse por cambio de trabajo, universidad, mudanza, etc.

Soledad crónica o persistente. Esta proviene de la timidez de la persona, de una baja autoestima, de una auto-condenación, de una conducta social poco sensible de manera que los demás se alejan de dicha persona.

Muchos de nosotros hemos sentido la experiencia de sentirnos solos aún en medio de las personas. En otras ocasiones podemos estar solos, pero  no sentir ningún sentimiento de soledad. Debido a esto, podemos decir que la soledad es un sentimiento interno que no depende necesariamente de que otras personas estén presentes o no. Esto hace que la solución sea un poco más difícil y personal.

La soledad y la Biblia:

La Biblia  menciona a otros personajes que sintieron soledad como Moisés, Job, Nehemías, Elías, Jeremías y David. En el Salmo 25:16, David expresa su soledad a Dios diciendo: “Mírame  y ten misericordia de mi porque estoy solo y afligido”. Jesús se sintió solo en Getsemaní. Pablo también experimentó la soledad cuando estuvo preso y escribió a su amado amigo Timoteo: “Procura venir pronto a verme…” (2 Ti 4:9-11).

La Biblia no trata específicamente el tema de la soledad, pero en repetidas ocasiones se percibe el énfasis que hace en cuanto a la necesidad del hombre de tener comunión con Dios y con otros. Nos insta a amarnos, ayudarnos y animarnos unos a otros. Una creciente relación con Dios y con los que nos rodean es una buena base para empezar a solucionar el problema de la soledad en nuestra vida.

Enfrentando la soledad: He aquí algunos consejos prácticos para enfrentar la soledad.

  1. Tome la iniciativa. Usted tiene que tomar el primer paso para salir de este estado emocional. Si no lo hace, se quedara en su condición de soledad.  Tiene que enfrentar la realidad y tomar la responsabilidad por su condición. Si niega la responsabilidad y culpa a otras personas, circunstancias o ambiente, la perspectiva de alivio será mínima. Deje de echar  la culpa y confronte su problema. Existe la esperanza de resolver este problema cuando personalmente acepta esto, y también reconoce que nadie más que usted es responsable  de crear las condiciones para el cambio.
  2. Limpie su vida. La soledad no siempre tiene origen espiritual, pero factores espirituales pueden acentuar el problema. Debido a que esto es común debemos permitir que el Espíritu Santo haga una limpieza profunda en nuestras vidas. Examinar a diario nuestro corazón para no guardar nada, que con el tiempo nos perjudique.  Los propósitos de Dios sólo son buenos para con sus hijos. Debemos ser justos delante de Dios antes de ser justos con nosotros mismos y con otros. Confiese a Dios lo que hay en su corazón, Él en su amor y misericordia lo perdonará.
  3. Aprópiese del perdón de Dios. Un regalo no llega a ser nuestro hasta que nos apropiamos de él. Dios gratuitamente nos ofrece el perdón de todos nuestros pecados, el hecho de aceptar su perdón es muy importante en la restauración de su vida emocional. Dios nos perdona cuando confesamos nuestros pecados, de la misma manera nosotros debemos perdonarnos a nosotros mismos (Heb. 8:12).
  4. Ábrase a Dios y a otras personas. Saque de su vida toda la carga pesada que lleva y póngala en las manos de Aquel que puede cargarlas: Dios. Sea abierto y honesto con Dios. Dígale a él exactamente cómo se siente, (Sal 103:14).  Busque personas cristianas maduras en quienes usted pueda confiar. Comparta sus cargas, sentimientos y fracasos y sus alegrías. Una carga compartida siempre es más liviana.
  5. La aceptación de las circunstancia traerá paz a su vida. No puede cambiar las circunstancias, porque están más allá de su control, usted es responsable sólo por las cosas que están bajo su control. Pero lo que si puede y debe hacer es cambiar sus actitudes internas hacia las circunstancias. De acuerdo con sus acciones presentes, puede modificar el futuro (Ro. 8:28). Una vez que acepte esa circunstancia como la voluntad  de Dios, podrá experimentar la victoria y paz del Señor.
  6. Cultive buenas amistades. Una buena amistad estable, es uno de los regalos más preciados que la vida pude ofrecer. Los amigos son una de las barreras más efectivas contra la soledad.
  7. Evite la tendencia a despreciarse a sí mismo. Esto puede ser la causa y el resultado de su soledad. Es más vulnerable a sentirse sola la persona que tiene un concepto muy bajo de sí mismo. La Biblia nos enseña a valorarnos.  Debemos cuidarnos de no devaluar lo que Dios ha valorado tanto al grado de sacrificar a su Hijo por usted. Usted vale mucho para Dios.

La soledad puede ser pasajera si usted reconoce que Dios siempre está a su lado para ayudarlo y que él puede restaurar su vida emocional para cultivar buenas relaciones con otras personas. Nuestra oración es por usted, para que logre experimentar el amor de Dios que nos hace sentir seguros y su maravillosa paz que nos permite gozar de plena felicidad.

Por nada estéis afanosos; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer vuestras peticiones delante de Dios. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús. Filipenses 4:6-7

 

Anuncios

Un pensamiento en “¿TE SIENTES SOLO?

  1. Estimados, Apreciados, Valorados, Congratulados, Agradecidos, Bienvenidos, Pastores Amados…Nos sentimos privilegiados de teneros como nuestros Pastores Amados y Amigos Confiados.Recibir Hoy y Siempre, nuestro Amor y Cariño, con Besos, Abrazos y Bendiciones para todosvosotros de todos nosotros: Luis, Loli. Eunice (desde Cuenca de la Espagne) y Sarai desde Pamiers de la France.Gracias sean dadas a Cristo, quién quitó de nosotros “La Soledad”, y nos dio Libertad y Vida Eternal.  

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s