IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

CON PROPÓSITO

Deja un comentario

Es una verdad increíble: usted fue colocado estratégicamente aquí, en este tiempo de la historia, por Dios, para sus planes y propósitos. Él necesitaba a alguien justo como usted para amar a los no amados, para traer gozo a un mundo frío y oscuro, para revelar paz en conversaciones y situaciones confusas, y para ser amable en momentos en que nuestra cultura es desoladora y cruel. Dios, el creador del universo, necesitaba alguien exactamente como usted para ser constantemente optimista al encarar circunstancias frustrantes, para esperar cuando no había razón para esperar, y para mostrar paciencia a la gente obstinada y maliciosa. Porque Dios lo necesita, lo creó a usted para revelar Su corazón. El problema es que, aun siendo sus verdaderos hijos, hemos adquirido demasiadas características genética del mundo y hemos abandonado los abundantemente derramados atributos de Dios, nuestro amoroso Padre. El problema es que preferimos emular una perspectiva egoísta en cada situación en vez de exhibir el fruto delicioso y deleitable.

Fuimos creados por Dios para revelar Su corazón durante este singular momento de todos los tiempos conocidos. Fuímos creados para hacer sus buenas obras pero en vez de eso, hemos decidido mudarnos en la contraparte emocional de quien él quería que fuésemos. Dios nos creó porque había una falta de “bondad” en la tierra, y así fue que lo envió a usted y me envió a mí. Dios solo se revelará a sí mismo a través de nosotros en la medida en que le permitamos llenar cada rincón de nuestros corazones y nuestras vidas. ¡La verdad magnificente y paralizante es que usted puede tener tanto de Dios como pueda desear! La pregunta nunca ha cambiado desde el Jardín de Edén hasta hoy. ¿Cuánto de Dios desea usted?

Antes ustedes estaban muertos a causa de su desobediencia y sus muchos pecados. Vivían en pecado, igual que el resto de la gente, obedeciendo al diablo —el líder de los poderes del mundo invisible —, quien es el espíritu que actúa en el corazón de los que se niegan a obedecer a Dios. Todos vivíamos así en el pasado, siguiendo los deseos de nuestras pasiones y la inclinación de nuestra naturaleza pecaminosa. Por nuestra propia naturaleza, éramos objeto del enojo de Dios igual que todos los demás. Pero Dios es tan rico en misericordia y nos amó tanto que, a pesar de que estábamos muertos por causa de nuestros pecados, nos dio vida cuando levantó a Cristo de los muertos. (¡Es solo por la gracia de Dios que ustedes han sido salvados!) Pues nos levantó de los muertos junto con Cristo y nos sentó con él en los lugares celestiales, porque estamos unidos a Cristo Jesús. De modo que, en los tiempos futuros, Dios puede ponernos como ejemplos de la increíble riqueza de la gracia y la bondad que nos tuvo, como se ve en todo lo que ha hecho por nosotros, que estamos unidos a Cristo Jesús. Dios los salvó por su gracia cuando creyeron. Ustedes no tienen ningún mérito en eso; es un regalo de Dios. La salvación no es un premio por las cosas buenas que hayamos hecho, así que ninguno de nosotros puede jactarse de ser salvo. Pues somos la obra maestra de Dios. Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás.
Efesios 2:1‭-‬10 NTV
http://bible.com/127/eph.2.1-10.NTV

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s