IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

TRANQUILO YO ME ENCARGO

Deja un comentario

INTRODUCCIÓN
2ª Co 12:9 Cada vez él me dijo: «Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad». Así que ahora me alegra jactarme de mis debilidades, para que el poder de Cristo pueda actuar a través de mí.

Cuando todo no parece andar como quisiéramos o como esperamos, tendemos a desesperarnos. Nuestra fe se debilita y perdemos la confianza en Dios, en su Palabra. ¿Cómo es posible que Dios permita esto si realmente me ama?
Parece que en lugar de irme todo bien, todo comienza a ir mal y cada vez peor. Situaciones que se nos escapan de nuestro entendimiento. Pérdidas, situaciones que parecen ser derrotas. Cuando en lugar de avanzar, una situación va hacia atrás, en retroceso. Cuando la cosa no mejora, sino que empeora.
Desánimo, frustración, desconcierto. ¿Te suena?
Cuando llegamos de vacaciones, nos encontremos con situaciones que nos alertaron. Desánimo general tanto en la iglesia como en el liderazgo. Algunos conflictos entre hermanos. Personas que en lugar avanzar, parecían retroceder. Parecía que todo se estaba desmoronando. Los departamentos de la iglesia no estaban funcionando, el estrés, situaciones familiares que nos preocupaban. Llamadas anunciando noticias nada alentadoras. Proyectos que terminan deshaciéndose ¡¡¿Qué está pasando?!!
Es ahí cuando sentí la voz de Dios diciéndome algo como ¡¡Tranquilo, yo tengo el control, yo me encargo!!
La Biblia está llena de historias de principio a fin, de situaciones similares que nos enseñan una y otra vez que Dios nunca perdió el control, que nunca perdió una batalla y que cuando peor era la situación, mayor fue el milagro.

1. Preguntémosle a Moisés
¿Por qué Dios no lo usó para liberar a Israel cuando aún tenía sólo 40 años?
Estaba preparado militarmente, intelectualmente y físicamente. Tenía autoridad, poder, influencia. Cualquiera de nosotros hubiéramos escogido usar a Moisés en ese momento de su vida para liberar a Israel de Egipto. Incluso Moisés creyó eso mismo.
Pero él pensaba que sus hermanos comprendían que Dios les daría libertad por mano suya; mas ellos no lo habían entendido así.  (Hechos 7:25).

Pero cuando Moisés creía que era el mejor momento de su vida, todo da un giro inesperado:
– Mata a un egipcio y tiene que huir de Egipto porque lo buscan para matarlo.
– Pasan 40 años sin volver a escuchar noticias de Dios ni de su pueblo. Sin ver a sus hermanos, ni a su madre.
– Se convierte en un sencillo pastor de ovejas, ovejas que ni siquiera eran suyas (Ex. 3:1).
40 años separado de su familia, de todo lo que había aprendido, pastoreando ovejas, fueron suficientes para quitarle la idea de que realmente Dios pudiera usarlo.
Es en ese escenario, cuando Dios aparece y decide actuar.
Éxodo 14:4 nos muestra que al final todo comenzaba a ir bien. El pueblo consigue salir de Egipto bajo una extensión del poder de Dios. Sale con las manos llenas de los tesoros de Egipto, por fin eran libres, pero de repente…
NTV: Y una vez más endureceré el corazón del faraón, y él saldrá a perseguirlos. Lo haré así para manifestar mi gloria por medio del faraón y de todo su ejército. ¡Después los egipcios sabrán que yo soy el SEÑOR!»
NVI: Yo, por mi parte, endureceré el corazón del faraón para que él los persiga. Voy a cubrirme de gloria, a costa del faraón y de todo su ejército.
RV60  “y seré glorificado en Faraón y en todo su ejército.” Esta frase en el hebreo se traduce como: voy a hacer más pesada mi gloria, voy a hacer que mi gloria, pese más.
La historia de Moisés e Israel nos muestra que Dios a veces permite que la situación se nos vaya de las manos para recordarnos que en realidad, todo depende de Él y no de nosotros; que Dios tiene el control y no nosotros; y que Él es más glorificado cuando la dificultad es mayor.

“mi poder actúa mejor en la debilidad” 2ª Corintios 12:9
“TRANQUILO, YO ME ENCARGO”

2. Preguntémosle a Gedeón:
Cuando Dios se le apareció y le dijo: Jue 6:12 —¡Guerrero valiente, el SEÑOR está contigo! (13) —Señor —respondió Gedeón—, si el SEÑOR está con nosotros, ¿por qué nos sucede todo esto? ¿Y dónde están todos los milagros que nos contaron nuestros antepasados?

Preguntémosle a Gedeón porqué Dios decidió escoger al que salvaría a Israel de entre el clan más débil de toda la tribu de Manases, y a la persona de menos importancia en la familia (Jueces 6:15).

Preguntémosle a Gedeón porque Dios no le dejó luchar con el apoyo de 32.000 soldados asegurando así la victoria. Esta es la respuesta que Dios le dio:
Jueces 7:2 Entonces el SEÑOR le dijo a Gedeón: «Tienes demasiados guerreros contigo. Si dejo que todos ustedes peleen contra los madianitas, los israelitas se jactarán ante mí de que se salvaron con su propia fuerza.

Dios los hizo pasar por dos pruebas de eliminación: En la primera se fueron a casa 22.000 soldados quedando con sólo 10.000
Jueces 7:4 Pero el SEÑOR le dijo a Gedeón: «Todavía son demasiados.  En la segunda prueba se le fueron 9.700 soldados, quedando sólo 3.000
¿Se imagina que pasaría por la mente de Gedeón cuando poco a poco se iba quedando sin soldados? (Sin voluntarios, sin obreros, sin líderes, sin gente que se involucre, que luche, sin grupo de alabanza, sin maestros, sin evangelizadores, sin jóvenes, sin gente que vaya a los cultos, etc.)

300 soldados contra ¿Cuántos? Jueces 7:12 Los ejércitos de Madián, de Amalec y del pueblo del oriente se habían establecido en el valle como un enjambre de langostas. Sus camellos eran como los granos de arena a la orilla del mar, ¡imposibles de contar!

Situación imposible. Fracaso asegurado. Derrota. Desánimo. Frustración. Pánico. Ansiedad. Sería todo lo que pasaría por mi mente, pero no por la mente de Dios: Jueces 7:7 Entonces el SEÑOR le dijo a Gedeón: «Con estos trescientos hombres, rescataré a Israel y te daré la victoria sobre los madianitas. Envía a todos los demás a su casa»

“mi poder actúa mejor en la debilidad” 2ª Corintios 12:9
“TRANQUILO, YO ME ENCARGO”

3. Preguntémosle a Job:
Cuando tenía una mujer, siete hijos y tres hijas. Cuando era considerado como un hombre intachable, de absoluta integridad, que tenía temor de Dios y se mantenía apartado del mal (Job 1:1 NTV)

Preguntémosle cuanto tenía siete mil ovejas, tres mil camellos, quinientas yuntas de bueyes y quinientas burras además de muchos sirvientes y era considerado la persona más rica de toda aquella región. (Job 1:2-3 NTV)

Preguntémosle si estaba viviendo el mejor momento de su vida. Y preguntémosle como se sintió cuando en un solo día, en menos de 24 horas, le dieron la noticia una tras otra de que unos asaltantes le robaron todos los animales y mataron a todos sus sirvientes. Cuando otro mensajero a continuación le vino diciendo que cayó fuego de Dios y calcinó a las ovejas y a todos los pastores. Cuando la cosa no podía ir peor, otro mensajero llegó dando la noticia de que tres bandas de saqueadores robaron sus camellos y mataron a los otros sirvientes. Qué pensaría Job cuando de repente otro mensajero llega diciéndole que sus hijos e hijas murieron al caérseles la casa encima por causa de un fuerte viento. (Job 1:14-19 NTV)

En ningún momento vemos a Satanás pasearse por el trono de Dios porque él fue expulsado de allí y no tiene permiso para entrar. ¿Pero porqué aquí si? (Job 1:6-8)
El diablo a veces es tan … que se cree que nos está dañando. Pobrecito, y no sabe que Dios cuando va a hacer algo grande en nuestra vida, hasta al diablo usará si es necesario.

Una mujer cristiana estaba pasando una situación seria de escasez y unos hombres con buen corazón pero ninguna intención de dar gloria a Dios al conocer su situación le llevaron comida. Al tocar la puerta de la anciana y darle la comida, la anciana exclamó: ¡¡Gracias a Dios!! A lo que estos hombres contestaron: “No señora, gracias a Dios no, gracias a nosotros. ¿Dónde estaba Dios cuando usted pasaba necesidad?” Y ella exclamó: “Gracias a Dios, que hasta al diablo usa para darme comida y proveerme.”

Preguntémosle a Job que sintió cuando meses y meses sintió el azote las circunstancias, del diablo, de la enfermedad, de la soledad, de la incomprensión, del rechazo, del silencio de Dios. Podríamos quedarnos con esta cara de la historia…
Pero preguntémosle a Job también que sintió cuando entendió que tuvo que pasar por todo eso para mencionar las palabras: Por tanto, yo hablaba lo que no entendía; Cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía. …De oídas te había oído;  Mas ahora mis ojos te ven. Job 42:2-3

Job 42: 13-17 Así que el SEÑOR bendijo a Job en la segunda mitad de su vida aún más que al principio. Pues ahora tenía catorce mil ovejas, seis mil camellos, mil yuntas de bueyes y mil burras. (13) Además dio a Job otros siete hijos y tres hijas. (14) Llamó a su primera hija Jemina, a la segunda Cesia y a la tercera Keren-hapuc.  (15) En toda la tierra no había mujeres tan bellas como las hijas de Job y su padre les dejó una herencia en su testamento junto con sus hermanos. (16) Después de esto, Job vivió ciento cuarenta años y pudo ver a cuatro generaciones de sus hijos y nietos. (17) Luego murió siendo muy anciano, después de vivir una vida larga y plena.

“mi poder actúa mejor en la debilidad” 2ª Corintios 12:9
“TRANQUILO, YO ME ENCARGO”

4. Preguntémosle a Abraham:
Que pensó cuando Dios decidió formar un pueblo que viviera apartado de la idolatría, y escogió para comenzar a un hombre cuya familia era idólatra.
Que pensaría Abraham cuando Dios le dijo que tendría un hijo a sus casi 100 años estando ya casi muerto y aún pero, siendo su mujer estéril. (Romanos 4:18-19)

“mi poder actúa mejor en la debilidad” 2ª Corintios 12:9
“TRANQUILO, YO ME ENCARGO”

5. Preguntémosle a José:
Que pensó cuando vio que las personas de las que debería esperar amor, protección, confianza, de repente maquinan contra él, le echan a un pozo, le arrancan con odio su vestidura especial, y discuten ante sus oídos si matarlo o no.
Preguntémosle si pensaba en sus sueños en ese momento cuando sus hermanos decidieron venderlo como quien vende una oveja a unos mercaderes.
Preguntémosle que sintió cuando le arrancaron de los brazos de su padre y de su hermano Benjamín. Que sintió cuando parecía prosperar en Egipto y de repente se encuentra en una cárcel durante dos años acusado de violador. Y podríamos quedarnos con este lado de la historia…
Pero preguntémosle que pensó cuando vio que todo esto le estaba aconteciendo para así Dios cumplir sus sueños, preservar al mundo conocido del hambre y aún más a toda su familia.
Génesis 45:7-8 Dios me hizo llegar antes que ustedes para salvarles la vida a ustedes y a sus familias, y preservar la vida de muchos más. (8) Por lo tanto, fue Dios quien me envió a este lugar, ¡y no ustedes! Y fue él quien me hizo consejero del faraón, administrador de todo su palacio y gobernador de todo Egipto.

“mi poder actúa mejor en la debilidad” 2ª Corintios 12:9
“TRANQUILO, YO ME ENCARGO”

6. Preguntémosle a Jonás:
Que sintió cuando Dios le envió a predicar un mensaje de salvación y misericordia al que era el enemigo número 1 de Israel en su tiempo, Nínive, de Asiria.
¿Cuántos tratados hemos repartido en Cuenca? ¿Cuánto evangelismo? ¿Cuánta gente ha pasado por aquí?
Jonás después de huir de Dios, de encontrarse con una tormenta, un gran pez, una muerte segura, una nueva oportunidad, decide obedecer a Dios y entra en la ciudad y predica el mensaje de salvación y arrepentimiento. En un solo día, en una sóla predicación, 120.000 personas, toda una ciudad, desde el rey hasta el último, se arrepienten y se convierten a Dios.
¿Qué pensaríamos de cualquier hombre en la actualidad que fuese usado por Dios de esa manera? ¡¡Oh, que gran hombre de Dios!! ¡¡El ungido!! ¡¡Invitémosle a nuestra iglesia!!
Jonás no quería predicar, no quería ir, y se sentó a esperar ver el juicio de Dios sobre Nínive. (Jonás 3:1-10)
La gloria nunca podría haber sido de Jonás, sino de Dios. ¿Por qué?

“mi poder actúa mejor en la debilidad” 2ª Corintios 12:9
“TRANQUILO, YO ME ENCARGO”

7. Podríamos hablar de cómo ganó la batalla Josafat contra tres reyes “Sólo alabando a Dios”  2 Cr 20:14-21
2 Cr 20:17 Sin embargo, ustedes ni siquiera tendrán que luchar. Tomen sus posiciones; luego quédense quietos y observen la victoria del SEÑOR. Él está con ustedes, pueblo de Judá y de Jerusalén. No tengan miedo ni se desalienten. ¡Salgan mañana contra ellos, porque el SEÑOR está con ustedes!”».

2 Cr 20:21 Después de consultar con el pueblo, el rey nombró cantores que caminaran delante del ejército cantando al SEÑOR y alabándolo por su santo esplendor. Esto es lo que cantaban: «¡Den gracias al SEÑOR; su fiel amor perdura para siempre!»

“mi poder actúa mejor en la debilidad” 2ª Corintios 12:9
“TRANQUILO, YO ME ENCARGO”

8. Podríamos hablar de Jonathan y su paje de armas en 1 Samuel 13:1-23 y 14:1-23
La situación: El enemigo tenía treinta mil carros, seis mil hombres de a caballo, y pueblo numeroso como la arena que está a la orilla del mar; 1 S 13:5
Los soldados de Israel se escondieron en cuevas, en fosos, en peñascos, en rocas y en cisternas. Y algunos de los hebreos pasaron el Jordán a la tierra de Gad y de Galaad; 1 S 13:6-7
Samuel no venía a Gilgal, y el pueblo se le desertaba.
Mas ahora tu reino no será duradero. Jehová se ha buscado un varón conforme a su corazón, al cual Jehová ha designado para que sea príncipe sobre su pueblo, por cuanto tú no has guardado lo que Jehová te mandó.   1 S 13:14

Y Saúl contó la gente que se hallaba con él, como seiscientos hombres. 1 S 13:15

Y en toda la tierra de Israel no se hallaba herrero; porque los filisteos habían dicho: Para que los hebreos no hagan espada o lanza. 1 S 13:19

Así aconteció que en el día de la batalla no se halló espada ni lanza en mano de ninguno del pueblo que estaba con Saúl y con Jonatán, excepto Saúl y Jonatán su hijo, que las tenían. 1 S 13:22

¿Podía ser peor la situación?
Pero la historia continúa en 1 Samuel 14:1-23 Y nos habla de la victoria de Dios por medio de dos personas con una sola espada que hicieron temblar al enemigo, causar consternación, pánico. Que hizo que los que estaban en cuevas salieran y los que habían huido con el enemigo volvieran a Israel.

“mi poder actúa mejor en la debilidad” 2ª Corintios 12:9
“TRANQUILO, YO ME ENCARGO”

9.  Podríamos hablar de Ester y la sentencia de muerte sobre el pueblo de Dios y de cómo Dios usó a una sentenciada a muerte para llegar a ser reina del enemigo y salvar a su pueblo

10. Podríamos hablar del joven que nació ciego no por sus pecados ni pos los pecados de sus padres, sino como Jesús mismo declaró: para que las obras de Dios se manifiesten en él. (Juan 9:3) O como dice la NTV para que todos vieran el poder de Dios en él. O la NVI para que la obra de Dios se hiciera evidente en su vida.

“mi poder actúa mejor en la debilidad” 2ª Corintios 12:9
“TRANQUILO, YO ME ENCARGO”

11. O que si habláramos de Marta, María y la muerte de Lázaro. ¿Por qué tuvo Jesús que esperar a ir cuando ya hacía cuatro días que había muerto estando a tan sólo 3 km de allí?

12. Y por último, podríamos hablar de Jesús y su muerte en la cruz. Un aparente fracaso cuando según Mt 26:56 todos sus discípulos huyeron y le abandonaron.
Cuando según Lc 24:17 la sensación era de tristeza, desesperanza, desconcierto.
Cuando Judas le traiciona, (Mt 26:15);  Cuando Pedro le niega tres veces jurando con maldiciones que no le conoce (Mt 26:74).
Satanás celebraba ya su victoria. Gn 3:15 comenzaba a cumplirse en parte. Jesus fue herido en el calcañar. Mientras sepultaban a Jesús y Satanás celebraba su aparente victoria y los discípulos se escondían atemorizados y llenos de incertidumbre, de repente… en esa aparente derrota, fracaso… Jesús aparece en el infierno, arrebata a Satanás las llaves de la muerte (Ap 1:18). Predica a los espíritus encarcelados (1 P 3:19). La muerte es vencida (1 Co 15:55);  y el imperio y la autoridad de Satanás es derrotada (Col 2:14-15 y He 2:14).

“mi poder actúa mejor en la debilidad” 2ª Corintios 12:9
“TRANQUILO, YO ME ENCARGO”

CONCLUSIÓN
¿Sientes que todo se derrumba? Que nada parece funcionar. En tu familia, hijos, salud, economía, ministerio. Dios te dice, “mi poder actúa mejor en la debilidad” 2ª Corintios 12:9 “TRANQUILO, YO ME ENCARGO”
Dios está haciendo planes, está estudiando la mejor manera de ser Glorificado y de que de ninguna manera tú puedas gloriarte en tu victoria.
Dios tiene el control de tus hijos, de tu salud, de tu economía, de tu matrimonio, de tu ministerio, de la Iglesia. No somos imprescindibles ni yo ni tu, así que en lugar de angustiarnos, quedémonos quietos, comencemos a orar y a declarar como dice el Salmo 11:4  el SEÑOR está en su santo templo; el SEÑOR aún gobierna desde el cielo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s