IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

EL TIEMPO NO CURA

Deja un comentario

Plan de Lectura @YouVersion “Emociones Santas – Respuestas Bíblicas para Cada Desafío”.
http://bible.com/r/47

Existe un dicho muy atesorado con el que aun los cristianos se  consuelan en los tiempos de dureza y tragedia: “El tiempo cura todas las heridas.”

Permítame decirle en voz alta: ¡PROTESTO! El tiempo en sí mismo no tiene poder para sanar. ¡Solo Dios tiene poder para sanar! Sé de mujeres que están tan amargadas y enojadas hoy como lo estuvieron diez años atrás. El tiempo no ha sanado su alma. Sé de mujeres que juegan el juego de la culpa en voz más alta hoy que 30 años atrás. El tiempo no ha sanado a estas mujeres roncas y exhaustas.

Solo Jesús tiene poder sanador, así que si usted tiene un corazón roto y busca consuelo, entonces usted debe esconderse en su presencia, donde ocurren milagros, no por el tiempo, sino por él. ¿Está usted permitiendo que esa intimidad restituyente que él da de manera especial a los de corazón roto sane su corazón hoy?

Nadie más que Dios puede arreglar un corazón roto. Las palabras de las personas pueden motivarnos y traer cierto grado de sanidad, pero la sanidad completa siempre viene de Dios. Las buenas obras y los gestos pueden quitar el ardor de un corazón roto, pero nada ni nadie más que Dios puede poner ese toque final de sanidad en su vida. Él tiene el poder, el amor y la habilidad divina para sanarlo del dolor extraordinario que usted está experimentando.

Dios es capaz de restaurar su alma y de llevar a cabo un trasplante espiritual de corazón, si eso es lo que necesita para tener salud y esperanza nuevamente. ¡Esto parece imposible cuando se tiene un corazón roto, pero no es imposible para Dios! La voluntad de Dios siempre será restauración y sanidad.

Podemos entender fácilmente el concepto que el Espíritu Santo desea comunicar a través del salmista en la frase: “y venda sus heridas.” La imagen que la palabra nos deja ver por medio del lenguaje hebreo es la bella ilustración de un sastre que con delicadeza zurce y cose nuevamente aquello que fue destrozado. Amigo, si usted tiene un corazón roto, conozco a alguien que es un experto para arreglarlo de manera fácil y perfecta. Él no solo es capaz de reparar su corazón quebrantado, sino que tiene el deseo de hacerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s