IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

MI CASA SERÁ LLAMADA CASA DE ORACIÓN – Rafa Boix

Deja un comentario

INTRODUCCIÓN

Escrito está. Es una frase muy mencionada en los Evangelios y especialmente por Jesús. Hace referencia a las Escrituras del Antiguo Testamento y se usaba esta frase para verificar que lo que estaba ocurriendo, era una un cumplimiento de las Escrituras, una demostración de la Fidelidad de Dios. O también era una declaración de que así como estaba escrito, así ocurriría.

– En Mt 2:5 se mencionó “escrito está” para confirmar donde había de nacer Jesús (Miq 5:2)

– En Mt 4:4-10  Jesús menciona “escrito está” en tres ocasiones, para contrarrestar las mentiras de Satanás (Deut 8:3; 6:16; Deut 6:13)

Mt 11:10 Jesús menciona las palabras “escrito está”  para anunciar la aparición de Juan el Bautista (Mal 3:1)

Mt 26:24 Jesús menciona las palabras “escrito está” para anunciar que sería entregado por manos de Judas (Sal 41:9)

Mt 26:31 Jesús vuelve a mencionar “escrito está” para anunciar que todos sus discípulos se escandalizarían de él y huirían (Zac 13:7)

Podríamos mencionar muchos más pasajes donde quedan registradas estas palabras “escrito está” que hacen referencia a Profecías, promesas y advertencias citadas en el Antiguo Testamento y que debían de cumplirse al 100% sin lugar a error.

Pero sólo voy a mencionar un versículo más del Nuevo Testamento que recoge las palabras “escrito está” que tendría su cumplimiento en Cristo mismo, pero que en una aplicación más amplia, también debería ser cumplido en cada uno de nuestros hogares al 100% sin lugar a error.

Mateo 21:13  “Escrito está –les dijo–: ‘Mi casa será llamada casa de oración

Texto que hace ref a Isaías 56:7 los llevaré a mi monte santo; ¡los llenaré de alegría en mi casa de oración! que ofrezcan sobre mi altar, porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos.

Escrito: Grabar

Casa: Morada, familia.

Oración: Adoración, súplica, oración ferviente, pedir.

Llamada: Se refiere a un nombre o sobrenombre: Mi casa será llamada por el nombre de “Casa de Oración”.

Mi deseo motivado por el deseo de Dios en esta mañana para toda la Iglesia Manantial de Vida es, que así como las palabras “escrito está” se usaban para verificar el cumplimiento exacto de una profecía o una promesa, de la misma manera, las palabras “Mi casa será llamada casa de oración”, se conviertan en el cumplimiento de un deber, de una necesidad, de un mandato para cada unos de nosotros. En una demostración de nuestra fidelidad a Dios, de nuestra devoción, de la entrega y consagración de nuestros Hogares como “Hogares de Oración…” como dice Isaías 56:7… para todos los pueblos.

Vamos a ver algunos ejemplos reales en la Biblia de personas que hicieron del versículo: “Escrito está, mi casa será llamada casa de Oración” una realidad en sus Hogares.

I. CASA DE CORNELIO

Hechos 10:1-2 Había en Cesarea un hombre llamado Cornelio, centurión de la compañía llamada la Italiana, (2)  piadoso y temeroso de Dios con toda su casa, y que hacía muchas limosnas al pueblo, y oraba a Dios siempre.

 Cornelio era un centurión: Se trata de oficiales con un mando táctico y administrativo, siendo escogidos por sus cualidades de resistencia, templanza y mando. Comandaban una centuria, formada por 80 hombres, en función de las fuerzas en el momento dado.

Era romano: lo cual dificultaba más o hacía casi imposible que creyera en Dios como único Dios o Salvador.

Piadoso: Cornelio hizo de su casa, un Hogar donde se practicaba la Piedad, la reverencia al Señor, la devoción a Dios.

Temeroso con toda su casa: Cornelio convirtió su casa en un Hogar donde se temiera a Dios, eso significaba, tenerle respeto, honrarle, buscarle, obedecerle.

Hacía muchas limosnas al pueblo: Un Hogar donde se practicaba el dar, la bondad, la misericordia. Un Hogar donde se hacía evidente la preocupación por el pueblo, por la necesidad, por la gente.

Oraba a Dios siempre: Cornelio convirtió su casa en un Hogar de Oración continuo, constante.

Mateo 21:13  “Escrito está –les dijo–: ‘Mi casa será llamada casa de oración

Cornelio hizo de esta Palabra, una realidad para su Hogar. ¿Cómo será llamada tu casa?

Esto provocó en el Hogar de Cornelio varias bendiciones:

La primera bendición fue:

A. UNA RESPUESTA DEL CIELO

Hch 10:3  Este vio claramente en una visión, como a la hora novena del día, que un ángel de Dios entraba donde él estaba, y le decía: Cornelio.

¿Cuál era la hora novena? Las tres de la tarde. La hora de la oración (Hch 3:1)

Era la hora donde la Iglesia se unía a orar, a adorar, a alabar, y posiblemente a interceder por las almas… y ahí apareció Cornelio, como una oración contestada.

La segunda bendición fue:

B. LA UNIDAD CON EL CUERPO DE CREYENTES

Hch 10:30-31 Entonces Cornelio dijo: Hace cuatro días que a esta hora yo estaba en ayunas; y a la hora novena, mientras oraba en mi casa, vi que se puso delante de mí un varón con vestido resplandeciente, (31)  y dijo: Cornelio, tu oración ha sido oída, y tus limosnas han sido recordadas delante de Dios.

Cornelio se unió a la Oración que la Iglesia hacía en otros lugares. Hizo que su casa fuese llamada “casa de Oración”. No sólo oraba con frecuencia él y toda su casa, sino que también lo hacía  la hora en la que la Iglesia Oraba. La hora de la Oración.

Hablamos de devoción, hablamos de interés, de unidad, de ponerse de acuerdo, de un deseo de ser parte de la Iglesia, del Cuerpo.

Cornelio podía decir perfectamente:

Mateo 21:13  “Escrito está  ‘Mi casa será llamada casa de oración

La tercera bendición fue:

C. LA SALVACIÓN DE FAMILIARES Y AMIGOS

Hch 10:24 Al otro día entraron en Cesarea. Y Cornelio los estaba esperando, habiendo convocado a sus parientes y amigos más íntimos. (25) Cuando Pedro entró, salió Cornelio a recibirle, y postrándose a sus pies, adoró. (26) Mas Pedro le levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre. (27) Y hablando con él, entró, y halló a muchos que se habían reunido.

Hch 10:44  Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso.

Hch 10:48  Y mandó bautizarles en el nombre del Señor Jesús.

Cuando haces de tu casa un Hogar de Oración donde se teme a Dios, se le respeta, se le honra. Un hogar donde se le sirve ayudando al pueblo, ofrendando, dando, Dios comenzará a contestar oraciones, verás respuestas, salvación, bendición sobre toda tu casa. Por eso es importante que como Cornelio y como Jesús puedas decir:

Mateo 21:13  “Escrito está  ‘Mi casa será llamada casa de oración

II. LA CASA DE MARÍA

Hechos 12:5-17

Era un contexto de persecución. Habían matado al apóstol Jacobo y tenían encarcelado a Pedro, para matarlo al día siguiente. Dificultades. Aflicción. Pruebas. Desaliento. Miedo. Confusión.

V.5) Así que Pedro estaba custodiado en la cárcel; pero la iglesia hacía sin cesar oración a Dios por él.

La Iglesia hacía, lo que fue llamada a hacer en medio de la tormenta: Orar, pero ¿Dónde oraban?

V.12) Y habiendo considerado esto, llegó a casa de María la madre de Juan, el que tenía por sobrenombre Marcos, donde muchos estaban reunidos orando.

María convirtió su Hogar en un lugar de Oración e hizo realidad el verso:

Mateo 21:13  “Escrito está  ‘Mi casa será llamada casa de oración

Esto provocó una serie de bendiciones:

Vv.7-10) Una respuesta sobrenatural. Un ángel. Una intervención del cielo. Un milagro. El cielo fue movido.

Cadenas rotas: cadenas no sólo físicas, sino mentales, espirituales, emocionales. Cuando haces de tu casa un Hogar de Oración: El cielo comienza a ser movido, ángeles descienden, hijos, familia, amigos por los que oras comienzan a ser libres, cadenas en manos y pies caen por sí solas.

Puertas que permanecían cerradas son abiertas de manera milagrosa.

Cuando haces de tu casa un Hogar de Oración, como el de María, se cumple lo escrito en Lc 4:18 “pregonas libertad a los cautivos…, pones en libertad a los oprimidos (apertura de la cárcel para los presos Is. 61:1).

María no solo oraba sola, ella hizo de su casa, un Hogar de Oración donde otros creyentes se reunían para orar.

María podría decir perfectamente:

Mateo 21:13  “Escrito está  ‘Mi casa será llamada casa de oración

CONCLUSIÓN

La Biblia está llena desde Génesis a Apocalipsis de relatos reales y verdaderos que nos muestran que cada vez que alguien hizo de su casa un Hogar de Oración o Devoción a Dios, los milagros ocurrían, provisión, sanidad, salvación, protección, bendición.

– Podríamos hablar de la salvación y transformación de Zaqueo cuando invitó a Jesús a entrar en su Hogar (Lc 19:1-10)

– Podríamos hablar de como el Hogar de Simón el Fariseo se convirtió en un lugar de Salvación para aquella mujer que derramó el perfume (Mt 5:15)

– Podríamos hablar de cómo fue transformada la vida de Levé cuando Jesús entró en su Hogar (Mt 19:9)

– Podríamos hablar de como Lidia junto a toda su casa fueron salvados y bautizados porque hicieron de su casa, un Hogar de bendición (Hch 16:15)

– Podríamos hablar de como la casa del carcelero fue salvada y él junto a toda su casa fueron bautizados y transformados por abrir su Hogar a la bendición de Dios y a su Palabra (Hch 16:31-34).

– Podríamos mencionar la casa de Crispo, un principal de una sinagoga y como fue salvado junto a toda su casa. De cómo el testimonio de este Hogar impactó tanto en Corinto, que los corintios oyendo, creían y eran bautizados (Hch 18:8).

Todos ellos y muchos más en la Biblia podrían decir junto con Jesús:

Mateo 21:13  “Escrito está  ‘Mi casa será llamada casa de oración

¿Y tú? ¿Cómo será llamada tu casa? ¿En qué vas a convertir tu hogar?

Josué 24:15 “Yo y mi casa, serviremos al Señor”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s