IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

DIOS HA ESCOGIDO TU HOGAR (Rafa Boix)

Deja un comentario

2-logos

INTRODUCCIÓN

Recordamos la Visión de Manantial de Vida: Génesis 12:2-3 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición… y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.”

Dios desea bendecir tu hogar, bendecir tu matrimonio, tus hijos, tu casa, y es el propósito de Dios que tu Hogar sea de bendición para las familias de la tierra (comenzando por Cuenca). ¿Cómo lo hará? ¿Cómo llegamos a esto?

Siendo Familias que Conectan unos con otros, con cada miembro del Hogar y con cada miembro de la Familia de Manantial de Vida.

Siendo Familias que Crecen en la Palabra, Crecen en amor, en testimonio, en fe.

Siendo Familias que Sirven, los unos a los otros, al Señor, al resto de hermanos de Manantial de Vida.

Siendo Familias que Adoran juntos, que oran, que buscan a Dios en el Hogar y en Manantial de Vida.

Siendo Familias que Van, que predican con el ejemplo, con las palabras, con todo, en el Hogar, en la Iglesia, en la Calle.

De esta manera conseguiremos el Propósito, la Visión de ser Hogares bendecidos que bendicen a otros.

Ahora, ¿cómo sé que Dios quiere bendecir mi hogar? ¿Cómo sé que Dios quiere usar mi Hogar, mi Familia para bendecir a otros? ¿Será que Dios se interesa por mi casa, mis hijos, mi Hogar? Escuchemos lo que Dios quiere decirnos hoy:

2ª Crónicas 7:11 Terminó, pues, Salomón la casa de Jehová, y la casa del rey; y todo lo que Salomón se propuso hacer en la casa de Jehová, y en su propia casa, fue prosperado. (Llevó a cabo todo lo que había pensado hacer; llevando a feliz término todo lo que se había propuesto hacer; tuvo éxito en hacer todo lo que se propuso en cuanto al templo del SEÑOR y su palacio;

Esto nos habla de dedicación. Dedicarse con propósito, con una meta determinada, con una fecha de inicio, pero también de finalización. Nos habla de trabajar para terminar, de culminar, acabar, llevar a cabo el propósito que nos hemos trazado: Hacer de nuestro Hogar, un Hogar para Dios, donde Él se pasee, se quede, sea uno más de la familia.

Dentro de poco terminaremos el año ¿y qué hemos hecho? ¿En qué hemos progresado? No hay tiempo para lamentar, sino para proyectar, reconsiderar y avanzar.

Salomón se propuso acabar, y acabó. Se propuso hacer casa a Dios y lo logró. ¿Podremos nosotros hacer de nuestro Hogar un lugar para Dios si nos lo proponemos?

El verso 12 comienza con una letra que marca una diferencia, un camino nuevo, un resultado: “Y”. Indica que como resultado de ello, de haberse propuesto y acabado con éxito hacer casa a Dios, Hogar de Dios… Los resultados vienen como una secuencia de algo que previamente hemos hecho, sembrado, trabajado. ¿Cuál fue el resultado para Salomón?

(12) Y apareció Jehová a Salomón de noche, y le dijo: Yo he oído tu oración,

Cuando trabajamos en nuestro Hogar para hacer de él un Lugar para Dios, ocurren TRES cosas importantes:

Primero: Dios se hace presente: apareció Jehová a Salomón de noche…

Segundo: Dios se hace presente, para OÍR: Yo he oído tu oración: shamá: raíz primaria; oír inteligentemente: Prestar atención, atender, oír atentamente, estar atento, conceder (sus oídos o su tiempo), dar oídos, oír con la intención de entender, he entendido, he escuchado, oír fielmente, mirar, (poner, prestar) atención.

Hechos 10:1-4 Esto me recuerda la historia de Cornelio de cómo sus oraciones y limosnas habían subido delante de Dios, pero previamente a esto dice que el v.2) “era piadoso y temeroso de Dios con toda su casa”

  • Otras versiones: Él y toda su familia adoraban y respetaban a Dios; Era un hombre piadoso que, junto con toda su familia, adoraba a Dios.

Cornelio, como Salomón, había trabajado previamente en hacer Casa para Dios, o hacer de su Hogar, un Lugar para Dios.

Tercero: No sólo Dios se hace presente para oír la oración hecha en ese lugar, sino que además, elige ese lugar por casa de sacrificio… y he elegido para mí este lugar por casa de sacrificio. Bakjar: raíz primaria; propiamente tratar, por implicación seleccionar: calificar, he decidido,  he entresacado, he escogido, he estimado, he aceptado.

Dios escoge, elige ese lugar por casa de sacrificio. El sacrificio en el contexto del A.T., indica aceptación; perdón; bendición; santificación; consagración; llamamiento; servicio.

(13) Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo;

Podemos encontrarnos en muchas ocasiones como si esto ocurriera, como si los cielos se hubieran cerrado, como si la lluvia de bendición se hubiera detenido, como si el devorador, la langosta, estuviera consumiendo nuestras fuerzas, nuestras energías.

Lo peor que nos pudiera ocurrir no es encontrarnos con una enfermedad o una crisis económica, ni tampoco sería lo peor ser atacados por el mismo diablo.

Lo peor que nos podría ocurrir sería que Dios mismo cerrara los cielos sobre nosotros, que Él mismo enviara al devorador o a la langosta para consumir todo cuanto hemos sembrado, pero aun así, siendo esto lo peor que nos pudiera ocurrir, Dios hace una tremenda y poderosa promesa que nos debería de llenar de esperanza.

 (14) si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado,

Humillarse aquí es en el Hebreo Kaná: doblar rodilla.

Esto nos habla de la necesidad de humillarnos como Familia o en Familia. De reconocer en nuestro Hogar nuestra necesidad de Dios, de su Misericordia, de su Gracia, de su Poder. Nos habla de reconocer nuestro pecado y nuestra debilidad. De reconocer que sin Él, sin su bendición, nada podemos hacer.

 y oraren, Si como familias oramos juntos. Si en cada Hogar se levanta un altar de Oración personal y familiar. Si hacemos de la oración algo importante, necesario y prioritario en nuestros Hogares. Esto nos habla de Oración Intercesora, de orar por el resto de las Familias de la Iglesia, de la ciudad. Esto es ser de bendición al resto de familias, podemos bendecir intercediendo por cada familia de esta ciudad.

Es lo que estamos haciendo en los 5 Hogares de Oración que tenemos abiertos, pero que tremendo si cada uno de nuestros Hogares se convirtiera en un Hogar de Oración.

Mt 21:13 nos habla de que de alguna manera este fue un deseo y propósito de Dios: Mi casa, casa de oración será llamada.

Pero además de pedir, de interceder Dios está pidiendo que le busquemos, que busquemos su rostro:

 y buscaren mi rostro, bacash es la palabra hebrea y es una raíz primaria; buscar (por cualquier método, específicamente en alabanza y adoración); por implicación esforzarse: afanarse, buscar, consultar, demandar, desear, hallar, inquirir, interceder, investigar, mendigar, pedir, preguntar, procurar, requerir, restaurar, rogar, solicitar, suplicar, tratar de encontrar.

Esto me recuerda a Amós 5:4. Es buscarle en Familia, buscarle individualmente, buscar su dirección, su bendición, su temor, su Palabra, su Rostro. Buscar agradarle.

y se convirtieren de sus malos caminos; El resto de versiones lo traduce como abandonar la mala conducta. Nos habla de arrepentimiento, de entrega diaria, consagración, reconocimiento, abandono de lo que no edifica el Hogar; Es proponerse edificar, hacer del hogar un lugar de refugio, de seguridad, de protección, de unión, de bendición, donde Dios es respetado, honrado, y glorificado.

Como antes decíamos, si Dios mismo llegara a ser nuestro enemigo, sería lo peor que nos pudiera ocurrir, pero aun así, Dios promete que si nos humillamos orando en intercesión por otras familias, si buscamos su rostro en alabanza y adoración en nuestro Hogar, si abandonamos cualquier conducta que no le agrade…

Entonces (v.14)  (ESTO MARCA UN ANTES Y UN DESPUÉS)

Me recuerda a la promesa de Joel 2:28 Después de esto…

yo oiré desde los cielos, El que Dios nos oiga está condicionado a nuestras actitudes, nuestra conducta, 1 P 3:7 Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo (Cercenar – Cortar).

(No podemos esperar que Dios oiga nuestras oraciones dentro de nuestro Hogar si no estamos adoptando una actitud como la anterior descrita: Humillación, reconocimiento, oración intercesora unos por otros, búsqueda de su rostro, abandono de nuestros pecados)

y perdonaré sus pecados, el perdón es un regalo disponible a todos los que lo pidamos reconociendo nuestro pecado (1 jn 1:9)

¿Han pedido perdón alguna vez como familia?

y sanaré su tierra La sanidad del alma, de las relaciones, es el fruto de, el resultado, la restauración que viene con el arrepentimiento, con la conversión, con la nueva manera de vivir, cuando nos encontramos con la vida personificada, con Cristo (Jn 14:6), con el dador de la vida o el Vivificador (1 co 15:45)

Sanaré: rafá  raíz primaria; propiamente remendar (con puntadas),  figurativamente curar: arreglar, cuidar, restaurar, sanar, sanear.

Hay muchos Hogares dañados por el pecado y Dios promete y anuncia que su deseo y propósito es traer Sanidad a tu Hogar.

Toda esta clase de bendición viene como resultado de una conducta familiar, cuando haces de tu Hogar un lugar de bendición, cuando como Salomón, trabajamos en convertir nuestro Hogar en un lugar donde Dios se sienta bien recibido.

(15) Ahora estarán abiertos mis ojos

Patákj raíz primaria; abierto de par en par (literalmente o figurativamente); habla de un comienzo, de empezar a ver… lo que en tu Hogar os habéis propuesto hacer. Nos habla de que Dios va a estar atento, va a dar comienzo a algo, va a desatar algo.

 y atentos mis oídos a la oración en este lugar;

casháb raíz primaria; levantar las orejas, i.e. prestar atención: atender, atento, escuchar, mirar, oír, prestar atención.

¿Se da cuenta de lo que Dios le está diciendo hoy a cada Familia, a su Hogar?

Si nos proponemos trabajar en edificar nuestro Hogar como un Lugar donde Dios se sienta cómodo y honrado, Dios promete manifestarse, oír nuestras oraciones y aun cuando la prueba, la dificultad venga, aun siendo porque hayamos pecado,  Él promete Oír desde los cielos, perdonar, sanar, abrir de par en par sus ojos sobre nuestro Hogar y Familia prestándonos la atención que necesitamos.

¿Por qué? ¿Por qué Dios quieres bendecirnos de esta manera? ¿Qué te mueve Señor a derramar esta clase de bendiciones sobre los Hogares?

(16) porque ahora he elegido

Bakjar raíz primaria; propiamente tratar, por implicación seleccionar: calificar, he decidido,  he entresacado, he escogido, he estimado, he aceptado.

 y santificado esta casa,

cadásh raíz primaria; ser: limpio, apartado, consagrado, dedicado, preparado, purificado, santo, señalado.

para que esté en ella mi nombre para siempre; y mis ojos y mi corazón estarán ahí para siempre.

Dios está diciendo que verá, observará, estará atento cuando hallamos trabajado en nuestro Hogar, invertido en nuestra Familia y como resultado de ello: Elegirá, escogerá, calificará y seremos aprobados, aceptará nuestro Hogar como un lugar santificado, limpio, dedicado y señalado para que su Nombre esté ahí para siempre.

¿Cuántos desean que el Nombre del Señor esté siempre sobre su Hogar, su Familia, sus hijos, su matrimonio?

Y además promete que sus ojos y su corazón estarán ahí, en nuestro Hogar, en nuestra Familia para siempre, apartada, señalada, santificada, escogida porque previamente hemos trabajado, orado, buscado y dedicado a Dios.

CONCLUSIÓN

Génesis 12:2-3 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición… y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.”

Dios desea bendecir tu hogar, bendecir tu matrimonio, tus hijos, tu casa, y es el propósito de Dios que tu Hogar sea de bendición para las familias de la tierra.

Pero es necesario que como Salomón, trabajemos, nos propongamos, le pongamos fecha de inicio y fecha de fin a hacer de nuestro Hogar, un Lugar para Dios, para su presencia, para su Nombre.

Hageo 1:8  »Vayan ustedes a los montes; traigan madera y reconstruyan mi casa. Yo veré su reconstrucción con gusto, y manifestaré mi gloria —dice el Señor—.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s