IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

LA CARRERA (Rafa Boix)

Deja un comentario

INTRODUCCIÓN
Guillermo Carey, zapatero de oficio, llegó a ser erudito lingüista (tradujo la Biblia en varios idiomas y dialectos) y se le conoce como el “padre de las misiones”, vivió bajo el lema “espera grandes cosas de Dios, intenta hacer grandes cosas para Dios.”
Guillermo Carey decía: Si alguien escribiera sobre mí, que diga que era un corredor, y me habrá descrito justamente; cualquier cosa más que eso será demasiado. Y luego añadió: Se correr la carrera de la fe… A esto debo todo.

Análisis del pasaje
Hebreos 12:1  Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, (2)  puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. (3)  Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar.

Estos primeros versículos del cap 12 de Hebreos utiliza una imagen muy común en los tiempos del imperio grecomacedónico, que introdujo tales costumbres griegas como los juegos nacionales. Los “testigos” corresponde a los espectadores que se apretujaban en derredor por ver a los que competían en la contienda por el premio (Filip 3:14).

Utiliza esta figura para hacernos entender varias cosas:
Que nosotros también hoy estamos en una Carrera.
Que también competimos por un premio.
Y que podemos llegar hasta el final si tenemos en cuenta varias cosas a considerar:
Teniendo en cuenta a los que corrieron antes que nosotros
Teniendo en cuenta la importancia de despojarnos de todo peso y todo pecado
Y teniendo en cuenta la manera en la que Jesús corrió esta misma carrera.

I. LOS QUE CORRIERON ANTES QUE NOSOTROS
V. 1) Por lo tanto: Teniendo en cuenta esto… esta frase está haciendo referencia al algo expresado anteriormente por el escritor de la carta. Está haciendo referencia al capítulo anterior, al cap 11 de Hebreos. Un capítulo titulado: Los Héroes de la Fe. Hace referencia a un gran número de hombres y mujeres que antes que nosotros, también corrieron la misma carrera, también compitieron por un premio y también pasaron por muchos obstáculos para llegar hasta el final.

Abel, Enoc, Abraham, Sara, Isaac, Jacob, Moisés, Rahab, Gedeón, Barac, Sansón, Jefté, David, Samuel, nos habla de los obstáculos que experimentaron en su carrera. Nos habla de conquistas, de justicia, de promesas alcanzadas, de leones cuyas bocas fueron tapadas, de fuegos impetuosos apagados, de las espadas que evitaron, de las fuerzas que sacaron en medio de la debilidad, de la fuerza que obtuvieron en medio de la batalla, de los ejércitos que hicieron retroceder.

Al hablar de aquellos que corrieron antes que nosotros, nos habla de mujeres que vieron a sus maridos morir, pero también resucitar. De tormentos, de negarse a dejar de sufrir por esperar una mejor recompensa, de vituperios, azotes, prisiones y cárceles. Nos habla de apedreamientos, de pruebas, de muertes por espada, de andar errantes de un lugar a otro como única ropa una piel de oveja o de cabra. Nos habla de pobreza, de angustia y maltrato.
Quizás piense que usted no tiene nada que ver con ellos. Que lo que ellos vivieron no tiene nada que ver con usted, que eran otros tiempos u otra manera de vivir.
La Biblia los menciona como una gran nube de testigos. Testigos que han corrido antes que nosotros, testigos que han llegado a su meta. Testigos que ahora nos están observando desde las gradas. Testigos a los cuales considerar, tener en cuenta si es que queremos correr nuestra propia carrera y llegar a la meta.
Ellos son considerados Testigos que han terminado su carrera y Hechos 1:8 nos llama a nosotros a convertirnos en Testigos, mientras corremos la nuestra.
Testigo: mártus  por analogía «mártir»: mártir, testigo, testimonio. Es la misma palabra usada por Lucas en Hechos 1:8.

Lo que el Espíritu Santo quien inspiró las Escrituras, nos está diciendo es: Ellos no se convirtieron en Testigos al finalizar su carrera, sino al Comenzarla. Si usted entregó su vida a Cristo, comenzó una carrera que terminará cuando muera o cuando Cristo venga y eso le convierte, igual que a ellos, en un Testigo. Un Mártir. Alguien que está comprometido con Dios hasta el punto de entregar su propia vida, si fuese necesario.
Así que si queremos seguir corriendo esta carrera cuya meta es nuestra salvación, si o sí, tenemos que tener en cuenta a esta gran nube de Testigos, la manera en la que corrieron, la fe que tuvieron, la perseverancia en las pruebas, la fidelidad con su llamamiento.
La segunda cosa a tener en cuenta al correr nuestra carrera es:

II. EL PESO Y EL PECADO
Hebreos 12:1  Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia,
A. DESPOJARNOS DEL PESO
Todos sabemos que es imposible correr una carrera cargados de peso. Pues tendremos más facilidad para caernos, para hacernos daño, para cansarnos y abandonar.
Si queremos correr la carrera que tenemos por delante, además de tener en cuenta la vida de quienes corrieron antes que nosotros, necesitamos despojarnos de todo peso.
Despojarse: apotídsemi:  poner lejos, separar, alejar (literalmente o figurativamente): dejar, desechar, despojarse uno, poner.
Peso: onkos: masa (como doblándose o encorvándose por su carga), i.e. carga (estorbo): peso.

Necesitamos tomar la decisión de poner lejos, separar de nosotros, alejar, desechar o dejar a un lado ese peso que nos está estorbando hasta el punto de doblarnos o encorvarnos.
Es interesante que el Espíritu Santo mencione aquí dos cosas de las cuales despojarnos: E peso y el pecado. Y esto me hace entender que mientras estamos corriendo esta Carrera de Fe, estamos corriendo encorvados, doblados, estorbados, por cosas que no son pecados, pero que se convierten en obstáculos continuar nuestra carrera.
Está hablando de cosas lícitas, permitidas por Dios pero que en un momento dado se han convertido en piedras de tropiezo. ¿Puedes identificar algunos de estos pesos en tu vida? Relaciones; ocio; TV; Videojuegos; Comida; Redes Sociales; Teléfono; etc.
El Espíritu Santo nos está animando, advirtiendo, que Identifiquemos qué se ha convertido en un peso, un obstáculo, un estorbo para nuestra carrera. Cosas que sin ser pecados, siendo lícitas, se han convertido en prioridades mal ubicadas.
El apóstol Pablo (siendo uno de esos Testigos a los cuales tener en cuenta) nos habla de ello al expresar: 1Co 10:23  Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica. 1Co 6:12  Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.
NTV: Ustedes dicen: «Se me permite hacer cualquier cosa», pero no todo les conviene. Y, aunque: «Se me permite hacer cualquier cosa», no debo volverme esclavo de nada.

También, hablando de estas cosas lícitas que pudieran convertirse en un estorbo, Pablo, como buen Testigo de Cristo, afirma:
Flp 3:7  Antes creía que esas cosas eran valiosas, pero ahora considero que no tienen ningún valor debido a lo que Cristo ha hecho. (8)  Así es, todo lo demás no vale nada cuando se le compara con el infinito valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por amor a él, he desechado todo lo demás y lo considero basura a fin de ganar a Cristo
(9)  y llegar a ser uno con él.

B. DESPOJARNOS DEL PECADO
Si es imposible correr una carrera sin despojarnos del peso que nos encorva, mucho más imposible es pretender correr nuestra carrera de fe sin despojarnos del pecado.

Aquí si habla de pecados, de cosas que Dios no aprueba. De cosas que Dios directamente aborrece. De errores fatales. De cosas que no sólo nos impedirán correr y mucho menos llegar a la meta, sino que además nos matarán. Destruirán todo cuanto tenemos. Nos robará las fuerzas, el ánimo, el aliento, la esperanza y la fe.

Despojarse: Utiliza la misma palabra para referirse al PESO.  apotídsemi:  poner lejos, separar, alejar (literalmente o figurativamente): dejar, desechar, despojarse uno, poner.
No puedes seguir corriendo este nuevo año, sin antes identificar el pecado que te está persiguiendo, que estás practicando o en el cual estás andando.
No puedes continuar confiando en Cristo a menos que estés dispuesto a abandonar, desechar, alejar de tu vida el pecado que llevó a Jesús a la Cruz y que nos llevará a nosotros al infierno a menos que nos arrepintamos.

El Espíritu Santo nos anima, nos advierte, nos exhorta a Considerar a aquellos que corrieron antes que nosotros y a Despojarnos del Peso y del Pecado que nos impedirá correr hasta la Meta.

III. PUESTOS LOS OJOS EN JESÚS
Hebreos 12:1  Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, (2)  puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. (3)  Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar.

La última recomendación para continuar nuestra Carrera y llegar con éxito a la Meta, es PONER NUESTRA MIRADA EN JESÚS.
Si se tratara de cualquier carrera o de competir por cualquier premio sin importancia quizás no tendríamos en cuenta ciertas recomendaciones. Pero estamos hablando de la Carrera más importante de nuestra vida. Hablamos no de un premio cualquiera, sino de un Galardón sin precio por el cual vale la pena tener en cuenta ciertas recomendaciones, sobre todo si estas son dadas por Dios mismo.

1Co 9:24 ¿No se dan cuenta de que en una carrera todos corren, pero sólo una persona se lleva el premio? ¡Así que corran para ganar! (25) Todos los atletas se entrenan con disciplina. Lo hacen para ganar un premio que se desvanecerá, pero nosotros lo hacemos por un premio eterno. (26) Por eso yo corro cada paso con propósito. No sólo doy golpes al aire. (27) Disciplino mi cuerpo como lo hace un atleta, lo entreno para que haga lo que debe hacer. De lo contrario, temo que, después de predicarles a otros, yo mismo quede descalificado.

Algunos parecen no haber entendido por qué están corriendo, que están persiguiendo, por quién fueron llamados o que es lo que de alguna manera, se están jugando.
Como dice Loli “Yo se que quiero llegar al cielo”.
Como dice el apóstol Pedro: 1 Pe 1:9  La recompensa por confiar en él será la salvación de sus almas.

Muchos hemos corrido la Carrera este año sin tener en cuenta la vida y el testimonio de los primeros corredores los cuales fueron Testigos antes que nosotros. No hemos valorado sus experiencias, sus pruebas, sus hazañas, sus presiones, sus tribulaciones, sus recomendaciones, y digo que no lo hemos valorado porque para algunos este año ha sido un año el cual apenas han leído la Biblia.
Muchos hemos corrido este año anterior cargados de PESOS que nos han estorbado. De cosas lícitas, permitidas, que se han convertido en lastres, en cargas innecesarias, que nos han doblegado, esclavizado, obstaculizado.
Muchos han corrido la Carrera en este año pasado cargando pecados que nos han condenado, nos han hecho sentir culpables, indignos, sucios. Pecados que nos han robado la posibilidad de dar gloria a Dios, de servirle como Él se merece y de ser verdaderos Testigos de un Cristo que murió por nosotros y compartió su gloria con nosotros.
Pero todo esto ha ocurrido principalmente por que hemos corrido la Carrera habiendo quitado nuestra mirada de Jesús. Al dejar de mirar a Jesús hemos perdido el sentido de porque estamos corriendo, para quién lo estamos haciendo y hacia donde va nuestra meta.

Puestos los ojos en Jesús. No hay otra manera de correr. No podemos dar ni un solo paso más sin mirar a Jesús. Sin considerar su vida, su testimonio, su Palabra, su llamamiento, su Sangre.

(2)  puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. (3)  Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar.

Quitar los ojos de Jesús es comenzar a perder la fe. Quitar los ojos de Jesús es menospreciar la Cruz, la Sangre Derramada, el oprobio sufrido. Es no tener en cuenta su autoridad recibida, su posición actual a la diestra del Trono de Dios. Quitar los ojos de Jesús nos llevará a desmayar, a desanimarnos, a abandonar la Carrera antes de tiempo.

CONCLUSIÓN
En este nuevo año que comenzamos como hijos e hijas de Dios, como Iglesia, como Testigos de Cristo, como Luz y Sal de este mundo en tinieblas, propongámonos correr teniendo en cuenta a quienes nos precedieron, sus vidas, sus ejemplos, sus palabras, tomemos la decisión de despojarnos, de abandonar de una vez todas aquellas cosas que no dan gloria a Dios o que nos apartan del propósito por el cual estamos corriendo, pero sobre todo, hagámoslo todo, PUESTOS LOS OJOS EN JESÚS.

Flp 2:5  Tengan la misma actitud que tuvo Cristo Jesús.

Juan 17:4  Yo te di la gloria aquí en la tierra, al terminar la obra que me encargaste.
(5) Ahora, Padre, llévame a la gloria que compartíamos antes de que comenzara el mundo.
Tres cosas: (1) Considera lo que es ser un Testigo teniendo en cuenta la vida de los primeros Testigos registrada en la Palabra de Dios. (2) Despójate de todo peso y de todo pecado que te impide correr como debes. (3) Hazlo todo con tu mirada en Jesús, para Él, para darle gloria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s