IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

MUERTE O VIDA – CARNE O ESPÍRITU

Deja un comentario

Santiago 1:21-25 “Así que quiten de su vida todo lo malo y lo sucio, y acepten con humildad la palabra que Dios les ha sembrado en el corazón, porque tiene el poder para salvar su alma. Pero no sólo escuchen la palabra de Dios, tienen que ponerla en práctica. De lo contrario, solamente se engañan a sí mismos. Pues, si escuchas la palabra pero no la obedeces, sería como ver tu cara en un espejo. Te ves a ti mismo, luego te alejas y te olvidas cómo eres. Pero, si miras atentamente en la ley perfecta que te hace libre y si la pones en práctica y no olvidas lo que escuchaste, entonces Dios te bendecirá por tu obediencia.”

 Mateo 3:8 “Haced,  pues,  frutos dignos de arrepentimiento”

NTV: Demuestren con su forma de vivir que se han arrepentido de sus pecados y han vuelto a Dios

“Tus frutos deben indicar que ha habido un verdadero arrepentimiento”

 Juan 3:1-8 “Había un hombre llamado Nicodemo, un líder religioso judío, de los fariseos. Una noche, fue a hablar con Jesús: —Rabí —le dijo—, todos sabemos que Dios te ha enviado para enseñarnos. Las señales milagrosas que haces son la prueba de que Dios está contigo. Jesús le respondió: —Te digo la verdad, a menos que nazcas de nuevo, no puedes ver el reino de Dios.  —¿Qué quieres decir? —exclamó Nicodemo —. ¿Cómo puede un hombre mayor volver al vientre de su madre y nacer de nuevo? Jesús le contestó: —Te digo la verdad, nadie puede entrar en el reino de Dios si no nace de agua y del Espíritu. El ser humano sólo puede reproducir la vida humana, pero la vida espiritual nace del Espíritu Santo. Así que no te sorprendas cuando digo: “Tienen que nacer de nuevo”. El viento sopla hacia donde quiere. De la misma manera que oyes el viento pero no sabes de dónde viene ni adónde va, tampoco puedes explicar cómo las personas nacen del Espíritu.

 Romanos 8:4-14 Lo hizo para que se cumpliera totalmente la exigencia justa de la ley a favor de nosotros, que ya no seguimos a nuestra naturaleza pecaminosa sino que seguimos al Espíritu. Los que están dominados por la naturaleza pecaminosa piensan en cosas pecaminosas, pero los que son controlados por el Espíritu Santo piensan en las cosas que agradan al Espíritu. Por lo tanto, permitir que la naturaleza pecaminosa les controle la mente lleva a la muerte. Pero permitir que el Espíritu les controle la mente lleva a la vida y a la paz. Pues la naturaleza pecaminosa es enemiga de Dios siempre. Nunca obedeció las leyes de Dios y jamás lo hará. Por eso, los que todavía viven bajo el dominio de la naturaleza pecaminosa nunca pueden agradar a Dios. Pero ustedes no están dominados por su naturaleza pecaminosa. Son controlados por el Espíritu si el Espíritu de Dios vive en ustedes. (Y recuerden que los que no tienen al Espíritu de Cristo en ellos, de ninguna manera pertenecen a él). Y Cristo vive en ustedes; entonces, aunque el cuerpo morirá por causa del pecado, el Espíritu les da vida, porque ustedes ya fueron declarados justos a los ojos de Dios.

  Gálatas 5:12-26 Cómo me gustaría que esos perturbadores que quieren mutilarlos a ustedes mediante la circuncisión se mutilaran ellos mismos. Pues ustedes, mis hermanos, han sido llamados a vivir en libertad. Pero no usen esa libertad para satisfacer los deseos de la naturaleza pecaminosa. Al contrario, usen la libertad para servirse unos a otros por amor. Pues toda la ley puede resumirse en un solo mandato: «Ama a tu prójimo como a ti mismo». Pero, si están siempre mordiéndose y devorándose unos a otros, ¡tengan cuidado! Corren peligro de destruirse unos a otros. Por eso les digo: dejen que el Espíritu Santo los guíe en la vida. Entonces no se dejarán llevar por los impulsos de la naturaleza pecaminosa. La naturaleza pecaminosa desea hacer el mal, que es precisamente lo contrario de lo que quiere el Espíritu. Y el Espíritu nos da deseos que se oponen a lo que desea la naturaleza pecaminosa. Estas dos fuerzas luchan constantemente entre sí, entonces ustedes no son libres para llevar a cabo sus buenas intenciones. Pero, cuando los guía el Espíritu, ya no están obligados a cumplir la ley de Moisés. Cuando ustedes siguen los deseos de la naturaleza pecaminosa, los resultados son más que claros: inmoralidad sexual, impureza, pasiones sensuales, idolatría, hechicería, hostilidad, peleas, celos, arrebatos de furia, ambición egoísta, discordias, divisiones, envidia, borracheras, fiestas desenfrenadas y otros pecados parecidos. Permítanme repetirles lo que les dije antes: cualquiera que lleve esa clase de vida no heredará el reino de Dios. Pero la clase de fruto que el Espíritu Santo produce en nuestra vida es: amor, alegría, paz, paciencia, gentileza, bondad, fidelidad, humildad y control propio. ¡No existen leyes contra esas cosas! Los que pertenecen a Cristo Jesús han clavado en la cruz las pasiones y los deseos de la naturaleza pecaminosa y los han crucificado allí. Ya que vivimos por el Espíritu, sigamos la guía del Espíritu en cada aspecto de nuestra vida. No nos hagamos vanidosos ni nos provoquemos unos a otros ni tengamos envidia unos de otros.

  • Dos palabras muy repetidas: Naturaleza Pecaminosa (Carne) y Espíritu
  • Dos clases de personas: Los que son nacidos según la carne – Los que son nacidos según el Espíritu – Los que son guiados por la carne – Los que son guiados por el Espíritu
  • Dos consecuencias: Los que pueden ver el Reino de Dios y los que no – Los que pueden agradar a Dios y los que no – Los que heredarán el Reino de Dios y los que no

 Juan 3:6 Lo que es nacido de la carne,  carne es;  y lo que es nacido del Espíritu,  espíritu es.

Romanos 8:9. Más vosotros no vivís según la carne,  sino según el Espíritu,  si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Romanos 8:14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios,  éstos son hijos de Dios.

Gálatas 5:16-18 Digo,  pues: Andad en el Espíritu,  y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu,  y el del Espíritu es contra la carne;  y éstos se oponen entre sí,  para que no hagáis lo que quisiereis. Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.

2 Preguntas:    – ¿De dónde eres nacido, de la carne o del Espíritu?

                         – ¿Quién te guía la carne o el Espíritu?

LOS NACIDOS DE LA CARNE

Gálatas 5:19

 Manifiestas son las obras de la carne que son: Adulterio, fornicación,  inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias,  homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que (PP) practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

 Manifiestas: griego fanerós: brillando; públicamente; exteriormente; hacer patente, a la luz, manifestar, manifiesto, descubrir, notorio.

Practican: desempeñar repetida o habitualmente

Los que son nacidos de la carne según la Biblia son: Los adúlteros, fornicarios, inmundos, lascivos, idólatras, hechiceros, homicidas, borrachos, los que hacen orgías…

Todos nos escandalizaríamos si alguien llamándose cristiano cometiese alguno de estos pecados y aún así siguiese como si nada.

Son obras manifiestas, no se pueden ocultar, brillan, se ven públicamente, se hacen exteriores.

Todos estamos de acuerdo en que estas cosas son de alguien nacido de la carne. Nadie nacido del Espíritu haría algo similar.

Los que son nacidos de la carne según la Biblia también son: los que andan en enemistades (NVI: odio); pleitos (discordia); celos; iras (arrebatos de ira); contiendas (rivalidades); disensiones; herejías o sectarismos; envidias y cosas semejantes.

Todas estas cosas también son obras de alguien nacido de la carne. Nadie nacido  del Espíritu practicaría repetidamente o habitualmente cosas como estas.

  • Dios se escandaliza cuando alguien que habitualmente esta enemistado o tiene odio ministra en la alabanza, enseña o predica la Palabra. Pero también, Dios se escandaliza cuando alguien que anda continuamente en celos levanta su voz para orar y alabarle. Y Dios se escandaliza cuando hay gente que le alaba o le ora mientras va criticando o murmurando de forma habitual como fruto de la envidia que siente hacia otros.

Pecados pequeños… dirían algunos. Para Dios no existe tal cosa. Unos y otros son obras de alguien nacido de la carne, alguien guiado por la carne. Alguien que según Pablo, según la Biblia demuestra con sus hechos no haber nacido de nuevo, del Espíritu.

2 Preguntas:    – ¿De dónde eres nacido, de la carne o del Espíritu?

                         – ¿Quién te guía la carne o el Espíritu?

¿Le das tanta importancia al adulterio como al chisme o la murmuración?

  • ¿Estamos practicando hechicería o vamos por ahí asesinando gente? Claro que no, pero ¿Hay pleitos, envidias, celos o críticas? PARA DIOS ES LO MISMO
  • Las murmuraciones, las envidias, los celos… dividen el cuerpo de Cristo:
  • Santiago 4:11 “Hermanos, no murmuréis (ser un traidor, un difamador) los unos de los otros. El que murmura del hermano y juzga a su hermano, murmura de la ley y juzga a la ley; pero si tú juzgas a la ley, no eres hacedor de la ley, sino juez”
  • Hechos 6:1 “Pero, al multiplicarse los creyentes rápidamente, hubo muestras de descontento. Los creyentes que hablaban griego se quejaban de los que hablaban hebreo diciendo que sus viudas eran discriminadas en la distribución diaria de los alimentos.

El crecimiento numérico trae conflictos cuando el crecimiento no es espiritual.

  • 1ª Pedro 2:1-3 “Por lo tanto, desháganse de toda mala conducta. Acaben con todo engaño, hipocresía, celos y toda clase de comentarios hirientes. Como bebés recién nacidos, deseen con ganas la leche espiritual pura para que crezcan a una experiencia plena de la salvación. Pidan a gritos ese alimento nutritivo ahora que han probado la bondad del Señor.

 1ª Corintios 3:1-3 “Amados hermanos, cuando estuve con ustedes, no pude hablarles como lo haría con personas espirituales. Tuve que hablarles como si pertenecieran a este mundo o como si fueran niños en la vida cristiana. Tuve que alimentarlos con leche, no con alimento sólido, porque no estaban preparados para algo más sustancioso. Y aún no están preparados, porque todavía están bajo el control de su naturaleza pecaminosa. Tienen celos unos de otros y se pelean entre sí. ¿Acaso eso no demuestra que los controla su naturaleza pecaminosa? ¿No viven como la gente del mundo?

 “La diferencia entre un chismoso y un amigo que es fiel  compasivo es como la diferencia entre un carnicero y un cirujano. Los dos cortan la carne, pero por diferentes razones.”

  • Gálatas 5:19-21 (Traducción lenguaje actual) Todo el mundo conoce la conducta de los que obedecen a sus malos deseos: no son fieles en el matrimonio, tienen relaciones sexuales prohibidas, muchos vicios y malos pensamientos. Adoran a dioses falsos, practican la brujería y odian a los demás. Se pelean unos con otros, son celosos y se enojan por todo. Son egoístas, discuten y causan divisiones. Son envidiosos, y hasta matan; se emborrachan, y en sus fiestas hacen locuras y muchas cosas malas. Les advierto, como ya lo había hecho antes, que los que hacen esto no formarán parte del reino de Dios.”

 <<Manifiestas son las obras de la carne>>

  Consecuencias:

1.) No pueden entrar en el Reino de Dios.

*  Juan 3:8  No puede (imposible, incapaz) entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido de la carne,  carne es.”

*  Romanos 8:6 Porque el ocuparse (inclinación mental)  de la carne es muerte.”

* Gálatas 5:21 “Los que practican (desempeñar repetida o habitualmente) tales cosas no heredarán el reino de Dios.”

Lucas 13:24 “Esforzaos a entrar por la puerta angosta;  porque os digo que muchos procurarán entrar,  y no podrán.”

 2.) Crea enemistad con Dios.

  • Romanos 8:7-8 Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios;  porque no se sujetan a la ley de Dios,  ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.

Gálatas 5:20 la enemistad es un producto de las obras de la carne.

Santiago 4:4 ¿No se dan cuenta de que la amistad con el mundo los convierte en enemigos de Dios? Lo repito: si alguien quiere ser amigo del mundo, se hace enemigo de Dios

  3.) Divide el cuerpo de Cristo

1ª Corintios 1:10-13 Las contiendas dividen el cuerpo de Cristo. Los celos, las iras, envidias contristan al Espíritu Santo

  • Jesús decía que una casa o reino dividido contra sí mismo no puede permanecer ¿Quieres que tu salvación permanezca? ¿La iglesia? ¿La bendición?

Colosenses 3:5Así que hagan morir las cosas pecaminosas y terrenales que acechan dentro de ustedes. No tengan nada que ver con la inmoralidad sexual, la impureza, las bajas pasiones y los malos deseos. No sean avaros, pues la persona avara es idólatra porque adora las cosas de este mundo. A causa de esos pecados, viene la furia de Dios. Ustedes solían hacer esas cosas cuando su vida aún formaba parte de este mundo. Pero ahora es el momento de eliminar el enojo, la furia, el comportamiento malicioso, la calumnia y el lenguaje sucio. No se mientan unos a otros, porque ustedes ya se han quitado la vieja naturaleza pecaminosa y todos sus actos perversos. Vístanse con la nueva naturaleza y se renovarán a medida que aprendan a conocer a su Creador y se parezcan más a él.

2 Preguntas:    – ¿De dónde eres nacido, de la carne o del Espíritu?

                         – ¿Quién te guía la carne o el Espíritu?

LOS NACIDOS DEL ESPÍRITU

Evidencias de alguien nacido del Espíritu según la Biblia 

Gálatas 5:16 “Andad en el Espíritu” (Ser guiados por el Espíritu)

Romanos 8:9 “Mas vosotros no vivís según la carne,  sino según el Espíritu,  si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros.”

Efesios 4:3 “guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz”

Efesios 6:18 “Orando en el Espíritu”

Romanos 8:5 “pero los que son del Espíritu, piensan  en las cosas del Espíritu.”

Juan 3:6 “y lo que es nacido del Espíritu,  espíritu es.”

Juan 3:8 “El viento sopla de donde quiere,  y oyes su sonido;  mas ni sabes de dónde viene,  ni a dónde va;  así es todo aquel que es nacido del Espíritu.

Gálatas 5:22-25 “Mas el fruto del Espíritu es amor,  gozo,  paz,  paciencia,  benignidad,  bondad,  fe, mansedumbre,  templanza;  contra tales cosas no hay ley. Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Si vivimos por el Espíritu,  andemos también por el Espíritu.

 La Biblia de lenguaje actual:En cambio, el Espíritu de Dios nos hace amar a los demás, estar siempre alegres y vivir en paz con todos. Nos hace ser pacientes y amables, y tratar bien a los demás, tener confianza en Dios, ser humildes, y saber controlar nuestros malos deseos. No hay ley que esté en contra de todo esto. Y los que somos de Jesucristo ya hemos hecho morir en su cruz nuestro egoísmo y nuestros malos deseos. Si el Espíritu ha cambiado nuestra manera de vivir, debemos obedecerlo en todo.”

2 Preguntas:    – ¿De dónde eres nacido, de la carne o del Espíritu?

                         – ¿Quién te guía la carne o el Espíritu?

 Efesios 4:1-6 Yo pues, preso en el Señor,  os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, con toda humildad y mansedumbresoportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; un cuerpo,  y un Espíritu,  como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor,  una fe,  un bautismo, un Dios y Padre de todos,  el cual es sobre todos,  y por todos,  y en todos.”

 Nacer del Espíritu es UNIDAD – Nacer de la carne es DIVISIÓN

 Efesios 5:8-10 “Pues antes ustedes estaban llenos de oscuridad, pero ahora (Cambio) tienen la luz que proviene del Señor. Por lo tanto, (Como consecuencia de) ¡vivan como gente de luz! Pues esa luz que está dentro de ustedes produce sólo cosas buenas, rectas y verdaderas. Averigüen bien lo que agrada al Señor.

 Romanos 12:9-21 “No finjan amar a los demás; ámenlos de verdad. Aborrezcan lo malo. Aférrense a lo bueno. Ámense unos a otros con un afecto genuino y deléitense al honrarse mutuamente. No sean nunca perezosos, más bien trabajen con esmero y sirvan al Señor con entusiasmo. Alégrense por la esperanza segura que tenemos. Tengan paciencia en las dificultades y sigan orando. Estén listos para ayudar a los hijos de Dios cuando pasen necesidad. Estén siempre dispuestos a brindar hospitalidad.  Bendigan a quienes los persiguen. No los maldigan, sino pídanle a Dios en oración que los bendiga.  Alégrense con los que están alegres y lloren con los que lloran. Vivan en armonía unos con otros. No sean tan orgullosos como para no disfrutar de la compañía de la gente común. ¡Y no piensen que lo saben todo! Nunca devuelvan a nadie mal por mal. Compórtense de tal manera que todo el mundo vea que ustedes son personas honradas. Hagan todo lo posible por vivir en paz con todos. Queridos amigos, nunca tomen venganza. Dejen que se encargue la justa ira de Dios. Pues dicen las Escrituras: «Yo tomaré venganza; Yo les pagaré lo que se merecen», dice el SEÑOR. En cambio, «Si tus enemigos tienen hambre, dales de comer. Si tienen sed, dales de beber. Al hacer eso, amontonarás carbones encendidos de vergüenza sobre su cabeza». No dejen que el mal los venza, más bien venzan el mal haciendo el bien.”

 -FRUTOS DEL ESPÍRITU –          Frutos que indican que el Espíritu mora en ti.

 Dos agujeros: En uno planto una semilla en otro no ¿Cómo saber en cual agujero está la semilla? El fruto, el crecimiento

 Consecuencias de nacer del Espíritu según la Biblia:

1.) Juan 3:5-8 Te permite entrar en el Reino de Dios.

Romanos 8:2 Te libra de la ley del pecado y de la muerte.

Romanos 8:6 Te produce vida y paz

Romanos 8:14 Te hace ser hijo de Dios

Romanos 8:16 Te hace sentir la seguridad de salvación

 2.) Juan 13:35 Hace que los demás sepan que eres hijo de Dios, que en esta iglesia hay verdaderos hijos de Dios.

Juan 15:13 Te hace poner tu vida por tus amigos, tus hermanos, defenderlos, cuidarlos.

Hechos 15:3 Pablo y Bernabé por donde pasaban causaban gozo. Una persona nacida del Espíritu causa gozo a los demás.

Romanos 14:17  porque el reino de Dios no es comida ni bebida,  sino justicia,  paz y gozo en el Espíritu Santo.

Romanos 15:13  Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer,  para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.

Romanos 8:6 Produce paz, en tu vida, en tu familia, en tu congregación, donde vayas.

Proverbios 16:7  Cuando los caminos del hombre son agradables a Jehová, aun a sus enemigos hace estar en paz con él.

CONTRA TALES COSAS NO HAY LEY

 CONCLUSIÓN

2 Preguntas:    – ¿De dónde eres nacido, de la carne o del Espíritu?

                         – ¿Quién te guía la carne o el Espíritu?

Santiago 1:21-25 “Recibid con mansedumbre la palabra implantada,  la cual puede salvar vuestras almas. Pero sed hacedores de la palabra,  y no tan solamente oidores,  engañándoos a vosotros mismos. Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella,  éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Porque él se considera a sí mismo,  y se va,  y luego olvida cómo era. Mas el que mira atentamente en la perfecta ley,  la de la libertad,  y persevera en ella,  no siendo oidor olvidadizo,  sino hacedor de la obra,  éste será bienaventurado en lo que hace.”

<< Te has mirado en el Espejo de la Palabra y ¿Qué has visto? >>

Carne o Espíritu       Vida o Muerte

Amistad con Dios o Enemistad

Cosas que agradan a Dios   o   que te impedirán entrar en el Reino

Sólo el fruto indica donde está la semilla. Sólo el fruto indica donde está el Espíritu. Ven a Cristo y déjate guiar por el Espíritu, escoge la vida, escoge la paz, la bendición.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s