IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

MISIONEROS A LO JOSÉ (Luis Pérez)

Deja un comentario

MISIONEROS A LO JOSÉ                             Luis Pérez               

INTRODUCCIÓN

Nunca sabremos la verdadera calidad de nuestra Fe, hasta que haya pasado por el fuego de la Adversidad. Es fácil ser fiel cuando todo marcha bien, pero son las tempestades de la vida las que revelan lo que hay en realidad en nosotros.

No hay mejor ejemplo de la prueba del carácter piadoso que” La Historia de José”.  Él salió de la más despiadada de las pruebas con su Fe, y su carácter, más fuertes  que nunca. La Fidelidad de Dios a sus hijos Misioneros resplandece a través de las Pruebas y los Triunfos de José. (Todos los hijos de Dios, en el fondo somos también   Misioneros). Mi familia y yo, llegamos a Cuenca en 1.997 con una Misión: Fundar una Iglesia de las Asambleas de Dios Pentecostal; y aquí seguimos, pero ahora estamos Colaborando con los Pastores Rafa Boix y Raquel González, y con la siempre ayuda del Espíritu Santo, en medio de muchas Pruebas  y Adversidades; pero Victoriosos.

I-JOSÉ FUE LLEVADO A EGIPTO.

José se enfrentó a Tres grandes Pruebas en Egipto. (Pero Jehová estaba con José)

1- LA PRUEBA DE LA FIRMEZA Y PUREZA PERSONAL.

Prueba que  a menudo se les presenta a todos los creyentes que están lejos del hogar, como en el caso de José.  (De Canaán fue llevado a Egipto).

Génesis 39: 1-6. “1) Llevado, pues, José a Egipto, Potifar oficial de Faraón, capitán de la guardia, varón egipcio, lo compró de los ismaelitas que lo habían llevado allá. 2) Más Jehová estaba con José, y fue varón próspero, y estaba en la casa de su amo el egipcio. 3) Y vio su amo que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano. 4) Así halló José gracia en sus ojos, y le servía; y él (Potifar), le hizo mayordomo de su casa, y entregó en su poder todo lo que tenía. 5) y aconteció que desde cuando le dio el encargo de su casa y de todo lo que tenía, Jehová bendijo la casa del egipcio a causa de José, y la bendición de Jehová estaba sobre todo lo que tenía, así en casa como en el campo. 6) Y dejó todo lo que tenía en mano de José, y con él no se preocupaba de cosa alguna, sino del pan que comía. Y era José de hermoso semblante y bella presencia.”

 La separación de José  de su familia en Canaán, y después de ser envidiado, odiado y vendido por sus hermanos a los ismaelitas por veinte piezas de plata; llegó a Egipto vendido de nuevo pero como esclavo a Potifar, donde fue tentado por la mujer de éste, pero saliendo Victorioso. Y en todo esto, Dios estaba obrando por medio de José y de sus circunstancias Adversas para preservar a la familia de Jacob  (Israel), para  Unirlos y Reconciliados otra vez  conforme a Sus Promesas. 

¿Qué nos está diciendo a nosotros hoy esta Historia de José como Misionero?          

2.¿Estás pasando por Pruebas y Adversidades?  Entonces alégrate: Misionero a lo José.                                                                       Se Fiel en tu trabajo. Se Honesto. Se Obediente. Se Puro en tu trabajo y fuera de él.

El Espíritu Santo te tiene ahí con un Propósito específico. Eres Misionero-ra a lo José.

También nuestros Misioneros (Demade) pasaron, pasan y pasarán por estas Pruebas;  pero siempre salieron, salen y saldrán Victoriosos.

2-LA PRUEBA DE ENFRENTARSE A LA MUERTE.

Prueba en la Cisterna del Desierto: Muerte Segura.  

Génesis 37: 17b-24. “17b) Entonces José fue tras sus hermanos y los halló en Dotán. 18) Cuando ellos lo vieron de lejos, antes que llegara cerca de ellos, conspiraron contra él para matarle. 19) Y dijeron el uno al otro: He aquí viene el soñador. 20) Ahora pues, venid, y matémosle y echémosle en una cisterna, y diremos: Alguna mala bestia lo devoró y veremos qué será de sus sueños. 21) Cuando Rubén oyó esto, lo libró de sus manos, y dijo: No lo matemos. 22) y les dijo Rubén: No derraméis sangre; echadlo en esta cisterna que está en el desierto, y no pongáis mano en él; por librarlo así de sus manos, para hacerlo volver a su padre (Jacob). 23) Sucedió, pues, que, cuando llegó José a sus hermanos, ellos quitaron a José su túnica de colores que tenía sobre sí; 24) y le tomaron y le echaron en la cisterna; pero la cisterna estaba vacía, no había agua”.      

José no fue asesinado por sus hermanos, pero sí fue vendido a los ismaelitas, por veinte piezas de plata.  (Y Dios lo libró de la muerte). Jesús también fue vendido por su discípulo Judas Iscariote por treinta piezas de plata, pero Cristo aunque sí fue Crucificado, Muerto, y Sepultado; también fue Resucitado en Victoria. ¡Aleluya¡     

Prueba en la Cárcel en Egipto: Muerte Segura.

Génesis 41: 14-16, y 25,32. “14) Entonces Faraón envió y llamó a José. Y lo sacaron apresuradamente de la cárcel, y se afeitó, y mudó sus vestidos, y vino a Faraón. 15) Y dijo Faraón a José: Yo he tenido un sueño, y no hay quien lo interprete; mas he oído decir de ti, que oyes sueños para interpretarlos. 16) Respondió José a Faraón, diciendo: No está en mí; Dios será el que dé respuesta propicia a Faraón.  25)         Entonces respondió José a Faraón: El sueño de Faraón es uno mismo; Dios ha mostrado a Faraón lo que va a hacer. 32) Y el suceder el sueño a Faraón dos veces, significa que la cosa es firme de parte de Dios, y que Dios se apresura a hacerla”. 

En este caso, José venció las Pruebas mediante su Relación personal con Dios, y la Confianza puesta en sus Promesas, sin ver todavía el final de la Reconciliación con todos sus hermanos. 

¿Estás pasando por Desiertos y Cárceles? Entonces alégrate: Misionero-ra a lo José.

Los Sueños cuando son de Dios, siempre se cumplen.

3- LA PRUEBA DE LA OPORTUNIDAD PARA LA VENGANZA.

Prueba que a menudo se les presenta a las personas que han sido Dañadas, Heridas y Maltratadas.

Génesis 45: 1-11 y 14-16. “1) No podía ya José contenerse delante de todos los que estaban al lado suyo, y clamó: Haced salir de mi presencia a todos. Y no quedó nadie con él, al darse a conocer José a sus hermanos. 2) Entonces se dio a llorar a gritos; y oyeron los egipcios, y oyó también la casa de Faraón. 3) Y dijo José a sus hermanos: Yo soy José; ¿vive aún mi padre? Y sus hermanos no pudieron responderle, porque estaban turbados delante de él. 4) Entonces dijo José a sus hermanos; Acercaos ahora a mí. Y ellos se acercaron. Y él dijo: Yo soy José vuestro hermano, el que vendisteis para Egipto. 5) Ahora, pues, no os entristezcáis, ni os pese de haberme vendido acá, porque para preservación de vida me envió Dios delante de vosotros.  6) pues ya ha habido dos años de hambre en medio de la tierra, y aún quedan cinco años en los cuales  ni habrá arada ni siega. 7) Y Dios me envió delante de vosotros, para preservaros posteridad sobre la tierra, y para daros vida por medio de gran liberación. 8) Así, pues, no me enviasteis acá vosotros, sino Dios que me ha puesto por padre de Faraón, y por Señor de toda su casa, y por gobernador en toda la tierra de Egipto. 9) Daos prisa, id a mi padre y decidle: Así dice tu hijo José: Dios me ha puesto por señor de todo Egipto; ven a mí, no te detengas. 10) Habitarás en la tierra de Gosén, y estarás cerca de mí, tú y tus hijos y los hijos de tus hijos, tus ganados y tus vacas y todo lo que tienes. 11) Y allí te alimentaré,  pues aún quedan cinco años de hambre, para que no perezcas de pobreza  tú y tu casa, y todo lo que tienes.   14) Y se echó sobre el cuello de Benjamín su hermano, y lloró; y también Benjamín lloró sobre su cuello. 15) Y besó a todos sus hermanos, y lloró sobre ellos; y después sus hermanos hablaron con él. 16) Y se oyó la noticia en la casa de Faraón, diciendo: Los hermanos de José han venido. Y esto agradó en los ojos de Faraón y de sus siervos”.

José nunca se vengó de sus hermanos, sino que los perdonó, los amó y los bendijo.  Jesús estando en la Cruz dijo a sus verdugos en Lucas 23:34 “Padre perdónalos, porque no saben lo que hacen”. ¿Cómo respondemos nosotros cuando nos maldicen, o nos calumnian? 

Génesis 50: 15-22. “15) Viendo los hermanos de José que su padre era muerto, dijeron: Quizá nos aborrecerá José, y nos dará el pago de todo el mal que le hicimos. 16) Y enviaron a decir a José Tu padre mandó antes de su muerte, diciendo: 17) Así diréis a José: Te ruego que perdones ahora la maldad de tus hermanos  y su pecado, porque mal te trataron; por tanto, ahora te rogamos que perdonas la maldad de los siervos de el Dios de tu padre. Y José lloró mientras hablaban.                                                      18)Vinieron también sus hermanos y se postraron delante de él, y dijeron:  Henos aquí por siervos tuyos. 19) Y les respondió José: No temáis; ¿acaso soy yo en lugar de Dios? 20) Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo. 21) Ahora, pues, no tengáis miedo; yo os sustentaré a vosotros y a vuestros hijos. Así los consoló, y le habló al corazón. 22) Y habitó José en Egipto, él y la casa de su padre; y vivió José cinto diez años”.

Nuestros Misioneros también pasan por estas Pruebas, y salen Victoriosos.

CONCLUSIÓN.

La vida cristiana nunca estará completamente libre de Adversidades. Dios nos libra de muchos contratiempos, pero la forma en que nos enfrentamos a la Adversidad, dice mucho acerca de nosotros.

José mantuvo una actitud agradando a Dios en medio de muchas Adversidades, pero él siguió siendo fiel y obediente a Dios. Si se hubiera amargado solo habría envenenado su propio espíritu de rencor, odio, maldición, y venganza. 

Iglesia: tal vez estés pasando por una circunstancia difícil en tu vida, pero si eso es así, no debes amargarte por esta circunstancia ni con quienes la estén causando. 

Comienza a buscar a Dios, no solo para que elimine tu problema, sino para que te ayude a ver Su propósito en el problema.  Dios puede darte un conocimiento parcial de Su Plan, y quiere ayudarte a saber lo que Él desea que aprendas en este tiempo difícil, y en los tiempos y Adversidades que vengan.

Pídele al Espíritu Santo que te ayude a ser sensible con los demás en sus necesidades, y Él se encargará de tus necesidades. 

Dios nos llama a Reconciliarnos  los unos con los otros.  A pedir Perdón los unos a los otros.  A pasar por Pruebas los unos y los otros.  Y seremos Misioneros y Misioneras a Lo José  ¡¡¡ Y sobre todo que: Saldremos siempre Victoriosos con Cristo¡¡¡ 

1ª Corintios 15:57,58. “57) Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la Victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo. 58) Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, Creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano”. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s