IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)

MATRIMONIO APROBADO POR DIOS (Rafa Boix)

Deja un comentario

INTRODUCCIÓN

Hoy quiero hablarles del matrimonio, el matrimonio según Dios. ¿Por qué?

–          Porque, como veremos, es una institución creada por Dios.

–          Porque como todo lo creado por  Dios, está siendo amenazado brutalmente.

–          Porque algunos parecen no haber entendido este concepto.

–          Porque entender lo que es un matrimonio según Dios fortalecerá los matrimonios que decidan vivir según Dios y ayudará a las siguientes generaciones a no cometer los errores que nosotros cometimos y a vivir de acuerdo a lo establecido por Dios.

Se han hecho muchas definiciones de lo que es el matrimonio. Y en la medida que el tiempo avanza, estas definiciones van variando conforme a las nuevas corrientes, costumbres o culturas.

Todo va cambiando, modificándose, alterándose, se va distorsionando hasta el punto de hacernos ver el matrimonio de una manera completamente distinta al Plan que Dios diseñó.

Sólo hay una manera de ver el matrimonio y es a la Manera de Dios, según Dios lo diseñó.

El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán (Mt 24:35).

Lo que veremos hoy en cuanto al Matrimonio y según la Palabra de Dios es:

–          La descripción y significado del Matrimonio

–          Es una Institución creada por Dios.

–          Fue instituido antes del pecado.

–          Instituyó el matrimonio monógamo y heterosexual.

–          El matrimonio es una institución de legal, ceremonial y de unidad.

DESCRIPCION Y SIGNIFICADO DE MATRIMONIO

Definición del diccionario:

–          La primera definición que la RAE hace del matrimonio es: Unión de hombre y mujer, concertada mediante ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses.

–          El matrimonio es una institución a través de la cual un hombre y una mujer se unen en un tipo de dependencia social y legal, con el propósito de fundar y mantener una familia.

Otras definiciones:

 “El matrimonio y la familia se han despedazado. Esto es trágico porque son dos formas estupendas de orden social, pilares de gran fortaleza para el ajetreo de la vida moderna. Podríamos prescindir del gobierno, por ejemplo, pero eliminemos la familia y nada nos quedará.                                                  Dr. Will Durant

Rex Jackson, autor del libro Matrimonio y Hogar de la Universidad ICI, ofrece varias descripciones:

–           El matrimonio es el producto de un plan divino. Lo seres humanos no lo idearon, o lo inventaron. Dios lo creó. Dios decidió instituirlo en el jardín del Edén.

–          El matrimonio, cuyos efectos perduran para bien, es aquel que se construye de acuerdo con las normas y direcciones que se presentan en la Palabra de Dios.

–          El matrimonio es la única institución u organización en el mundo que comenzó antes de que el pecado entrara en él.

–          El matrimonio es la unión de un hombre y una mujer que moral y legalmente se comprometen para toda la vida y priva a ambos de tener relaciones con otros.

 –          Una unión del amor y la vida, un esfuerzo creativo, una labor de amor.

–          Un sacramento, un símbolo publico de la mayor unidad personal en el amor entre un hombre y una mujer.

–          Una vocación, un llamado de Dios para amar a alguien en especial.

–          No es un simple contrato sino una alianza. Un contrato se refiere a cosas, y se hace por un cierto periodo de tiempo. Una alianza se refiere a las personas y es para siempre.

–          Un compromiso hecho por dos personas y sellado por una promesa que se hizo en presencia de los padres, los amigos, los familiares, la sociedad y Dios, de vivir juntos “para bien o para mal, en la riqueza y en la pobreza, en la enfermedad y en la salud, hasta que la muerte nos separe.”

La frase “hasta que la muerte los separe” ya no tiene el mismo significado para la gente, pues, desde hace varios años, es más común toparse con personas que han pasado por un proceso de divorcio. Esto nos hace plantearnos la urgente necesidad de establecer un patrón bíblico para la garantía y el éxito del Matrimonio.

Juan 8:47  El que es de Dios, las palabras de Dios oye; Así que…

¿Qué dice la BIBLIA sobre el Matrimonio?

Jorge C. Córdoba, Cubano de nacimiento, tiene dos maestrías en sociología y trabajo social y doctorados en teología y sicología social, dice lo siguiente: Podemos considerar que el matrimonio es una forma estupenda de orden social, y un pilar de gran fortaleza para el ajetreo de la vida moderna, pero la principal razón por la que creemos en el matrimonio, es porque Dios mismo constituyó esta unidad entre el hombre y la mujer.

Génesis 2:18, 21-22 Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él. Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.

Génesis 2:22-24 Entonces el SEÑOR Dios hizo de la costilla a una mujer, y la presentó al hombre. «¡Al fin! —exclamó el hombre—. ¡Esta es hueso de mis huesos y carne de mi carne! Ella será llamada “mujer” porque fue tomada del hombre». Esto explica por qué el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su esposa, y los dos se convierten en uno solo.

 ES UNA INSTITUCIÓN CREADA POR DIOS

“El hombre dejara a su padre y a su madre, se unirá  a su esposa y los dos serán una sola carne. (Gn 2:24)

En cada ocasión que Dios creaba algo terminaba con la frase: “Y vio Dios que era bueno o incluso, bueno en gran manera”. Pero al ver al hombre sólo, expresó: “No es bueno que el hombre esté sólo, le haré ayuda idónea para él.” (Gn 2:18).

Dios fue el diseñador y no el hombre. Dios fue el Fundador, el Arquitecto.

La Palabra de Dios dice muy claramente que todo lo que es nacido de Dios vence al mundo… (1ª Juan 5:4) y esta es la razón por la que creemos que Dios estableció la unidad matrimonial con el propósito de que prosperara muy a pesar de las tormentas que lo amenazan.

Y si Dios fue el diseñador ¿Quiénes somos nosotros para modificar el diseño de Dios? El ser humano ha tomado ese diseño de Dios y lo ha alterado, modificado hasta el punto de pervertirlo e incluso destruirlo provocando que la familia sea un caos y la sociedad un desastre.

FUE INSTITUIDO ANTES DEL PECADO

Fue la primera institución creada aún antes del pecado y por lo tanto consideramos el matrimonio como algo Santo, aprobado por Dios y como dice el autor de los Hebreos Honroso (Hebreos 13:4).

No tenemos derecho a profanar el matrimonio, a ensuciarlo con nuestras costumbres o conductas pecaminosas o mundanas que Dios no aprueba.

DIOS INSTITUYÓ EL MATRIMONIO MONÓGAMO Y HETEROSEXUAL

Heterosexual: “Que siente atracción sexual por personas de sexo distinto al suyo.”

Monogamia: Régimen familiar que prohíbe tener más de una esposa al mismo tiempo”.

“El hombre dejara a su padre y a su madre, se unirá  a su esposa y los dos serán una sola carne. (Gn 2:24)

Comentario Biblia Ryrie 1991: Este pasaje nos dice que Dios instituyó el matrimonio y que éste es monógamo, heterosexual, y la completa unión de las dos personas.

El término «heterosexualidad» fue utilizado por el médico norteamericano James G. Kiernan en mayo de 1892 en un artículo publicado en la revista Chicago Medical Recorder sobre la «perversión sexual» en el que la heterosexualidad era definida como un «apetito normal» hacia las personas del sexo opuesto, de la misma forma que la «homosexualidad» sería el «apetito anormal» hacia las personas del propio sexo.

John MacArthur “Una carne” habla de una total unidad de partes que constituyen un todo, p. e., un racimo, muchas uvas (Núm_13:23) o un Dios en tres personas (Deu_6:4); así esta unión conyugal quedaba completa e íntegra con dos personas. La frase “una carne” se ve primordialmente en el hijo que nace de esta unión, el resultado perfecto de la unión de dos personas. La monogamia permanente era y sigue siendo el designio y la ley de Dios para el matrimonio.

Cristo mismo dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo, y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? (Mt 19:4-5).

Génesis 1:27 y 5:2 dice que Varón y Hembra los creó y después en ambos casos dice: y los bendijo.

Dios creó el matrimonio entre hombre y mujer y Dios bendice el matrimonio entre hombre y mujer. Por lo contrario, Dios rechaza la unión homosexual, la unión entre dos mujeres, la unión bisexual y el matrimonio polígamo.

Gn 19:5 la primera mención a la homosexualidad, práctica extendida en Sodoma y Gomorra y descrita por Dios de la siguiente manera: Por cuanto el clamor contra Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo, (Gn 18:20). (Clamor contra la Ciudad; pecado; agravio en extremo)

Lv 18:22 lo considera como una abominación.

Deut 23:17 prohíbe la práctica sodomita.

Jc 19:22 describe la conducta homosexual como perversa.

1 R 15:12 describe a Asa como un rey que hizo lo recto ante Dios al abolir la homosexualidad.

Romanos 1:24-32 describe la homosexualidad y el lesbianismo como inmundicia, concupiscencia del corazón, deshonra del cuerpo, pasiones vergonzosas en contra de la naturaleza, lascivia, extravío, injusticia, fornicación, perversidad, cosas por las cuales viene el juicio de Dios.

1 Co 6:9-10 dice que ni los fornicarios, adúlteros, afeminados (prostitución de hombres), ni los homosexuales heredarán el reino de Dios.

1 Ti 1:10 habla de los homosexuales dentro del mismo contexto que los transgresores de la Ley, desobedientes, impíos, pecadores, irreverentes, profanos, parricidas, matricidas, homicidas, fornicarios, secuestradores, mentirosos, perjuros y todos cuanto se opongan a la sana doctrina.

En algunas culturas permiten que un hombre tenga más de una esposa. O que una mujer tenga más de un esposo. Todos los hijos de la misma familia se casen con la misma mujer. O tienen la costumbre de intercambiar esposas/esposos. O viven juntos sin casarse.

Mar 7:13  Así, por la tradición que se transmiten entre ustedes, anulan la palabra de Dios.

Como usted se dará cuenta, las costumbres no son una guía para la verdadera clase de matrimonio. Para esto tenemos que acudir a la Biblia si queremos tener un matrimonio según Dios. Por lo contrario, lo que tendríamos es un matrimonio según el mundo, según el pecado, según la costumbre o tradición, pero no según Dios.

Pero Dios instituyó el Matrimonio. Cristo dijo que un hombre y una mujer llegarían a ser uno. Sean cuales fueren sus costumbres, esta es la enseñanza de la Biblia.

“Un Varón y una Mujer Dios creó y que el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne?” (Mt 19:4-5).

Esto según la Biblia es Bueno, Santo, Honroso, es aprobado por Dios y digno de ser bendecido.

DIOS INSTITUYÓ EL MATRIMONIO LEGAL

Hay diferentes opiniones en cuanto a este punto: Algunos consideran que un matrimonio es formado cuando están legalmente casados. Otros consideran un matrimonio cuando se realiza alguna clase de ceremonia formal, aún si no se ha realizado ante la ley, y otros consideran el matrimonio como la convivencia y la unión sexual del hombre y la mujer, aún sin ningún tipo de ceremonia o legalidad.

Pero ¿Qué dice la Biblia?

Romanos 13:1-7 nos ordenan sometimiento a toda persona en autoridad superior, indicando que son de parte de Dios y establecidas por Él.

Oponerse a la autoridad según la Palabra de Dios es resistir a lo establecido por Dios y acarrear condenación para nosotros mismos.

Someterse a las autoridades gubernamentales que requieren una licencia, es un mandato bíblico. Pero no sólo bíblico sino histórico.

Se hallaron tablillas en Mesopotamia datadas del año 4.000 a.C., donde hacía referencia a la unión institucionalizada entre el hombre y la mujer y donde se dejaba por escrito el pacto entre el hombre y la mujer reflejando los derechos y deberes de la esposa, el dinero que obtendría la mujer en el caso de ser rechazada y el castigo en caso de infidelidad.

Por otro lado, los versos de Gn 2:22-24 son entendidos por la mayoría de intérpretes como la primera ceremonia matrimonial hecha por Dios. Jesús mismo asistió a la Boda de Caná registrada en Juan 2 lo cual indica su aprobación.

Además de esto, Jesús en Mt 19:7 y haciendo referencia a Deut 24:1-4 habla de una “carta de divorcio” o como lo traducen otras versiones: Certificado de divorcio.

La carta o certificado de divorcio indicaban varias cosas:

–          Que el matrimonio debía ser legal y sacramental, sino de otra manera no tendría sentido un divorcio legal o certificado.

–          La carta de divorcio era para la protección de la mujer, para que el hombre no pudiera repudiarla por cualquier motivo o sin motivo y así la mujer tuviera protección legal.

–          Y también Jesús indica que al principio no fue así, indicando que el divorcio no era algo aprobado por Dios, sino como medida para prevenir males peores.

 

 

Entender como matrimonio a la pareja que convive y mantiene relaciones sexuales sin una ceremonia legal y bajo la bendición de Dios carece de base bíblica.

Pues ya hemos advertido el mandato de someternos a las autoridades legales. Celebrar una ceremonia religiosa sería como presentar a Dios algo que ya previamente se hace bajo la legalidad, bajo un orden establecido por Dios para que Dios lo bendiga. Es hacer un voto de compromiso no sólo delante de los hombres, sino delante de Dios. Por lo tanto la relación sexual entre el esposo y la esposa según Gn 2:24 es el máximo cumplimiento del principio “una sola carne”. Es el sello final de un pacto matrimonial legalmente establecido y bendecido por Dios.

Dios es un Dios de orden, y el orden establecido en la Palabra de Dios es que el hombre y la mujer se unan en matrimonio legalmente bajo las leyes estatales y bajo la bendición de Dios culminando así su unión con la relación sexual.

Por lo tanto, esperar la bendición de Dios para la pareja cuando no ha habido una ceremonia legal respaldada por las leyes civiles no tiene sentido, como tampoco lo tiene el tener relaciones sexuales sin que se haya establecido el matrimonio a la Manera de Dios.

Es una unión tan importante y tan fuerte que Dios decide protegerlo dentro de un marco de compromiso de por vida como dice Cristo en Mt 19:5-6 Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.

Así que el matrimonio es: Un compromiso de por vida del hombre y la mujer, avalado y registrado por las autoridades y bendecido finalmente por Dios. Tal es la unión que Pablo en 1 Co 7:2 nos advierte en contra del sexo antes del matrimonio y lo considera como inmoral. Y 1 Co 6:16 nos advierte de la unión con otras personas fuera del matrimonio diciendo ¿Y no se dan cuenta de que, si un hombre se une a una prostituta, se hace un solo cuerpo con ella? Pues las Escrituras dicen: «Los dos se convierten en uno solo.

La Biblia de las Américas: Esta declaración sumaria indica que Dios propuso que el matrimonio fuera decisivo (dejará), permanente (se unirá), físico (una sola carne) y honorable (no se avergonzaban).

CONCLUSIÓN

–          Dios sólo aprueba la relación matrimonial entre un hombre y una mujer. Si piensas lo contrario, necesitas arrepentirte, pedirle perdón a Dios y cambiar de actitud.

–          Si estás pensando comenzar una relación con una persona o estás en medio de una relación y aún no te has casado, mantente puro/a.

–          Si estás viviendo con un hombre o mujer y aun manteniendo relaciones sexuales sin haber celebrado un matrimonio legal, aprobado por Dios, necesitas arrepentirte, pedirle perdón a Dios y cambiar esa situación: Dejar de convivir y tener relaciones con esa persona hasta formalizar el matrimonio. Si no tienes intenciones o la personas con la que estás no tiene intenciones de casarse, mi mejor consejo es que abandones esa relación. Pues como dijo Jesús: Marcos 9:43 Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado.

–          Si estás casado bajo las leyes civiles a la Manera de Dios, me gustaría orar por ti, por tu matrimonio y pedirle a Dios que lo bendiga.

–          Si estás manteniendo una relación de noviazgo y te gustaría que Dios os bendijera y os ayude a manteneros puros, también me gustaría orar por vosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s