IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)


Deja un comentario

QUE ES EL INFIERNO Y QUIENES IRÁN ALLÍ (Rafa Boix)

Resultado de imagen de infierno

INTRODUCIÓN

Ian McCormarck murió tras ser picado por 4 medusas cubo:

Comencé a sentir maldad en esa oscuridad, la oscuridad parecía  no sólo ser física, sino también espiritual. Sentía como que era observado, un frio y maldad parecían perseverar y moverse en el aire alrededor de mí. Sabía que habían otras personas moviéndose alrededor de mí en el mismo lugar que yo. Aunque no dije nada en voz alta, ellos contestaron mis pensamientos. Desde la oscuridad comencé a oír voces que me gritaban: ¡¡Cállate!! ¡¡Te mereces estar aquí!! Pensé: Estoy en el infierno, esto podría de hecho ser real, pero ¿como fue que llegué aquí? Estaba aterrorizado, tenía miedo de moverme, de respirar, o de hablar. Mientras pensaba en ello: Sí, yo podría merecer este lugar.

No hay ninguna relación con el tiempo en ese lugar. La gente ahí no puede decir que hora es, no pueden notar la diferencia si han estado 10 minutos, diez años o 10.000 años, era un lugar totalmente espantoso. El más espantoso y el más terrorífico lugar que jamás haya yo estado. Nunca desearía o esperaría que ni siquiera mi peor enemigo fuera al infierno.

Mauric Rawlings, médico especialista en enfermedades cardiovasculares en el Hospital de Diagnóstico en Chattanooga, Tennessee, registra una serie de casos de personas que antes de morir ven una luz brillante y argumenta que no toda la luz es brillante y feliz después de la muerte.

Mientras estaba cerca de ese enorme abismo de fuego, no había atacantes inmediatos que parecieran ser amenazantes, así que esto me dio un momento para observar mi entorno. Llovía fuego y rocas hirvientes, similar a la forma que la lava cae del cielo cuando un volcán explota. El humo de las llamas era muy grueso, lo que permitía la visibilidad a sólo una corta distancia, pero lo que puede ver era horrible.

Vi muchas personas llegar a salir del pozo de fuego, tratando desesperadamente de abrirse paso hacia fuera.

Pero no había escapatoria. Volví la cabeza y me di cuenta de que yo estaba de pie en una cueva. La pared envolvía todo alrededor de mi y desembocaba a la vasta extensión de la fosa. Mientras miraba las paredes, vi que estaban cubiertas de miles de criaturas horribles. Estas criaturas demoníacas eran de todos los tamaños y formas. Algunos de ellos tenían cuatro patas, y eran del tamaño de osos. Todos estaban terriblemente y grotescamente desfigurados, parecía como si su carne se estaba descomponiendo y todos sus se retorcieran y estuvieran fuera de proporción.

La enseñanza de que existe un lugar de tormento llamado Infierno es una de las doctrinas más atacadas y controversiales, hasta el punto que muchas religiones o grupos sectarios han tratado de eliminar esta doctrina de sus creencias.

William Nichols, al que citaremos varias veces, escribió un libro llamado “Los terrores del Infierno”. Concuerdo con él cuando dice que esta doctrina es una de las más olvidadas aún en las Iglesias Cristianas, apenas se predica sobre ello cuando fue uno de los temas más concurrentes de los siglos 18 y 19.

La idea de que exista el infierno es ridiculizada, como pasada de moda porque el hombre natural (que no tiene a Cristo) no puede comprender que realmente exista un lugar de tormento después de la muerte, sobre todo cuando la vida te ha tratado mal.

Muchos engañadamente ven la muerte como una oportunidad para descansar de las aflicciones.

Otros más creyentes pero también engañados, ven la muerte como el fin del sufrimiento y el paso al cielo aún cuando no han vivido esta vida para Dios.

Pero los verdaderos creyentes creen

  • Que toda la Escritura es Inspirada por Dios (2 Ti 3:16)
  • Que Dios no creó ese lugar para las personas sino para Satanás y sus demonios (Mt 25:41)
  • Que Dios no quiere que nadie se pierda sino que de tal manera Dios nos ama que hizo todo lo posible, hasta enviar a su propio hijo a morir para pagar por nuestros pecados (2 P 3:9; Jn 3:16)

Por esta razón y algunas más, el mensaje sobre el Infierno en esta mañana causará las siguientes reacciones:

  1. Hará que el verdadero creyente entienda aún más la naturaleza del pecado y sus consecuencias produciendo en él una actitud de agradecimiento mayor por haber sido librado de tal condenación.
  2. Hará que aquel que no ha entregado su vida a Cristo verdaderamente, reflexione, medite y tome una decisión voluntaria respecto al lugar donde irá después de morir.

Los dos puntos que hoy quisiera compartir contigo son: 1) ¿Qué es el Infierno? Y 2) ¿Quiénes irán allí?

  1. QUÉ ES EL INFIERNO

Infierno: Drae: En la doctrina tradicional cristiana, es el lugar donde los condenados sufren después de la muerte el castigo eterno.

La palabra Infierno aparece 13 veces en el N.T. (Mr 9:47; y el término en gr que usa es géenna que signigica en hebreo: valle del hijo de Hinón. Era un lugar donde los israelitas llegaron a celebrar sacrificios humanos sacrificiando a sus hijos al dios Moloc (Jer 7:31). Fue allí donde el rey Acab hizo pasar a sus hijos por el fuego (2 Cr 28:3 lo mismo que el rey Manasés (2 Cr 33:6).

2ª Pedro 2:4 usa la palabra Tártaros, (el abismo más profundo del Hades) y que según la mitología griega, era un profundo abismo usado como una mazmorra de sufrimiento y una prision para los titanes que se encontraba bajo el inframundo.

Pero la Palabra de Dios describe este lugar de muchas otras maneras distintas:

El castigo eterno (Mt 25:46; Jud 1:7) La palabra castigo elimina cualquier indicio de que sera algo bueno. Y el hecho de que sea eterno o para siempre es quizás su parte más terrorífica.

Se relaciona con fuego:

  • El fuego eterno (Mt 18:8; 25:41; Jud 1:7) nos da una idea de lo que será, un fuego que no se apaga jamás, que lo consume todo.
  • El fuego que nunca se apagará (Mt 3:12; Mr 9:43-48 menciona 5 veces en 5 versos el fuego que nunca se apagará; Lc 3:17)
  • El infierno de fuego (Mt 5:22; Mt 18:9)
  • El horno de fuego (Mt 13:42; 13:50) hace referencia al Horno de fuego de Nabucodonosor que fue calentado siete veces más de lo acostumbrado y es descrito como “un horno de fuego ardiente” (Dn 3:19-23)
  • Donde el gusano nunca muere: (Mr 9:44, 46, 48)

Mattew Henry: Indudablemente el remordimiento de conciencia y la aguda reflexión en sí mismo son el gusano que nunca muere. Un texto que hace referencia a Is 66:24

William Nichols: La consciencia del ser humano también será atormentada en el infierno. La consciencia es el gusano que no muere, del cual habla la Escritura (Marcos 9:48; Isaías 66:24). Al rico se le dice: “recuerda que durante tu vida”. Los hombres serán atormentados físicamente con un dolor intenso, pero también serán atormentados por su propia memoria. Recordarán las veces que escucharon la alarma y, no haciéndole caso, se burlaron de ella. Recordarán las veces que fueron advertidos y llamados a arrepentirse, o que se les dijo que era imposible recibir las bendiciones del cielo sin someterse a Cristo como Señor, pero no hicieron caso.

  • Un lugar de Tinieblas: Mat 8:12 serán echados a las tinieblas de afuera (Mt 22:13; 25:30)
  • Un lugar donde los dientes crujirán y habrá continúo lloro: Mt 8:12; 13:42 allí será el lloro y el crujir de dientes. Mt 13:50; 22:13; 24:51; 25:30; Lc 13:28) (Lamentos y crujir los dientes por dolor o rabia).
  • Un lugar donde estarán excluidos de la presencia de Dios 2 Ts 1:9 los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder, 
  • Un lugar descrito como Fuego y azufre donde el tormento es para siembre y donde no habrá un solo minuto de reposo Ap 14:10-11 y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche.
  • Un lugar descrito como un Lago de Fuego: Ap 20:15 Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego. 
  • Un lugar donde hay demonios encarcelados hasta el día del juicio (2 Pe 2:4; Jud 1:6)
  • Un lugar donde sufrirá el cuerpo y el alma: Mt 5:29; 10:28 Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.
  • Descrito por Job como un lugar de donde no se vuelve jamás: Job 10:21-22 antes de irme —para nunca más volver— a la tierra de oscuridad y penumbra absoluta.  Es una tierra tan oscura como la medianoche, una tierra de penumbra y confusión donde aun la luz es tan oscura como la medianoche..  
  • Un lugar de humillación y abatimiento: Is 5:14-15 Por eso el sepulcro ensancha su garganta, y desmesuradamente abre sus fauces. Allí bajan nobles y plebeyos, con sus juergas y diversiones.  El hombre será humillado, la humanidad, doblegada, y abatidos los ojos altivos.  
  • Un lugar de destrucción, ruina y pérdida: Mt 7:13 Entren por la puerta estrecha. Porque es ancha la puerta y espacioso el camino que conduce a la destrucción, y muchos entran por ella.
  • Un lugar descrito como la 2ª Muerte: Ap 20:14 La muerte y el infierno fueron arrojados al lago de fuego. Este lago de fuego es la muerte segunda.  
  • Un lugar donde el castigo sera medido según los pecados que hayamos cometido y según la cantidad de conocimiento de Dios adquirido: Mt 10:15; 23:14; Lc 12:47-48; Ro 2:5 Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios, 

Otras menciones del Infierno Mt 3:10; Mt 7:19; 13:40;; Lc 3:9; Jn 15:6

Muchos cristianos tratan evadir hablar o recordar esta doctrina, algunas religiones de eliminarla y los pecadores tratan de convencerse de que este lugar no existe, y sin embargo es el tema más mencionado por Jesús en los Evangelios.

William Nichols (autor de los Terrores del Infierno): El infierno es un horno de fuego inextinguible, un lugar de tormento eterno, donde sus víctimas son atormentadas tanto en sus cuerpos como en sus mentes, conforme a sus naturalezas pecadoras, los pecados actuales cometidos y la cantidad de luz espiritual ofrecida y rechazada por ellos. El infierno es un lugar de donde la misericordia y la bondad de Dios han sido retiradas; donde la ira de Dios es revelada como un fuego consumidor, terrorífico; donde los impíos viven con sus vicios sin poder realizarlos en un tormento sin fin.

Jonathan Edwards: “Algunos de ustedes han visto edificios incendiados; imaginen, por lo tanto, cuán poca ayuda a la hora de sofocar las llamas podrían ofrecen si se encontraran en medio de tan grande y voraz fuego. Han visto a menudo una araña o cualquier otro insecto arrojado en pleno fuego y observado lo rápido que sucumbe a la fuerza de las llamas. No se presenta una larga batalla, no hay lucha contra el fuego, ninguna fuerza puede oponerse al calor o escapar de él, el insecto inmediatamente se rinde y cede, el fuego toma posesión de él, y enseguida se convierte en una chispa de fuego. Aquí tenemos una pequeña imagen de lo que tú serás en el infierno, a menos que te arrepientas y acudas a Cristo. Consolarte a ti mismo imaginando que podrías Soportar los tormentos del infierno tanto como puedas sería como si un gusano, a punto de ser arrojado a un horno candente, se preparara y fortaleciera a sí mismo, dispuesto a combatir las llamas”.

Isaías 30:33  habla de “el soplo del SEÑOR, como torrente de azufre” encendiendo el infierno.

William Nichols: Hebreos 12:29 dice: “Nuestro Dios es fuego consumidor”. Los impíos de la tierra ignorantemente bailan de alegría cuando el predicador habla del amor y misericordia de Dios, pero no se beneficiarán ni de lo uno ni de lo otro si no se arrepienten. Para ellos Dios será fuego consumidor. Hebreos 10:30-31 advierte: “Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo pagaré. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo. Horrenda cosa es caer en las manos del Dios vivo” ¡Es horrendo, terrible, caer en las manos del Dios vivo!

Lucas 16:19-31 Cristo mismo hablando de dos hombres que murieron y tuvieron un destino eterno pero distinto: Uno fue llevado al seno de Abraham: un término simbólico para denotar el lugar de la bendición mencionado también por el Talmud. Para cualquier judío, el pensamiento de gozar de comunión con Abraham le sugeriría una gloria inefable.

El otro fue llevado al Hades que es descrito por Jesús mismo como un lugar:

  • Donde las personas son atormentadas.
  • Donde tenía la posibilidad de ver el cielo mientras era atormentado. Nos recuerda a Mosiés que vio la tierra prometida de lejos pero no pudo entrar en ella (Deut 32:52)
  • Un lugar donde se suplicará una sola gota de agua para refrescar la lengua, pero no les será concedido.
  • Un lugar donde el fuego quemará a las personas.
  • Donde la conciencia, la memoria, los recuerdos permanecerán. Recordarán la vida que tuvieron en la tierra, las oportunidades que tuvieron de aceptar el Mensaje de Salvación, a Cristo y lo rechazaron.
  • Un lugar de separación de Dios, de su presencia, de la paz, la misericordia, el gozo o el bienestar.
  • Un lugar de donde nunca se sale, jamás.
  • Un lugar donde la gente sabrá y sera consciente de que sus oraciones no serán contestadas, no habrá quien responda, quien ayude.
  • Un lugar donde continuamente se está clamando por aquellos que aún no han muerto para que no vayan a ese lugar.

Los que han tenido alguna experiencia en forma de vision o sueño con el infierno hablan de desesperación, de un miedo que no es de esta tierra, de pánico, terror que te sobrecoge todo el cuerpo y la mente.

Wilton M. Nelson: Tenemos que ver el infierno desde el punto de Vista de un Dios que es infinitamente santo, justo, sabio y amoroso que está obligado por su propia naturaleza y por el cuidado que tiene del bienestar de su universo a expresar su aborrecimiento hacia el pecado. Los que son castigados en el infierno son criaturas libres, responsables, pecadoras e impenitentes que han empleado mal el tiempo de prueba que se les ha concedido y rechazado la gracia que Dios les ha ofrecido. Nada en todo el universe debe temerse tanto como una eternidad en el infierno.

2. QUIÉN IRÁ AL INFIERNO

Sólo Dios es el Juez y el único que puede decidir quién irá a ese lugar de tormento, pero lo que sí podemos anunciar con rotundidad es lo que Su misma Palabra indica:

  • Aquellos creyentes de nombre, pero que con sus vidas demostrarán que no lo son por la falta de frutos: Mt 3:10 Y ya también el hacha está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado en el fuego. (Mt 7:19)
  • Aquellos que guardan su enojo, que insultan y maldicen sin ningún tipo de arrepentimiento: Mt 5:22 Pero yo les digo que todo el que se enoje con su hermano quedará sujeto al juicio del tribunal. Es más, cualquiera que insulte a su hermano quedará sujeto al juicio del Consejo. Pero cualquiera que lo maldiga quedará sujeto al juicio del infierno.
  • Aquellos que aún llamando Señor a Jesús, y aún siendo usados para hacer milagros vivieron una vida de mal testimonio y de pecados ocultos: Mt 7:21-23
  • Aquellos que no solo viven pecando, sino que además hacen pecar a los demás siendo de tropiezo: Mt 13:41-42
  • Aquellos que profesaron ser creyentes pero con su falta de obras lo negaban: Mt 25:41-43 Luego dirá a los que estén a su izquierda: “Apártense de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.   Porque tuve hambre, y ustedes no me dieron nada de comer; tuve sed, y no me dieron nada de beber;  fui forastero, y no me dieron alojamiento; necesité ropa, y no me vistieron; estuve enfermo y en la cárcel, y no me atendieron.”  
  • Aquellos que creyeron en Jesús pero no permanecieron y murieron sin la oportunidad de reconciliarse con Él: Juan 15:6
  • 2Pe 2:10  Esto les espera sobre todo a los que siguen los corrompidos deseos de la naturaleza humana y desprecian la autoridad del Señor. ¡Atrevidos y arrogantes que son! No tienen reparo en insultar a los seres celestiales.
  • 1 Co 6:9-10 dice que el infierno es un lugar reservado para los malvados, los fornicarios, los idólatras, adúlteros, homosexuales y los que practican cualquier perversión sexual. También para los ladrones, avaros, borrachos, calumniadores o estafadores.
  • Gál 5:20-21 dice que el Infierno es un lugar preparado para los inmorales, los impuros y los que andan en libertinaje. Para los que practican la idolatría, la brujería, el odio, la discordia, los celos, la ira, las rivalidades, divisiones o sectarismo. También para los envidiosos, borrachos, los que practican orgías o cosas parecidas.
  • Apoc 21:8 dice que los cobardes, incrédulos, abominables, asesinos, los que cometen inmoralidad sexual, los que practican artes mágicas (como el tarot, curanderismo), lo idólatras y mentirosos recibirán como herencia el lago de fuego y azufre.
  • Apoc 20:15 expresa que aquel cuyo nombre no estaba escrito en el libro de la vida sera arrojado al lago de fuego.

CONCLUSIÓN

El gran deseo divino de librar a los hombres del infierno se manifiesta en la muerte de Cristo y en las amonestaciones dirigidas a los pecadores en la Biblia. Ninguna exégesis concienzuda de la Biblia puede hacer caso omiso del infierno.

La Biblia dice que Dios muchas veces y de muchas maneras habló por medio de los profetas, y seguidamente por medio de su Hijo Jesús (He 1:1-2)

Ahora lo está haciendo por medio de la Iglesia y aún a aquellos que nunca han oído, Dios se les revela por medio de las cosas creadas, de modo que no tengan excusa (Ro 1:20)

2 Pe 3:9-10 El Señor no tarda en cumplir su promesa, según entienden algunos la tardanza. Más bien, él tiene paciencia con ustedes, porque no quiere que nadie perezca sino que todos se arrepientan.  Pero el día del Señor vendrá como un ladrón.

Jn 3:16-17 Dios te ama de tal manera que su amor hacia ti le motivó a enviar a Jesús a morir para pagar tu culpa y  para que no seas condenado, pero te condenas a ti mismo si rechazas creer en Cristo. ¿Por qué? Porque la paga del pecado es la separación de Dios y la muerte eterna (Ro 3:23 y 6:23) y si rechazas el pago que Cristo hizo con su sangre, tú tendrás que pagar. ¿Recibirás a Cristo hoy para que tu deuda sea cancelada?

Hoy es el dia de tu salvación, mañana puede ser tarde.

Anuncios


Deja un comentario

UNA DESCRIPCIÓN DEL INFIERNO (William Nichols)

UNA DESCRIPCION DEL INFIERNO

El infierno es un horno de fuego inextinguible, un lugar de tormento eterno, donde sus víctimas son atormentadas tanto en sus cuerpos como en su mentes, conforme a sus naturalezas pecadoras, los pecados actuales cometidos y la cantidad de luz espiritual ofrecida y rechazada por ellos. El infierno es un lugar de donde la misericordia y la bondad de Dios han sido retiradas; donde la ira de Dios es revelada como un fuego consumidor, terrorífico; donde los impíos viven con sus vicios sin poder realizarlos en un tormento sin fin.

En Mateo 13:47-50, el Señor Jesús narró una parábola sobre el juicio. En los versículo 49 y 50, el Señor describe el destino de los malvados: “Así será el fin del mundo; los ángeles saldrán y sacarán a los malos de entre los justos, y los arrojarán en el horno de fuego; allí será el llanto y el crujir de dientes”.

Al examinar las palabras del Señor lo primero que deberíamos notar es que el infierno se describe como un horno de fuego. El horno de Nabuconodosor (del que se nos habla en el Antiguo Testamento) fue calentado siete veces más de lo acostumbrado y es descrito como “un horno de fuego ardiente” (Daniel 3:23). Juan el Bautista hablo de “fuego inextinguible” (Lucas 3:17) y Apocalipsis describe el infierno como “lago de fuego que arde con azufre” (Apocalipsis 19:20). ¿Podemos, realmente, imaginarnos el horror del cual hablan estas palabras? Imagina cada parte de tu cuerpo expuesta al fuego al mismo tiempo, de modo que cada fibra de tu ser sienta el intenso tormento de ser quemado. ¿Cuánto tiempo aguantarías semejante castigo? Cristo dice que “allí será el llanto y crujir de dientes”. Los impíos llorarán y crujirán los dientes al tener que soportar el dolor y el sufrimiento más intenso que jamás hayan sentido de unas llamas que les consume constantemente cada parte de su cuerpo. No habrá alivio.

Jonathan Edwards describe en lenguaje gráfico cómo serán las llamas del infierno: “Algunos de ustedes han visto edificios incendiados; imaginen, por lo tanto, cuán poca ayuda a la hora de sofocar las llamas podrían ofrecen si se encontraran en medio de tan grande y voraz fuego. Han visto a menudo una araña o cualquier otro insecto arrojado en pleno fuego y observado lo rápido que sucumbe a la fuerza de las llamas. No se presenta una larga batalla, no hay lucha contra el fuego, ninguna fuerza puede oponerse al calor o escapar de él, el insecto inmediatamente se rinde y cede, el fuego toma posesion de él, y enseguida se convierte en una chispa de fuego. Aquí tenemos una pequeña imagen de lo que tú serás en el infierno, a menos que te arrepientas y acudas a Cristo. Consolarte a ti mismo imaginando que podrías Soportar los tormentos del infierno tanto como puedas sería como si un gusano, a punto de ser arrojado a un horno candente, se preparara y fortaleciera a sí mismo, dispuesto a combatir las llamas”.

El infierno también se describe como un lugar de tinieblas. El Señor Jesús habla de un invitado que se presentó a una boda sin traje y fue arrojado a “las tinieblas de afuera” (Mateo 22:13). Judas escribe de aquellos que están en el infierno, “para quienes la oscuridad de las tinieblas ha sido reservada para siempre” (Judas 13). Christopher Love dice en su libro Hell’s Terrors (Los terrores del infierno): “La oscuridad es terrible y los seres humanos están preparados para temer más las tinieblas que la luz: el infierno, por consiguiente, es descrito con esta imagen terrible para hacer que los corazones tiemblen, pues se trata no solo de tinieblas, sino de la más oscura de las tinieblas”.

El infierno es comparado a Tofet en Isaías 30:33. Tofet era el lugar donde los judíos idólatras sacrificaban a sus hijos al dios pagano Moloch, arrojándolos al fuego dispuesto para ello. Día y noche se oían en ese lugar quejidos y lamentos, como dia y noche se oirán quejidos, lamentos y llanto en el infierno.

Isaías habla de “el soplo del SEÑOR, como torrente de azufre” encendiendo el infierno. Hebreos 12:29 dice: “Nuestro Dios es fuego consumidor”. Los impíos de la tierra ignorantemente bailan de alegría cuando el predicador habla del amor y misericordia de Dios, pero no se beneficiarán ni de lo uno ni de lo otro si no se arrepienten. Para ellos Dios será fuego consumidor. Hebreos 10:30-31 advierte: “Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo pagaré. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo. Horrenda cosa es caer en las manos del Dios vivo!” ¡Es horrendo, terrible, caer en las manos del Dios vivo! Pecador, tú no escaparás del infierno. Dios será tu infierno y su ira te consumirá y será derramada sobre ti todo el tiempo que El exista. “¿Quién conoce el poder de tu ira?” (Salmos 90:11). “No hay razón para temer que, quizá, los ministros del Evangelio expongan este asunto más allá de lo que realmente es; semejante posibilidad no es tan temible como se pretende… Más bien, tenemos motivos para suponer que después de haber dicho todo lo que es posible, todo lo que hemos dicho o pensado no es sino una pálida sombra de la realidad”.

En Lucas 16:19-26 Cristo habla de dos hombres. Uno de ellos era rico (tradicionalmente conocido por Divas o Epulón); el otro era pobre (por nombre Lázaro). Ambos murieron. El pobre fue llevado por ángeles al cielo y el rico fue al infierno. El rico no fue a tal lugar por ser rico, ni el pobre al cielo por ser pobre. El Señor muestra mediante esta historia de contrastes que nuestras circunstancias pueden cambiar drásticamente cuando pasamos del tiempo a la eternidad. No debemos ser tan tontos como para pensar que porque Dios no nos haya tratado duramente en esta vida no lo vaya a hacer después de la muerte. El lugar de morada eterna de ambos hombres fue el resultado de la condición de sus corazones delante de Dios mientras vivían en la tierra. Lázaro fue un verdadero seguidor de Dios, no así Divas. Queremos notar cuidadosamente lo que la Escritura dice acerca de Divas y su condición, pues tenemos mucho que aprender de él sobre el infierno.

Los versículos 23 y 24 indican que Divas estaba “en tormento”. ¿Cuál es el significado de estar en tormento? Este tormento, se refiere por igual al tormento padecido por el cuerpo como por el alma. Como hemos visto, el cuerpo humano será atormentado en un horno de fuego. Cada parte del cuerpo sentirá el dolor ocasionado por ese fuego. Personas con fuerte dolor de estómago pueden sentir gran agonía debido a ello, pero el dolor del infierno será mucho más grande. Se dice que a veces la muerte por cáncer causa dolor supremo en el cuerpo, pero el dolor en el infierno será peor todavía. Si tu cuerpo padeciera varios y dolorosos males al mismo tiempo, aún no comenzarías a acercarte al dolor de los condenados en el infierno.

La consciencia del ser humano también será atormentada en el infierno. La consciencia es el gusano que no muere, del cual habla la Escritura (Marcos 9:48; Isaías 66:24). A Divas se le dice: “recuerda que durante tu vida”. Los hombres serán atormentados físicamente con un dolor intenso, pero también serán atormentados por su propia memoria. Recordarán las veces que escucharon la alarma y, no haciéndole caso, se burlaron de ella. Recordarán las veces que fueron advertidos y llamados a arrepentirse, o que se les dijo que era imposible recibir las bendiciones del cielo sin someterse a Cristo como Señor, pero no hicieron caso. Serán atormentados al ver, a distancia (tal como lo hizo Divas), las glorias del cielo y saber que están condenados para toda la eternidad. Serán atormentados por deseos insatisfechos (Divas no puede recibir ni siquiera una gota de agua que refresque su lengua). Serán atormentados por el hecho de saber que nunca escaparán del infierno (a Divas se le dice: “de modo que los que quieran pasar de aquí a nosotros no puedan”). Serán atormentados por los gritos, lamentos y maldiciones de los condenados a su alrededor. El tormento más cruel que un hombre pueda experimentar aquí en la tierra es como la picada de una mosca comparado a los tormentos del infierno.

Jonathan Edwards, en un sermón sobre El castigo futuro de los impíos, habla de cómo éstos son incapaces de encontrar un solo momento de descanso en el infierno: “No hallarán nada que alivie sus penas en el infierno. Nunca encontrarán un lugar de reposo allí; ningún rincón secreto que sea más fresco que los demás, donde puedan tener un poco de reposo, una pequeña reducción de la gravedad de su tormento. Jamás encontrarán un arroyo o fuente de agua fría en ninguna parte de aquel mundo de tormento; no, ni siquiera una gota de agua que calme sus gargantas. No tendrán compañero que les dé un mínimo de consuelo, u ofrezca un mínimo bienestar. No encontrarán lugar donde puedan estar y descansar y tomar aliento, siquiera por un minuto, porque serán atormentados con fuego y azufre. No tendrán descanso ni de día ni de noche por los siglos de los siglos”.


Deja un comentario

¿FUMAS?

Resultado de imagen de fumar

Hebreos 3:13 exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado.

El tabaquismo mata a más personas que el sida, el alcohol, las drogas ilegales y los accidentes de tráfico juntos.

El tabaco causa 60.000 muertes anuales en España

Es la principal causa de muerte evitable en el mundo y es responsable de una pérdida media de 10 años de vida.  

Así encabeza un artículo de un periódico digital.

En una especie de lento suicidio colectivo, el consumo de cigarrillos provocó en 2012 la muerte de más de 60.500 personas en España, 166 hombres y 40 mujeres al día, según un estudio dirigido por Eduardo Gutiérrez Abejón, de la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León. Más del 15% de las muertes ocurridas en España son atribuibles al tabaco.

Se relaciona con más de 25 enfermedades y tiene una relación causal con el 30 % de todos los cánceres, con enfermedades respiratorias (75 % de bronquitis crónica, enfisema y asma) y con enfermedades cardiovasculares (25 % de cardiopatía isquémica).

El tabaco participa como agente causal en el cáncer de pulmón, cavidad oral, faringe, laringe, esófago, estómago, cuello de útero, vejiga, intestino, riñón, páncreas y próstata, además de la leucemia mieloide aguda y algunos datos indican que también puede aumentar el riesgo de cáncer de mama.

“Normalmente, los efectos mortales del tabaco aparecen tras 30 años de iniciarse el consumo”, ha explicado Córdoba a Efe, en lo que es una “intoxicación crónica que se acumula durante años hasta que aparecen los efectos de la mortalidad”.

“Aunque todo el mundo dejara de fumar hoy mismo, seguiría muriendo gente por el tabaco durante años”, ha apuntado el doctor Córdoba.

El hábito de fumar es el responsable de que cada  6 segundos, alguien muere en algún lugar del mundo a causa del consumo de tabaco y si no se controla, se prevé que el consumo de tabaco causará la muerte de más de 8 millones de personas cada año en nuestro planeta hasta el año  2030, perdiéndose por su causa más de mil millones de vidas en este siglo.

¿ESCLAVO DE QUIÉN?

1Co 6:12 Ustedes dicen: «Se me permite hacer cualquier cosa», pero no todo les conviene. Y, aunque: «Se me permite hacer cualquier cosa», no debo volverme esclavo de nada.

 ¿HONRAR A DIOS CON QUÉ?

1Co 6:19 ¿No se dan cuenta de que su cuerpo es el templo del Espíritu Santo, quien vive en ustedes y les fue dado por Dios? Ustedes no se pertenecen a sí mismos,

1Co 6:20 porque Dios los compró a un alto precio. Por lo tanto, honren a Dios con su cuerpo.

1Co 3:16 ¿No se dan cuenta de que todos ustedes juntos son el templo de Dios y que el Espíritu de Dios vive en ustedes?

1Co 3:17 Dios destruirá a cualquiera que destruya este templo. Pues el templo de Dios es santo, y ustedes son este templo.

¿A MEDIAS?

1Ts 5:23  Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

¿QUÉ TE CONTROLA?

2Pe 2:19 Prometen libertad, pero ellos mismos son esclavos del pecado y de la corrupción porque uno es esclavo de aquello que lo controla.

 ¿ESTÁS ENREDADO?

2Pe 2:20 Y cuando la gente escapa de la maldad del mundo por medio de conocer a nuestro Señor y Salvador Jesucristo, pero luego se enreda y vuelve a quedar esclavizada por el pecado, termina peor que antes.

 ¿QUÉ ES MEJOR?

2Pe 2:21 Les hubiera sido mejor nunca haber conocido el camino a la justicia, en lugar de conocerlo y luego rechazar el mandato que se les dio

¿SEGUIR PECANDO?

Rom 6:1 Ahora bien, ¿deberíamos seguir pecando para que Dios nos muestre más y más su gracia maravillosa?

 ¿CÓMO ES POSIBLE?

Rom 6:2 ¡Por supuesto que no! Nosotros hemos muerto al pecado, entonces, ¿cómo es posible que sigamos viviendo en pecado?

 ¿A QUIÉN ESTÁS UNIDO?

Rom 6:3 ¿O acaso olvidaron que, cuando fuimos unidos a Cristo en el bautismo, nos unimos a él en su muerte?

¿CÓMO QUE NO PUEDES?

Rom 6:4 Pues hemos muerto y fuimos sepultados con Cristo mediante el bautismo. Y, tal como Cristo fue levantado de los muertos por el poder glorioso del Padre, ahora nosotros también podemos vivir una vida nueva.

Rom 6:5 Dado que fuimos unidos a él en su muerte, también seremos resucitados como él.

 YA NO ERES UN ESCLAVO ¿O SÍ?

Rom 6:6 Sabemos que nuestro antiguo ser pecaminoso fue crucificado con Cristo para que el pecado perdiera su poder en nuestra vida. Ya no somos esclavos del pecado.

Rom 6:7 Pues, cuando morimos con Cristo, fuimos liberados del poder del pecado.

Rom 6:8 Y, dado que morimos con Cristo, sabemos que también viviremos con él.

Responde a estas preguntas con sinceridad…

¿He decido seguir a Cristo y servirle todos los días de mi vida?

¿He entendido lo que significa ser un creyente en Cristo?

¿He abandonado mis pecados, mi antigua manera de vivir?

¿Estoy enredado o estoy practicando alguna cosa que a Dios le desagrada? Vicios, mentiras, pecados ocultos, etc.

JUAN 8:36  ASÍ QUE, SI EL HIJO LOS HACE LIBRES, USTEDES SON VERDADERAMENTE LIBRES.

 


Deja un comentario

LOS TERRORES DEL INFIERNO 2 (Williams Nichols)

LA NECESIDAD DEL INFIERNO

Muchos de los que hoy día se burlan del infierno, probablemente lo hacen por varias razones. Primariamente se trata de un deseo de estos de continuar en sus propios caminos de pecado sin tener sus conciencias preocupadas con la idea de las consecuencias de sus acciones. No quieren oír que lo que están haciendo está mal. No quieren oír que sus pecados serán castigados. Alguien pudiera objetar: “El tormento eterno en el infierno, ¿no es inconsistente con un Dios misericordioso y amante? ¿Cómo puede un buen Dios castigar a la gente en el infierno para siempre?” Un malentendido del carácter de Dios y de la naturaleza del pecado puede llevar fácilmente a este tipo de preguntas. ¿Por qué es necesario el infierno? Examinemos algunas razones que nos hablan de su necesidad.

La pecaminosidad del pecado y la santidad de Dios

La dificultad que la mayoría de la gente tiene a la hora de comprender la necesidad del infierno está relacionada con su incompleto e inadecuado entendimiento de lo terrible que es el pecado y de lo glorioso que es Dios. No vemos el mal tan grande que hay en el menor de los pecados ni entendemos la santidad de Dios, su justicia y su ira. Si viéramos el pecado como la maldad más grande en el mundo y nos diéramos cuenta de que cada pecado es un rechazo del gobierno de Dios sobre nosotros, una burla, una bofetada en su rostro, lanzarle estiércol a Él, comenzaríamos a comprender un poco de lo que nuestro pecado representa para Dios. Cada vez que pecamos erigimos un dios rival en nuestro corazón, en la forma de nosotros mismos o de nuestro vicio más querido. El pecado rechaza al Creador como Dios y pone la criatura en su lugar.

Si pudiéramos entender la santidad de Dios y lo que significa ser santo, puro, perfecto, justo, incontaminado, limpio hasta del menor pecado, tendríamos una idea mejor de por qué Dios aborrece tanto el pecado. La santidad absoluta no puede tolerar el menor de los pecados. “Muy limpio eres de ojos para ver el mal, ni puedes ver el agravio” (Habacuc 1:13). Si pudiéramos comprender la gloriosa santidad de Dios y su pureza, así como la abominable naturaleza del pecado, entonces no tendríamos problemas con la necesidad absoluta del infierno.

“Más engañoso que todo, es el corazón, y sin remedio; ¿quién lo comprenderá?” (Jeremías 17:9). El corazón humano está enfermo, es malvado, engañoso. La corrupcion del corazón hace que el ser humano sea engañado respecto a la fealdad del pecado y muchas otras cosas mas.

La naturaleza infinita de Dios. Para entender lo que el pecado es realmente tenemos que verlo a través de los ojos de Dios. Dios es un ser infinito y eterno. Cada acto pecaminoso es cometido contra un Dios infinito y santo. Con cada pecado destronamos a Dios y nos colocamos a nosotros mismos por encima de Él. En cada pecado se encierra esta cuestión: “¿Cuál es la voluntad a cumplirse, la de Dios o la del hombre? Mediante el pecado, el hombre coloca su voluntad por encima de la del Señor, de tal modo que pone a Dios como basura bajo sus pies”. Un solo acto pecaminoso cometido contra un Dios santo e infinito merece castigo infinito. Es un mal infinito ofender a un Dios infinito, incluso una sola vez.

La justicia divina

Un solo pecado contra Dios obliga a Dios a vindicar su nombre y su justicia mediante un castigo tan completo como sea debido. Dios puede y quiere vindicar su justicia. Lo promete en Romanos 12:19, donde se dice: “Amados, nunca os venguéis vosotros mismos, sino dar lugar a la ira de Dios, porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor”. Uno de los predicadores más grandes que jamás haya existido, Jonathan Edwards, escribió: “La gloria de Dios es el mayor bien; es el fin supremo de la creación, es de más importancia que cualquier otra cosa. Pero hay un modo mediante el cual Dios se glorificará a si mismo, a saber, la destrucción eterna de los impíos, que glorificará Su justicia. Entonces se presentará como un gobernador justo de este mundo. La justicia vindicativa de Dios se presentará estricta, puntual, asombrosa, terrible y por tanto gloriosa”.


Deja un comentario

LOS TERRORES DEL INFIERNO. Williams Nichols

LOS TERRORES DEL INFIERNO

by William C. Nichols

La doctrina del infierno es una de las más olvidadas de toda la Escritura. Cuando hoy se menciona el infierno, generalmente es ridiculizado, como si toda la idea del infierno estuviera tan pasada de moda que sólo los ingenuos e ignorantes pudieran creer que un lugar así realmente exista. Esto no es difícil de entender. El hombre natural aborrece la idea de tener que dar cuenta de su vida delante de un Dios santo, él (el hombre natural), ama el pecado y no quiere vivir sin él. La mente no regenerada presenta una objeción tras otra con tal de no encarar la realidad del infierno. El ser humano vive su vida pensando que si ignora una dificultad por un determinado tiempo puede que ésta desaparezca. Hasta los líderes religiosos tenidos por conservadores comienzan ahora a atacar la idea del infierno. Dejemos que los hombres hagan lo que les plazca, seguros de que las frívolas objeciones de los necios no conseguiran destruir la realidad del infierno.

En medio del clamor que busca aniquilar el infierno están aquellos que creen que la Biblia es verdad, estos deben pararse y hablar. Meditar en los terrores del infierno puede ser uno de los ejercicios mas importantes que puedas hacer en esta vida. Si “el que oye el sonido de la trompeta no se da por advertido, y viene una espada y se lo lleva, su sangre recaerá sobre su cabeza” (Ezequiel 33:4). Pido el favor de que el lector se tome el tiempo de leer este librito hasta el final.

¿Por qué debería uno preocuparse por el infierno? ¿Por qué gastar tiempo leyendo sobre el infierno? Son varias las razones que nos muestran el beneficio de hacerlo:

Oir de los terrores del infierno puede chocar a la consciencia y despertarle de su falsa seguridad.

Saber del infierno contribuye a detener al hombre de su camino de pecado. Tanto el piadoso como el malvado son persuadidos de no pecar cuando recuerdan regularmente los terrores del infierno.

Conocer los terrores del infierno puede ayudar a despertar a aquellos que piensan que son salvos solo porque creen en Cristo o en los hechos del Evangelio, pero que no son realmente salvos sino que están camino del infierno, sin saberlo.

Predicar la doctrina del infierno es beneficioso tanto para creyentes e incrédulos por igual, como será demostrado.

¿Por qué las personas no tienen miedo del infierno? Parece que hoy hay una real carencia de miedo a la realidad del infierno. Esto afecta tanto a aquellos que asisten a la iglesia como a los que viven en el mundo. La gente no teme el infierno, ¿por qué?

Una persona no tendrá miedo de un león cuando es un cuadro en la pared. ¿Cómo es ésto? Bueno, se trata solo de una pintura. Sabe que no es real. Pero si esa persona fuera dejada sola en la jungla y se topara cara a cara con una león real, rugiendo ferozmente, entonces se llevaría un susto de muerte. La consciencia del ser humano tocante al infierno es semejante a la del hombre que sólo ve un león pintado en un cuadro. Sin embargo, oímos del infierno en la Biblia. Sabemos que el Señor Jesús habló del infierno. De hecho, Cristo habló más del infierno que de ninguna otra cosa en las Escrituras. ¿Cómo es que los hombres no creen que el infierno es real? Porque no han escuchado lo suficiente sobre él. No han estudiado todo lo que la Biblia enseña sobre el tema. No es lo que oímos solamente lo que contribuye a forjar nuestra creencia, lo que no oímos también contribuye a formar nuestro sistema de creencias. Unicamente el Espíritu Santo puede presentar a nuestros corazones los terrores del infierno de tal modo que los sintamos tan reales como nunca antes. La doctrina del infierno ha sido usada por Dios en la conversién de pecadores más que ninguna otra de las Escrituras. Ora para que, mientras lees este tratado, el Espíritu Santo pueda mostrarte el infierno tan auténticamente real como es.


Deja un comentario

COMO BENDECIR A MI FAMILIA

IMG_20171006_103255_606

Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra. Gén 12:2-3 

Bendecir: Invocar sobre una persona, un lugar o una cosa la protección de Dios y su espíritu santificador. Alabar, engrandecer, ensalzar a alguien. Colmar de bienes a alguien o hacer que prospere. Consagrar al culto Divino algo, mediante ceremonia.

Maldecir: Decir maldiciones contra una persona o una cosa. Pedir y desear que le ocurra un mal a alguien.  

La Biblia habla de Bendiciones,  y también de Maldiciones.

  • Menciona la bendición de Melquisedec sobre Abraham (Gn 14:17)
  • Menciona la bendición de Isaac sobre su hijo Jacob (Gn 27)
  • Menciona la bendición de Dios sobre Jacob (Gn 35)
  • Menciona la bendición de Jacob sobre Efraín y Manasés (Gn 48)
  • Menciona la bendición de Moisés a las 12 Tribus en Deut 33
  • Menciona la bendición sacerdotal en Núm 6:23

Pero también Menciona en Proverbios 30:11 que  Hay generación que maldice a su padre y a su madre no bendice. 

Y esto lo estamos viendo diariamente en la actualidad. Hijos que maldicen a sus padres de muchas maneras distintas. Padres que maldicen a sus hijos no sólo con palabras, sino con el ejemplo, con pecados, con herencias destructivas de odio, rencor, malos hábitos.

Maridos que maldicen a sus mujeres y viceversa con la crítica, el chisme, el adulterio, los celos, la ira, palabras hirientes, etc.

Gobernantes que maldicen a su sociedad con la corrupción, la avaricia y una sociedad que maldice a sus gobernantes por su mal ejemplo.

Vivimos diariamente rodeados de una sociedad acostumbrada a la maldición y a todo lo que provoca maldición. Por esta razón hoy más que nunca la Iglesia deber ser un Referente de Bendición para esta sociedad. Una Iglesia compuesta por Familias bendecidas por Dios que se bendicen mutuamente y bendicen a otras Familias.

El primer punto que deseo que comprendas es que fuste escogido por Dios para Bendecir.

El segundo punto que deseo que comprendas es que no puedes bendecir a las Famiias de la Tierra sin antes bendecir tu propia familia.

I. ESCOGIDOS PARA BENDECIR

Deuteronomio 10:8  En aquel tiempo, el SEÑOR designó a los de la tribu de Leví para que se encargaran de llevar el arca del pacto del SEÑOR y estuvieran delante de él para servirlo y pronunciar bendiciones en su nombre. Esas son las responsabilidades de ellos hasta el día de hoy.  

Leví fue el tercer hijo de Jacob con Lea (Gen 29:34; Gen 35:23)

Leví formó parte de la matanza en Siquem por la violación de su hermana Dina. Esto ocasionó que Jacób antes de morir pronunciara una maldición sobre él.

Génesis 49:5-7 »Simeón y Leví son tal para cual; sus armas son instrumentos de violencia.  6  Que jamás tome parte yo en sus reuniones; que nunca tenga nada que ver con sus planes. Pues en su enojo asesinaron hombres, y por diversión mutilaron bueyes.  7  Maldito sea su enojo, porque es feroz; maldita sea su ira, porque es cruel. Los esparciré entre los descendientes de Jacob; los dispersaré por todo Israel.  

Pero debido al celo santo manifestado en Sinaí cambiaron su maldición en bendición:

Éxodo 32:25-29 …Entonces Moisés les dijo a los levitas: «Hoy se consagraron a sí mismos para el servicio del SEÑOR, porque lo obedecieron aun cuando tuvieron que matar a sus propios hijos y hermanos. Hoy se ganaron una bendición».

También la acción de Fineas nieto de Aarón, provocó la bendición para él y para sus descendientes (Num 25:6-13).

Así que la maldición de Leví, se convirtió en bendición. Ahora, los maldecidos, se convirtieron en aquellos que según Deut 10:8 serían quienes llevarían el Arca del Pacto, estarían delande de Dios siempre para Servirle y tendrían la autoridad de pronunciar bendiciones en su Nombre.

Esto me recuerda a las palabras de Pablo a los Romanos 15:4 De hecho, todo lo que se escribió en el pasado se escribió para enseñarnos, a fin de que, alentados por las Escrituras, perseveremos en mantener nuestra esperanza.  

Colosenses 2:17 dice que las prácticas del Antiguo Testamento eran una sombra de lo que estaba por venir.

¿Cómo se aplica todo esto a nosotros a la luz del Nuevo Testamento?

1ª Pedro 2:9 declara: Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable.  

En Cristo, usted y yo somos ahora esos sacerdotes, Levitas que fueron maldecidos por el pecado, por el diablo, pero que al encontrarse con Cristo nuestra maldición se convirtió en bendición. Ahora, al igual que los Levitas, nosotros hemos sido escogidos para 1) Llevar la Presencia de Dios (El Arca del Pacto); 2) Estar delante de Dios para servirle; 3) Pronunciar bendición en su Nombre.

Y es aquí donde se cumple la Promesa de Abraham en nosotros a través de Cristo.

Génesis 12:2-3…Te bendeciré… y serás de bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.

 Hemos sido bendecidos por Dios, Santificados en Cristo, escogidos para bendecir.

Mt 5:44 Bendecid aún a aquellos que nos maldicen, a nuestros enemigos, amándolos y orando por ellos.

Fuiste escogido para bendecir. Has pasado de maldición a bendición para bendecir. Has pasado de tinieblas a luz para bendecir. Y aunque esta palabra ha sido designada al uso religioso o ceremonial, no obstante abarca mucho más: Del latín: benedicere: bené (bien) y dicere (decir): Decir bien. En su sentido recto significa, hablar bien de alguien o de alguna cosa, alabar, ensalzar.

Mientras que en el mundo se están maldiciendo unos a otros por causa del pecado, la Iglesia ha sido llamada, escogida para Bendecir, para hablar bien. Por esta razón el apóstol Pablo dice cosas como: Efesios 4:29  Ninguna palabra corrompida (Podrida o que no vale para nada) salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes. 

NTV: No empleen un lenguaje grosero ni ofensivo. Que todo lo que digan sea bueno y útil, a fin de que sus palabras resulten de estímulo para quienes las oigan.  

Romanos 12:14  Bendigan a quienes los persigan; bendigan y no maldigan.  

Hemos sido bendecidos por Dios, Santificados en Cristo, escogidos para bendecir.

Lo segundo que deseo que entendamos es que hemos sido escogidos para bendecir a nuestra propia familia.

II. ESCOGIDOS PARA BENDECIR A NUESTRA PROPIA FAMILIA

Génesis 12:2-3…Te bendeciré… y serás de bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.

Esa fue la promesa de Dios a Abraham, la cual en Cristo, se cumple en nosotros. Dios no le habló de personas, de individuos, le habló de Familias. Y aunque las familias están compuestas de individuos, desde Génesis a Apocalipsis Dios sigue pensando en Familias.

Tenemos que dejar de pensar de una manera individualista. Si te casaste, formas parte de otra persona. Dios no está pensando en bendecirte a ti de una manera individual, sino a tu matrimonio. Piensa en bendecir tus hijos, tu familia, tu hogar.

La palabra Familia es de origen itálico: Famulus: esclavo o servidor. Designa el conjunto de los esclavos pertenecientes a una casa y por extensión se aplicaba a la casa misma con todas las personas libres o esclavas que en ella habitaban.

Pero no queda ahí, sino que la palabra Familiaris significaba también persona muy allegada, amigo.

Por esta razón cuando leemos en Hechos 10:24 que Cornelio estaba esperando a Pedro y que había convocado a sus parientes y amigos más íntimos, lo que realmente está diciendo que esa era su familia. Sus sirvientes o esclavos y aún sus amigos más íntimos.

Por esta razón, cuando leemos en Hechos 16:31-34 sobre la salvación y el bautismo del carcelero de Filipo junto a toda su casa lo que realmente estaba ocurriendo es que no sólo la esposa y los hijos del carcelero fueron salvados y bautizados, sino que como ciudadano romano, sus parientes más íntimos, sus siervos o esclavos pudieron ser bautizados aquella noche.

Pedro fue llevado a bendecir familias, Pablo fue llevado a bendecir familias enteras como la familia de Lidia en Hch 16:15; la familia de Estéfanas 1 Co 1:16 y otras familias mencionadas por Pablo en Romanos 16.

Según el comentarista Warren W. Wiersbe: El término «familia» implica que los familiares (y los esclavos), quienes comprendieron la Palabra, creyeron, se salvaron y después se bautizaron. Esto es avalado por McArthur, William McDonald y otros comentaristas.

Así que fuiste escogido por Dios para bendecir, a las familias, pero debes comenzar con la tuya.

Si tienes una familia debes pensar como lo que eres, una familia. Formas parte de un Hogar, y por lo tanto Dios no sólo quiere bendecirte a ti, quiere bendecir tu Hogar, tu familia. Dios no sólo quiere usarte a ti, quiere usar tu Hogar, tu familia porque sois uno. Ese es tu principal llamado y ministerio, bendecir tu Hogar.

Ahora, ¿qué quiere decir con bendecir? El verdadero contexto del concepto bendición según la promesa de Abraham es: Salvación y esta por medio de Cristo.

Del linaje de Abraham vendría Cristo (Mt 1:1-16) y este al morir en la Cruz por nuestros pecados daría lugar a que cada familia pudiera reconciliarse con Dios y disfrutar de la bendición de tener una relación con Él.

Esto se aplica a nuestras familias. Tu familia fue llamada a ser bendecida. Dios quiere no sólo salvarte a ti, quiere salvar a cada miembro de tu Hogar. ¿Y como puede llegar a ocurrir esto? Si la salvación es individual y personal ¿qué podemos hacer para que cada miembro de nuestra familia tenga una relación con Cristo?

  • Bendigo a mi Familia cuando oro por ella insistentemente. Oro por su salvación, por protección, por dirección. Cuando oro por mis hijos, por sus futuras parejas, por sus estudios, por que sean guardados del enemigo, del pecado y de las influencias de esta sociedad.
  • Bendigo a mi familia cuando en lugar de palabras hirientes o palabras corrompidas o podridas, uso palabras de valoración, de agradecimiento.
  • Bendigo a mi familia cuando me convierto en un intercesor, un atalaya, un hombre o mujer de oración por la Familia.
  • Bendigo a mi familia cuando diligentemente busco la voluntad de Dios en la Palabra para tomar cualquier decisión. La estudio, la escudriño, la comparto, la respeto y procuro que en el hogar se haga lo mismo.

Todo esto hará que se cumpla la Palabra de Dios a Abraham en nuestro Hogar. Facilitará que nuestra familia al completo pueda llegar a tener una relación estrecha con Jesús.

Pero también hay otras maneras prácticas de conseguir bendición – salvación para mi hogar:

  • Bendigo a mi familia cuando dedico tiempo a escucharles y prestar atención a sus necesidades.
  • Bendigo a mi familia cuando les pregunto como les fue el día, los estudios, el trabajo y me intereso por ello.
  • Bendigo a mi familia cuando procuro pasar tiempo con ellos en las cosas espirituales como en el ocio, el recreo, los pasatiempos.
  • Logro ser de bendición a mi propia familia cuando no me ven criticar, murmurar a otros hermanos, a las autoridades espirituales o aún civiles.
  • Bendigo a mi familia cuando les sirvo y les muestro un ejemplo a seguir.
  • Cuando soy humilde y reconozco mis errores les estoy bendiciendo y acercando a Cristo.
  • Cuando ven que amo a mi esposa/so y lo demuestro con respeto, afecto estoy bendiciendo mi hogar.
  • Cuando las opiniones de cada miembro del hogar son tenidas como importantes les estoy acercando a Cristo.
  • Estoy bendiciendo mi familia cuando muestro la importancia de tener comunión con el resto del cuerpo, en las diferentes actividades de la Iglesia, cuando participo en la oración, en los estudios, en el culto dominical. Esto trae bendición al Hogar y les acerca a Cristo.
  • Bendecir mi Familia, mi Hogar tiene que ver con más cosas que sólo palabras u oración, tiene que ver con ser una influencia dentro del Hogar. Con interesarme por las cosas que son importantes para mi esposa o para mis hijos.

La salvación es individual, sí. No puedes salvar a tu esposa/o, a tus hijos, pero como miembro de tu hogar y aún más si eres cabeza, tienes la responsabilidad de ser bendecido para bendecir. Debes vivir de tal manera que tu esposa/o, tus hijos quieran imitarte.

Mat 16:26  Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿Y de qué sirve que bendigas a otras familias y la tuya se esté perdiendo?

CONCLUSIÓN

La persona que bendice a su familia de manera que los conduzca a Cristo, es comparada con una persona prudente que edifica sobe la Roca según Mt 7:24.

Josué lo sabía bien al declarar: Yo y mi casa serviremos al Señor. No sólo yo, yo y mi casa. (Y haré todo lo que esté en mi mano para que esto ocurra). Josué 24:15

Dios te ha escogido para bendecir, para bendecir a las Familias de la tierra, pero tienes que comenzar bendiciendo a tu propia familia.

Después de tu propia salvación, nada es más importante que tu Hogar, que tus hijos, que la relación con tu esposo/sa.

Sé de bendición para tu hogar. Vive de manera que tu vida bendiga, acerque a tu familia a Cristo. De manera que quieran imitarte, seguirte. Sé un ejemplo como padre o madre, esposo/a, hijo/a.

La receta para tener una vida Bendecida y ser de Bendición en tres pasos:

  1. Vive todo lo cerca de Dios que puedas
  2. Vive todo lo cerca que puedas de tu propia familia
  3. Vive todo lo cerca que puedas de tu familia en Cristo

¡Cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos convivan en armonía! Es como el buen aceite que, desde la cabeza, va descendiendo por la barba, por la barba de Aarón, hasta el borde de sus vestiduras. Es como el rocío de Hermón que va descendiendo sobre los montes de Sión. Donde se da esta armonía, el SEÑOR concede bendición y vida eterna.
Salmo 133:1-3

 


Deja un comentario

ALTAR FAMILIAR: Salgamos de las Tinieblas a su Luz Admirable

Guia para la predicación

SALGAMOS: DE LAS TINIEBLAS A SU LUZ ADMIRABLE 
(Luis Pérez) 5-11- 17

I-LA LUZ “EN LA CREACIÓN”
Génesis 1:1-5 
La Trinidad en Gén. 1:1-3. El Padre, el Espíritu y el Hijo (el Logos -la Palabra).
V.4. Separación: La Luz de las Tinieblas. El Día de la Noche. El Bien del Mal.
Testimonio: De Pub de Copas Karaoke; A Iglesia Evangélica Manantial de Vida de Cuenca de las Asambleas de Dios). Desde Abril 2017.
¿Para qué? Para que sigamos siendo de Bendición. Gén. 12:2,3. “ 2) Y haré de ti una nación grande, y te Bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás Bendición. 3) Bendeciré a los que te Bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán Benditas en ti todas las familias de la tierra”.

¡Iglesia: Salgamos de Las Tinieblas a su Luz Admirable!

II-LA LUZ “ENTRE NOSOTROS”
Juan 1: 1-5 y 9,14

Jesús es Divino y Humano. v.14.  Jesús Resplandece en Cuenca.” La Luz en las tinieblas Resplandece”. v.5.

Jesús dijo en Juan 8:12 “YO SOY La Luz del mundo, el que me sigue, 2.No andará en Tinieblas, sino que tendrá la Luz de la Vida”.
Jesús es la Luz Verdadera (La Luz entre nosotros) y como tal, El quita la oscuridad y “la Mentira” al Alumbrar la senda recta hacia Dios y la Salvación del Infierno. Todos los que siguen a Jesucristo, son Liberados de la Tinieblas del pecado, de la Inmoralidad del mundo, y de Satanás. Los que siguen caminando en las Tinieblas, realmente no han nacido de nuevo ni siguen a Jesús.
1ª Juan 1:5-10
Todos los Mentirosos: irán al Infierno. Ap. 21:8 “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y “Todos los Mentirosos” tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda”.
Romanos 6:23  “Porque la paga del pecado es muerte, más la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”.
Por La Inmoralidad cayeron los Grandes Imperios:
Egipcio, Babilónico, Persa, Griego, Romano, Bizantino, Edad Media….y actualmente toda España y el Mundo en general, están en su Etapa de Caída Inmoral cada día más y más.
Ej. (Semana del O.G, Inmoralidad sexual, Corrupción, Libertinaje, Violencia, Rebeldía, Ateísmo, Anarquismo y otros)

Jueces 21:25 “En estos días no había rey en Israel; Cada uno hacía lo que bien le parecía”. (Iglesia: Esto es Anarquía).
Dicc. Anarquía: Falta de todo gobierno en un Estado.
Sinónimo de” Anarquía”: Rebeldía, Desorden, Confusión, Caos, 3. Perturbación, Alteración, Agitación, Revolución, División, Separación, etc.
Iglesia: No debemos hacer de las propias opiniones y pensamientos humanos lo que a cada uno nos parece. Debemos Obedecer lo que nos dice Dios en Su Palabra (La Biblia), para que sea ella, la Guía diaria para nuestra la vida.
De lo contrario, sería Rebeldía contra Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, y al final todo tiene sus consecuencias negativas, terminando en el Juicio Divino.
¡Iglesia: Salgamos de las Tinieblas a su Luz Admirable ¡

III-LA LUZ “EN NOSOTROS”
Mateo 5:14-16 “14) “VOSOTROS SOIS LA LUZ DEL MUNDO”; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. 15) Ni se enciende una Luz y se pone debajo de un almud (cajón), sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. 16) Así alumbre vuestra Luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y Glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”.

Canción cristiana “Enciende una Luz y déjala brillar” (Marcos Vitt).
“Enciende una Luz, y Déjala brillar, La Luz de Jesús, que brille en todo lugar, No la puedes esconder, No te puedes callar, Ante tal necesidad, Enciende una Luz en la Oscuridad”.

Himno Evangélico: “Brilla en el sitio donde estés”.
Coro: “Brilla en el sitio donde estés, brilla en el sitio donde estés, Puedes con tu Luz algún perdido rescatar, Brilla en el sitio donde estés”.
Romanos 13:12-14  12) La noche está avanzada, y se acerca el día. 4. Desechemos, pues, las Obras de las Tiniebla, y Vistámonos las Armas de la Luz. 13) Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías, y borracheras, no en “Lujurias y Lascivias”, no en contiendas y envidia, 14) sino Vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos d la carne”.
Dicc. Lujuria: “Apetito desordenado de los deleites carnales”.
Dicc. Lascivia: “Sexualidad; Seguir los deseos y las malas pasiones hasta el punto de no tener vergüenza ni decencia alguna”.

¡Iglesia: Salgamos de las Tinieblas a su Luz Admirable ¡

Hay que estar tan unidos e identificados con Cristo, que se “Imite” su Vida como el modelo por el cual vivir, se “Adopten” sus Principios, Se “Obedezcan” sus Preceptos, y se “Llegue” a ser como Él es. Y eso requiere un completo rechazo de la Inmoralidad y de las Obras Infructuosas de las Tinieblas.
Dicc. Infructuosa: “Sin Fruto ni Utilidad. Algo Ineficaz e Inútil”.
Efesios 5:9-14 “9) (Porque el Fruto del Espíritu es en toda Bondad, Justicia y Verdad), 10) comprobando lo que es agradable al Señor. 11) Y NO Participéis en las “Obras INFRUCTUOSAS de las Tinieblas”, sino más bien Reprendedlas; 12) porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto. 13) Mas Todas las cosas, cuando son puestas en evidencia por La Luz (Cristo), son hechas manifiestas; porque La Luz (Cristo) es lo que manifiesta todo. 14) Por lo cual dice: Despiértate tú que duermes, Y levántate de los muertos, y te Alumbrará Cristo”.
(Contrastes 31 de Octubre: Noche de Halloween y 5OO Aniversario de La Reforma Protestante 31 Octubre 1517 por Martin Lutero y otros).

¡Iglesia: Salgamos de las Tinieblas (la Carne), a su Luz Admirable (Cristo).

La Batalla que se libra dentro del creyente, abarca toda nuestra persona; La Lucha en sí se rendirá a las inclinaciones de la carne, y volverá a someterse al dominio del pecado.

Pero, también podemos ceder nuestra carne a las exigencias del Espíritu Santo, y poco a poco, nuestros deseos carnales continuarán bajo el dominio; pero, no ya de las Tinieblas, sino del Padre, del Hijo y del Espíritu Recordemos lo que nos dice La Palabra de Dios en: 
Filipenses 4:13  “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.

CONCLUSIÓN
1ª Pedro 2:9,10 “9) Mas vosotros sois Linaje Escogido, Real SACERDOCIO, Nación SANTA, Pueblo Adquirido por Dios, para que ANUNCIÉIS las Virtudes de aquel que os llamó “DE LAS TINIEBLAS A SU LUZ ADMIRABLE”; 10) Vosotros que en otro tiempo no erais Pueblo, pero que ahora sois Pueblo de Dios, que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado Misericordia.”

Efesios 5:1-8  “ 1) Sed, pues, Imitadores de Dios como hijos amados. 2) Y “Andad en Amor”, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante. 3) Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aún se nombre entre vosotros, como conviene a Santos; 4) ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias, 5) Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.  6) Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de Desobediencia. 7) No seáis, pues, partícipes con ellos. 8) Porque en otro tiempo erais Tinieblas, mas ahora sois Luz en el Señor; “ANDAD COMO HIJOS DE LUZ”.

A- Iglesia: “Andemos” como Hijos de Luz, y Salgamos de las Tinieblas a su Luz Admirable”.

Efesios 5:15-20 “15) Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, No como Necios sino como Sabios. 16) Aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. 17) Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cual sea la voluntad del Señor. 18) No os embriaguéis con vino, en lo cual hay Disolución (Peleas, Riñas, Malos tratos, Violencia, etc), antes bien “SED LLENOS DEL ESPÍRITU “. 19) Hablando entre vosotros con Salmos, con Himnos y Cánticos Espirituales, Cantando y Alabando al Señor en vuestros corazones; 20) Dando siempre Gracias por todo al Dios y Padre, en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo”.

B- Iglesia: “Seamos” llenos del Espíritu, y Salgamos de las Tinieblas a su Luz Admirable”.

Filipenses 2:14,15 “14) Haced Todo sin murmuraciones ni Contiendas, 15) para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación “Maligna y Perversa”, en medio de la cual “RESPLANDECEIS COMO LUMINARES EN EL MUNDO”.

C-  Iglesia: “Brillemos” como Luminares en el Mundo, y Salgamos de las Tinieblas a su Luz Admirable”.

Memorizando:
I-LA LUZ (JESUCRISTO) “EN LA CREACIÓN”.
II-LA LUZ (JESUCRISTO) “ENTRE MOSOTROS”.
III-LA LUZ (JESUCRISTO) “EN NOSOTROS”.
A-ANDEMOS COMO HIJOS DE LUZ.
B-SEAMOS LLENOS DEL ESPÍRITU SANTO.
C-BRILLEMOS COMO LUMINARES EN EL MUNDO.
D-SALGAMOS DE LAS TINIEBLAS A SU LUZ ADMIRABLE-

“Dios, Gracias por amarme, reconozco que soy pecador, y me arrepiento de todos mis pecados.

Gracias por enviar a tu Hijo Jesús a morir por mi Salvación. Y ahora “Te Invito Jesús” a entrar en mi corazón, como Señor y Salvador, y prometo Servirte Todos los días de mi Vida. Amén”.