IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)


Deja un comentario

Palabras de David Wilkerson

En muchas Iglesias los sermones no son suculentos ni difícil de tragar. Nada de lo que se dice ofende jamás a nadie. No resulta difícil llevar consigo el Domingo a un cónyuge o amigo porque no se va a sentir incómodo. Nadie lo comfrontara acerca del pecado. No habrá carbones encendidos del altar de Dios que le queme la conciencia ni flechas llameantes de convicción procedentes del púlpito que lo muevan a ponerse de rodillas. No habrá ningún dedo profético que señale al corazón y le diga con voz de trueno: ¡Tu eres ese hombre! Es asombroso pero cierto: El lugar más cómodo y tranquilizador de la conciencia para esconderse de los ojos llameantes de un Dios Santo es dentro de una Iglesia muerta. 

El culto que brota de unos labios impuros es en realidad una abominación para Dios. La alabanza que sale de corazones llenos de adulterio, lujuria, y orgullo es un hedor para El.

Son pocos pero el numero cada vez es mayor. Pastores que no tienen más alimento que Cristo. Rebosan de Vida porque se han acercado con diligencia y frecuencia a la mesa del Señor. Aman según la verdad y no tienen temor alguno. Denuncian el Pecado sin excusarse por hacerlo. Derribando ídolos y fortalezas. Todo para traer libertad a sus hermanos y producir en ellos hambre por la realidad de Cristo y enseñarles como alimentarse de El.
David Wilkerson

Anuncios


Deja un comentario

ADULTEROS Y ENEMIGOS DE DIOS (Rafa Boix)

Imagen relacionada

INTRODUCCIÓN

Descripción de Adulterio: Alterar o eliminar la calidad y pureza de una cosa añadiéndole algo que le es ajeno o impropio. Alterar o falsear el sentido auténtico de una cosa o la verdad de un asunto.

Etimología: El sentido originario de adulterare no es moral ni de cometer adulterio. Lo que el verbo indica es llevar cualquier cosa hacia la naturaleza de otra completamente distinta a ella, con el objeto de falsificarla. El verbo significó en origen simplemente falsificar, alterar, y de ahí corromper algo. Mucho más tarde pasó al significado moral de adulterio. Y el adjetivo adulter, del que en concreto viene adúltero, no sólo designa al que rompe la fidelidad conyugal, sino también a un amante cualquiera con el que no media una relación formalizada, o a un corruptor de las costumbres, engañoso o falsificador moral.

Teniendo en cuenta estas descripciones de ADULTERIO, me pregunto ¿Podemos convertirnos en adúlteros espiritualmente hablando? ¿Estamos corriendo ese riesgo? Si Adulterar es llevar cualquier cosa hacia la naturaleza de otra completamente distinta a ella, con el objeto de falsificarla y habiendo recibido una Nueva Naturaleza en Cristo, ¿estamos queriendo adoptar o aparentar otro tipo de naturaleza basada en los argumentos de este mundo con el fin de que no nos vean tan diferentes?

Habiendo recibido una Nueva Naturaleza pagada con la Sangre de Cristo, ¿estamos deseando, coqueteando con cosas, actitudes, pensamientos que no tienen que ver con la naturaleza que hemos recibido?

 Santiago 4:1-10

 I. EL ESCENARIO DEL MUNDO

Guerras, pleitos, pasiones desordenadas, codicia, homicidio (odio), envidia, luchas, oraciones egoístas, deleites fuera de la voluntad de Dios.

Los versículos 1 al 3 nos hablan de un escenario que describe sin ninguna duda la sociedad a la cual pertenecemos.

A. GUERRAS Y PLEITOS que se manifiestan en iglesias entre hermanos o entre pastores por cosas sin sentido y sin gran importancia. La iglesia que debería estar luchando contra principados y potestades está destruyéndose a sí misma con divisiones internas por haber dado lugar a nuestras propias pasiones sin sentido.

El cristiano de hoy corre el serio peligro de acostumbrarse a este panorama. Las continuas noticias sobre las diferentes guerras en el mundo; los pleitos familiares entre padres e hijos, matrimonios, mujeres asesinadas por el odio, la envidia o los celos; las luchas entre los propios partidos políticos, la corrupción moral en todas las esferas.

En medio de todo esto está la Iglesia, estamos usted y yo y corremos el peligro de acostumbrarnos, de verlo como normal. ¡¡Muchos ya han adoptado esa actitud!! Sólo se sientan a contemplar impasibles  lo que sucede en el mundo sintiéndose impotentes o indiferentes.

Esto me recuerda al pueblo de Israel cuando estaba cautivo en Babilonia, en medio de una nación corrupta donde era normal la idolatría, la hechicería, el soborno, los pecados sexuales y el hallar rápidas respuestas a apetitos de la carne. Personas como Daniel lucharon por no contaminarse, pero otros acabaron siendo arrastrados por la corriente.

1ª Co 2:12 Nosotros no hemos recibido el espíritu de este mundo…” pero sin embargo ya son muchas las congregaciones, denominaciones enteras, movimientos cristianos que en su inicio comenzaron bien y que ahora están siendo influenciados  por este espíritu mundano de codicia, de pasiones desordenadas y de pleitos.

V.3) Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.

B. LA BÚSQUEDA DEL DELEITE

Las oraciones que caracterizaban a la iglesia cuando clamaba por las almas, por la necesidad de arrepentimiento, de una visitación de Dios poco a poco están siendo sustituidas por oraciones egoístas cuyo único fin es satisfacer nuestros propios deleites.

Montones de predicadores están alentando a la Iglesia a pedir, a reclamar a Dios, a decretar y confesar prosperidad, un mejor coche, un mayor sueldo, un mejor nivel de vida. El deseo por estas cosas, la corrupción de la sociedad, de nuestros líderes políticos, el espíritu de este mundo está llevando a muchos “ministros”, predicadores o creyentes a adoptar este estilo de vida dentro de sus iglesias u organizaciones cristianas.

Por todos los medios se les repite una y otra vez a nuestros jóvenes que Dios quiere y puede cumplir nuestros sueños. Dios puede por supuesto, pero pedimos y no recibimos porque nuestras oraciones se basan en nuestros propios deleites, en nuestros sueños y no en los de Dios.

1ª Co 2:12 “Nosotros no hemos recibido el espíritu de este mundo…” Pero corremos el riesgo de ser arrastrados, seducidos, por la “normalidad”, por la cotidianidad de lo que está ocurriendo.

(4) ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

II. LA AMISTAD CON EL MUNDO

Podemos entender lo que está ocurriendo en el mundo, las guerras, pleitos, envidias con todo lo que esto conlleva. No nos conformarnos (Ro. 12:2), pero si podemos llegar a entenderlo.

Pero lo que no puedo llegar a comprender es como estas cosas pueden estar dándose dentro del marco de la Iglesia, de la vida cristiana de muchos creyentes que domingo tras domingo se congregan para adorar a Dios y escuchar su Palabra pero sus vidas no son cambiadas, transformadas, llevadas a un deseo vehemente de ser como Cristo y cada vez menos como este mundo.

Personas que supuestamente han nacido de nuevo, han adoptado o recibido una nueva naturaleza nutrida por el Espíritu de Dios que mora dentro de ellos.

Santiago, inspirado por el Espíritu Santo resuelve que el hecho de que estas cosas ocurran dentro de la iglesia y de la vida de tantos creyentes es el resultado de una amistad con el mundo, de un intento de afiliación, de una atracción que no viene de Dios, sino como dice Pablo a los Efesios; son cosas que pertenecen a cuando estábamos muertos en nuestros delitos y pecados, y seguíamos la corriente de este mundo… (Ef 2:1-2).

Definición: La amistad  es una relación afectiva entre dos o más personas. La amistad es una de las relaciones interpersonales más comunes que la mayoría de las personas tienen en la vida. La amistad se da en distintas etapas de la vida y en diferentes grados de importancia y trascendencia. La amistad nace cuando las personas encuentran inquietudes y sentimientos comunes al igual que confianza mutua.

Griego: Filia: Mucho cariño. Esta es la única vez que se menciona esta palabra en el Nuevo Testamento, pero viene de Filios que sí aparece 29 veces y hacer referencia a:

– La amistad que se creó entre Pilatos y Herodes en Lucas 23:12

– La amistad entre Lázaro y Jesús en Jn 11:11

– La amistad descrita en Juan: 15:13-15 una amistad dispuesta a dar la vida, una amistad entre Jesús y nosotros.

La amistad del creyente con el mundo nace “cuando se encuentran inquietudes y sentimientos comunes al igual que confianza mutua.”

Como creyentes, estamos tan acostumbrados a lo que ocurre a nuestro alrededor, que hemos normalizado la idea de que podemos ser amigos del mundo, de sus conceptos, de sus ideas, de sus programas, de su manera de pensar o conseguir las cosas sin que esto afecte a nuestra relación con Dios.

A. ADULTERIO

Pero la Biblia sólo tiene un nombre y una descripción para tales creyentes: ¡¡Adúlteros y enemigos de Dios!!

Del griego: Moijós: Adúltero, con la connotación de amante. ¡¡No podemos amar al mundo porque ya tenemos un Amado!! Enseñamos en nuestros discipulados que tres son los enemigos del creyente: Satanás, nuestra carne y el mundo, y nosotros, la Iglesia, queremos amarlo. Enseñamos que Jesús venció al mundo y nosotros queremos ser amigos de él.

(4) ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

B. ENEMISTAD CON DIOS

Enemistad contra Dios: ejdsrós: viene de la palabra éjdso  (odiar); odioso (pasivamente odioso, o activamente hostil); por lo general como sustantivo, adversario (específicamente Satanás):- enemigo.

– Es exactamente la misma enemistad contra Dios que produce los deseos de la carne según Romanos 8:7  Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios;

– Es la misma enemistad que menciona Pablo en Gálatas 5:20 como obra de la carne, que al practicarla nos impide heredar el Reino de Dios.

– Es la misma enemistad que existía entre el pueblo de Israel y los gentiles antes de la muerte de Cristo según Ef 2:15-16. Los gentiles eran tratado por los judíos como perros o aún peor.

– Es la misma enemistad que la Biblia usa para referirse al Diablo como nuestro enemigo según Mt 13:39; Lc 10:19

– Es la misma enemistad de aquellos que serán puestos por Dios bajo los pies de Jesús según Mt 22:44; Mr 12:36; Lc 20:43; Hch 2:35; 1 Co 15:25; Heb 1:13; 10:13

Es el tipo de enemistad con la que describe Pablo al Mago Elimas quien procuraba torcer los caminos del Señor y quedó ciego en Hch 13:10

– Es el tipo de enemistad con la que se nos describe a nosotros cuando aún no habíamos entregado nuestra vida a Cristo según Ro 5:10; Col 1:21

– La propia muerte es descrita con esta misma palabra de enemiga en 1 Co 15:26

– Es el tipo de descripción que Pablo da a los que son considerados enemigos de la Cruz según Filp 3:18

(4) ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

Como lo es el mismo diablo, como lo éramos antes sin Cristo, como lo era el pueblo gentil ante los Israelitas, como los aquellos que aborrecen la Cruz, como lo es nuestra carne y el Espíritu o como lo podría ser cualquiera que practica la magia y pretende trastornar los caminos de Dios.

1º Co 2:12 Nosotros no hemos recibido el espíritu de este mundo, sino el Espíritu que procede de Dios.

 2 Co 6:14  No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo. Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo; Y yo os recibiré, Y seré para vosotros por Padre, Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.

Amistad con el mundo: Usa la palabra Kosmos: mundo (tierra) como personas. Evidentemente no se trata de no amar la tierra, pues es creación de Dios, ni tampoco de no amar a la gente pues Dios ama a todos por igual. Así que por lógica, lo que Dios prohíbe y llama como adulterio y enemistad contra Él es la amistad o asociación con aquello que Dios aborrece o no es conforme a su voluntad.

Las guerras vistas como necesarias o justificadas por ciertos grupos cristianos por cuestiones patrióticas; la muerte como modo de castigo; la libertad o libertinaje que se le quiere enseñar a nuestros hijos; la aceptación del matrimonio homosexual; el hedonismo, la búsqueda del placer o felicidad por encima incluso de los Mandamientos de Dios, el cumplimiento de nuestros sueños o nuestra propia realización a toda costa, etc. Todo esto es considerado por Dios como un amor o asociación adúltera contra Él, una enemistad a toda regla contra Dios y Su Palabra.

A menudo criticamos y juzgamos al pueblo de Israel por su rebeldía en el A.T., y adoptamos un comportamiento similar. Un pueblo que ha sido llamado a ser santo, apartado quiere ser como el resto de las naciones y termina perdiendo su propósito.

Mt 5:13-14 se refiere a nosotros como la sal y la luz de este mundo, pero corremos el riesgo de perder la capacidad de dar sabor y de alumbrar.

(5) ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?

III. EL ANHELO DEL ESPÍRITU SANTO

Anhela: epipodséo: de podséo (anhelar); dotar, anhelar intensamente.

Dicc.: Tener ansia o deseo vehemente de conseguir algo. Respirar con dificultad.

¿Qué significa esto? ¿Qué está sucediendo aquí? ¿Qué nos está queriendo decir el Espíritu Santo por medio de Santiago?

Para entender el tipo de anhelo que el Espíritu Santo quien es perfecto, siente por nosotros, tenemos que compararlo con el anhelo que personas imperfectas llegaron a sentir hacia Dios:

A. DAVID: Salmo 63:1  Dios, Dios mío eres tú; De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, en tierra seca y árida donde no hay aguas.

  • Anhela: kamáj:raíz primaria; languidecer (Perder [una persona o una cosa] la fuerza, el vigor o la lozanía) por:- anhelar.

Lugar: ¿Dónde se encontraba David cuando entonó este salmo? David estaba en el desierto de Judá. Todos sabemos lo que significa estar en un desierto:

  • Extremas temperaturas de frio y calor
  • Falta de recursos
  • Exposición a los peligros

Los lugares más extremos por los cuales Dios nos permite pasar pueden producir en nosotros una pasión y un anhelo por Dios como en ningún otro lugar.

Situación: David huía de su hijo Absalón. Pero hasta aquí David ya había vivido una serie de circunstancias extremas: Hasta aquí David experimentó el menosprecio de su familia, la persecución de Saúl, el rechazo de los filisteos; la muerte de Jonatán, su pecado con Betsabé; la amonestación de Natán; la muerte de su hijo; el incesto en su familia; la muerte de otro hijo por manos de Absalón; y ahora la rebelión de su hijo Absalón quien quería matar a su padre David.

¿Y qué sale de todo esto? ¿Amargura, odio, dolor? Lo que sale es una de las más profundas oraciones de David: Dios, Dios mío eres tú; De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, en tierra seca y árida donde no hay aguas.

B. LOS HIJOS DE CORÉ: Salmo 84:1-2¡Cuán amables son tus moradas, oh Jehová de los ejércitos! Anhela mi alma y aun ardientemente desea los atrios de Jehová; Mi corazón y mi carne cantan al Dios vivo.

Aquí la palabra anhelar es diferente al salmo de David.

Anhela: kasáf: raíz primaria; propiamente (Ponerse pálido; padecer una disminución o atenuación de su importancia o esplendor).

¿Quiénes eran los hijos de Coré? Su padre fue un levita de la familia de Coat que se rebeló contra el liderazgo de Moisés y de Aarón, junto con Datán y Abiram (como lo leemos en Números 16:1 en adelante), exigiendo el sacerdocio para ellos.

No todos los días uno ve la tierra abrirse y tragarse a tu familia y sin embargo el concepto que estos hijos tenían de Dios era como dice el Salmo 84 (NTV):

Qué bella es tu morada, oh SEÑOR de los Ejércitos Celestiales. Anhelo y hasta desfallezco (Quedar sin fuerza o energía física y estar a punto de desmayarse) de deseo por entrar en los atrios del SEÑOR. Con todo mi ser, mi cuerpo y mi alma, gritaré con alegría al Dios viviente.

  • David describió suanhelo como languidecer, perder la fuerza o el vigor. Anhelar a Dios con todo su cuerpo, con toda su mente y todo su ser lo cual implicaba sus pensamientos y emociones.
  • Los hijos de Coré describieron suanhelo como palidecer, atenuarse, como un deseo ardiente similar a cuando uno agoniza o está a punto de desmayar por quedarse sin fuerzas o vigor.

El anhelo que sentía David y los hijos de Coré casi se nos escapa de nuestro entendimiento, pero escuchar que el Espíritu Santo nos anhele celosamente… Celosamente, palabra que en el griego aparece 9 veces en la Biblia y 8 tienen que ver con envidia.

El Espíritu Santo siente envidia hacia nosotros, ¿qué quiere decir esto?

La envidia es definida por el Drae como: Tristeza o pesar del bien ajeno, deseo de algo que no se posee…

Es Espíritu Santo ve la amistad, la asociación que tenemos con este mundo, las cosas en común, nuestros pensamientos que en la mayoría del tiempo están cargados con cosas, sueños, sentimientos y deseos del mundo…. Y siente envidia, celos, tristeza porque desearía que sintiéramos por Él, lo que sentimos por el mundo, o por nuestra propia vida. Envidia, desea algo que el mundo posee y Él no… nuestro corazón, nuestros deseos, nuestros pensamientos.

CONCLUSIÓN

Teniendo en cuenta lo que significa anhelar y la manera en la que describió David su anhelo y también los hijos de Coré, lo que este texto de Santiago significa es lo siguiente:

Que el amor que el Espíritu Santo siente hacia ti, hacia mí, es tan fuerte, tan intenso, tan extremo, que ocupa todos sus pensamientos, todas sus emociones y toda su voluntad. El Espíritu Santo te ama tan intensamente que si pudiera, agonizaría, languidecería. Y de hecho fue precisamente lo que Jesús hizo por ti, por amor agonizó, languideció y murió de la manera más horrorosa para que llegaras a desearle por encima de cualquier otra cosa incluso de tu propia vida.

Si el anhelo de David y de los hijos de Coré, simples humanos sujetos a un sinfín de sufrimientos fue descrito como languidecer, perder la fuerza, el vigor, ocupar toda la mente y las emociones, palidecer, sentir un deseo ardiente y estar a punto de desmayar por quedarse sin fuerzas o vigor.

Si esto describía el anhelo de David y los hijos de Coré ¿Qué siente el Espíritu Santo por nosotros al decirnos que nos anhela intensamente o celosamente?

Todo lo que hay en su mente, somos tú y yo. Todo lo que hay en su corazón somos tú y yo. Esto debería provocar en nosotros un amor mayor hacia el Espíritu Santo. Y sin embargo, muchas veces estamos dispuestos a cambiarlo por otro tipo de amor, por un amor al mundo, a sus prácticas, a sus deseos. Con cuánta razón Dios lo llama enemistad y adulterio. Dejemos de comportarnos como amantes del mundo y hagamos un compromiso serio con nuestro Amado, con aquel que dio su vida por nosotros.

1Jn 2:15 No amen este mundo ni las cosas que les ofrece porque, cuando aman al mundo, no tienen el amor del Padre en ustedes. Pues el mundo sólo ofrece un intenso deseo por el placer físico, un deseo insaciable por todo lo que vemos y el orgullo de nuestros logros y posesiones. Nada de eso proviene del Padre, sino que viene del mundo; y este mundo se acaba junto con todo lo que la gente tanto desea. Pero el que hace lo que a Dios le agrada vivirá para siempre.

 


Deja un comentario

COMO DESPERDICIAR LAS RIQUEZAS (Victor Cardozo)

INTRODUCCIÓN

  • Estamos a las puertas del nuevo año, hacemos nuevos proyectos y nuevas metas, algunos hemos gastado más de lo que teníamos y el final de mes se hará una cuesta.

En esta mañana me gustaría hablarles sobre las riquezas

  • Por favor habrá sus Biblias en Lucas 16:19-31

LOS PUNTOS QUE TRATAREMOS A LA LUZ DE LA ESCRITURAS SON

  • Adorar las riquezas (los que aman el dinero, por encima de Dios)
  • Desperdiciar las riquezas (para ganar amigos para el reino)
  • La mayor riqueza (la espiritual la que no se corrompe) debemos predicar para que las personas no vayan al infierno.

Hablar del contexto del evangelio de Lucas es un evangelio sinóptico junto a Mateo y Marcos.

Lucas era un historiador, y fue recopilando información de primera mano hasta información que solo la virgen María la madre de Jesús que en los otros evangelios no aparece. También si ve una genealogía de Jesús hasta Adán. Todos los antepasados hasta el primer ser humano, eso es increíble. Eso nos habla que la salvación no es exclusivamente para los judíos. (Lucas 13:29) Que en el glorioso banquete del cielo vendrán de todo el mundo.

Hablando de Banquetes, Había un hombre muy rico que todos los días hacia banquetes de los mejor, seguro que tenía el mejor solomillo, las mejores gambas y siempre estaba vestido con ropas muy elegante pomposo como un rey.

(Lucas no dijo que esta narración era una parábola; tal vez fue algo que ocurrió en realidad)

V 20-21 leer estos versículos

Este rico tenía hasta su propio mendigo, algo recibiría el mendigo para estar a la puerta del rico

¿dónde van a pedir los mendigos?

En frente de mercadora, de los bancos, de sitios donde le dan. Si yo fuese mendigo me iría a otro sitio a donde me diesen algo. Este hombre rico daba algo al mendigo que estaba con los perros, era inmundo, vete a saber su religión o por pecado de sus padres o porque hizo algo malo estaba postrado con llagas abiertas. Seria un maldito, muy diferente al otro hombre que gozaba de las bendiciones NATURALES.

Con el tiempo muere el hombre pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham.

El hombre rico, fallece y es enterrado, sin duda con un costoso funeral, pero no vienen a por el con carros de fuego o con ángeles.

El rico fue al hades, allí en medio del tormento, ve a Abraham y Lázaro a lo lejos. En su desesperación comienza a gritar ¡Padre Abraham ten misericordia de mí, me quemo… por favor envía a Lázaro que refresque mi lengua con una gota de agua!

Pero Abraham le dijo: Hijo recuerda que tuviste todo lo que quisiste durante tu vida…

LAZARO estaba ahora en el seno de Abraham.

Esto es un modismo para indicar la comunión y permanencia a su lado durante el banquete. Esa expresión era usada para significar paraíso o lugar de la morada de Dios.

Lázaro, que nunca fue invitado a los banquetes que celebraba el rico, que ansiaba saciarse con lo que caía de la mesa de este, ahora está participando en un banquete en el sitio de honor, al lado de Abraham, el padre de la fe.

Entretanto, el hombre adinerado corre una suerte bien distinta en medio de tormento.

Podemos hacer un inciso para decir que este pasaje nos enseña que con la muerte no se acaba todo como muchos piensan y llevan una vida hedonista, solo buscando los placeres. Comamos y bebamos que mañana moriremos…

Volviendo al texto

¿por qué el rico está en un sitio de tormento?

Preguntar a la gente de la iglesia

PORQUE EL HOMBRE RICO PERDIÓ LA SALVACION

Primero, no perdió su salvación porque no fue lo suficientemente generoso con su dinero.

Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate… (25). No era una vida de prejuicio o crimen lo que tenía que recordar. Era sólo una vida de indulgencia egoísta, una vida tan llena de preocupaciones centradas en sí mismo que no tenía lugar ni tiempo ni para otros, ni para Dios.

 Vamos con cautela, es muy fácil caer en la idea que perdió su salvación por no tener compasión de los pobres. NO

Esto sería una media verdad, una verdad a media es peligroso, seria engañoso pensar que el rico si hiciese cuantiosas donaciones a los pobres y hambrientos del mundo tiene comprado su pase vip al cielo.

La Biblia nos dice de forma clara que la salvación no es por obras, sino por fe. Efesios 2:8-9 Tito 3:5

 Por lo tanto

  • No es pecado ser rico, puedes ser rico y ser un buen creyente
  • Grandes hombres Dios eran muy ricos como Abraham, David y Moisés y su corazón agradaba a Dios. Ellos le tenían a Dios por encima de todo,
  • Por ejemplo: David prefería perder todo y no presencia de Dios. Todo lo demás era secundario en este corazón que ardía por la presencia del Señor. Dios era su mayor tesoro.

Lázaro no fue al paraíso por ser pobre. La diferencia estaba en que uno era incrédulo y no esperaba que la muerte le podía llegar y el otro era un creyente que sabía que la muerte en Cristo es estar con Dios toda la eternidad en el paraíso.

Por otro lado, si bien es verdad que no se gana la salvación por amor y buenas obras. Invariablemente nuestra fe es genuina evidenciando su realidad con las buenas obras.

“…hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios” (hebreos 13:16) si alguno está apuntando.

Perdió su salvación porque no tomaba en serio y no obedecía la Palabra de Dios Amar a su prójimo como a sí mismo, porque no tenía temor y una relación con Dios. Porque amaba las riquezas que tenía y era esclavo de su dinero.

El rico usó su riqueza sólo para auto complacerse y mantener su estilo de vida extravagante. una vida tan llena de preocupaciones centradas en sí mismo que no tenía lugar ni tiempo ni para otros, ni para Dios.

Hemos visto que ser rico no un pecado, el pecado está en hacer de las riquezas un dios (Col 3:5), que la codicia es un pecado, ese deseo desenfrenado egoísta que querer cada día más y más, provoca una separación con Dios.

No se puede servir a Dios y las riquezas, esa fue una tremenda exhortación de Jesús a los Fariseos que oían las enseñanzas de Jesús a sus discípulos sobre el uso de las riquezas mundanas.

DESPERDICIAR LAS RIQUEZAS (para ganar amigos para el reino)

LOS FARISEOS se burlaban de Jesús porque amaban el dinero y no aceptaban el desperdiciar las riquezas

Los fariseos eran piadosos externamente, hacían gala de ser los más santos y que guardaban la ley (todos los mandamientos)

Sin embargo, estaban llenos de codicia por dentro (Mt 23.14; Tít. 1.11).

También al igual que los judíos, Los Fariseos pensaban, que la riqueza era una señal de la bendición de Dios y se reían de Jesús y de lo que Él enseñaba

  • No estaban dispuestos a pagar el precio de seguir al Señor.
  • En su deseo de obedecer la letra de la ley ignoraban su significado interno, como lo enseñaba Jesús.

En las redes sociales vemos como la palabra bendición se volvió los bienes materiales, bendiciones naturales y que pasa con las bendiciones espirituales. Muchos sesudo-predicadores igualan la felicidad y la santidad con la prosperidad

Todo los que nos rodea, esta sociedad nos empuja al consumismo, a codiciar lo que no tenemos, a deprimirnos por cosas temporales.

Tal vez entre nosotros hay personas que están sufriendo por falta de dinero, esta palabra no es para machacarles, es para seguir confiando en Dios que   Él sabe el tiempo y propósito de las luchas y dificultades que están pasando.

Pocos saben soy de las personas que no me gusta pedirle nada a nadie, me gusta tener el control de la situación. El año pasado esta con una deuda de más de 5000 euros, mi madre estaba enferma y trabajado en dos sitios, yo me sentía culpable, un inútil, Había perdido el gozo, quería dejar el seminario. Pero Dios me dio una palabra que él tenía el control, me aferré a la Palabra de Dios y sus promesas y con la ayuda de los pastores y amigos pude levantarme. Al final del año pude experimentar la fidelidad de Dios.

Algunas personas me hicieron donaciones. Usaron sus riquezas para ayudar a otro hermano.

El verdadero valor

Las cosas por las que el mundo vive y muere son temporales, pasajeras; las cosas del Señor duran para siempre.

El mundo piensa que estamos locos porque nos atrevemos a creer a la Palabra de Dios y a vivir de acuerdo a su voluntad. Pasamos por alto las «cosas» que los hombres codician porque nuestros corazones están fijos en valores más elevados.

Cristo nos enseña a En cuanto a las riquezas, si usamos las riquezas que Dios nos da conforme a su voluntad, Él nos dará las verdaderas riquezas eternas. Un día daremos cuenta de lo que hemos hecho con las riquezas.

Durante nuestra breve estancia en la tierra podemos utilizar esas riquezas para hacer amigos para Dios ¡amigos para encontrarlos en el cielo!

 No importa cómo te abraces al mundo, tarde o temprano, este te soltará sin nada. Da igual si eres pobre miserables o ricos, poderosos, en el sepulcro todos somos iguales, todos necesitamos la reconciliación, la paz con Dios en vida, pues después de la muerte no hay vuelta atrás. Necesitamos arrepentimos de corazón con frutos de arrepentimientos.

  • La mayor riqueza (la espiritual la que no se corrompe) debemos predicar para que las personas no vayan al infierno.

Deberíamos saber nuestro tesoro más preciado es el Señor. Somos peregrinos en la tierra con la mirada puesta en el cielo y esa es nuestra meta.

No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán… Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán, aunque alguno se levantare de los muertos

Moisés y los profetas es la Palabra de Dios, la Biblia.

LA PALABRA DE DIOS ES SUFICIENTE

Abraham dice que las Escrituras, la Palabra escrita de Dios, son suficientes para enseñar a sus hermanos a vivir de forma justa e instruirlos en la fe. Si oyen la Palabras de Dios, es decir, si las obedecen y hacen caso de ellas, no acabarán como su difunto hermano

 INFIERNO

Esta vida es el tiempo para el arrepentimiento; este mundo es el lugar de preparación del alma para la eternidad.

Más allá de aquella línea marcada por la muerte ningún hombre puede cambiar su estado espiritual o lugar de permanencia

CONCLUSIÓN

Los ricos son proclives a la codicia y los pobres a la ansiedad. Ambas cosas son pecado. Cuando sustituimos las cosas por la vida, dejamos de vivir por fe y de confiar en Dios. Todo en la naturaleza confía en Dios para suplir sus necesidades, y también debemos hacerlo nosotros. El afán sólo nos derriba. La clave para una vida libre de ansiedad es un corazón completamente centrado en Dios, confiando en Dios.

Pero los tesoros usados para la gloria de Dios es inversión en el cielo, donde dura eternamente. La manera en que la gente usa la riqueza es una indicación de la condición de su corazón

Debemos temer a Dios, honrarle y usar nuestras breves vidas para su gloria. Puesto que somos frágiles y pecadores, necesitamos un Salvador; y el único Salvador es Jesucristo.

La historia del rico Lázaro nos exhorta tanto a creyentes como incrédulos. Primero sobre el uso de las riquezas. Jesús no enseña que no debemos confiar en las riquezas temporales. Debemos utilizar esas riquezas para ganar amigos en el reino de Dios y considerar con mucha seriedad, que existe un infierno y solo podemos escapar con Cristo que es rico en misericordia.

SI no tienes a Cristo, te suplico que consideres entregar tu vida mientras hay tiempo mañana puede ser tarde. Este rico pedía alguien que volviese de los muertos. Esa persona el Cristo, el venció la muerte. El es rico en misericordia.


Deja un comentario

RESTAURANDO EL ALTAR DE DIOS (Rafa Boix)

INTRODUCCIÓN

Todo comienza con un pensamiento: “Voy a hacer tal cosa o voy a ir a tal lugar”. Pero para que ese pensamiento se vuelva realidad, se necesita un plan. Un tiempo para planear como voy a hacer lo que quiero hacer. Después, ese plan debe pasar a la acción. Sinó, todo quedará en una buena idea acumulada junto a las otras. Todo tiene un proceso. Pero hay que comenzar para poder acabar.

Altar: Montículo, piedra o construcción elevada donde se celebran ritos religiosos como sacrificios, ofrendas, etc.

Los acontecimientos más importantes de la Biblia registraron un altar:

– El diluvio

– La promesa de Abraham

– La liberación de Israel de Egipto

– El paso del Jordán hacia la tierra prometida

– El llamamiento al ministerio de hombres y mujeres

– La liberación del pecado de toda la humanidad por medio de Jesús.

I. ¿QUÉ ES UN ALTAR?

Definición: Es un lugar donde se celebran ritos religiosos, sacrificios, ofrendas.

La palabra ALTAR aparece 378 veces en toda la Biblia.

A. EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

Para los hombres y mujeres de la Biblia, un altar era un montículo hecho de piedras. Se utilizaban para hacer sacrificios de gratitud, de celebración, de recordatorio, de entrega, de consagración o para pedir perdón por los pecados. 

También era el lugar de la manifestación de Dios. Donde su Presencia se manifestaba de diferentes maneras, pero más comúnmente con fuego.

– Fue con un altar que Noé celebró el fin del diluvio y el comienzo de una civilización.

– Fue con un altar que Abraham demostró a Dios ser obediente hasta el extremo.

– Fue por medio de un altar que Jacob celebró una nueva etapa para su vida después de tener su encuentro con Dios.

– Fue por medio de un altar que Moisés celebró su victoria sobre Amalec.

– Fue por medio de un altar que Josué agradeció a Dios su victoria sobre Hai.

– Fue por medio de un altar que Gedeón celebró su encuentro con Dios.

Para estos y muchos más hombres y mujeres de Dios en la Biblia, el altar representó: Sacrificio, gratitud, entrega, celebración, un nuevo comienzo, un nuevo pacto, consagración, etc.

El altar ha formado parte de la vida de cada hombre y mujer de la Biblia. Era de alguna manera el medio de comunicación con Dios, el punto de contacto. Pero también se convertía en un recordatorio de acontecimientos importantes ocurridos en sus vidas. 

B. EN LA ACTUALIDAD

Teniendo en cuenta las funciones del altar en el A.T. podemos anotar que un altar para nosotros hoy representa:

– El tiempo que dedicamos a estar con Dios en Oración.

– La lectura de la Palabra por la cual nos comunicamos con Dios.

– El tiempo que dedicamos a orar por otros, a interceder, a buscar su rostro, su presencia. El tiempo que apartamos para ser llenos del Espíritu Santo. 

Un altar para nosotros hoy, es ese momento a solas con Dios como dice Mateo 6:6 “Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.”

Es el momento donde somos perdonados, restaurados, llenos de su presencia, sanados, reconciliados. Dónde nos convertimos en intercesores o en conquistadores. Es el momento más íntimo de adoración a Dios o de celebración. Tener un altar es pasar tiempo con Dios a solas y en la iglesia.

Todo creyente debería tener un altar en su vida. Un altar de devoción, de gratitud, de celebración, de entrega, de sacrificio, de restauración o perdón.

¿Cómo está el altar? ¿Tienes un altar en tu vida? 

II. EL ALTAR ESTABA ARRUINADO

* 1ª Reyes  18:30  “el altar de Jehová que estaba arruinado.” 

¿Qué me dice a mí esto?

Que en otro momento atrás, había habido un altar en perfectas condiciones, funcionando. Pero algo había sucedido. Algo hizo que ese altar fuera descuidado, abandonado hasta acabar arruinado.

¿Qué es una ruina?                          

Wikipedia: “El término ruinas es usado para describir los restos de arquitectura humana, estructuras que alguna vez fueron un todo, pero que se han derruido parcial o completamente debido a la carencia de mantenimiento o a los actos deliberados de destrucción. Los desastres naturales, las guerras y la despoblación, son las causas más comunes que llevan a una edificación a las ruinas.”

A. ¿QUE PUEDE ARRUINAR UN ALTAR?

¿Cómo está el altar en tu vida? ¿Está tu altar arruinado? ¿Qué ocurrió? ¿Qué cosas pueden provocar que un altar de oración, adoración, esté arruinado? 

Como en la definición, unas ruinas son provocadas a veces por:

– Guerras: Conflictos en la familia, en el matrimonio, en el trabajo, conflictos internos en el corazón cuando luchamos con la culpabilidad, con pecados ocultos, etc.

– Desastres naturales: una enfermedad, la pérdida de un ser querido, la pérdida de un empleo, etc.

– La despoblación: Esto nos habla de que si no frecuentamos a menudo nuestro lugar secreto para orar, el altar se convierte en una ruina, se deteriora nuestra relación con Dios. ¿Cómo está el altar de oración, de adoración? 

B. CONSECUENCIAS DE UN ALTAR ARRUINADO

¿Qué provocó que el altar estuviera arruinado?

* 1ª Reyes 18:17-21  “Cuando Acab vio a Elías,  le dijo: ¿Eres tú el que turbas a Israel? Y él respondió: Yo no he turbado a Israel,  sino tú y la casa de tu padre,  dejando los mandamientos de Jehová,  y siguiendo a los baales. Envía,  pues,  ahora y congrégame a todo Israel en el monte Carmelo,  y los cuatrocientos cincuenta profetas de Baal,  y los cuatrocientos profetas de Asera,  que comen de la mesa de Jezabel. Entonces Acab convocó a todos los hijos de Israel,  y reunió a los profetas en el monte Carmelo. Y acercándose Elías a todo el pueblo,  dijo: ¿Hasta cuándo claudicaréis vosotros entre dos pensamientos?  Si Jehová es Dios,  seguidle;  y si Baal,  id en pos de él.  Y el pueblo no respondió palabra.”

– La falta de un altar a Dios provocó que otros altares de idolatría se levantaran. Provocó confusión, turbación desde la cabeza, el rey hasta el último ciudadano. Provocó crisis económica.  

– La falta de un altar en tu vida provoca turbación, confusión. La distancia con Dios parece aumentar, nos resulta más difícil escuchar su voz, sentir su presencia. Comenzamos a levantar otros altares en honor a la comodidad, a la televisión, al trabajo en exceso, al dinero, e incluso a la familia.  Cuando descuidamos el altar no sólo nos turbamos nosotros sino que provocamos turbación, confusión en nuestra familia, en nuestros hijos, aún nuestra economía comienza a ser afectada ¿Por qué? Porque estamos descuidando nuestra fuente de bendición. Nuestro altar con Dios.

¿Cómo está tu vida? ¿Te cuesta sentir la presencia de Dios? ¿Hay turbación en tu hogar? ¿No levantas cabeza en tu familia, en tu economía? ¿Cómo está tu altar devocional?

III. ELIAS RESTAURÓ EL ALTAR

* 1ª Reyes 18:30  “Entonces dijo Elías a todo el pueblo: Acercaos a mí.  Y todo el pueblo se le acercó;  y él arregló el altar de Jehová que estaba arruinado.”

A. EL ALTAR DE DIOS

Al contemplar el altar, lo primero que vemos es: “Que estaba arruinado”

Lo segundo que vemos es: “Que el altar era de Dios.”

Hoy día se levantan muchos monumentos en honor o en nombre de personas como modo de recordatorio de algo que ha sucedido en sus vidas. Son altares de gratitud, de celebración, incluso de adoración a personas de carne y hueso. Altares de escayola, de madera, hierro, papel, etc.

Lo que motivó a Elías a arreglar el altar fueron dos cosas: Que estaba arruinado, y lo más importante, que era el altar de Dios. No era su propio altar, no había ningún nombre inscrito, ninguna identificación humana. No era el altar de fulanito o menganito, era el altar de Dios.

Cuando descuidamos el altar de oración, de adoración en nuestras vidas, no estamos descuidando nuestro altar, sino el altar de Dios. Eso es lo que lo diferencia de otros altares. Le robamos a Dios su tiempo, su derecho de estar con nosotros. 

¿Qué significa esto para mí?

Que es el tiempo de Dios. El tiempo que le pertenece a Él. El altar de Dios es el tiempo que le pertenece a Él para hablarnos por medio de su Palabra. Es el tiempo que le pertenece a Dios para estar con nosotros. Elías restauró EL ALTAR DE DIOS, no su propio altar. Es tiempo de que le des importancia, prioridad. “Buscad primeramente, primero, con prioridad, el reino de Dios… (Mt. 6:33)” 

B. ELIAS LO RESTAURÓ

¿Quién arregló el altar? Elías. Elías tomó una determinación. Tomó la iniciativa. No esperó a que nadie lo hiciera. Allí estaba todo el pueblo, pero nadie hizo nada. “Y él arregló el altar de Jehová que estaba arruinado.” No esperes la aprobación de nadie, no esperes a tener que ser siempre animado. No esperes a que otros lo hagan. Decídete. Toma una determinación. 

Arregló: rafá: Misma palabra para describir uno de los nombres de Dios: Sanador. Sanar, curar.

Elías arregló, curó, sanó, restauró (REMENDÓ) el altar de Dios que estaba arruinado. No hizo uno nuevo, restauró el que estaba, le dio utilidad.

Restaurar: “Recuperar o recobrar. Reparar, renovar o volver a poner algo en el estado o estimación que antes tenía.”

¿Qué se necesita para restaurar un altar?

Visión: Tienes que visualizar cómo quieres que quede. Tienes que ver el modelo, lo que quieres conseguir, cómo quieres que quede el altar de Dios. RECUERDA QUE NO ES PARA TI, ES PARA DIOS. ¿Cuál es el horario que vas a escoger para levantar SU altar, para hablar con Él? ¿El tiempo que te sobra o el primer tiempo de cada día? ¿Cuánto tiempo vas a dedicar cada día? Alguien dijo una vez: “El tiempo que dedicamos a algo habla de cuán importante es para nosotros.” ¿Cuál va a ser tu lugar de oración? Visualiza el modelo de lo que quiere conseguir.

Determinación: Proverbios 21:25  “El deseo del perezoso le mata, Porque sus manos no quieren trabajar.” Muchos se quedan en la visión, pero nunca comienzan a trabajar. Ven un montón de piedras tiradas, ven todo el trabajo que tienen que hacer (madrugar, quitarse algunas cosas como ver la tele, etc., y nunca comienzan la obra) Ya tienes la visión de lo que quieres conseguir ¿Qué vas a hacer ahora? Determinación. Ponte una fecha, un día, una hora y comienza a trabajar.

Esfuerzo: 1ª Reyes 18:31-32  “Y tomando Elías doce piedras,  conforme al número de las tribus de los hijos de Jacob,  al cual había sido dada palabra de Jehová diciendo,  Israel será tu nombre, edificó con las piedras un altar en el nombre de Jehová;” 

Se necesitaba esfuerzo para levantar un altar en aquel tiempo. Eran grandes piedras unas sobre otras. Necesitas poner esfuerzo en el altar de Dios. Pagar un precio. Esforzarte por apartar ese tiempo tan necesario. Dejar cosas que te puedan robar el tiempo. Que puedan robar el tiempo a Dios.

¿Cómo está el altar de Dios en tu vida? ¿Abandonado? ¿Comienza a agrietarse? Arruinado? ¿Y qué vas a hacer? 

CONCLUSIÓN

* Proverbios 13:4  “El alma del perezoso desea, y nada alcanza; Mas el alma de los diligentes será prosperada.” 

No más altares arruinados. No más confusión, turbación. Es tiempo de ponerse a trabajar. ¡¡VOY A RESTAURAR EL ALTAR DE DIOS!!

Se necesitó un profeta para restaurar el altar de Dios. Dios ahora busca hombres y mujeres íntegros, que quieran restaurar su altar. Que le den importancia a Su altar. Que sepan darle el tiempo que a Dios le pertenece. 

¿Cuántos van a trabajar esta semana para restaurar el altar de Dios?


Deja un comentario

LOS HÉROES DE LA FE!!?? 

Hebreos 11:35-39 suena muy diferente a esto:

 …aceptaron cualquier rescate a fin de no ser atormentados. Otros experimentaron aplausos y reconocimientos, y a más de esto hoteles de lujo y vuelos en primera. Fueron alabados, alagados, puestos en toda comodidad, libres de cualquier necesidad; anduvieron de acá para allá cubiertos de los mejores trajes más caros, ricos, libres de cualquier angustia, mimados; de los cuales el mundo bien los recibía; errando por los  mejores lugares, hoteles, restaurantes y por los paraísos de la tierra. Y todos estos, aunque no alcanzan buen testimonio mediante sus conductas, reciben de las promesas de quienes engañan.

Esto no debería ser así, en cambio…

… El Hijo del Hombre no vino a ser servido, sino a servir y dar su vida en rescate por muchos. Y haya en nosotros el mismo sentir que hubo en Cristo Jesus.

¿Que piensas?