IGLESIA MANANTIAL DE VIDA CUENCA

Benditas serán en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)


Deja un comentario

#FamiliaBendecida

Anuncios


Deja un comentario

Efesios 2:20-21

Resultado de imagen de identidad en cristo

(Puedes encontrar este y el resto de estudios de Efesios en PDF en nuestra sección EFESIOS)

Efesios 2:20-22 edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, 21  en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; 22  en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu. 

 V.20) Edificados: del verbo gr epoikodoméo: Construir, sobreedificar, edificar encima. También podría traducirse como Criar.

La NTV lo traduce como juntos constituimos su casa.

El verso 19 decía: Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios  

Decíamos que esto nos está hablando de que no somos huéspedes, extraños, sino ciudadanos con derecho, Miembros del Hogar, de la Familia, con todos los derechos, con acceso a toda la gracia de Dios.

Y sobre esta declaración, el Apóstol Pablo continúa diciendo: Somos edificados, construidos, edificados encima del fundamento de los apóstoles y profetas.

Sobre el fundamento de los apóstoles y profetas: Esto quiere decir ellos, los apóstoles y profetas pusieron un fundamento, comenzaron la obra, la edificación, los cimientos, y nosotros somos edificados encima de ese fundamento, de ese cimiento. Como anotaba la NTV, somos constituidos su casa, sobre el fundamento que anteriormente colocaron los apóstoles y profetas.

Sobre: del gri epi: significa superimposición, de tiempo, lugar, orden.

Fundamento: del gr dsemélios: algo derribado, derribar, fundamento o cimiento.

Según William McDonald: Pablo está hablando de los apóstoles y profetas del NT porque según él, los del AT nada sabían de la Iglesia. Por otro lado, en el AT habían profetas, pero no apóstoles.

El comentarista Jamieson difiere de esto al decir: la clara referencia del apóstol al Salmo 118:22, “la piedra, cabeza del ángulo”, evidencia que los profetas del Antiguo Testametno están aquí implicados en especialidad. A David se le llama “profeta” en Hch 2:30. Compárese también Is 28:16. Este es otro profeta que viene a la mente de Pablo, y cuya profecía se apoya en una anterior de Jacob (Gn 49:24). El sentido del contexto también conviene a esto: Una vez erais extranjeros de la república de Israel (en el tiempo de los profetas del Antiguo Testamento), pero ahora sois miembros del verdadero Israel, edificados sobre el fundamento de los apóstoles del Nuevo Testamento y los profetas del Antiguo. Pablo continuamente identifica su enseñanza con la de los viejos profetas de Israel

No está hablando de que los apóstoles y profetas sean el fundamento, sino que ellos pusieron el fundamento. El fundamento como indica 1 Co 3:11 es Cristo y así también lo dijo Jesús mismo en Mt 16:18 refiriéndose a Él mismo como la Roca sobre la cual sería edificada la Iglesia y no Pedro como algunos indican.

Según Ap 21:14 los apóstoles son asociados con los doce fundamentos de la Santa Jerusalén, no que sean el fundamento mismo sino asociados con él ya que ellos fueron los primeros en enseñar la gran verdad acerca de Cristo.

Según la Biblia del Siglo XXI: La sintaxis gr. en esta expresión, en que un artículo rige a los dos sustantivos (como en 3:5), sugiere un grupo fundacional, los apóstoles funcionando como profetas (es decir, que traen revelación), y no dos (como sugiere aquí la RVA),

Además, no dice apóstoles y los profetas sino apóstoles y profetas como ofícios de un mismo individuo.

Así que lo que básicamente está diciendo es que los Apóstoles que recibieron la enseñanza directamente de Cristo pusieron el fundamento de lo que vendría a ser la Iglesia. El fundamento es Cristo, su vida, sus enseñanzas, y sobre ese fundamento nosotros pasamos a ser parte como Piedras Vivas, edificio de Dios, su Iglesia.

Apóstoles: del gr apóstolos, delegado, específicamente embajador del evangelio. Oficialmente comisionado de Cristo. Enviado, enviar o mensajero.

Aparece 80 veces en el NT y es la palabra usada para referirse a los apóstoles en los Evangelios y al apóstol Pablo.

Profetas: profétes: uno que predice, orador inspirado. Aparece 143 veces en el NT.

Comentario Jamieson: La misma figura de un edificio usó el apóstol en el cap. 3:18, en su discurso ante los ancianos de Efeso (Hch 20:32) y en su Epístola a Timoteo en Efeso (1 Ti 3:15 y 2 Ti 2:19). Naturalmente esta figura fué sugerida por la arquitectura espléndida del templo de Diana; la gloria del templo cristiano es eterna y real, no mera ostentación idolátrica. La imagen de un templo espiritual es apropiada a los cristianos judíos; así como el templo en Jerusalén fué la fortaleza del judaísmo; y el de Diana lo era del paganismo. de los apóstoles—Es decir, “sois edificados sobre su ministerio y vivo ejemplo.”

Siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo: aquí aparece la palabra gr akrogoniaíos que significa perteneciente a la esquina extrema.

Comentario Siglo XXI: Jesús mismo se identifica como la piedra angular, aquella a partir de la cual se construye el resto del fundamento hacia afuera, siguiendo la línea de lo que serán las paredes. El punto central aquí sería, entonces, que el templo se construye hacia arriba y hacia afuera a partir de la revelación dada en Cristo.

El concepto de piedra angular o piedra base (del griego: Άκρογωνιεîς y latín: Primarii Lapidis) se deriva de la primera piedra en la construcción de una base de una cimentación de albañilería, importante, ya que todas las otras piedras se establecerán en referencia a esta piedra, lo que determina la posición de toda la estructura.

También se refiere, en una edificación, a la piedra, usualmente de gran tamaño, que se colocaba en una esquina para darle rigidez, al sostener o unir dos grandes lienzos de muro.

V.21) En quien todo el edificio: En quien evidentemente se está refiriendo a Cristo como la última mención del verso anterior.

El edificio al que se refiere no es un edificio físico, sino que está hablando de la Iglesia compuesta por cada uno de los creyentes nacidos de nuevo y que a la vez conforman el Cuerpo de Cristo.

Bien coordinado: del gr sunarmologéo: unir estrechamente, organizar compactadamente. Algo bien concertado, bien cordinado, bien unido.

Esta palabra solo aparece 2 veces en el NT y la segunda está en Ef 4:16 para hacer referencia otra vez a la Iglesia como su Cuerpo el cual está bien concertado.

Va creciendo: auxáno: crecer, agrandar, aumentar, dar crecimiento.

Así que lo que Pablo inspirado por el Espíritu Santo está diciendo es que Cristo es el fundamento de la Iglesia, nosotros somos las Piedras Vivas con la cual se edifica la Iglesia. Es una edificación que va en aumento, en crecimiento. Pero para que el crecimiento sea constante y correcto, se necesita una buena coordinación, una buena union estrecha, compactada.

Esto aclara la razón por la cual un creyente (piedra viva) separado del resto de creyentes (piedras vivas) no recibe su crecimiento, sino que se convierte en una piedra aislada del edificio. Alguien que podría crecer, podría añadir, contribuir, pero no lo está haciendo por estar separado del resto del edificio.

Si señalaramos una edificación (sea una Iglesia o cualquier otro edificio físico) no nos referimos a él como un montón de piedras sino como lo que es: un edificio, una Iglesia, una casa.

Pero por lo contrario cuando señalamos una piedra aislada, nos referimos a ella como lo que es, una piedra.

Podría formar parte de algo más, de un edificio, ser esculpida, dar forma, dar crecimiento a algo, estar en las manos de un arquitecto, pero al estar aislada, pierde identidad porque pierde el propósito.

El crecimiento de la Iglesia o de cada creyente en particular al estar bien unidos o estrechamente unidos unos a otros es comparado en los siguientes versos como:

  • Los lirios del campo cuando crecen (Mt 6:28)
  • La semilla de mostaza (hacienda referencia al Reino de Dios) la cual crece hasta convertirse en un árbol (Mt 13:32)
  • La semilla (de la Palabra de Dios) cuando cae en buena tierra y da fruto y produce a treina, sesenta y ciento por uno (Mr 4:8)
  • Al crecimiento de Jesús en su niñez (Lc 1:80; 2:40)
  • Al crecimiento de la Palabra de Dios y al número de los discípulos en la Primera Iglesia (Hch 6:7;12:24; 19:20)

Es un crecimiento, que como hemos dicho es fruto de un trabajo coordinado:

  1. Un Fundamento: Cristo (1 Co 3:11; Mt 16:18)
  2. Un arquitecto: Apóstoles y Profetas (Ef 2:21; 1 Co 3:10)
  3. Edificadores: Los ministerios (Ef 4:12)
  4. Las Piedras Vivas bien unidas o estrechamente unidas (Ef 2:21) o como dice Col 2:19 unidos por las coyunturas y ligamentos, crece con el crecimiento que da Dios.

Ahora, este crecimiento tiene un propósito, una finalidad. El verso dice va creciendo para… hay un Para: palabra gr eis: es una preposición primaria que indica “a”o “adentro” indicando el punto alcanzado o al que se ha entrado de lugar, tiempo o propósito, resultado. También se traduce como alcanzar. A menudo usado en composición con el mismo sentido general, pero sólo con verbos que expresan movimiento literalmente o figurativamente.

Ser un templo santo en el Señor: naós y jágios: un santuario o templo sagrado, puro, sin culpa, consagrado.

Hay varias cosas importantes aquí: El crecimiento, como decíamos, tiene un PARA, un propósito que en el verbo gr indica movimiento que nos lleva a alcanzar el propósito, el resultado.

Esta es otra razón por la que un creyente no puede estar separado del resto del Cuerpo o de la Edificación, que es la Iglesia, porque no alcanzaría su propósito, “Ser un templo santo en el Señor”.

Lo Segundo que vemos aquí es que el Templo sería el resultado del proceso anteriormente explicado: Fundamento, arquitectos, edificadores, piedras bien unidas.

Lo tercero es que este Templo compuesto por todas las Piedras Vivas bien coordinadas, es un Templo Santo, consagrado, puro.

Y lo ultimo es que esto es posible en el Señor y por el Señor. La piedra agular es Cristo, pero al mismo tiempo, nos convertimos en Templo Santo por Cristo: En el Señor.

V.22) En quien: Por segunda vez se repite esta frase refiriéndose a Cristo otra vez como el Fundamento y la razón por la que todo funciona.

Vosotros: está refiriéndose a los gentiles como parte de este Templo, de esta maravillosa Obra de Edificación. Como dice McDonald: En aquel tiempo no podían acercarse a la morada de Dios. ¡Ahora ellos mismos constituyen una buena parte de esta morada!

También sois juntamente edificados: sunoikodoméo: construir, componer en compañía con otros creyentes. Edificar.

Los gentiles también forman parte de la edificación, de la Iglesia. Pero es una edificación conjunta, en compañía de otros creyentes, piedras unidas estrechamente con otras piedras. La palabra juntamente es otra alusión al congregarse.

Para: aquí la palabra para es la misma que anteriormente e indica lo mismo. un propósito que en el verbo gr indica movimiento que nos lleva a alcanzar el propósito, el resultado.

Está hablando a los gentiles y les está diciendo que también ellos, de la misma manera que los judíos, juntamente son edificados.

Morada de Dios en el Espíritu: Es decir, se convierten en un edificio al estar juntos o juntos conforman el edificio, la casa de Dios, la Iglesia. La edificación conjunta tiene movimiento, tiene vida, tiene propósito, meta que alcanzar: Ser morada de Dios en el Espíritu.

Aunque es cierto que cada creyente de manera individual es morada del Espíritu Santo, todos juntos conforman la casa de Dios, su Templo y el Cuerpo de Cristo.

Es la Tercera Persona de la Trinidad la cual es Dios quien mora en nosotros. Dios en el Espíritu Santo o Dios Espíritu Santo como indican los versos 1 Co 3:16-17; 1 Co 6:19; 2 Co 6:16.

Hasta aquí y basado en la Carta a los Efesios, la identidad del creyente es vista como:

  • Santos (1:1)
  • Fieles (1:1)
  • Hijos de Dios (1:2)
  • Bendecidos con toda su generosidad (1:3)
  • Escogidos (1:4)
  • Santos y sin mancha (1:4)
  • Adoptados como hijos adultos, con derecho (1:5)
  • Alabanza de la gloria de su gracia (1:6,12)
  • Aceptados (1:6)
  • Redimidos (1:7)
  • Perdonados (1:7)
  • Sobreabundados en sabiduría e inteligencia (espiritual) (1:8)
  • Conocedores de su voluntad (1:9)
  • Herederos o hechos su herencia (1:11)
  • Con propósito (1:11)
  • Sellados con el Espíritu Santo y receptores de las arras que nos dan seguridad del cumplimiento de sus promesas (1:13,14)
  • Con esperanza bienaventurada (1:18)
  • Poseedores de las riquezas de la gloria de su herencia (1:18)
  • Poseedores de la supereminente grandeza de su poder (1:19)
  • Somos el Cuerpo de Cristo, somos Iglesia (1:22)
  • Somos la Plenitud de Cristo (1:23)
  • Poseedores de Vida (2:1)
  • Amados con misericordia (2:4)
  • Salvos por Gracia (2:5)
  • Poseedores de la vida de Cristo (2:5)
  • Resucitados con Cristo (2:6)
  • Sentados con Cristo (2:6)
  • Ejemplos para el mundo de su abundante riqueza de su gracia (2:7)
  • Hechura suya (2:10)
  • Creados a partir del modelo de Jesús (piedras sacadas de la Roca que es Jesús (2:10)
  • Hechos cercanos (2:13)
  • Pacificados o reconciliados (2:14)
  • Hechos un pueblo con los judíos (2:14)
  • Hechos un nuevo hombre (2:15)
  • Reconciliados (2:16)
  • Con entrada accesible al Padre por el Espíritu (2:18)
  • Conciudadanos o miembros de la misma ciudad que el resto de los creyentes (2:19)
  • Miembros de la Familia de Dios (2:19)

A todo esto, le añadimos los nuevos ingredientes de nuestra identidad hallados en los versos 20 al 22

  • Edificados sobre el Fundamento que es Cristo el cual pusieron los apóstoles (2:20)
  • Templo del Señor (2:21)
  • Morada del Dios en el Espíritu